¿Qué es la dieta de la milpa y por qué todo mundo la está haciendo?
Dietas

¿Qué es la dieta de la milpa y por qué todo mundo la está haciendo?

Por Kiwilimón - Abril 2017
  A mediados de los años 90 empezaron a ponerse muy de moda dietas “milagrosas” que prometían resultados espectaculares en muy poco tiempo. La dieta Atkins, la dieta de la Zona, la de South Beach, entre muchas otras, parecían ser la panacea a los problemas de sobrepeso con combinaciones casi mágicas de proteínas con grasas y/o carbohidratos. Aunque cientos de famosos salieron a defender los grandes beneficios de estos estrictos regímenes, ahora sabemos que llevar una dieta de este tipo puede resultar contraproducente e incluso, dañino para la salud. Entre todo este universo interminable de soluciones inverosímiles surge una nueva opción para cuidar la figura y la salud. La dieta de la milpa es en realidad un modelo de alimentación de origen mesoamericano, por lo que su propuesta se centra en la reapropiación de hábitos alimentarios de nuestros antepasados. Te recomendamos: Espagueti de calabaza con verduras Con la dieta de la milpa no se busca sustituir nutrientes o “engañar” al cuerpo con el consumo de ciertos alimentos. El éxito de este modelo de alimentación se debe a que simplemente promueve el orden de las cantidades y el balance de los productos nacionales presentes en el consumo cotidiano. Aunque por lo general se considera al maíz, frijol y calabaza como el eje central, la dieta de la milpa ofrece una gran flexibilidad en torno a los alimentos de cada región y cada estación. Así pues se puede ajustar el menú semanal dependiendo de la zona del país en que te encuentres y la época del año. Te recomendamos: Tlayuda con frijol y queso

¿Cuáles son las ventajas de la dieta de la milpa?

  1. El alto consumo de fibra controla los niveles de proteínas.
  2. Gracias al consumo de alimentos ricos en fibra, se disminuye la absorción de colesterol.
  3. Aporta menos grasas.
  4. Favorece la eliminación de toxinas.
  5. Promueve el estado de antioxidación.

¿Cómo llevar la dieta de la milpa?

Al igual que la pirámide de la alimentación, la dieta de la milpa sugiere las porciones y la frecuencia con que se deben consumir ciertos alimentos:
  • Carne roja, aves e insectos: en muy poca cantidad y frecuencia. Es importante que sean de origen natural (no industrializados) y tampoco embutidos.
  • Bebidas alcohólicas, lácteos y endulzantes: poca cantidad y con moderación.
  • Tubérculos, pescados, mariscos y bebidas saludables: ocasionalmente y con moderación.
  • Frutas, aceites saludables y cereales integrales: con moderación y de acuerdo a la actividad física.
  • Vegetales ricos en fibra y semillas ricas en proteína: en la mayor cantidad posible y a libre demanda.
Si te interesa seguir esta dieta, debes considerar que los alimentos que consumas tienen que ser de origen natural, además de que la actividad física diaria es parte fundamental de esta. Te recomendamos: Crema de frijol

¿Por qué tú también deberías empezar a seguir la dieta de la milpa?

A diferencia de otras dietas creadas a base de ingredientes exóticos, la dieta de la milpa se adapta a la oferta de alimentos del país. De esta manera, te puedes asegurar de que será sencillo conseguir los ingredientes siempre frescos y a bajo costo. Asimismo, la gran variedad de productos de la cocina mexicana convierte a esta dieta en todo menos monótona. Si partes de la gran combinación del maíz, frijol, calabaza y chile, y agregas los ingredientes de la estación, puedes crear platillos saludables y con un gran sabor.

¿Te animas a mejorar tu estilo de vida siguiendo la dieta de la milpa?

Te recomendamos: Sushi de tortilla de maíz, nopal, frijol y queso Oaxaca, bañados en salsa verde  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
Según la Organización Mundial de la Salud, comer sanamente y realizar algún tipo de ejercicio contribuyen a alejar las enfermedades y aunque comida sana hay muchísima, existe un tipo de alimento que no sólo te alimenta sino que además tiene un beneficio real en tu memoria.Los hongos no sólo son uno de los alimentos más saludables en el mundo debido a su alto contenido en fibras, vitaminas, minerales, proteínas y antioxidantes. Este alimento también podría convertirse en milagroso, ya que al incluirlo por más de dos días en tu dieta diaria, podría reducir el riesgo en la pérdida de memoria y aumentaría la inteligencia, de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional de Singapur.Este estudio, el cual tuvo una duración de seis años (2001 al 2017) y en el que participaron 663 adultos mayores de 60 años, los investigadores comprobaron que las personas que ingerían más hongos presentaban un mejor desempeño en las pruebas de pensamiento, pues disminuía las posibilidades de un deterioro cognitivo leve; además, se descubrió que tenían una velocidad de procesamiento más rápida.Los hongos que los participantes estuvieron ingiriendo durante los años que duró el estudio fueron cola de pavo, ostras, shiitake, botón blanco, secos, dorados, así como estañados, con porciones de alrededor de 350 gramos dos veces por semana.Los investigadores confían en que la ergotioneina, antioxidante y antiinflamatorio que contienen los hongos y que el ser humano no genera por sí mismo, podría dar un mejor resultado combinándolo con nueces y algunos pescados, así como con verduras de hoja verde y té.Por otra parte, además recomendaron una dieta baja en azúcar y sal; asimismo, realizar ejercicio, beber con moderación y evitar el cigarro.Al parecer, de ahora en adelante los hongos podrían ser considerados un superalimento, ya que pueden inhibir la producción de toxinas, las cuales al acumularse en el cerebro pueden desarrollar enfermedades como el Alzheimer y algunas otras formas de demencia.Por último, otro de susbenfeicios es que preparar hongos es muy fácil y versátil, ya que puedes mezclarlos en ensaladas, en sándwiches, a la parrilla, en quesadillas, salteados, en caldo, cremas, a la mexicana o con pasta; incluso podrías sustituir la carne por setas.¿Necesitas ideas para comer más hongos?Caldo de Hongos con EpazoteQuesadillas Fritas de HongosLasaña Cremosa de Hongos y Espinaca
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD