¿Qué es la dieta paleolítica?
Dietas

¿Qué es la dieta paleolítica?

Por Kiwilimón - January 2014
De acuerdo con Robb Wolf, investigador bioquímico y autor de "The Paleo Solution", la filosofía de la dieta paleolítica es sencilla: aprovechar nuestra genética de cazadores y recolectores para lograr un mejor rendimiento, estado de salud y aspecto.

¿En qué consiste?

De acuerdo con el experto en sobrepeso y obesidad, Raúl Manriquela dieta paleolítica plantea un estilo de vida con base científica: se basa en que nuestro ADN, se ha desarrollado 99% de su existencia en un medio de siembra y cosecha; entonces al consumir alimentos que están "fuera del menú genético", nuestro organismo comienza a funcionar mal.

Menú paleolítico

Alimentos paleolíticos: pescados, mariscos, carne, huevo, frutas, verduras, setas, aceite de oliva, hierbas y especias, frutos secos, semillas e incluso insectos y raíces. Alimentos prohibidos o "no paleolíticos": cereales y derivados, como el pan, pasta y avena, las legumbres, los lácteos en general, la sal, el azúcar, margarina, refrescos, productos fritos, caramelos y chocolates, en general aquéllos alimentos que al leer la información nutrimental contengan ingredientes que son difíciles de entender.

Las ventajas y desventajas

El médico investigador en endocrinología y columnista, Salomon Jakubowicz,  a través de Huffpost Voces,  refiere  a la dieta paleolítica, como una dieta creada por la naturaleza, que aporta básicamente proteínas magras, grasas "buenas" y fibra. Por su contenido proteico,  es una dieta con la que es más sencillo controlar el apetito y representa una opción saludable para personas que aumentan de peso por resistencia a la insulina o causas hormonales.   Las desventajas, indica Jakubowicz es llegar a extremos en el estilo de vida, como aconsejar defecar parado para una evacuación más eficiente o en la dieta: prohibir algunos métodos y sustitutos de la leche de vaca.   Algunas opciones para adaptarte a una dieta paleolítica son: incluye una comida paleolítica en tu día a día, sustituye la necesidad de azúcar de un dulce  por una fruta, evita beber calorías en refrescos y jugos embotellados, elige agua natural o té y actívate: realiza  actividades más "paleo",  que son todas aquéllas al aire libre, por ejemplo ciclismo, meditación o correr. ¡Cuida tu salud! ¡Únete al#RetoPaleo, BAJA de PESO y GANA!
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
Si hay algo que caracteriza a los mexicanos es la fiesta. Los mexicanos somos conocidos en el mundo entero por las grandes fiestas que hacemos y si se trata de las fiestas patrias, todo se potencializa.Tequila, pambazos, pozole, mariachis, todo suena increíble hasta que lo tenemos que pagar, ¿cierto? En este tipo de ambiente es muy fácil dejarse llevar y gastarse la quincena entera por seguir la fiesta. ¿En qué gastan los mexicanos? La mayoría del presupuesto se destina a alimentos, luego, a bebidas alcohólicas y, en tercer lugar, a decoración. Pero para que no tengas que estar padeciendo el resto de la quincena, te dejamos estos tips para que festejes la Independencia de México de una manera responsable:Revisa tus finanzas y planea tu festejo de acuerdo con tu presupuesto. Lo mejor que puedes hacer es no dejarte llevar por la euforia de las fiestas y planear un festejo de acuerdo con tu presupuesto. Recuerda que es mejor un festejo pequeño que estar lamentándose después. Apégate a tu presupuesto. Una vez que hiciste un presupuesto, respétalo. Es normal que te quiera ganar la emoción, pero una vez que hiciste tus planes, es necesario que respetes lo determinado. Realiza tus compras con anticipación. Es normal que en estas épocas las tiendas suban los precios, por lo que si vas a comprar comida, bebidas o decoración, será mejor que lo compres antes y evites las compras de última hora. Compra en mercados. Si se trata de ahorrar y apoyar el comercio local, los mercados son la opción, sobre todo en esta época de fiestas patrias puedes encontrar productos de gran calidad y al mejor precio. No lleves dinero extra. Este punto va muy de la mano al de apegarte a tu presupuesto, y esta es una forma de limitarte a gastar sólo aquello que habías planeado. Evita gastos innecesarios. Antes de gastar una parte de tu presupuesto en decoraciones y props para la fiesta, piensa si realmente lo necesitas; quizá puedas ahorrar dinero en ese aspecto. Arma la vaquita. Lo mejor que puedes hacer en las fiestas patrias es compartir los gastos con tu familia y amigos, ya sea que vayan a un restaurante o bar y dividan la cuenta o si es un festejo en casa, cada quien lleve algún platillo. Además de la convivencia, todos saldrán ganando y sin gastar de más.  No uses tarjetas de crédito. No gastes lo que no tienes. Es importante que sepas que las tarjetas deben usar usadas con responsabilidad. No te dejes llevar y es mejor usar dinero físico para tener un mayor control de gastos. Elige festejos caseros. Como ya lo mencionamos puntos arriba, si optas por una fiesta en casa el gasto será mucho menor que en un lugar público, además puedes organizarte con tus amigos, familiares o vecinos para que cada quién se encargue de algo. Evita los gastos hormiga. Si ya hiciste un gasto importante durante el festejo en la primera quincena es mejor que te administres el resto del mes, trata de preparar tus comidas en casa, no gastes en café, levántate temprano para que no tengas que gastar en taxis o servicios de auto privado.Ahora que ya sabes estos consejos, lo único que queda es disfrutar responsablemente y ¡Viva México! Te recomendamos esta recetas para llevar a la noche mexicana:Tinga de PolloPozole BlancoVasitos de Gelatina con Crema
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD