¿Qué es la dieta paleolítica?
Dietas

¿Qué es la dieta paleolítica?

Por Kiwilimón - Enero 2014
De acuerdo con Robb Wolf, investigador bioquímico y autor de "The Paleo Solution", la filosofía de la dieta paleolítica es sencilla: aprovechar nuestra genética de cazadores y recolectores para lograr un mejor rendimiento, estado de salud y aspecto.

¿En qué consiste?

De acuerdo con el experto en sobrepeso y obesidad, Raúl Manriquela dieta paleolítica plantea un estilo de vida con base científica: se basa en que nuestro ADN, se ha desarrollado 99% de su existencia en un medio de siembra y cosecha; entonces al consumir alimentos que están "fuera del menú genético", nuestro organismo comienza a funcionar mal.

Menú paleolítico

Alimentos paleolíticos: pescados, mariscos, carne, huevo, frutas, verduras, setas, aceite de oliva, hierbas y especias, frutos secos, semillas e incluso insectos y raíces. Alimentos prohibidos o "no paleolíticos": cereales y derivados, como el pan, pasta y avena, las legumbres, los lácteos en general, la sal, el azúcar, margarina, refrescos, productos fritos, caramelos y chocolates, en general aquéllos alimentos que al leer la información nutrimental contengan ingredientes que son difíciles de entender.

Las ventajas y desventajas

El médico investigador en endocrinología y columnista, Salomon Jakubowicz,  a través de Huffpost Voces,  refiere  a la dieta paleolítica, como una dieta creada por la naturaleza, que aporta básicamente proteínas magras, grasas "buenas" y fibra. Por su contenido proteico,  es una dieta con la que es más sencillo controlar el apetito y representa una opción saludable para personas que aumentan de peso por resistencia a la insulina o causas hormonales.   Las desventajas, indica Jakubowicz es llegar a extremos en el estilo de vida, como aconsejar defecar parado para una evacuación más eficiente o en la dieta: prohibir algunos métodos y sustitutos de la leche de vaca.   Algunas opciones para adaptarte a una dieta paleolítica son: incluye una comida paleolítica en tu día a día, sustituye la necesidad de azúcar de un dulce  por una fruta, evita beber calorías en refrescos y jugos embotellados, elige agua natural o té y actívate: realiza  actividades más "paleo",  que son todas aquéllas al aire libre, por ejemplo ciclismo, meditación o correr. ¡Cuida tu salud! ¡Únete al#RetoPaleo, BAJA de PESO y GANA!
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
“Esos platones tricolores duraron muy poco tiempo: en un abrir y cerrar de ojos, los chiles desaparecieron de las charolas... Qué lejano estaba el día que Tita se había sentido como un chile que se deja por decencia para no demostrar la gula”, escribía Laura Esquivel en Como Agua para Chocolate. Yo amo este libro, pero sinceramente no concibo el tiempo en el que los chiles en nogada se dejaban olvidados en el fondo de un plato. No sé si para ustedes pero para mí, sería pecado capital ignorar las cinco horas que, por ejemplo, le tomaba a mi abuelo Toyo pelar las nueces de Castilla. Un gancho al hígado a las tres horas que a Doña Mago, la ayudante de mi amada abuela, le tomaba asar, desvenar y pelar los chiles. Ni qué pensar de las otras cinco horas que le tomaba a mi abuelita preparar la nogada, picar todos los elementos del picadillo, cocinarlos y rellenar cada chile. La recuerdo sentada, tomando con sus manos una bolita de picadillo y metiéndola, con todo cuidado, en el interior de un chile. “Si lo haces con cuchara te salen flacos”, decía ella, una persona que perdonaba todo, menos mal comer. En total le tomaba trece horas completar el platillo: ¿a alguien le queda duda de lo mucho que valían la pena?El por qué los chiles en nogada son tan importantes en la gastronomía de México tiene un poco que ver con la sobada y no comprobada historia de Agustín de Iturbide, en cuyo honor las monjas agustinas del convento poblano de Santa Mónica crearon el platillo, o al escritor Artemio de Valle Arizpe con su relato sobre las tres novias, los tres soldados y un plato para recibirlos que llevara los colores de la bandera trigarante. Tal vez el recuento de los chiles en nogada y su importancia merezca un viaje anterior. Uno de conquistas y mestizajes conjugados dentro de un platillo barroco en ingredientes, técnicas y sabores: la carne picada y especiada con sus recuerdos moriscos; los chiles, el tomate y el acitrón (procedente de la biznaga, hoy en peligro de extinción), legado del Nuevo Mundo; las nueces de Castilla y el jerez importados desde España; las especias traídas de Oriente. La importancia del chile en nogada también podría llevarlos a las elegantes cenas de Porfirio Díaz, con sus gustos afrancesados y acentos nacionales. Se dice que el oaxaqueño era un adepto al platillo y lo pedía en la celebración de su cumpleaños. Nadie lo culpa. El chile en nogada nunca deja cortos los deseos del alma.Gerardo Vázquez Lugo, amo y señor de Nicos, –el restaurante consagrado de la lista de los World’s 50 Best Restaurants– dice que la importancia del chile en nogada son sus ingredientes y su origen. Cada platillo salido de su cocina en Azcapotzalco es un mapa que traza una línea recta hacia los productos y los productores de Zacatlán, del Valle de Tehuacán o de Calpan en el estado de Puebla. Hasta sus platones de talavera hacen honor a la zona. El chile en nogada para él es un platillo que, además, “no desperdicia, es de temporada y usa todo lo que hay disponible en ese momento en una región: las manzanas panocheras, el chile poblano, la pera, la granada”. Para el chef Gerardo Vázquez Lugo no hay UNA sacrosanta receta, esa a la que le daríamos por nombre “La buena”. Existen, en cambio, un sinfín de posibilidades que se adaptan a los tiempos y a los hallazgos de cada familia hasta culminar en una receta que se hereda con más emoción que un collar de perlas. Y de ahí su verdadera relevancia: tal como la cocina tradicional mexicana declarada Patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO –un mérito en el que él y muchos otros investigadores y cocineros nacionales tuvieron que ver– “el chile en nogada es cultura ancestral, viva y colectiva de gran orgullo”. Comer un chile en nogada es devorar cultura. Prepararlo, también. Es un momento de unión, de fiesta. Es una suerte de Noche Buena a la mexicana. Para el chef Gerardo, “implica tradición, temporalidad e ingredientes”. Y mejor aún, “nos reúne alrededor de la cocina. Esa es la celebración”. En los próximos días y hasta el quince de septiembre seguiremos hablando de la importancia de los chiles en nogada. Les daremos algunos tips y sugerencias de cómo hacerlos en casa. Hablaremos de sus ingredientes y de algunas leyendas de su preparación como el chef Gerardo Vázquez Lugo y muchos otros investigadores férreos de la culinaria mexicana. Que comiencen los juegos del chile en nogada y que la caminadora nos agarre prevenidos.Recetas en nogada para iniciar la temporada:Chile en nogada capeadoChile en nogada sin capear
Cocinar es una forma de meditar y además tiene un final feliz, porque comes aquello que preparaste con cuidado y con amor. Cortar, picar, limpiar, preparar, batir son formas de enfocar tu mente, calmarla y relajarte. Cocinar incluso puede ser una forma de terapia y si tienes los aditamentos adecuados, puede convertirse en una experiencia única en el día.Por ejemplo, si cocinas después del trabajo, tu cerebro comenzará a asociarlo con desconectarte mentalmente de la jornada laboral y hará un proceso llamado desapego psicológico, es decir, comenzarás a tener la sensación de por fin estar fuera del trabajo, tanto física como mentalmente, y ya en tu tiempo libre.Si te sientes mentalmente agotado después del trabajo, puedes cocinar una receta nueva que acabas de encontrar en línea o una familiar que guardas en la cabeza, pero además de tomarlo como un momento de mindfulness y de relajación, puedes hacerlo un momento único si te ayudas de ciertas herramientas para hacerlo más fácil.Así, hacer una hamburguesa desde cero, es decir, triturando tu propia carne y dándole un toque especial, podría ser la forma de desestresarte al llegar a casa. Pero si te preocupa pensar en todo el trabajo que requerirá, hay 3 formas de hacerlo más sencillo.Usar una batidora de manoAunque su nombre nos refiera a que sirve para batir, en realidad una batidora de mano puede ser la herramienta multiusos que necesitabas en la cocina gracias a sus accesorios, porque en realidad con ella puedes mezclar, picar, rallar y, por supuesto, batir alimentos todo en uno. Por ejemplo, la batidora de inmersión de Koblenz tiene un motor potente, con el que puedes triturar carne de res para tu hamburguesa, pero también rallar zanahoria para acompañarla o mezclar los ingredientes para la vinagreta con la que quieres acompañarla.Tener una sandwicheraAsí como la batidora de mano, las sandwicheras son mucho más versátiles de lo que su nombre señala. Claro que es genial hacer un sándwich extra especial con vegetales, aderezos o elegir el pan adecuado para después sólo ponerlo en la sandwichera unos minutos y tenerlo listo, pero ¿sabías que con una sandwichera también puedes hacer omelletes, paninis, quesadillas, o incluso podrías parrillar tu pan para hamburguesa? Claro, debes tener la adecuada, como la sandwichera Koblenz SKM-900, que cuenta con placas intercambiables en las que incluso puedes ¡cocer comida! Además de este increíble beneficio, es fácil y rápida de usar, además de que es súper fácil de limpiar gracias las parrillas que pueden removerse.Exprimidor de cítricosEste parece muy básico, pero ¿qué tanto consumes jugos frescos, sin azúcares añadidas y sin gastar diario dinero en ellos? Invertir en un exprimidor de cítricos puede ser la forma de ahorrarte unos pesos y mejorar la calidad de los jugos que te gustan y que son perfectos para empezar el día, como un jugo verde. Un exprimidor de cítricos como el de Koblenz también te ahorrará tiempo, pues no tendrás que picar antes las frutas y vegetales porque tiene una cavidad extra ancha, un cortador y, el plus, un colador incluido.Haz de cocinar tu momento para desconectarte de todo aquello que te estresa y hazlo más fácil con estas herramientas de uso diario, con las cuales podrás disfrutar del proceso y también del resultado de preparar tus alimentos.
Pocas son las personas que pueden resistirse a un delicioso antojito mexicano, ya que además de tener un sabor inigualable, también se pueden comer a cualquier hora del día y en cualquier lugar, de ahí que los puestos de comida callejera sean un rotundo éxito. Así que si estás pensando en incrementar tus ganancias y poner un negocio de comida, no te pierdas estos antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender. Quesadillas fritas Con queso o sin queso, las quesadillas son uno de los antojitos mexicanos que más disfrutan las personas y lo más increíble es que puedes mejorarlas mucho si las haces fritas. Para comenzar puedes ofrecer las clásicas quesadillas fritas con hongos y guisados típicos, pero si quieres darle un giro, atrévete a preparar quesadillas de plátano macho con mole. ¡A todos les encantarán! Tamales Hacer tamales para vender puede ser un negocio bastante redituable ya que los insumos para prepararlos son bastante económicos y su preparación es muy sencilla, además nadie puede resistirse a una rica tortita de tamal verde. Tu menú de tamales puede incluir desde los más tradicionales hasta los más originales como un asombroso tamal de habanero. ¿Cuántos se lleva, güerito? Sopes y gorditas Los sopes y las gorditas son esos antojitos mexicanos que siempre podemos encontrar en las esquinas, al menos en la Ciudad de México, con una gran variedad de guisados. Prepararlos es súper fácil y rápido y puedes ponerle tu ingenio para hacerlos mucho más deliciosos con recetas diferentes como estos sopes de tuétano o estas gorditas de chicharrón caseras.Pambazos Sabemos que los pambazos tradicionales de papa con chorizo son una garnachita que nadie resiste, pero te aseguramos que, si vendes también pambazos de suadero, la gente abarrotará tu negocio. ¡Lo mejor de lo antojitos mexicanos es que puedes reinventarlos con mucha creatividad! Tacos de canasta Los tacos de canasta son ese amigo con el que siempre puedes contar para comer rápido y rico cuando llevas prisa, además de que puedes venderlos a precios muy bajos y la gente siempre acabará con ellos. Si ofreces tacos de canasta con salsa verde cruda, hasta tú querrás comértelos. Como puedes darte cuenta, los antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender son una gran alternativa para ganar un dinerito extra en tiempos de crisis, así que no pierdas tiempo y dales una oportunidad.
Decidir qué comer toma tiempo, pero además de eso, luego tenemos que invertir unos minutos más en la cocina, así que saber qué el betabel se come crudo, por ejemplo, resulta muy útil.Y no sólo el betabel, existen muchas verduras que se pueden comer crudas, tienen gran sabor y otros muchos beneficios de comerlas sin cocinarlas.De hecho, comer alimentos crudos es algo conocido y existe una dieta en la que la gente intenta sólo consumir comida de esta forma y la mayoría de las personas que siguen la dieta de alimentos crudos comen solo alimentos de origen vegetal.Pero si tú sólo quieres descubrir cuáles podrías añadir a tu ensalada cualquier día en el que no quieres cocinar.BetabelSí, el betabel se puede comer crudo, ya sea que lo hagas en jugos o lo comas en tu ensalada, este vegetal sabe muy bien crudo, debido a su alto contenido de azúcar. Además, son una excelente fuente de ácido fólico de fibra, manganeso y potasio.Champiñones No a todos les gustan los champiñones cocidos y mucho menos crudos, pero son muy buenos si se comen así. Se les puede echar aceite de oliva y un poco de sal y saben delicioso. Hay alrededor de diez tipos de hongos que se pueden comer crudos, incluidos shiitake, champiñones, portobello y botón.Brócoli Comer brócoli crudo puede ser una adición nutritiva a tu dieta, pues el brócoli es una buena fuente de vitamina C y algunos métodos de cocción a veces disminuyen su contenido. Sin embargo, es importante limpiarlo con agua fría y tallar con los dedos para limpiar cualquier lugar sucio y luego secarlo.Coliflor La coliflor, como el brócoli, es una verdura de la familia crucífera, por lo que también puede comerse cruda sin ningún problema, siempre y cuando la limpies antes de consumirla. Puedes disfrutar de los ramilletes de coliflor crudos como un aperitivo bañado en hummus u otros dips.Coles de Bruselas No a todos les gustan, pero las coles de Bruselas no tienen que comerse cocidas. Se pueden comer crudas, ralladas, por ejemplo. Como es de esperarse, tendrán un sabor muy similar al de las coles.CalabacitaAunque la calabacita suele confundirse con un vegetal, botánicamente está clasificado como una fruta y es seguro comerla cruda con pocos o ningún efecto secundario. Sin embargo, ocasionalmente te puede tocar una extremadamente amarga. Esta amargura proviene de las cucurbitacinas, una clase de compuestos que se ha relacionado con envenenamiento y muerte en ovejas y vacas. En humanos, se han relacionado con náuseas, vómitos, diarrea o pérdida de cabello, pero esto ocurre principalmente aquellas que contienen grandes cantidades de cucurbitacinas, no variedades cultivadas comercialmente.PimientosComer pimientos crudos es definitivamente mejor que cocinarlos, pues un pimiento mediano tiene alrededor de 32 calorías y contiene muchísima vitamina C, (aproximadamente 150% del valor diario recomendado), la cual se descompone si se cocina por encima de 190 °C. Comerlo crudo también ayuda a prevenir la aterosclerosis, que puede provocar enfermedades cardíacas.Con estas verduras que puedes comer crudas, podrás hacerte una gran ensalada ligera y nutritiva en poco tiempo, sin necesidad de encender la estufa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD