Quesos bajos en grasa
Dietas

Quesos bajos en grasa

Por Kiwilimón - Octubre 2013
El queso queda con todo tipo de comida, pero contiene mucha grasa y está prohibido en la mayoría de las dietas. Si a ti te gusta, pero te estás cuidando, aquí van algunas alternativas bajas en calorías. Fuente de calcio, proteínas, grasas, carbohidratos y vitaminas, la leche, así como sus derivados, forman parte del grupo de alimentos formadores gracias a los nutrientes con los que provee al cuerpo desde que somos pequeños. De hecho contribuyen a formar huesos, uñas y dientes fuertes y sanos, también favorecen la construcción y reparación de músculos, tejidos y órganos, y evitan la anemia, además de la fatiga muscular y mental. Los quesos, en general, son más ricos en proteínas y minerales que la leche bronca o procesada, esto se debe a sus procesos de preparación. También son buena fuente de vitaminas B1 y B2 además de que duplican la cantidad de proteínas de la leche de la que parten gracias al suero que pierden en su proceso. Si buscamos los extremos, los quesos frescos aportan 8 gramos de proteínas por cada 100 gramos de producto y los de pasta prensada cocida como el emental y el gruyere, llegan a contener 40 gramos de proteína por cada cien gramos. Hablando concretamente de qué quesos son mejores para la salud que otros hay que explicar que muchos de los quesos sin grasa comerciales no son tan nutritivos como parecen. De hecho, cuando se extrae la grasa de un queso se le quita sabor y textura por lo que hay que añadirle otros elementos químicos para sustituir esas características y estos elementos no son del todo saludables o siquiera dietéticos. Por esto nuestra recomendación es comer pequeñas porciones de quesos que no se venden como dietéticos y aquí te decimos cuáles:  

Suizo

En una porción de 100 gramos sólo 8 son grasas y su contenido de hierro, calcio y proteínas es bastante alto. De hecho, si estás cuidando tu consumo de sal este queso es uno de los que tiene un menor nivel de sodio de todos los que existen.  

Feta

Se asocia inmediatamente con la cocina griega y mediterránea por su sabor fuere y textura ligera. Viene de la leche de oveja y a veces de cabra y representa menos de la mitad de las calorías que tendría un queso americano.  

Mozzarella

Este queso lo vemos mucho usado en productos fritos y bastante calóricos pero la realidad es que no es nada pesado y en vez de contener mucha grasa, contiene calcio y proteína en gran medida.  

Parmesano

Favorito de muchos por su intenso sabor este podría ser el más calórico de los que les recomendamos, pero su contenido de calcio, minerales y vitaminas lo balancean. Queda perfecto con pastas, ensaladas y guisados  por lo que recomendamos usarlo en pequeñas porciones para exponenciar el sabor de vez en cuando.  

Recetas con Queso

 

Receta de Ensalada de Sandia y Queso Feta

Ingredientes: - 4 tazas de sandía sin semillas cortada en cubos - 1/4 de taza de queso feta desmoronado - 3 cucharadas de vinagre balsámico - 1 cucharada de albahaca - 1 pizca de sal Haz click aquí para ver los pasos para preparar esta receta.  

Receta de Dedos de Mozzarella Horneados

Ingredientes: - 10 barras de queso mozzarella fresco de 1 centímetro aproximadamente - 1/3 de taza de panko para empanizar - 2 huevos batido, para empanizar - aceite en aerosol Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Berenjena Parmesana

Ingredientes: - 1 kilo de berenjena - 1 taza de harina - 4 huevos - 3 tazas de pan molido - 2 cucharadas de tomillo fresco picado - 3 tazas de salsa de jitomate marinara - 15 hojas de albahaca - 2 tazas de queso mozzarella rebanado finamentate - 1 1/2 tazas de queso parmesano - pimienta al gusto Para ver los pasos para preparar esta receta da click aquí.  

"¿Cuál de estos quesos prefieres?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Colombia es tan vasta y abundante como las riquezas del propio país, cuyo suelo es tan fértil que todo lo que se consume es cultivado en su mismo territorio, tal como la yuca (tubérculo similar al camote), el ñame (planta muy parecida a la papa), el maíz y los plátanos verdes. Si aún no estás familiarizado con los alimentos de la región, es hora de que conozcas la comida típica de Colombia más deliciosa. Los platillos típicos de Colombia son de los más populares en la región latinoamericana gracias a las increíbles combinaciones que se pueden hacer con sus ingredientes, además de que son platillos tan abundantes que no sólo te llenan de sabor, como podrás ver a continuación. Arepa de huevo Las arepas son una herencia de Venezuela de la época precolombina, pero se convirtieron en un plato típico de Colombia, que puedes encontrar en distintas variaciones, frita o en comal, dulces o saladas. Una de las favoritas es la arepa de huevo, la cual consiste en una especie de tortilla de masa de maíz frita, que lleva un huevo crudo en su interior, se sella y se vuelve a freír. Sancocho El sancocho es comida tradicional de Colombia de la región costera del país y se trata de una rica sopa con distintos tipos de carnes como res, pollo, gallina y verduras, condimentos y algunas especias para darle más sabor. ¡Es como un caldo de pollo pero revolucionado! Bandeja Paisa Como lo mencionamos anteriormente, la bandeja paisa es uno de los platos más completos de la comida típica de Colombia y es que trae consigo hasta 10 platillos distintos. En una bandeja paisa podemos encontrar chicharrón frito, frijoles rojos, arroz blanco, tajadas fritas de plátano, huevos fritos, cebolla, tomate, una arepa, aguacate, chorizo, morcillas (embutido de vísceras de cerdo), patacones (rodajas de plátano verde frito), carne molida y costillas. ¿Te atreverías a comer una bandeja tú solo? Tamales colombianos Al igual que México, Colombia cuenta con sus propios tamales que incluso las personas utilizan para desayunar en familia. Los tamales van envueltos en hoja de plátano y se preparan a base de maíz, rellenos de diversas legumbres y carnes. ¿Probarías este plato típico de Colombia o te quedas con la versión mexicana? Mondongo El mondongo es un caldo bastante controversial ya que, al estar hecho con vísceras, papas colombianas y una inmensa cantidad de verduras, muchos lo consideran como un alimento un tanto pesado para comer de una sola sentada, sin embargo, nunca falta en cualquier menú colombiano. Plátano maduro relleno El plátano maduro relleno es uno de los platillos colombianos más comunes para la hora del almuerzo y es que ese toque dulce es irresistible para rellenar con queso crema, arequipe (parecido al dulce de leche) y mantequilla. Aguapanela con queso Por último, te presentamos una de las bebidas más famosas en Colombia: el aguapanela con queso, una bebida que se puede servir helada o como té. El aguapanela es un producto que se obtiene de procesar la caña de azúcar y generalmente se toma caliente, acompañada de queso para mejorar su sabor. Como puedes ver, la comida típica de Colombia es vasta y llena de sabores deliciosos, por eso nos encantaría saber cuál es el platillo que se te antojó más.
La manzanilla es una de las hierbas más populares para aliviar males comunes, no por nada las abuelitas nos recomienden tomar té de manzanilla cada que no podemos dormir o cuando nos duele el estómago. Pero más allá de las creencias y costumbres, a continuación, te explicamos con lujo de detalles para qué sirve el té de manzanilla. La flor de manzanilla tiene numerosas propiedades medicinales debido a que está compuesta por terpenoides, flavonoides y otros aceites volátiles que, de acuerdo a un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information (NCBI), funcionan como antiinfamatorio, activo antibacteriano y relajante. Beneficios del té de manzanilla Es bueno para controlar la ansiedad y si lo tomas por las noches, te ayudará a relajarte y a conciliar el sueño, según estudios de la University of Maryland Medical Center (UMMC).El té de manzanilla con anís es muy efectivo para aminorar los cólicos menstruales y dolores de estómago debido a sus propiedades antiespasmódicas.Recientemente la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó su uso medicinal y es utilizado para como complemento para tratar y cicatrizar las heridas.Otra de las propiedades de la manzanilla es la antiinflamatoria, debido a que contiene apigenina, luteolina y bisabolol, los cuales relajan los vasos sanguíneos y las fibras musculares lisas, reduciendo el dolor articular, como explica la UK’s University of Nottingham Medical School.También alivia los síntomas de la gripe, de hecho, algunas personas inhalan vaporizaciones de té de manzanilla para tratar afecciones respiratorias como el asma y la bronquitis. Puedes tomar té de manzanilla con limón para agregar un poco de vitamina C.Otra investigación de la American Chemical Society demostró que ayuda a prevenir las complicaciones de la diabetes, incluyendo la pérdida de la visión, el daño nervioso y en los riñones.Gracias a sus propiedades antibacterianas, protege los dientes y las encías de enfermedades bucales, otorgando a las personas que lo beben una mejor salud bucal.¿Cómo preparar té de manzanilla? Puedes preparar una infusión de manzanilla poniendo a calentar un manojo fresco de la planta en agua hirviendo durante 10 o 15 minutos o simplemente comprando un paquete de bolsitas de té y y agregando agua caliente en tu taza favorita. Lo ideal es tomarlo sin azúcar pero puedes tomar té de manzanilla con miel para endulzarlo un poco. Asegúrate de no ser alérgico a la flor de manzanilla y consulta a tu médico ante cualquier malestar puesto que, a pesar de ser un muy buen remedio casero, el té de manzanilla no es propiamente un medicamento.
Cocinar con chile es algo de todos los días si eres mexicano, porque no podemos concebir unos chilaquiles sin picante, pero a pesar de estar acostumbrados a usarlo y disfrutar de su sabor al comerlo, aún nos enchilamos y sentimos el ardor del chile en las manos al cocinarlo.Descubre cómo cortar chile con este tip.Esta sensación de ardor por el chile es causada principalmente por la capsaicina, un compuesto químico que se encuentra en la capita blanca y esponjosa que tiene dentro, llamada placenta, y cuando lo comemos o nuestra piel entra en contacto con ella, nuestro cerebro realmente piensa que la boca o la piel se está quemando.Así que eso es lo que sucede cuando lo cortas para añadirlo a alguno de tus platillos y sientes que tus manos ya nunca volverán a estar normales, porque incluso después de lavarte las manos, el efecto del chile sigue ahí.Haz tu propio chile en polvo con este paso a paso.Cómo quitar el ardor de chile en las manosLa mejor prevención para evitar el ardor de chile en las manos es usar guantes, porque además de que evitan que los aceites de chile y la capsaicina entren en tus manos, también son una gran forma de evitar tocarte la cara o, peor aún, tallarte los ojos.Aprende a pelar chiles poblanos aquí.1. AlcoholLa primera forma de quitar el ardor de chile es frotar alcohol en tus manos para eliminar la capsaicina, que es un aceite. El aceite del chile y la capsaicina son más solubles en alcohol que en agua, e incluso puedes usar alcohol de alta resistencia como el vodka.Luego puedes sumergir las manos en leche u otro producto lácteo. Si te enchilaste los ojos, solo usa agua o solución salina para enjuagarlos.2. AceiteEl aceite vegetal o de oliva ayuda a disolver los aceites de chile picante. De hecho, algunas personas frotan sus manos con solo un toque de aceite antes de cortar el chile como prevención y así evitan que las manos les ardan.3. Jabón para trastesMuchos jabones para platos pueden disolver aceites y son más efectivos que el jabón de manos común, por lo que sólo tienes que lavarte bien las manos con jabón para trastes después de cortar chile.4. Leche entera o yogurtLa teoría detrás de esto es que el chile también es más soluble en grasas y aceites que en agua. Remojar las manos en la leche o el yogur hasta que la sensación de ardor se detenga le funciona a muchos.5. Solución con cloro diluidaAlton Brown, presentador de comida y chef, recomendó en uno de sus programas usar una solución de cinco partes de agua y una de cloro para poder quitar el chile de las manos y dejar de tener un par de armas mortales pegadas a tu cuerpo.6. Pasta de bicarbonato de sodioHaz una pasta espesa de bicarbonato de sodio y agua y aplícala directamente en las manos. Déjalo actuar hasta que se seque y luego enjuaga.Ojalá que alguno de estos seis remedios caseros te ayude a quitar el ardor de chile en las manos y si tienes otro remedio más efectivo, no dudes en compartírnoslo.
Las almendras no sólo son un fruto seco perfecto para comerse como colación, sino que también será un aliado perfecto para cuando busques hornear, pues puedes hacer harina de almendras en casa.La harina de almendras es una gran alternativa para la harina de trigo tradicional, porque es baja en carbohidratos, tiene muchos nutrientes y un sabor ligeramente más dulce.También puede proporcionar más beneficios para la salud que la harina de trigo tradicional, pues ayuda en la reducción del colesterol LDL, o “malo” y la resistencia a la insulina, no contiene gluten, es baja en carbohidratos, y contiene fibra y magnesio.A pesar de sus muchos beneficios, la harina de almendras no es tan popular en las cocinas quizá porque es un producto más caro; sin embargo, puedes intentar hacer tu propia harina de almendras en casa.Cómo hacer harina de almendrasLa harina de almendras se hace con almendras molidas. El proceso consiste en blanquear las almendras en agua hirviendo para eliminar la piel, luego se muelen y se cierne en una harina fina.Algunas veces se hace una distinción entre harina de almendras y polvo de almendras. La diferencia es que el polvo se hace moliendo almendras con la piel, lo que da como resultado una harina más gruesa. Esto es importante en recetas con harina de almendras donde la textura hace una gran diferencia.Para hacer harina de almendras casera, necesitas molerlas, así que puedes usar un procesador de alimentos o un molino para café. Tú decides si las mueles con o sin la piel. Una vez molidas, cierne la harina con un colador y guárdala en el refrigerador.Las mejores recetas con harina de almendrasSi no sabes qué se puede preparar con este tipo de harina, sólo tienes que pensar en que puedes reemplazar cualquier otra harina con harina de almendras la mayoría de las veces.Sin embargo, existen algunas recetas en las que deberás tener en cuenta la consistencia del producto con el que trabajes. Por ejemplo, los macarons requieren de una harina de almendras fina, generalmente blanqueada, (es decir, molida sin piel) para obtener los terminados más lisos. Por otra parte, si usas harina de almendras para empanizar, quizá prefieras una consistencia más gruesa para un poco más de textura.No te pierdas los beneficios de la harina de almendras y úsala en tus recetas para hacer panqués, galletas, o prueba con alguna de estas recetas con harina de almendras que tenemos para ti:Cheesecake de zebra sabor fresaPan de almendraBolitas de nuezMacarrones napolitanosMacarrones rellenos de chocolate
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD