Razones para comer Chocolate

Por Kiwilimón - Septiembre 2014

Mucho se habla de las propiedades nutritivas del chocolate, particularmente del negro, el más puro de todos, cuya alta concentración de cacao contiene enormes propiedades antioxidantes por la presencia del flavonol, un componente que previene, entre otras, la formación de coágulos.

Además de estas cualidades, el chocolate guarda en cada mordisco otros beneficios y virtudes que vale la pena conocer.

Disfruta del placer de su sabor

Por eso y más, en Salud180 te decimos cuáles son los 7 “buenos momentos” en los que conviene comer un pedacito de chocolate.

1. Cuando estas enamorada y bien acompañada. El chocolate es uno de los afrodisiacos naturales más potentes y efectivos. Investigaciones han revelado que un pedazo de este manjar negro duplica los latidos del corazón, principalmente en las mujeres y que podría excitar más que un beso.

2. Cuando quieras sentirte bien. Diversos estudios han comprobado que es un gran aliado para levantar el ánimo, principalmente en la etapa pre-menstrual.

Estimula la producción de serotonina, un neurotransmisor imprescindible para la sensación de bienestar general del organismo. Por eso, comer chocolate satisface los sentidos, la mente y el cuerpo grandes y pequeños. Siempre se le ha considerado como un antidepresivo natural.

3. Cuando quieras adelgazar. Los aportes calóricos del chocolate varían entre las 490 y las 540 Kcal por 100 gramos, valores que dependen del porcentaje de leche y mantequilla que contienen.

La cantidad diaria recomendada es de 20 gramos al día, que contienen alrededor de 100 Kcal, una cifra muy razonable. El chocolate negro tiene menos calorías que el blanco o con leche, más ricos en mantequilla y leche.

Científicos de la Universidad de Warwick (Inglaterra), han creado un chocolate cuyos aportes calóricos están reducidos al 50%, sustituyendo el azúcar y la mantequilla por microgránulos de jugo de naranja y arándanos. El resultado: una tableta de chocolate golosa y buena para la salud… ¡y la línea!

4. Cuando llegas a casa después de un día de estrés. Gracias al triptófano, un aminoácido esencial en la dieta humana, el chocolate ayuda a reducir el estrés y posee una acción calmante.

Consumir de manera cotidiana 20 gramos de chocolate basta para recuperar energías, aumentar el rendimiento físico y mental, combatir el cansancio que produce el trabajo o el estudio, y disminuir considerablemente el estrés y las tensiones.

5. Cuando quieras mantenerte siempre joven. Los elementos que componen el chocolate lo convierten en un antioxidante muy potente para el organismo.

Entre otras sustancias, el chocolate contiene vitamina A, C, D, E, B1, B2, fósforo, magnesio, potasio y calcio: la mezcla perfecta para aportar energía y, al mismo tiempo, combatir contra los radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

6. Cuando te quieras poner guapa. Las terapias de belleza con cacao existen. Los polifenoles que lo componen tienen propiedades adelgazantes y en algunos centros de belleza se practican masajes reductores y anticelulíticos a base de chocolate.

Todas las sustancias presentes en el cacao mejoran la microcirculación, mejorando el tono muscular, y el aspecto de la piel, que gracias a estos tratamientos recupera todo su esplendor y suavidad.

7. Y si estás embarazada. El consumo de chocolate durante el embarazo está relacionado con la felicidad del bebé al nacer.

Científicos de la Universidad de Helsinki (Finlandia) han descubierto que las mujeres que comen chocolate durante el periodo de gestación tienen hijos más activos, felices y sonrientes. El estudio muestra también que comerlo disminuye los efectos negativos de las tensiones y la fatiga en el embarazo.

Después de leer estas virtudes y saber de las propiedades nutritivas del chocolate, ¿quién puede resistirse a un trocito?

Ver artículo original

Receta de Fondant de Chocolate

Fondant de Chocolate

Receta de Croissants con Chocolate

Croissant con Chocolate

Receta de Turrón de Chocolate

Turrón de Chocolate

  Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ya viene la fiesta en la que todos los mexicanos nos sentimos especiales, la noche más mexicana de todas, en la que comemos delicioso, tomamos bebidas tradicionales como aguas frescas y, ¿por qué no?, un buen tequila o mezcal. Sin embargo, es fácil dejarnos llevar por la euforia y que las cosas se nos salgan del presupuesto.Planear una fiesta no es nada sencillo y más si es una fiesta que se hace cada año, por lo que tenemos hacerlo apegándonos a un presupuesto. Aquí te presentamos unos tips para hacer rendir el dinero, pero festejando como se debe.En una noche mexicana, hay varias cosas que tenemos que tomar en cuenta para que el ambiente sea el ideal.DecoraciónLo que puedes hacer es buscar decoraciones de años anteriores para no generar gasto ni desechos, si no hay algo que hayas podido rescatar, te decimos qué hacer para no derrochar el dinero.En lugar de comprar decoraciones desechables, puedes ir a comprar a las tiendas de telas alguna alusiva al tema y comprarla por metro, así puedes aprovechar para poner mantel, hacer moños para las paredes, servilletas y además de gastar menos, podrás reusar y harás un solo gasto para futuras ocasiones. También puedes decorar con los elementos de la fiesta y en lugar de comprar rehiletes, serpentinas y globos, puedes utilizar las botellas y los dulces típicos como decoración.ComidaPlanea con anticipación, pues al tener un control de lo que necesitas no vas a hacer compras desesperadas y podrás buscar el mejor precio.Ir a los mercados o tiendas locales para comprar los ingredientes de la comida que se va a preparar también es una gran idea para estirar el presupuesto, pues encontrarás mejores precios que en otros establecimientos.MúsicaUna fiesta sin música no es fiesta, sin embargo, no es necesario que gastes de más para poder divertirte. No necesitas contratar un mariachi, puedes armar un gran playlist con música mexicana y también con música, para bailar para que nadie se quede sentado y disfruten como se debe. Ya tienes todo para disfrutar sin salirte del presupuesto, así que lo que tienes que hacer es divertirte y gritar a todo pulmón: ¡Viva México!
La mayoría lo hemos probado, algunos incluso lo hemos comprado y usado en la cocina, pero ¿sabemos qué es realmente el achiote? Sigue leyendo para descubrir qué es lo que estás usando cuando cocinas con achiote. ¿Qué es el achiote?El achiote es un tipo de árbol originario del sur de América, específicamente de Brasil. Lo que conocemos como achiote es el extracto que se obtiene del fruto del árbol. Cada fruto contiene alrededor de 50 semillas, las cuales deben dejarse secando por unos días antes de usarse. Aunque estas semillas son el ingrediente principal del achiote, la pasta que encontramos en el supermercado contiene otros condimentos. Por lo general, la pasta de achiote (que puede encontrarse en bloque, polvo o hasta salsa) tiene comino, pimienta, sal y achiote, por supuesto. ¿Cómo puedo usarlo?La pasta de achiote se usa tanto para dar sabor como para añadir color a los platillos. El sabor del achiote es un poco terroso y si se añade mucho, puede llegar a ser picante. En cuanto al color, este condimento brinda tonalidades naranjas y rojas a los alimentos, dependiendo de la cantidad y el tiempo de marinado. De hecho, algunas personas lo han llegado a comparar con el azafrán. Por lo general, es utilizado en los marinados de carnes o pescados. La pasta suele diluirse en vinagre o jugo de naranja. ¿Por qué se usa en la comida mexicana?El achiote es un ingrediente básico en muchos de los platillos clásicos de la cocina mexicana, como son la cochinita pibil y los tacos al pastor. La razón por la cual su uso es tan frecuente en nuestro país (sobre todo en la comida yucateca) seguramente tiene que ver con la bella tonalidad que brinda a los alimentos y el toque de picante que da sin modificar el sabor de los ingredientes. ¿Qué propiedades tiene el achiote? El achiote no solo sirve para dar sabor y color a la comida, también tiene propiedades benéficas para la salud. Estos son algunos de los usos de las semillas de achiote:Tratamiento de quemaduras leves en la pielControl de la diabetes mellitusCura de gonorreaEstimulante afrodisiaco
Si hay algo que todos anhelamos y queremos alcanzar es la felicidad y pese a que es un concepto ambiguo, todos tenemos nuestra idea de lo que significa.Hoy en día vivimos en un estrés constante, las preocupaciones, la carga de trabajo, deudas, cansancio y demás, que nos pueden consumir y evitar que disfrutemos de los pequeños momentos de la vida.Para que los momentos negativos no abarquen una parte importante de tu día a día, es importante celebrar todas las conquistas que hacemos y todos los retos que conseguimos. Festejar los logros, por más pequeños que sean, mejora la capacidad de crear buenos hábitos, te ayudará a mejorar tus relaciones, a aumentar tu seguridad y autoestima, y te impulsará a alcanzar tus objetivos personales. Conocer la importancia de celebrar los logros es lo que diferencia a las personas que disfrutan la vida, que son aventureras, de las personas que se sienten estancadas en la rutina o en resentimientos por decisiones que tomaron en el pasado.Celebrar implica tomarnos un momento, ponerle una pausa a la rutina y realizar actividades en festejo por algo que sucedió. Es dejar a un lado lo que estamos haciendo para organizar algunas actividades especiales para recordar o aplaudir algo que pasó.Además, hacerlo no tiene por qué implicar un gasto, pues se trata de darte un momento para reflexionar en lo que has logrado. Por ejemplo, puedes celebrar simple y sencillamente preparándote tu comida favorita, leyendo un buen libro, escribiéndote una carta, o hasta arreglándote sin motivo particular.La importancia de celebrar los logros es que nos recuerda que tenemos la capacidad de superarnos, y de que si trabajamos duro por nuestros objetivos llegan cosas buenas. A partir de ahora, festeja todos los logros y explota tu felicidad.
Entrar a la alberca después de comer siempre conlleva varias dudas, pues desde que éramos pequeños, hemos escuchado que debemos esperar después de comer para poder nadar. Durante muchísimos años, madres preocupadas por el bienestar de sus pequeños han tenido que lidiar con la impaciencia y la ansiedad de sus hijos para divertirse en el agua. Pero, ¿en realidad es necesario esperar? ¿Qué tan cierto es eso de que te puede dar un calambre después de comer? ¿Es solo un mito o debemos seguir siempre esta recomendación?Te invitamos a seguir leyendo para descubrir si efectivamente hay que dejar pasar tiempo después de comer para poder nadar o si simplemente se trata de una leyenda urbana.La explicación La razón que dan la mayoría de los padres a sus hijos para tener que esperar antes de regresar a la alberca es la digestión. Básicamente, la creencia general es que después de comer, la sangre de todo el cuerpo (incluyendo la de las extremidades) se concentra en el aparato digestivo, lo que hace que los brazos y piernas sean un poco menos ágiles. De igual manera, los calambres y las punzadas son mencionados como motivos para evitar entrar al agua justo después de comer. La explicación es que si una persona comienza a nadar cuando su estómago aún está haciendo digestión, esto le puede provocar un calambre o una punzada severa en las costillas, lo que podría imposibilitarla de nadar, y entonces correr el riesgo de ahogarse. La realidadSi bien es cierto que durante el proceso de digestión la sangre se dirige al estómago para procesar los alimentos, esto no significa que el resto del cuerpo se quede sin sangre o que sea incapaz de funcionar adecuadamente. Pensar que una persona puede sufrir un accidente por entrar a nadar después de comer es, en este caso, simplemente absurdo. Tus piernas y brazos van a funcionar como siempre, aunque tu estómago esté trabajando.En cuanto a los calambres y punzadas hay varias explicaciones. Los calambres son movimientos espasmódicos involuntarios que surgen durante el ejercicio. La mayoría de los casos se deben a la falta de hidratación y electrólitos, o simplemente a la fatiga. En cuanto a las punzadas, que son dolores muy intensos debajo de las costillas, aún no se sabe con exactitud qué puede provocarlas. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que los nadadores son más propensos a sufrir estas molestias que los corredores. Pero ojo, esto solo se ha registrado entre atletas profesionales de alto impacto. La conclusiónNo existe información científica ni estudios que relacionen directamente el consumo de alimentos con el riesgo de sufrir un accidente mientras se nada. Los niños en realidad no tienen que esperar 30 minutos o una hora después de comer para regresar al agua. Solamente hay que tomar en cuenta algunas consideraciones:El ingerir alimentos grasosos puede provocar una sensación de pesadez. Si vas a ir a la alberca con tus hijos, mejor lleva comida ligera, como ensalada o frutas.Es poco recomendable hacer alguna actividad física después de comer demasiado, ya que se pueden experimentar nauseas. Esto aplica tanto para nadar como para correr.Ni la Cruz Roja ni otras asociaciones de salvavidas o pediatras han registrado la pérdida de vidas en niños por nadar después de comer. Así que relájate y disfruta de la alberca con tus pequeños.Estos platillos son ideales para llevarlos a la piscina:Croquetas de papa con jamónRollitos de ensalada de polloMini hamburguesas rellenas de queso Banderillas espirales de salchicha
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD