Razones para comer Chocolate

Por Kiwilimón - September 2014

Mucho se habla de las propiedades nutritivas del chocolate, particularmente del negro, el más puro de todos, cuya alta concentración de cacao contiene enormes propiedades antioxidantes por la presencia del flavonol, un componente que previene, entre otras, la formación de coágulos.

Además de estas cualidades, el chocolate guarda en cada mordisco otros beneficios y virtudes que vale la pena conocer.

Disfruta del placer de su sabor

Por eso y más, en Salud180 te decimos cuáles son los 7 “buenos momentos” en los que conviene comer un pedacito de chocolate.

1. Cuando estas enamorada y bien acompañada. El chocolate es uno de los afrodisiacos naturales más potentes y efectivos. Investigaciones han revelado que un pedazo de este manjar negro duplica los latidos del corazón, principalmente en las mujeres y que podría excitar más que un beso.

2. Cuando quieras sentirte bien. Diversos estudios han comprobado que es un gran aliado para levantar el ánimo, principalmente en la etapa pre-menstrual.

Estimula la producción de serotonina, un neurotransmisor imprescindible para la sensación de bienestar general del organismo. Por eso, comer chocolate satisface los sentidos, la mente y el cuerpo grandes y pequeños. Siempre se le ha considerado como un antidepresivo natural.

3. Cuando quieras adelgazar. Los aportes calóricos del chocolate varían entre las 490 y las 540 Kcal por 100 gramos, valores que dependen del porcentaje de leche y mantequilla que contienen.

La cantidad diaria recomendada es de 20 gramos al día, que contienen alrededor de 100 Kcal, una cifra muy razonable. El chocolate negro tiene menos calorías que el blanco o con leche, más ricos en mantequilla y leche.

Científicos de la Universidad de Warwick (Inglaterra), han creado un chocolate cuyos aportes calóricos están reducidos al 50%, sustituyendo el azúcar y la mantequilla por microgránulos de jugo de naranja y arándanos. El resultado: una tableta de chocolate golosa y buena para la salud… ¡y la línea!

4. Cuando llegas a casa después de un día de estrés. Gracias al triptófano, un aminoácido esencial en la dieta humana, el chocolate ayuda a reducir el estrés y posee una acción calmante.

Consumir de manera cotidiana 20 gramos de chocolate basta para recuperar energías, aumentar el rendimiento físico y mental, combatir el cansancio que produce el trabajo o el estudio, y disminuir considerablemente el estrés y las tensiones.

5. Cuando quieras mantenerte siempre joven. Los elementos que componen el chocolate lo convierten en un antioxidante muy potente para el organismo.

Entre otras sustancias, el chocolate contiene vitamina A, C, D, E, B1, B2, fósforo, magnesio, potasio y calcio: la mezcla perfecta para aportar energía y, al mismo tiempo, combatir contra los radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

6. Cuando te quieras poner guapa. Las terapias de belleza con cacao existen. Los polifenoles que lo componen tienen propiedades adelgazantes y en algunos centros de belleza se practican masajes reductores y anticelulíticos a base de chocolate.

Todas las sustancias presentes en el cacao mejoran la microcirculación, mejorando el tono muscular, y el aspecto de la piel, que gracias a estos tratamientos recupera todo su esplendor y suavidad.

7. Y si estás embarazada. El consumo de chocolate durante el embarazo está relacionado con la felicidad del bebé al nacer.

Científicos de la Universidad de Helsinki (Finlandia) han descubierto que las mujeres que comen chocolate durante el periodo de gestación tienen hijos más activos, felices y sonrientes. El estudio muestra también que comerlo disminuye los efectos negativos de las tensiones y la fatiga en el embarazo.

Después de leer estas virtudes y saber de las propiedades nutritivas del chocolate, ¿quién puede resistirse a un trocito?

Ver artículo original

Receta de Fondant de Chocolate

Fondant de Chocolate

Receta de Croissants con Chocolate

Croissant con Chocolate

Receta de Turrón de Chocolate

Turrón de Chocolate

  Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La tradición de colocar un altar de muertos dicta que, entre otros elementos como velas o incienso, la ofrenda debe llevar la comida y bebida favorita de la persona a quien está dedicada, así que los aguardientes mexicanos no faltan.Existen varios tipos de aguardientes en el mundo, pero los mexicanos sin duda son muy representativos a nivel mundial (sí, estamos hablando del tequila) y aquí te presentamos algunas opciones de aguardientes mexicanos ideales para tu altar.¿Cuáles son los aguardientes mexicanos?El aguardiente es una bebida alcohólica destilada a partir de un fermentado, por ejemplo, de frutas, cereales, granos y hortalizas como el agave. El principio básico del aguardiente es alcohol diluido en agua, de ahí su nombre, que en latín refiere a su baja inflamabilidad, aunque también se cree que se debe a la sensación que provoca.Existen aguardientes simples a los cuales no se les añade nada y cuatro de ellos son muy conocidos: el ron, el brandy, el whisky y el tequila mexicano.Así, el tequila es el aguardiente mexicano más famoso, fermentado y destilado del agave azul, y con denominación de origen en cinco estados del país: Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas y Jalisco.De la misma forma que el tequila, el mezcal es otro aguardiente mexicano, fermentado y destilado del agave, que en los últimos años ha ganado terreno para volverse casi tan relevante como el tequila.A partir del mezcal, hay otros aguardientes que quizá también conozcas. Uno de ellos es el bacanora, originario de Sonora; el sotol, producido en Chihuahua, Durango y Coahuila, y la raicilla, de la Sierra Madre Occidental.En cuanto a aguardientes mexicanos a partir del jugo de la caña de azúcar, tenemos la charanda, típica del estado de Michoacán y cuyo nombre viene del purépecha, que significa tierra colorada, en honor al cerro La Charanda.Todos estos aguardientes son regionales, por lo que no encontrarás bebidas más mexicanas que estas para tu altar de Día de Muertos.
En temporada de frío, nada se antoja más como un café o chocolate caliente pero, por suerte, América Latina cuenta con una diversa variedad de bebidas calientes para que pruebes algo diferente. Por eso, para olvidarte de los días fríos o lluviosos, te invitamos a probar estas 7 bebidas latinas calientes. Mate El mate es una infusión hecha con hierbas originarias de Paraguay y Uruguay, pero bastante popular en la mayoría de países de Sudamérica. Su sabor es fuerte y concentrado y contiene diversas propiedades diuréticas y antioxidantes. Ponche mexicano México es conocido por presentar un amplio catálogo de bebidas calientes, pero ninguna se compara al ponche de frutas, una preparación tradicional para las épocas decembrinas con manzana, caña de azúcar, guayaba y tejocotes. Api El api es una bebida caliente que proviene de regiones altas como Argentina, Bolivia y Perú. Está elaborada granos de maíz morado, maíz amarillo, azúcar, canela, clavo de olor y frutas. Cola de Mono Si quieres darle la vuelta al clásico carajillo, tienes que probar la cola de mono, una bebida caliente originaria de Chile. Este cóctel se prepara con aguardiente, café, leche, canela, cáscara de naranja, clavo de olor y azúcar. Chocolate de maní Prueba el chocolate caliente como nunca de la mano de esta bebida tradicional de República Dominicana, hecha a base de cacahuates, especias, leche y azúcar. ¿Será como una mezcla entre atole y champurrado o a qué te suena a ti? Canelazo Otro cóctel que se toma caliente es el canelazo, el cual podemos encontrar en Ecuador, Colombia y Perú. Esta bebida caliente es una mezcla de aguardiente, canela, jugo de frutas y panela, un azúcar derivado oscuro de la caña. Champurrado El champurrado es una bebida mexicana calientita ideal para apaciguar la sensación de frío y generalmente se toma por las mañanas. El champurrado está hecho de cacao con maíz, piloncillo y otros ingredientes como anís, vainilla y a veces, hasta un piquetito de alcohol. ¿Qué bebida caliente elegirás para pasar los días fríos?
Cómo calmar la tos es una de las preguntas más frecuentes en temporada de frío, especialmente cuando las enfermedades de las vías respiratorias afloran y la tos seca persistente se convierte en un verdadero problema. Pero no te preocupes, porque podrías encontrar una gran solución con estos remedios caseros para aliviar los síntomas de la tos. Miel caliente con limón La miel caliente con limón para la tos es un remedio natural recomendado por las abuelitas y su eficacia se debe a que la miel es un demulcente y sus propiedades recubren y calman la zona irritada de la garganta, tal como menciona un estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania. El limón contiene altos contenidos de vitamina C y te ayudará a afianzar tu sistema inmunológico.Té de jengibre El jengibre para la tos es un remedio casero realmente maravilloso, ya que esta increíble raíz posee propiedades expectorantes y antiinflamatorias, las cuales ayudan a reducir las flemas producidas durante la gripe. ¡Disfruta de una infusión de jengibre bien caliente! Tomillo Otro de los grandes remedios naturales para aliviar los síntomas de la tos es el tomillo, ya que además de ser una deliciosa hierba de olor, el tomillo tiene antioxidantes que podrían ser los responsables de aliviar la tos e irritación de garganta. Puedes prepararte un té de tomillo y así disfrutar de sus beneficios. Té de pimienta negra Aunque podría sorprenderte, la pimienta negra es un remedio natural contra la tos debido a que estimula la circulación y el flujo de flemas, aliviando de esta manera la garganta. Puedes preparar té de pimienta negra y agregarle una cucharada de miel para darle mejor sabor. Jugo de piña La piña es una fruta dulce y llena de nutrientes, tal como la bromelina, enzima con propiedades antiinflamatorias y mucolíticas que pueden reducir la mucosa de la garganta y eliminar la tos. Caldo de pollo Un caldo de pollo calientito podría ayudarte a aliviar los síntomas de la tos, además de ayudarte a fortalecer tu sistema ya que contiene proteína y vitaminas si lo combinas con verduras como zanahoria, papa, brócoli, ejote y hasta jengibre. Si le añades jugo de limón, tendrás más vitamina C. Recuerda que antes de tomar cualquier remedio natural para aliviar los síntomas de la tos, debes consultar a tu médico para una mejor valoración.
Para celebrar el Día de Muertos en México, nunca falta el altar que se decora con alimentos, pan de muerto y calaveras de azúcar, elementos indispensables para recordar a los fieles difuntos, pero, ¿alguna vez te has puesto a pensar qué significan las calaveritas de azúcar? Origen de las calaveritas de azúcar Para comprender la importancia de las calaveras de azúcar, debemos recordar que esta tradición se originó en la época prehispánica, donde se percibía a la muerte como la culminación de una etapa de la vida que desembocaba en otro nivel, por lo que utilizaban los cráneos de los sacrificados a los dioses, para adornar el “Tzompantli”, un altar que simbolizaba el paso de lo terrenal a lo espiritual. Significado de las calaveritas en el altar de muertos El Tzompantli era una ofrenda para el dios del inframundo, Mictlatecuhtli, que aseguraba el paso de las personas a otros los niveles una vez que terminaban su ciclo de vida, sin embargo, con la llegada de los españoles y la evangelización, estos rituales fueron prohibidos. Para poder conservar las costumbres, se sustituyeron los cráneos por calaveritas de azúcar y un altar de muertos para honrar y recordar a las personas que ya no se encuentran con nosotros. ¿De qué están hechas las calaveritas de azúcar? Las calaveritas de dulce se elaboran con alfeñique, una mezcla originalmente árabe pero traída a México por los españoles. El alfeñique es una especie de dulce derivado de la caña de azúcar, hecho también con huevo, jugo de limón y una planta llamada chaucle, aunque ahora también podemos encontrar calaveritas de amaranto y chocolate, entre otros ingredientes Las calaveritas de azúcar, entre los aromas del copal, el cempasúchil y las veladoras, adornan y alegran el altar que dará la bienvenida a nuestros fieles difuntos, por eso en esta temporada de Día de Muertos no pueden faltar en casa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD