Recetas bajas en calorías
Dietas

Recetas bajas en calorías

Por Kiwilimón - January 2013
Recordemos que los seres vivos necesitan energía para poder vivir. Los organismos se alimentan para obtener combustible, la energía que les permite desarrollar sus funciones vitales. Por esta razón se entiende que la alimentación es la principal fuente de energía en los seres vivos. La energía que requieren los seres vivos se obtiene de los macronutrientes aportados por los alimentos que consume, y diferentes alimentos aportan diferentes cantidades de energía. La energía que se necesita a lo largo del día se emplea en los siguientes aspectos:
  • - Metabolismo basal. Se considera el consumo calorífico mínimo que necesita un organismo vivo para completar sus actividades vitales básicas
  • - Crecimiento y renovación celular. La creación y renovación de los tejidos requieren energía
  • - Actividad física. Es el consumo calorífico necesario para realizar actividades diversas, y se gradúa como: actividad mínima, moderada e intensa
  • - Situaciones estresantes, como una enfermedad o una intervención quirúrgica
La caloría se emplea como un índice para medir la energía de los alimentos ingeridos y poder así elaborar dietas adecuadas y a menudo "bajas en calorías" (suelen suponer una reducción de 30%) que permitan la pérdida de peso corporal en aquellos casos que se haya diagnosticado sobrepeso.

Recetas de cocina

Ahora que conocemos más a detalle qué son las calorías y cómo benefician o perjudican a nuestro cuerpo, es importante que conozcas algunas recetas que te ofrecen bajas calorías para así consumir las que realmente tu organismo requiere, de forma sana y fácil. (es importante que hagas click en el título de la receta para ver los detalles de preparación de la misma) Compota de Manzanas y Arándanos. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 20% menos calorías, 44 % menos grasa y 100% menos colesterol que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Ossobuco de Ternera. El ossobuco es un platillo delicioso Italiano en donde se cocina la ternera con hueso por 1 hora y media. Se lo cocine a mi familia y les encantó. Es muy sabroso y tiene pocas calorías ya que es carne blanca. Dip de Queso y Especies. Un rico dip hecho con queso mozzarella, queso parmesano y albahaca. Pastel de Queso Light. Esta deliciosa receta tiene tan solo 150 calorías por porción. La receta típica de pastel de queso pero con yogurth natural y queso cottage para que sea bajo en calorías. Pizza de Berenjena. Las pizzas de berenjena son un ideal platillo para un antojo italiano de pizza sin las calorías. Este platillo cuenta tan solo como 1 punto de proteína por el queso y 1 punto de grasa por el aceite de oliva. Mousse de Yogurt Light. Fácil receta de Mousse de Yogurt Light preparado con crema, yogurt y grenetina. Rico postre para la dieta. Sandwich Bajo en Carbohidratos. Los rollitos de lechuga tipo sándwich son un snack ligero y bajo en carbohidratos para los que están a dieta ya que solo tienen 140 calorías. Lasaña Vegetariana Light. Lasaña de espinacas, calabacitas, salsa de tomate y queso ricotta. Preparada con ingredientes bajos en grasas y llenos de sabor. Disfruta de este platillo de pasta por solo 215 calorías por porción. Sopa de Coliflor Light. Saludable receta de sopa de coliflor preparada con cebolla, nuez moscada y crema agria light. Rica y sana, con solo 110 calorías por porción.    

Para conocer más recetas bajas en calorías, haz click aquí.

         
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
Vivimos en una época en la que por falta de tiempo, es cada vez menos común que cocinemos, así que terminamos por comer casi cualquier cosa que se nos cruza en la calle.Esto puede significar un riesgo para la salud, pues no conocemos los ingredientes con los que se preparan y, por lo general, no es comida que realmente nos nutre.Para evitar caer en tentaciones, tu mejor aliada será la organización y justo esa es la clave del Batch cooking.¿Qué es el Batch cooking?El Batch cooking es cocinar por lotes para toda tu semana y esta técnica consiste en dos cosas básicas: planificar la semana y cocinar un solo día.La planificación y organización evitará que caigas en las comidas de última última hora y hará que tu alimentación sea más saludable y variada. Haciendo el batch cooking ahorrarás tiempo, comerás mejor, desperdiciarás menos alimentos y ahorrarás dinero.¿Cómo hacer el batch cooking?-Planifica los menús para toda la semana.-Haz una lista de los ingredientes y las cantidades que necesitas comprar.-Dedica un día para cocinar todo lo de la semana, vas a cocinar mucho, pero recuerda que el resto de los días ya no tendrás que hacerlo.-Raciona y congela en porciones cada una de las comidas.-Rotula todos tus recipientes para una mejor organización. Cosas que tienes que tomar en cuenta-Prepara platillos con ingredientes que se puedan congelar. Para los alimentos que no se pueden congelar, como la mayonesa y algunas verduras como la lechuga y la arúgula, es mejor guardarlo en el refrigerador en un recipiente bien cerrado.-Lo más conveniente una vez que ya hayas cocinado es guardar la comida en las porciones que te vas a comer. -Toma en cuenta los envases que vas a usar, la cantidad que vas a requerir y fíjate que todos cierren de manera adecuada. Cuida que tus comidas no se contaminen y que no se salga la comida cuando la traslades. -Busca recetas que se adecuen al batch cooking. Como ves, el batch cooking es una técnica que nos ofrece muchos beneficios, por lo que no es de extrañar que todo mundo lo esté haciendo y que los hábitos estén cambiando para bien.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD