Recetas light: Taquitos de lechuga con jicama y pollo
Dietas

Recetas light: Taquitos de lechuga con jicama y pollo

Por Kiwilimón - January 2012
Para aquellos que se han propuesto bajar esos kilos de más este año nuevo 2012, aquí les dejamos esta receta de Hojas de lechuga con pollo, jicama, aguacate y mango. Servidos como taquitos. Para ver más detalles de la receta e imágenes, haz click aquí.

Ingredientes

  • 1/4 Taza de Jugo de limon
  • 1/3 Taza de Cilantro picado fino
  • 1/2 Cucharadita de Comino en polvo
  • Pimienta de cayena
  • 1/2 Taza de Aceite de oliva
  • 3 Pechugas de Pollo deshebradas sin piel
  • 1 Pieza de Lechuga grande en hojas
  • 1 Pieza de Jícama pequeña cortada en palitos delgados
  • 1/4 Pieza de Cebolla morada picada en rodajas muy finas
  • 1 Pieza de Aguacate cortado en cubos
  • 1 Pieza de Mango grande cortado en cubos
Para ver el método de preparación, haz click aquí.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si crees que necesitas cientos de aditamentos y herramientas en la cocina para preparar postres increíbles, estás en un gran error. Con estas recetas te demostramos que lo único que necesitas para cocinar platillos dulces es una licuadora. Pastel de chocolate y nuez Con esta receta no necesitas cernir ingredientes o batir claras de huevo a mano. Basta con que tengas una licuadora para disfrutar de este delicioso pastel de chocolate y nuez.   Fresas con crema fácil Cuando tengas antojo de algo dulce recuerda que con solo 3 ingredientes y tu licuadora puedes preparar un exquisito postre de fresas con crema en menos de media hora.   Cupcakes de 3 leches Consiente a tu familia con unos esponjosos cupcakes. Agrega la mezcla de 3 leches cuando los cupcakes aún estén tibios. Así absorberán más el sabor.   Flan de queso crema Nunca había sido tan sencillo preparar el clásico flan de queso. Saca tu licuadora, flanera y olla express para hacer un flan de queso sin horno.   Smoothie de frambuesa y yogurt No todos los postres tienen forma de pastel o pay. Este smoothie puede ser el cierre dulce que le hace falta a tu comida. Recuerda triturar un poco los hielos antes de licuarlos.   Pay helado de limón y galleta La sencillez no está peleada con el sabor. Prepara este delicioso pay helado con pocos ingredientes y tan solo usando tu licuadora.   Gelatina de queso con duraznos La fruta que se usa en esta receta está en almíbar, así que puedes elegir la de tu preferencia: duraznos, mangos, piña, etc. Sirve cada rebanada con un chorrito de rompope.   Crepas con cajeta No te compliques con recetas súper elaboradas. Para preparar estas ricas crepas con cajeta solo hace falta una licuadora y algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina.   Mermelada de piña casera Si lo tuyo es más de acompañar un trocito de panqué con un poco de tu mermelada favorita, te recomendamos esta receta. Elige tu fruta preferida y disfruta una rica mermelada casera.   ¿Cuál de todos estos postres es tu favorito? Déjanos tus comentarios.
¿Cuántas veces no te has equivocado eligiendo los aguacates? A veces por más empeño que pongamos parece que no le atinamos. Pero no te preocupes: llegó el momento de descubrir cómo elegir el aguacate perfecto y no morir en el intento.Para muchas personas encontrar el punto exacto de su maduración no es algo fácil, pero como buen mexicano es casi un deber saber cómo elegir el mejor aguacate, por eso queremos ayudarte a que hagas una buena elección.Suficiente suavidad. La prueba básica y la que todos utilizamos para saber si el aguacate se encuentra listo es presionar el aguacate. Aquí el truco: presiona suavemente el aguacate, si la parte que hundiste vuelve a su lugar, es el aguacate perfecto.Tallo. Un signo clave para saber qué tan pasado o inmaduro está el aguacate es algo muy sencillo pero que la mayoría desconoce. Si el tallo es negro quiere decir que ya está pasado, si está verde es que aún le falta un poco, pero si tiene una tonalidad amarilla entonces está en su punto.Olor. Seguro conoces el olor del aguacate. No es que estando al punto huela distinto, pero si tiene un aroma desagradable es un signo de que se encuentra en mal estado.Hay que agitarlo. Acercarse el aguacate y agitarlo un poco puede ayudarte a identificar un buen aguacate. Si logras escuchar cómo se mueve el hueso es que ya está listo. Cuando se encuentra maduro, la semilla se desprende de la fruta y por eso es fácil escucharlaAhora que sabes los pasos exactos para elegir el aguacate perfecto, no puedes equivocarte: ¡es hora de cocinar con aguacate!Te recomendamos ver estas RECETAS: AGUACATE RELLENO EN SALSA DE POLLOADEREZO DE AGUACATE CON YOGHURT GRIEGO
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
¿Cuándo se comió pavo por primera vez en Navidad? ¿De dónde viene esta comida navideña? ¿Quién comenzó con la tradición del pavo en esta época del año? Nuestro equipo editorial se echó un clavado en la historia de este típico platillo para descubrir sus orígenes.(Spoiler alert: esta ave no es originaria de nuestro vecino del norte).Hace varios siglos, antes de la llegada de los españoles, los pueblos indígenas que habitaban en México tenían la costumbre de celebrar durante la segunda quincena de diciembre el solsticio de invierno.De acuerdo con las costumbres de las culturas prehispánicas, alrededor del 21 de diciembre debían rendir tributo a su dios Huitzilopochtli. Por esta razón, en estas fechas se celebraban grandes fiestas, en las que se ofrecían tributos y festines. Y aunque tal vez el pavo no era el ingrediente central de las reuniones, ya estaba presente en esos menús.Resulta que el pavo, o guajolote como se le conoce en México, es originario de nuestro país. De hecho, se cuenta que en el palacio de Moctezuma ya se criaban miles de guajolotes. Al ser una especie 100% mexicana, cualquier pavo que se encontraba en el mercado hace siglos, necesariamente había tenido como origen nuestro país.Cuando llegaron los españoles conocieron esta especie, y la llamaron gallina de la tierra, gallina de la India y, finalmente, pavo, por si similitud con los pavorreales. Los conquistadores se dieron cuenta de que la cría de guajolotes era mucho más económica que la de los patos o los gansos. Así, poco a poco el pavo comenzó a hacerse presente en las fiestas y en los hogares.Gracias al intercambio de productos con el Viejo Continente, el guajolote llegó a Europa, y se convirtió en uno los productos exóticos más codiciados. Al inicio solo las familias más adineradas podían darse el lujo de comer pavo, pero con el tiempo su consumo llegó hasta a Inglaterra.Muchos años después, los ingleses emigraron al norte de América y llevaron con ellos pavos. La tradición de cocinar esta ave en la cena de Acción de Gracias se extendió hasta al menú navideño, haciendo de los pavos el ingrediente preferido para estas fechas. Su popularidad fue creciendo por todo el norte de América, llegando incluso a México.Aunque la costumbre de esta cena navideña tenga su origen en otro país, podemos decir orgullosamente que su ingrediente principal, el pavo, es mexicano.¿Ya tienes planeada la cena para esta Navidad? Échale un vistazo a estas recetas. Te aseguramos que después de verlas, el pavo será la estrella de la fiesta.Pavo al pastorPavo jugoso con mantequilla y vino blancoPavo con salsa de ponche de frutas Pechuga de pavo con salsa de queso 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD