Recetas mexicanas light
Dietas

Recetas mexicanas light

Por Kiwilimón - Octubre 2012
La cocina mexicana es mundialmente reconocida gracias a la diversidad de ingredientes, formas y sabores que incluye en sus platillos. Podemos encontrar desde sopas o guarniciones, hasta recetas muy complejas y que requieren tiempo de preparación como el mole, por ejemplo. Además, muchos de sus ingredientes son exclusivos de algunas regiones y sólo se pueden encontrar ahí, no en otra parte del país o del mundo. Podemos encontrar desde las famosas enchiladas, los chilaquiles, tacos, esquites; hasta los famosos chiles en nogada y otras recetas que nos hacen deleitarnos. Pero así como existen muchas variedades, también algunas de estas recetas o platillos tienen muchas calorías y por ello hay personas que buscan evitar el consumo de este tipo de comidas mexicanas. Aunque, existen versiones ligeras o también conocidas como light que aportan el mismo sabor y consistencia, y además son excelentes por sus bajas calorías. Con base en lo anterior queremos dejarles algunas recetas ligeras o light de la cocina mexicana para que las preparen en casa. Son fáciles y deliciosas. (se les recomienda hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Tostadas de Picadillo. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 14% menos calorías y 30% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Taquitos Dorados de Papa. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 50% menos calorías y 80% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Tacos de Pescado al Pastor. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con12% menos calorías y 50% menos grasaque si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Sopa de Tortilla. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 38% menos calorías y 43% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Sopa de Hongos. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos. Al preparar este platillo con PAM quedará con 50% menos calorías, 80% menos grasa y 100% menos colesterol que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Sopa de Fideo para Niños. Sopa de fideos para los peques y no muy peques. Es buena para toda la familia, muy rica y muy sana que no podrán decir que no a las mamas que tanto nos preocupamos por ellos. Espero que les guste. Sopa Azteca. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 45% menos calorías y 65% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Pollo a la Cerveza. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 13% menos calorías y 20% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Mini Pambazos. Delicioso pambazos de papa y longaniza, acompañados de crema, queso y lechuga. Gorditas de Chicharrón de Pollo. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 40% menos calorías y 80% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional.  

Para conocer más recetas mexicanas light, haz click aquí.

   
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
La licuadora es uno de los electrodomésticos esenciales que no pueden faltar en la cocina, pues los necesitamos para preparar licuados y smoothies para el desayuno, así como para preparar todo tipo de salas, sopas, guisados y postres. Debido a que es indispensable en la cocina, es de vital importancia que la licuadora siempre esté limpia y libre de malos olores, pues de esta manera evitarás que los sabores se mezclen. En kiwilimón sabemos que siempre estás buscando los mejores tips y consejos para mantener tu hogar reluciente, pues de esta manera evitas la aparición de hongos y bacterias. En esta ocasión te decimos cómo limpiar la licuadora con ingredientes como vinagre, bicarbonato de sodio, agua caliente y limón. ¡Tu licuadora estará como nueva después de seguir estos consejos!Cómo limpiar la licuadora con vinagre y otros ingredientesSi quieres que tu licuadora esté más limpia que nunca, no te pierdas estos fáciles consejos para eliminar la comida pegada, las manchas y los malos olores que suelen invadir este electrodoméstico. Lo mejor de todo es que únicamente necesitas ingredientes que ya tienes en casa. También puedes leer: ¿Cómo debes limpiar tu cafetera?Limpia tu licuadora con vinagreSi quieres olvidarte de los malos olores en la licuadora de una vez por todas, lo único que necesitas es un poco de vinagre blanco, jabón para trastes y agua. InstruccionesVierte y cucharada de vinagre blanco y 2 tazas de agua dentro de la licuadora y tápala.Enciende la licuadora y deja que las aspas se muevan por un par de minutos.Tira la mezcla, vierte dos tazas de agua y añade un poco de jabón para trastes.Tapa la licuadora y pon la licuadora a trabajar por un par de minutos.Tira la mezcla de agua con jabón, enjuaga muy bien y deja que la licuadora se seque antes de utilizar. Mientras el vaso se seca, desconecta la licuadora y usa un trapo húmedo para limpiar la base y los botones.Utiliza agua tibiaUna de las maneras más sencillas de limpiar la licuadora para remover restos de comida pegada es empleando agua tibia y un poco de jabón líquido. InstruccionesLlena la mitad del vaso de la licuadora con agua tibia y unas gotas de jabón.Cierra la licuadora y ponla a trabajar por uno o dos minutos.Tira la mezcla de agua y jabón y enjuaga muy bien.También puedes leer: ¿Cómo eliminar los malos olores del refrigerador?No hay nada mejor que el bicarbonato de sodioSi tu licuadora tiene restos de comida que están muy pegados, no te preocupes, aquí te decimos cómo quitarlos en un dos por tres. InstruccionesVierte 1 taza de agua y una taza de bicarbonato.Tapa la licuadora y ponla a trabajar por un par de minutos.Tira la mezcla y vuelve a llenar con agua tibia y jabón líquido.Pon la licuadora a trabajar, tira la mezcla y enjuaga muy bien.Cómo quitar el mal olor de la licuadoraSi tu licuadora está guardando malos olores, entonces este práctico remedio casero es para ti. InstruccionesVierte el jugo de dos limones y un poco de agua en la licuadora.Ponla a trabajar por un par de minutos y listo, el mal olor se habrá ido.Enjuaga muy bien antes de usar.También puedes leer: 5 formas eficaces para quitar el mal olor en el congeladorDesarma tu licuadora para una limpieza profundaSi a tu licuadora le hace falta una limpieza profunda, no te preocupes, aquí te decimos cómo hacerlo de manera fácil y rápida. InstruccionesDesarma tu licuadora con mucho cuidado, de ser posible utiliza el instructivo para que te guíes.Remoja las diferentes partes la licuadora con bastante agua, jabón y un chorrito de vinagre.Una vez que todo se haya remojado por un buen tiempo, limpiar muy bien todas las partes y enjuaga.Deja secar y arma la licuadora.Mientras el vaso de la licuadora se seca, desconéctala y limpia el motor con un trapo húmedo.
A veces lo más sencillo es lo mejor, incluso cuando se trata de productos para el cuidado del cabello, como usar ingredientes de cocina para hidratarlo, por ejemplo, aceites naturales como el de coco o el de oliva.Usar ingredientes naturales como remedios caseros para el pelo tiene muchos beneficios, pues te permitirá evitar los productos químicos, al mismo tiempo que nutre y fortaleces el cabello, y consigues un aspecto y un olor fantásticos en él.Los productos de belleza ecológicos están ganando popularidad rápidamente, con más mujeres que nunca queriendo usar productos naturales, así que aquí te dejamos algunos de los mejores aceites para la salud del cabello que se pueden usar directamente sobre la piel y el cabello, además de en la cocina. Aceite de olivaEl aceite de oliva es extremadamente versátil, pues se puede tomar en ayunas, es un gran aderezo, funciona bien para cocinar y además tiene propiedades protectoras e hidratantes, con las cuales cubre el tallo del cabello y protege la queratina. También tiene propiedades exfoliantes y anticaspa cuando se combina con jugo de limón. Cuando se usa regularmente, el aceite de oliva puede reemplazar la necesidad de usar acondicionador y otros productos para alisar el cabello. El aceite de oliva virgen extra orgánico es el mejor, ya que es rico en antioxidantes naturales y no contiene ningún ingrediente químico.Si tienes el cabello dañado, sin brillo, secos o con frizz, o tienes tendencia a la caspa, el aceite de oliva puede ser perfecto para ti, además, usarlo te protegerá contra el daño por calor, te dará una apariencia elegante y brillante, hidratará y le dará al cabello dañado y quebrado una apariencia saludable.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo aplica una o dos cucharadas y cubre tu cabello con un gorro para bañarse durante unos 30 minutos. Después lava bien el cabello con champú y enjuágalo con agua fría. No es necesario usar acondicionador después de un tratamiento con aceite de oliva. Aceite de cocoEl aceite de coco contiene grandes cantidades de ácidos grasos que le permiten penetrar profundamente en el cabello sin evaporarse. Es rico en carbohidratos, vitaminas y minerales que son esenciales para la buena salud del cabello. Además, está disponible en varias variedades diferentes, como refinado, sin refinar y virgen extra, y es uno de los mejores aceites para el crecimiento del cabello.Lo mejor será usar aceite de coco orgánico y se puede usar en el cuero cabelludo graso si aplicas sobre el cabello, pero no en las raíces. Si tu cuero cabelludo es seco, sí puedes aplicar en raíces también. Deja actuar durante al menos 30 minutos y luego lava con tu champú sin alcohol habitual. Tratar tu cabello una vez a la semana con aceite de coco ayudará a protegerlo contra el daño y lo mantendrá con un aspecto saludable y brillante, además de que funciona bien para quienes desean reparar el cabello quebradizo y las puntas abiertas, y se recomienda para personas con crecimiento lento del cabello.Aceite de girasolEl aceite de girasol tiene un alto contenido de ácido oleico, lo que lo hace ideal para el cabello roto. Sus propiedades antiinflamatorias también lo hacen adecuado para pieles sensibles y propensas a la caspa. Úsalo como tratamiento sin enjuague y aplícalo en el cuero cabelludo antes de lavar tu cabello con champú y deja actuar durante 30 minutos o más. También puedes agregar unas gotas a tu acondicionador o aplicarlo directamente en las puntas del cabello después del champú. Esto ayudará a hidratar el cabello, prevenir la caspa y el cuero cabelludo seco, y dejará tu cabello suave y brillante.Aceite de aguacateEl aceite de aguacate es rico en ácidos grasos y minerales, por lo que es ideal para fortalecer el cabello. Contiene antioxidantes y vitamina E, por lo que es excelente para controlar el frizz, retener la humedad y aumentar el brillo.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo tienes que cubrir tu cabello con una o dos cucharadas de aceite de aguacate y dejarlo actuar como una mascarilla para el cabello hasta por 3 horas. Luego sólo enjuaga y obtendrás un cabello sedoso.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD