¿Sabes lo que los carbohidratos le hacen a tu organismo?
Dietas

¿Sabes lo que los carbohidratos le hacen a tu organismo?

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
Muchas veces, más allá de que nos suban de peso, elegimos los carbohidratos para tapar ese “huequito” que nos quedó a la hora de la comida, pero ¿sabes cuánto te afecta? Seguramente cada vez que escuchas “pastel, galleta, empanada o postres” se te hace agua la boca y recurres a ellos cuando quieres vencer una crisis de ansiedad o te quedó un huequito en el estómago luego de la comida, sin embargo este tipo de “pecadillos” marcan la diferencia entre un adecuado funcionamiento del organismo y su deterioro.  

Una rebanada de pastel puede ayudarte a aumentar tus niveles de azúcar

  Los carbohidratos refinados son portadores de azúcar, por lo tanto, predisponen al organismo a padecer de diabetes. Al mismo tiempo, los niveles altos de azúcar en sangre disparan la generación de insulina.  

Un paquete de galletas puede causarte somnolencia

Como en el caso anterior, el exceso de insulina afecta el funcionamiento de otras hormonas, la glándula tiroides (encargada de producir tiroxina, hormona que controla la forma en que cada célula usa la energía del cuerpo) deja de actuar adecuadamente sobre el metabolismo, de ahí que se desarrolle hipertiroidismo, enfermedad cuyos síntomas son la fatiga, insomnio, debilidad, irritabilidad y hasta depresión. Además, estudios han descubierto que los hidratos de carbono estimulan la generación de un aminoácido que, a su vez, produce serotonina en el cuerpo, la cual es un agente químico de efecto sedante.  

Los dulces pueden generarte adicción

“A que no puedes comer solo una” ¿se te hace familiar esa frase? Pues déjame decirte que los niveles altos de insulina bajan drásticamente el azúcar en sangre, lo cual origina hipoglucemia, un efecto que deriva en que instintivamente el cuerpo requiera de mayor consumo de azúcar, prefiriendo la de los carbohidratos refinados, debido a que la glucosa que éstos proporcionan llega con mayor prontitud a la sangre; en cambio, el azúcar de los carbohidratos naturales pasa a cuentagotas, fenómeno que garantiza un balance en el organismo, pues no hay picos de glucosa.   Artículo escrito por      Ver artículo original aquí   

 "¿Quieres controlar la cantidad de carbohidratos que ingieres y probar deliciosos postres bajos en carbohidratos? Conoce la sección de dietas y diabetes que kiwilimón tiene para ti."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una vida saludable no se puede concebir sin actividad física. Hacer ejercicio previene problemas de salud, aumenta la fuerza, nos brinda energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y reducir el apetito.Con tantos beneficios, es difícil pensar en por qué una persona no realizaría ejercicio, pero te asombrará saber que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), menos de la mitad de la población de 18 años en nuestro país, es decir, alrededor del 41.7 por ciento, realiza deporte o ejercicio en su tiempo libre.Ayuda a que más niños puedan tener una alimentación balanceada y se desarrollen adecuadamente. Lee más AQUÍ.En palabras más aterrizadas, seis de cada 10 mexicanos son sedentarios. De acuerdo con los resultados del Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2018, esta cifra no ha tenido variación desde 2013. ¡Qué preocupante situación!Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo con economías emergentes, como México, el sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera 30 por ciento. ¿Qué podemos hacer al respecto?Además de balancear la comida de nuestros hijos, es muy importante fomentar en ellos el hábito del ejercicio.El ejercicio en los niños favorece su crecimiento, desarrollo cognitivo y emocional. Y en una época donde la tecnología es una parte fundamental de todos, hasta de los más pequeños, erradicar el sedentarismo infantil suena como un reto para los padres.Sin embargo, estos consejos te ayudarán a fomentar el hábito del ejercicio en los niños. Recuerda que no estamos hablando exclusivamente de practicar algún deporte, pues se considera actividad física a cualquier cosa que implique el movimiento corporal, como saltar la cuerda, caminar, bailar o incluso pasear al perro.Una de las cosas más importantes es el ejemplo, si tus hijos ven que tú te ejercitas, lo más probable es que ellos comiencen hacerlo por imitación y poco a poco le agarrarán el gusto por sí mismos, pero ver que es un hábito frecuente en casa, hará que ellos también lo hagan parte de tu vida.Limita las horas que tus hijos pasan frente al celular, la televisión y cualquier otra cosa que implique permanecer estático por mucho tiempo.Procura que las actividades físicas sean divertidas, que no se sienta como obligación.También lo puedes estimular al fomentar que aprenda algo nuevo y a conocer nuevas personas con un deporte o una habilidad.Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo de posibilidades más allá de la tele, computadora y celular, con nuestra compañía y motivación, somo nosotros quienes tenemos la obligación de mostrarles esas otras posibilidades y procurar siempre su bienestar.Una alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
Durante la niñez, la nutrición es parte fundamental para la salud y el desarrollo de las habilidades y capacidades motrices y mentales de las personas. Si nuestros hijos tienen la alimentación adecuada, pueden evitar enfermedades como el sobrepeso, caries, anemia y hasta algunas más severas, como diabetes infantil y hasta cáncer. Pero ¿cuál es la clave de una alimentación sana? Todo se trata del balance entre cantidad y la calidad de los alimentos. Es muy importante que los niños coman de todo, pero de manera moderada y equilibrada, y que se le dé prioridad a los alimentos más naturales y sanos, como verduras y frutas, además de que se eviten los azúcares y los alimentos procesados. El Plato del Bien Comer Una buena forma de asegurarnos de que los niños ¬¬(e incluso nosotros mismos) coman correctamente es el Plato del Bien Comer, una iniciativa de la Secretaría de Salud para ayudarte a entender cómo debe ser una correcta alimentación.¿Cómo funciona el plato del bien comer?El plato del bien comer representa los tres grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria y se divide de acuerdo con sus características nutrimentales. El verde representa frutas y verduras; el amarillo representa cereales y tubérculos, y el rojo, leguminosas y alimentos de origen animal.En la zona verde podemos agrupar alimentos que se deben consumir en mayor porción, ya que son nutritivos y tienen muchos beneficios para el bienestar. En este grupo se encuentran las frutas y verduras que tienen vitaminas, minerales y fibras. Se deben consumir unas 5 piezas diarias de frutas y verduras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.Los alimentos en la zona amarilla son los cereales y tubérculos, los cuales brindan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias. Se recomienda que la mayor parte del consumo de este grupo sean cereales integrales para aumentar la ingesta de fibra.Además, se recomienda combinar esta porción del plato con leguminosas, fuente de proteínas indispensables para la formación y reparación de los tejidos.Al final, la zona roja está formada por las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, que proporcionan proteínas de origen animal necesarias, y las leguminosas, a las cuales se recomienda darle preferencia a su consumo.Es importante que los niños coman alimentos de todos los grupos, ya que cada uno aporta algo necesario para el organismo, pero se debe hacer en las cantidades indicadas y combinando correctamente unos grupos con otros. Esta labor de alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, y a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD