Saludable: Ensaladadas con Queso de Cabra
Dietas

Saludable: Ensaladadas con Queso de Cabra

Por Kiwilimón - Febrero 2012
Científicos lograron descubrir hace algunos años que el queso de cabra artesanal aporta beneficios interesantes a la salud y posee propiedades tecnológicas que provienen del ácido láctico. Un ejemplo de sus beneficios es la prevención de enfermedades como la anemia y la desmineralización ósea Algunos otros investigadores han llevado a cabo estudios comparativos de las propiedades de la leche de cabra respecto a la de vaca. Gracias a este estudio se ha encontrado que la leche de cabra favorece la utilización digestiva y metabólica de minerales como hierro, calcio, fósforo y magnesio. (Fuente: International Dairy Journal y Journal Dairy Science). Algunas otras propiedades son:
  • Posee un alto contenido en calcio y vitamina D.
  • La proteína de la leche de cabra es de muy buena calidad y fácil de digerir; contiene niveles altos de proteínas naturales que aumentan las defensas inmunitarias frente a las infecciones.
  • Los ácidos grasos contenidos en la leche de cabra son capaces de limitar los depósitos de colesterol en los tejidos corporales.
  • El calcio de la leche de cabra se asimila mejor que el calcio de la leche de vaca.
  • La leche de cabra contiene también altos niveles de potasio y magnesio.
A continuación, podrás ver una lista de recetas de ensaldas que incluyen el queso de cabra como uno de sus ingredientes principales. Toma nota. Ensalada de Menta, Queso de Cabra y Jitomate Cherry Esta ensalada es super rica y muy fresca. Ideal para acompañar cualquier carne o pollo a la plancha. Ensalada de Pollo, con durazno y queso de cabra en salsa de zarzamora al chipotle Ensalada, fresca y muy fácil de preparar. Ensalada de Queso de Cabra con Arandanos Dale variedad a tus ensaladas preparando esta rica ensalada de queso de cabra con arándanos, nueces garapiñadas y un aderezo de dijon. Ensalada de Betabel con Queso de Cabra Una ensalada de betabel con queso de cabra, jitomates y arugula con un rico aderezo de mostaza de miel. Ensalada de Espinaca con Queso de Cabra y Pera Una ensalada de espinaca con bolitas de queso de cabra, nuez garapiñada, pera y una vinagreta de reducción balsámica. Ensalada con Queso de Cabra y Duraznos Esta ensalada es una receta típica francesa pero con un toque de fusión con los duraznos. El queso de cabra se dora en aceite de oliva y se pone sobre una cama de lechugas con duraznos. Ensalada de Espinaca con Queso de Cabra y Tocino Espinacas con rico sabor de tocino y nuez y un delicioso aderezo acompañado con queso de cabra. Ensalada con queso de cabra empanizado Ensalada de queso de cabra empanizado con pan molido, tomillo, cebollin y mostaza dijon.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
La salud y el fortalecimiento de tus hijos comienza desde la casa. El inculcar en ellos prácticas saludables, como desayunar todos los días, hacer ejercicio y llevar una alimentación adecuada contribuye al buen desarrollo de tus pequeños. Por esta razón, es muy importante que les des sólo alimentos de la mejor calidad.Una manera sencilla de asegurarte de que tus hijos están recibiendo todos los nutrientes que necesitan, es darles un vaso de leche al día. Así, puedes tener la tranquilidad de que tus pequeños se están alimentando bien y sin tantas complicaciones, gracias a los beneficios de la leche entera.¿Te gustaría saber qué está tomando tu hijo cada vez que bebe un vaso de leche? Descubre todos los beneficios que hay en 500 ml de leche al día:Calcio: este es un mineral esencial para el buen desarrollo de los niños, ya que ayuda a la formación de dientes definitivos y favorece los brotes de crecimiento.Proteínas lácteas: son necesarias para reconstituir músculos y tejidos, además de que fortalecen el sistema inmunológico.Carbohidratos: son una fuente de energía saludable para los pequeños. Al combinarse con las proteínas lácteas, controlan el índice glucémico.Lípidos: las grasas son indispensables en el desarrollo de un niño debido a que lo protegen contra el frío y lo ayudan a absorber las vitaminas A, D, E y K.Vitaminas: la leche contiene vitamina A y E, las cuales promueven la eliminación de sustancias tóxicas del organismo y mejoran la memoria.Triptófano: este aminoácido tiene un impacto directo en la producción de serotonina, la cual provoca una sensación de bienestar.Gracias a las múltiples propiedades de la leche de vaca, esta es considerada un súper alimento. Al incluirla en la dieta de tu familia no sólo estarás cuidando la salud de tus pequeños, sino que también los estarás apapachando con un alimento delicioso y natural.Nutre a tus hijos con la leche de mejor calidad. En alpura contamos con los mejores métodos para llevar hasta tu mesa la mejor leche. Disfruta junto a tu familia todas las propiedades de este súper alimento bebiendo un vaso de leche alpura al día.Estas recetas harán aún más fácil que tus hijos consuman su porción diaria de leche:Tarta de Arroz con leche y Galleta MaríaPastel Imposibole de Tres lechesTradicionales Chongos Zamoranos
Trata de recordar la última vez que fuiste al súper mercado. ¿Cuántos de los productos que viste tenían en su etiqueta una leyenda que decía “gluten free” o “sin gluten”? Tanto se ha hablado de este tema que muchas personas están haciendo ajustes a su alimentación para dejar de  consumir gluten. Pero, ¿es esto realmente necesario? ¿Todas las personas deben evitar el consumo de gluten? ¿Cuál es el problema con este? Esto es lo que debes saber del gluten.¿El gluten es malo?Para empezar, quítate de la cabeza que el gluten es algo malo. El gluten no es un aditivo o un componente añadido de manera artificial a los alimentos. Simplemente se trata de una proteína que está presente en ciertos cereales, como el trigo, el centeno y la cebada. La moda en el consumo de alimentos libres de gluten se debe a que no todas las personas son capaces de digerir y eliminar esta proteína. Pero no tiene nada que ver con un tema de calidad en los productos o problemas con los alimentos.¿Debo dejar de comer gluten?No necesariamente. En realidad, la mayoría de las personas pueden comer sin problemas alimentos que contengan gluten. Solamente se sugiere evitar su ingesta cuando las personas presentan ciertos síntomas. Los más comunes son la inflamación y el dolor en la zona del estómago, anemia y obstrucción intestinal. Jamás debes de hacer ajustes radicales en tu alimentación, como dejar completamente de consumir harinas, solo porque crees que tienes algún padecimiento. Si sospechas que podrías ser intolerante al gluten, debes someterte a algunos estudios para obtener un diagnóstico seguro.¿Soy alérgico al gluten?No vayas a creer que por sentir un poco de inflamación después de comer una pieza de pan ya eres celiaco. Aunque por lo general las personas intolerantes al gluten padecen diarrea o dolor abdominal, hay algunas que ni siquiera presentan reacciones. De igual manera, la enfermedad puede estar de manera latente, es decir, que no aparece hasta la edad adulta, aunque ya se tenga desde la niñez. Para determinar si eres o no alérgico al gluten deben realizarte un análisis de sangre y biopsias en el intestino delgado. ¿Qué puedo comer si fui diagnosticado con celiaquia?Debes evitar todos los alimentos que estén hechos con trigo, cebada o centeno. Esto significa que la pasta, pan, tortillas de harina, bollería, pasteles, cervezas y ciertos aliños o salsas están prohibidos. Una manera más sencilla de elegir tus alimentos es revisando las etiquetas. Por ley deben incluir información sobre sus componentes y la posibilidad de incluir rastros de gluten.Estas son algunas recetas fáciles y ricas que no contienen gluten: Pan de quínoa con chía y glutenPastel azteca con polloPan de elote sin harinaHotcakes de zanahoria sin harina
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD