Súper semillas recomendadas para tu dieta
Dietas

Súper semillas recomendadas para tu dieta

Por Kiwilimón - Abril 2015
Con altas concentraciones de proteínas, aceites esenciales, vitaminas, minerales, las semillas más nutritivas y recomendadas para tu dieta puedes consumirlas en una variedad de ensaladas, cócteles, jugos, smoothies o simplemente al condimentar tus alimentos. De acuerdo con John Summerly, nutricionista, herbolario y homeópata, estas son las súper semillas que no pueden faltar en tu dieta diaria por todas las ventajas nutricionales que aportan. 1. Granada Posee propiedades terapéuticas por el ácido elágico, flavonoides, antocianos, antocianinas. Su gran poder para prevenir el riesgo de enfermedades del corazón se deben a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios. La semilla de la granada aporta 16% de las necesidades diarias de vitamina C, además es una fuente natural de vitaminas B5, E, A, potasio, ácido fólico y fenoles. Tiene propiedades hipoglucemiantes, es decir, ayuda a controlar significativamente los niveles de glucosa en la sangre y solo media taza contiene 80 calorías. Puedes consumir estas semillas en jugos, agua o té. Si lo prefieres en un delicioso postre o comerlas naturalmente. 2. Uva El extracto de jugo de semilla aporta numerosas ventajas para la salud. Entre ellas, previene el deterioro cognitivo y reduce la gravedad de cáncer de piel, ya que es muy alta en proantocianidinas. Al mismo tiempo, es benéfico para el tratamiento de la debilidad ósea causada por un bajo nivel de calcio y favorece la cicatrización de heridas. Por estos beneficios, especialistas explican que la dosis sugerida del extracto de jugo de semilla debe mantenerse de 100 a 300 miligramos por día. 3. Linaza Las fibras de esta semilla activan la función intestinal. Comer 2.5 gramos ayuda a modular el hambre, por lo que favorece la pérdida de peso. Una opción para aprovechar sus beneficios es añadiendo en un vaso de agua una cucharadita rasa de linaza (para darle sabor agrega jugo de limón) y tómala antes de cada comida. Esto te mantiene en tu peso. Además, su rico contenido de ácido alfa linolénico y lignanos protege a tu organismo de la inflamación, reduciendo el riesgo de desarrollar algún tumor cancerígeno. 4. Sésamo Consumir 40 gramos todos los días durante cuatro semanas es una forma natural para reducir los niveles de colesterol “malo” en la sangre. La sesamina y sesamolina tienen una acción antioxidante sobre las lipoproteínas de alta densidad (LDL). Puedes incluirlas como guarnición para ensaladas, así como en alimentos de repostería. Una buena medida es sustituir el aceite tradicional de cocina por la de sésamo. Debido a que son muy calóricas, 100 gramos contienen 598 calorías, cuida de no consumirlo en grandes cantidades. 5. Girasol Es una abundante fuente de vitamina E, principal antioxidante liposoluble del cuerpo, lo cual te ayuda a nutrir y rejuvenecer la piel. Puedes comerlas solas, con un puñado tres o cuatro veces a la semana es suficiente. Al consumir semillas de girasol obtienes magnesio, mineral esencial que previene dolores de cabeza de migraña, controla la presión arterial y reduce el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral. La recomendación general es comer las semillas en su forma natural, ya sea remojadas, molidas o en puré. Evita las que contengan sal, azúcar o estén tostadas. Ver artículo original. Notas recomendadas    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Entrar a la alberca después de comer siempre conlleva varias dudas, pues desde que éramos pequeños, hemos escuchado que debemos esperar después de comer para poder nadar. Durante muchísimos años, madres preocupadas por el bienestar de sus pequeños han tenido que lidiar con la impaciencia y la ansiedad de sus hijos para divertirse en el agua. Pero, ¿en realidad es necesario esperar? ¿Qué tan cierto es eso de que te puede dar un calambre después de comer? ¿Es solo un mito o debemos seguir siempre esta recomendación?Te invitamos a seguir leyendo para descubrir si efectivamente hay que dejar pasar tiempo después de comer para poder nadar o si simplemente se trata de una leyenda urbana.La explicación La razón que dan la mayoría de los padres a sus hijos para tener que esperar antes de regresar a la alberca es la digestión. Básicamente, la creencia general es que después de comer, la sangre de todo el cuerpo (incluyendo la de las extremidades) se concentra en el aparato digestivo, lo que hace que los brazos y piernas sean un poco menos ágiles. De igual manera, los calambres y las punzadas son mencionados como motivos para evitar entrar al agua justo después de comer. La explicación es que si una persona comienza a nadar cuando su estómago aún está haciendo digestión, esto le puede provocar un calambre o una punzada severa en las costillas, lo que podría imposibilitarla de nadar, y entonces correr el riesgo de ahogarse. La realidadSi bien es cierto que durante el proceso de digestión la sangre se dirige al estómago para procesar los alimentos, esto no significa que el resto del cuerpo se quede sin sangre o que sea incapaz de funcionar adecuadamente. Pensar que una persona puede sufrir un accidente por entrar a nadar después de comer es, en este caso, simplemente absurdo. Tus piernas y brazos van a funcionar como siempre, aunque tu estómago esté trabajando.En cuanto a los calambres y punzadas hay varias explicaciones. Los calambres son movimientos espasmódicos involuntarios que surgen durante el ejercicio. La mayoría de los casos se deben a la falta de hidratación y electrólitos, o simplemente a la fatiga. En cuanto a las punzadas, que son dolores muy intensos debajo de las costillas, aún no se sabe con exactitud qué puede provocarlas. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que los nadadores son más propensos a sufrir estas molestias que los corredores. Pero ojo, esto solo se ha registrado entre atletas profesionales de alto impacto. La conclusiónNo existe información científica ni estudios que relacionen directamente el consumo de alimentos con el riesgo de sufrir un accidente mientras se nada. Los niños en realidad no tienen que esperar 30 minutos o una hora después de comer para regresar al agua. Solamente hay que tomar en cuenta algunas consideraciones:El ingerir alimentos grasosos puede provocar una sensación de pesadez. Si vas a ir a la alberca con tus hijos, mejor lleva comida ligera, como ensalada o frutas.Es poco recomendable hacer alguna actividad física después de comer demasiado, ya que se pueden experimentar nauseas. Esto aplica tanto para nadar como para correr.Ni la Cruz Roja ni otras asociaciones de salvavidas o pediatras han registrado la pérdida de vidas en niños por nadar después de comer. Así que relájate y disfruta de la alberca con tus pequeños.Estos platillos son ideales para llevarlos a la piscina:Croquetas de papa con jamónRollitos de ensalada de polloMini hamburguesas rellenas de queso Banderillas espirales de salchicha
Si estás embarazada por primera vez, seguramente te has de preguntar qué comer durante tu embarazo. Quédate tranquila, saber cuál es la dieta ideal según el trimestre de tu embarazo, qué alimentos puedes consumir, cuáles es mejor evitar, de qué manera tus hábitos pueden afectar o beneficiar a tu bebé, no es complicado y aquí te contamos lo que necesitas saber. Qué comer en el primer trimestre (semana 1-12) En muchos aspectos, este es el trimestre más importante. Aunque el bebé aún es muy pequeñito, su esqueleto y órganos comienzan a formarse. Por esta razón, es necesario que ingieras suficientes nutrientes. Sin embargo, esto puede complicarse si experimentas las odiosas nauseas matutinas. Para aminorar las molestias y asegurarte de que consumes las vitaminas y minerales que tu bebé necesita para crecer sanamente, te recomendamos comer frutas, verduras, lácteos y cereales. Las frutas y las verduras son alimentos ricos en nutrientes, pero tienen la gran ventaja de ser muy ligeras, por lo que no te provocarán mayores problemas estomacales. Por otra parte, los lácteos aportan calcio y proteína, necesarios para que el bebé desarrolle su sistema óseo y muscular. Finalmente, los cereales enteros ayudan a evitar el estreñimiento (tan común en el embarazo) gracias a sus altos niveles de fibra. Qué comer en el segundo trimestre (semana 13-26) Esta segunda etapa suele ser más sencilla para la mayoría de las embarazadas. De hecho, algunos doctores la llaman “la luna de miel del embarazo”. Las molestias típicas de las primeras semanas (nauseas, malestar general, cansancio y mareos) suelen desaparecer y, debido a que el bebé aún no pesa mucho, las mujeres pueden reanudar muchas de sus actividades. En el segundo trimestre puedes aprovechar para ampliar tu dieta e incluir alimentos más variados. Recuerda que en estos meses los minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, así como la vitamina D y los ácidos omega 3, ayudan a que el bebé se desarrolle sin problemas. Algunos alimentos que debes ingerir en esta etapa son aguacate, brócoli, yogur (de preferencia del tipo griego), frutos secos, zanahorias, leguminosas, vegetales de hoja verde, entre otros. Qué comer en el tercer trimestre (semana 27-finalización) Las últimas semanas del embarazo pueden ser muy pesadas. Entre el tamaño del bebé, la hinchazón, las agruras y los problemas de circulación (entre ellos, las hemorroides), las futuras mamás pueden estar agotadas y hasta un poco fastidiadas. Otra cosa que también puede afectar el estado de ánimo de las mamás es el peso. Mientras que en el primer trimestre sólo se aumenta entre uno o dos kilogramos, a partir del tercer trimestre se gana aproximadamente medio kilo por semana. Algo que pueden hacer las mamás para aligerar las molestias durante la última etapa del embarazo es consumir alimentos con altos niveles de vitamina C, K, B1 y fibra. Estos ayudarán a controlar los malestares de la acidez estomacal y evitarán que surjan episodios de estreñimiento, los cuales pueden llevar a la aparición de hemorroides. Lo más importante es que siempre recuerdes seguir los consejos de tu doctor. Recetas que puedes preparar durante tu embarazo: [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/tacos-de-jicama-con-ensalada-de-jamon-y-queso]Tacos de jícama con ensalada de jamón y queso[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/enchiladas-de-nopales-bajas-en-carbohidratos]Enchiladas de nopales bajas en carbohidratos[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten]Rosca de frutos secos sin gluten[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/coliflor-rostizada-con-huevo-y-aguacate]Coliflor rostizada con huevo y aguacate[/url]
Al día de hoy, existen montones de fotografías en Instagram que muestran el hashtag #AvocadoToast. Y es que, admitámoslo, esta receta fascina a cualquiera por ser indulgente y nutritivo. Prepararla es sumamente sencillo, únicamente se necesita pan tostado, Aguacates de México y sal. Lo fascinante de este platillo es que no existe una sola manera de prepararlo y disfrutarlo. Básicamente todo depende de nuestra creatividad (o de las ideas que encontremos en Instagram). Es justo en esta red social donde podemos hallar combinaciones osadas, ya sea con langosta, queso, rábano, Sriracha, fresas o hasta chapulines. ¿Por qué sigue en boca de todos?Que un platillo como este siga de moda, no solo se debe a su sencillez y antojable apariencia, sino también a lo nutritivo que son los aguacates para nosotros, con casi 20 vitaminas y minerales. Es por eso que la gran ventaja de los avocado toasts es que, sin importar cómo decidas prepararlos, puedes estar seguro de que incorporarlos a tu dieta será un cambio saludable.Los aguacates pueden actuar como un “elevador de nutrientes” porque contienen grasas buenas, las insaturadas, y pueden ayudar a aumentar la absorción de nutrientes solubles en grasa de otros alimentos consumidos con la fruta, tales como las vitaminas A, D, K y E. Por un lado, el aguacate contiene 8 g de grasa por cada porción de 50 g, de los cuales más del 75% son grasas buenas. De hecho, el aguacate es prácticamente la única fruta con grasas buenas. Por eso, el consumo de platillos hechos a base de aguacate, como los avocado toasts, puede ser una decisión saludable y muy nutritiva. Es muy probable que las cifras en Instagram que tienen que ver con avocado toast sigan creciendo; es un platillo que llegó para quedarse en los corazones de gastrónomos y nutriólogos. ¿Quién podría decirle que no? Consigue algunos Aguacates de México y anímate a inventar tus propias versiones. Quién sabe, tal vez algún día tu invención marcará una nueva tendencia.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Creating default object from empty value in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-crosslink/bb-crosslink.lib on line 58 Notice: Undefined property: stdClass::$nombre in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-crosslink/bb-crosslink.lib on line 59 Notice: Undefined property: stdClass::$palabras in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-crosslink/bb-crosslink.lib on line 60