Todo lo que necesitas saber de la Dieta Paleo
Dietas

Todo lo que necesitas saber de la Dieta Paleo

Por Kiwilimón - Mayo 2014
La Dieta Paleo o Dieta Paleolítica (también conocida como Dieta del Hombre de las Cavernas) forma parte de un plan de nutrición que tiene sus orígenes en la dieta que en la época cavernícola se tenía, y que estaba basada en el consumo de plantas silvestres y animales. Todo en torno al periodo Paleolítico, mismo que tuvo una duración de aproxiomadamente 2.5 millones de años y que concluyó en el momento en el que la agricultura se popularizó. Básicamente la Dieta Paleo se concentra en el uso de alimentos de la época, como son: carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos y raíces. Aquí se excluye el consumo de granos, legumbres, productos lácteos, sal, azúcares refinadas y aceites procesados (todo como lo que conocemos en la actualidad) Una de las explicaciones que determinan a la Dieta Paleo como una buena opción para la reducción de peso es que el consumo de carbohidratos y grasas en la actualidad es mucho mayor que en la época Paleolítica, ya que los alimentos no estaban procesados como en el pasado. Además, hoy en día el cuerpo humano tiene el siguiente sistema para la obtención de la energía que nos hace funcionar diariamente: + Su recurso más rápido de energía es el “azúcar” (carbohidratos), que convierte en glucógeno y que usa para esfuerzos fuertes y explosivos así como para esfuerzos sostenidos durante mucho tiempo. + El recurso más lento es la grasa, que se usa como fuente de energía en actividades menos exigentes (caminar, trotar, etc.) El problema actual es que el cuerpo sólo puede almacenar una pequeña cantidad de carbohidratos de forma que estén listos para usarse como energía rápida (debido a que tu cuerpo está diseñado para vivir en un ambiente en el que había muy pocos carbohidratos). De esta forma cuando te levantas por la mañana y te tomas un café con un pan endulzado o unas galletas ya llenas tus reservas de “azúcar”. El resto de carbohidratos que consumes son convertidos en grasa que es almacenada en tu cuerpo para usar como energía en el futuro. En aquellas épocas Paleolíticas sólo se comían plantas y animales para obtener todos  los nutrientes que necesitaban. Además se comían mucho más esporádicamente, debido a que no tenían un aprovisionamiento constante de alimentos como tenemos hoy en día, por eso el ser humano se adaptó a almacenar energía como grasa para usarla como energía en tiempos de escasez. De esta forma actualmente la mayoría de personas al comer diariamente excesivas cantidades de carbohidratos almacena mucho más grasa de la que gasta, por lo que llevando una dieta adecuada puedes cambiar esto y que este sistema juegue a tu favor, manteniendo un nivel óptimo de grasa corporal y estabilizando tu apetito y niveles de energía. Lo que se debe consumir Con la Dieta Paleo se recomienda el consumo de verduras (la base de dicha dieta). Asimismo, se debe consumir carne, pescado y huevos. Y como tercer nivel de alimentos se deben considerar la fruta, los frutos secos, semillas, y aceites de oliva o coco, especias y hierbas. Lo que no se debe consumir Ahora, los alimentos que se deben eliminar en la Dieta Paleo son los refrescos, azúcares, grasas químicamente alteradas y comidas altamente procesadas. Además, otras comidas son generalmente aceptadas como saludables o energéticas aún siendo igualmente "veneno" en nuestra dieta: granos procesados (cereales, trigo,harina y sus derivados, pan, pasta, maíz etc.). Éstos también se deben evitar. Resultados La implementación y llevar a cabo esta dieta provoca cambios significativos con respecto a la dieta diaria que se lleva en la actualidad. Algo que se debe considerar es que esta dieta genera un cambio brusco e importante en tu consumo de alimentos diarios, por lo que deberás tener en cuenta que puedes fracasar en su implementación, ya que se debe tener mucha fuerza de voluntad para no recaer en el consumo de los alimentos que no están considerados. Para ello, se recomienda ir eliminando poco a poco dichos alimentos no permitidos. Todo de forma gradual para que te vayas acostumbrando y permitas que tu cuerpo no tenga cambios que dañen tu salud. Se recomienda ir a un nutriólogo antes de iniciar esta dieta. Recetas recomendadas Aquí te dejamos algunas recetas que pueden ayudarte a comenzar con la Dieta Paleo (haz click en la que más sea de tu interés para ver más detalles)

Smoothie Verde

Chef: Sandra Cardozo
Este smoothie verde te ayudará a desintoxicarte por su alto contenido en fibra, además de tener un rico sabor. Prueba esta receta te encantará.

Ensalada de Zanahorias con pasas

Chef: Paloma Carballo
Disfruta de esta sencilla receta fácil de preparar, con un exquisito sabor de aderezo casero. No lo dudes en compartir con todos tus amigos.

Nopales a la Mexicana

Chef: María Fernanda Hernandez
Los nopales a la mexicana son una comida deliciosa que puedes usar de acompañamiento de tu platillo favorito.

Berenjenas a la Plancha con Especias

Chef: Blanca Breton
Fácil, dietética y muy sana receta de berenjenas a la plancha con especias, la puedes realizar como cena light o guarnición.
 

Si requieres conocer más recetas para tu dieta, haz click aquí.

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Siempre es buen tiempo para hacer pequeños ajustes que mejorarán increíblemente tu hogar. Sigue estos sencillos consejos para organizar, decorar y limpiar tu casa en muy poco tiempo. Cuidado personal: Tu hogar no puede estar completo si no cuentas con los productos ideales para el cuidado personal. Consiente a tu familia y maximiza su higiene con la mejor combinación: Papel Regio® Luxury Almond Touch y el nuevo Regio® Papel Higiénico Húmedo. Su delicado toque de almendra y su irresistible suavidad son la mejor combinación para tu hogar. Organiza: Tu closet Deja de perder tiempo buscando tu ropa. En solo 5 pasos puedes convertir el caos de tu clóset en un increíble despliegue de opciones para tu look. Tip: guarda la ropa que no uses en la temporada para que solamente tengas a la vista lo que puedas usar ahora. Tus joyas De nada te sirve tener muchos aretes o pulseras ni nunca los encuentras o, peor aún, si tienes que pasar 15 minutos tratando de desenredar tus collares. Con este hermoso joyerito puedes organizar tu joyería, a la vez que decoras tu tocador. Decora: Para combatir la depresión Si todo el tiempo te sientes cansada o desganada, tal vez es momento de hacer cambios en la decoración de tu hogar. No es necesario que remodeles por completo tu casa, con unos pequeños ajustes notarás grandes cambios. Con estrellas de papel Es posible darle un ambiente diferente a cada espacio de tu hogar sin tener que gastar toda tu quincena en pintura o nuevos muebles. Prueba combinando estas estrellas con focos (puedes reciclar tus luces navideñas) para que tenga tu cuarto un toque más cool. Limpia: Los vidrios Algo tan sencillo como mantener limpios los vidrios de tus ventanas y los espejos puede cambiar radicalmente el aspecto de tu hogar. Prepara esta receta para ahorrar en limpiadores y bajarle al uso de químicos en tu casa. Con bicarbonato No tienes que comprar montones de limpiadores para tener tu casa impecable. De hecho, te sugerimos usar lo mínimo este tipo de productos, ya que pueden dañar la salud de tu familia. Sigue estos consejos y limpia toda tu casa tan solo con bicarbonato.
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
Te decimos algunos datos que debes saber del atole, a demás de que es una receta mexicana que se consume desde la época prehispánica y se puede hacer casi de cualquier sabor. Es una bebida prehispánica. Antes de la llegada de los españoles los aztecas ya preparaban una bebida hecha a base de maíz, agua y miel. Durante la época de la Conquista la receta original comenzó a cambiar hasta llegar a la versión del atole que conocemos hoy en día. Aporta muchos nutrientes y vitaminas. Al estar hecho a base de maíz contiene todos los nutrientes de este grano: fibra, antioxidantes, potasio, magnesio, vitamina B, entre otros. Además, dependiendo de los ingredientes que se le añadan (guayaba, fresa, chocolate, etc.) el atole puede tener mayores propiedades. El atole puede ser dulce o salado. Aunque los atoles dulces son los más conocidos, también existen recetas saladas, agrias y picantes. Los llamados chileatoles pueden prepararse con verduras, chiles e incluso carne, y parecen más un guiso que una bebida. No todos los atoles se endulzan de la misma manera. Según la receta tradicional el atole puede endulzarse con miel, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la región y del gusto de cada persona. Azúcar, piloncillo, jarabe de maguey o más recientemente sustitutos de azúcar son algunas de las opciones para endulzar el atole. Por lo general su nombre depende de un ingrediente. A excepción del champurrado (atole hecho con chocolate) todos los atoles reciben el nombre del ingrediente que se les agrega: atole de piloncillo, atole de nuez, atole de guayaba. No todos los atoles están hechos con maíz. El atole original es de maíz, pero también puede prepararse con harina de arroz o harina de trigo. Si después de leer acerca de esta típica bebida mexicana se te antojó una taza de atole, estas recetas te interesarán: Atole de arroz Atole de cajeta Atole de cacahuate Atole de zarzamora   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Laroussecocina.mx Elsiglodedurango.com.mx Gob.mx
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD