Tratamiento Nutricional contra la Obesidad
Dietas

Tratamiento Nutricional contra la Obesidad

Por Kiwilimón - Mayo 2012
El objetivo del tratamiento nutricional es la disminución del peso corporal, básicamente peso neto de las grasas. Esta pérdida de peso debe ser lenta y gradual y debe basarse en la modificación de los hábitos alimentarios que favorecen la obesidad. Un tratamiento nutricional adecuado busca una pérdida del 10% del peso en aproximadamente 6 meses a un ritmo no mayor de 2 kilogramos por mes. Las dietas de muy bajo contenido calórico pueden mostrar resultados más rápidos pero tienen algunos efectos secundarios como aparición de anemia, cansancio, intolerancia al frio, fatiga, calambres, dolor de cabeza, caída del cabello, entre otras; además, están totalmente contraindicadas en pacientes que tengan antecedentes de infarto de miocardio reciente, embarazo, cancer, otros trastornos de alimentación, dependencia de tóxicos y depresión. La modificación de hábitos se basan en principios como: distribuir los alimentos con mayor frecuencia en el dia evitando periodos largos de ayuno; incluir alimentos de todos los grupos en la alimentación, evitando las dietas de un solo tipo de nutrientes (producen desequilibrios en el cuerpo además de sensación de ansiedad); evitar alimentos concentrados en energía como quesos maduros, embutidos, etc y evitar alimentos que crean “adicción” como los chocolates, confiteria y otros. Recetas de cocina saludables Te recomendamos estas recetas que sabemos serán de mucha utilidad para tu alimentación diaria. Toma nota. (haz click en el título de la receta para conocer más detalles) Sopa de Col Esta sopa es la base de la "Dieta de Sopa de Col" con ella uno puede perder hasta 4 kilos en tan solo los 7 días de la dieta. Esta sopa se puede comer en las cantidades deseadas durante los 7 días acompañada del menú del día. Crema de Aguacate con Queso Panela Crema de aguacate servida con tortilla en cuadritos y queso panela. Chiles Rellenos con Queso Light Una receta de chiles poblanos rellenos de queso panela y queso crema light en una salsa de jitomate. Ideales para una cena ligera y rica. Verduras Marinadas a la Parrilla Servidas frías con vinagreta o calientes directamente asadas en la parrilla, estas verduras son un plato delicioso y ligero. Licuado de Nopal Nutritivo Este licuado es muy nutritivo y una buena opción para empesar el día. La mezcla de naranja y nopal tiene un sorprendente rico sabor.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los padecimientos más comunes en las mujeres son las infecciones de vías urinarias y quienes las han padecido saben que son muy dolorosas e incómodas.Síntomas de la infección en vías urinariasLas vías urinarias son el sistema de drenaje del cuerpo para eliminar los desechos y el exceso de agua. Se compone de dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Las infecciones en vías urinarias son las segundas más comúnes en el cuerpo y a pesar de que cualquier persona es susceptible a padecerlas, las mujeres las sufren cuatro veces más que los hombres. Los síntomas de una infección urinaria son dolor o ardor al orinar, fiebre, cansancio o temblores, urgencia frecuente de orinar, presión en el abdomen bajo, orina con mal olor, náusea o dolor de espalda.Por supuesto que lo que debes hacer en casos como este es acudur con un médico para que diagnostique y te recete el tratamiento más adecuado para tu padecimiento, pero no dejes de lado algunos remedios caseros que pueden ayudar a contrarrestar los síntomas y malestares.De acuerdo con la Clínica Mayo, hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar el malestar hasta que los antibióticos traten la infección. Agua. Sí, suena simple y sencillo, pero tomar una gran cantidad de agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias.Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. El café, el alcohol y los refrescos no ayudan cuando estás atravesando con una infección así, ya que irritan la vejiga y tienden a agravar la necesidad de orinar.Una compresa térmica. Aplica una compresa térmica sobre el abdomen ayudará a reducir la molestia en la vejiga.Tomar jugo de arándanos. Existen indicios de que el jugo de arándano puede tener propiedades contra las infecciones. Los investigadores continúan estudiando la capacidad del jugo de arándanos rojos para prevenir las infecciones urinarias, pero hay personas que afirman que les ha ayudado con los síntomas.Bicarbonato de sodio. Agrega una cucharadita de bicarbonato a medio vaso de agua y tómatelo después de dos vasos de agua. Este ingrediente ayudará a cambiar del pH de la orina y por ende ayudará a controlar los síntomas.Té de cola de caballo. Es diurética, cicatrizante, antihemorrágica, y relajante de las vías urinarias. Se toma una cuchara sopera por vaso de agua, de 1 a 3 veces al día. Infusión de perejil. El perejil contiene antioxidantes y fibras naturales que ayudan al correcto funcionamiento de las vías urinarias. Sus activos naturales reducen la inflamación y promueven la eliminación de gérmenes y toxinas a través de la orina.Infusión de los pelos de elote. Los pelos de elote tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas, lo que lo hace un gran aliado contra las infecciones del sistema urinario; reducen la inflamación en la vejiga y ayudan a calmar el ardor y la necesidad recurrente de orinar. Hay remedios que nos ayudan de manera sencilla y natural a aliviar este tipo de infecciones, pero es importante que tomes en cuenta que, aunque todas las medidas anteriores ayudan a su alivio, es necesario el tratamiento antibiótico indicado por tu médico para curarlas.
Uno de los momentos más felices en la comida es la hora del postre, sin embargo cuando estamos a dieta esta parte es una de las más difíciles pues debemos hacer ciertos sacrificios. Por suerte, hoy te contaremos cómo le puedes hacer para seguir disfrutando de lo dulce de las comidas, aún cuando estás en una dieta keto (cetogénica).Dieta KetoUna dieta keto es un plan de alimentación bajo en carbohidratos que te puede ayudar a quemar grasas. Es una dieta muy común hoy en día y muchas personas la siguen y aseguran que este régimen ofrece muchos beneficios comprobados para la pérdida de peso, la salud y el rendimiento.La dieta keto se basa en ingerir más alimentos ricos en grasas buenas y proteínas, como pescado, aguacate, aceite de coco y de oliva y una restricción de carbohidratos, como cereales, azúcar, e incluso algunas frutas y verduras.El objetivo es generar el proceso de cetosis en sangre parecido al ayuno. De esta forma, se consigue que las reservas de grasa de tu cuerpo se convierten en cetonas que alimentan a los músculos y al cerebro frente a los carbohidratos. Es por eso que se quema grasa y se pierde peso más rápidamente que otras dietas tradicionales. Beneficios de la dieta keto Control del apetito: Al reducir los carbohidratos necesariamente se toma más proteínas y más grasa, con lo que se reduce el apetito y se terminan comiendo menos calorías al día.Mayor pérdida de peso: Los estudios han mostrado que una dieta cetogénica produce una pérdida de peso de dos a tres veces mayor que una dieta baja en grasas.Menos riesgo de enfermedades cardiovasculares: Las dietas cetogénicas mejoran todos los indicadores que determinan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En los estudios controlados se comprobó que mejoraba el perfil de colesterol, también bajaban los triglicéridos y descendía la presión arterial .Mejora de la sensibilidad a la insulina y reversión de la diabetes: Al tratar la diabetes con una dieta cetogénica se han experimentado grandes mejorías en la sensibilidad a la insulina.Como sabes, muchos postres son ricos en carbohidratos y esto no significa que no puedas disfrutar de ellos cuando estás en una dieta keto, por lo que te presentamos algunas opciones que sí puedes comer.Recuerda que lo que debes evitar en esta dieta son los carbohidratos, especialmente el azúcar, así que los postres que elijas deben estar hechos preferentemente con queso, mantequilla, frutos secos, yogurt griego, moras y chocolate oscuro, etc.Aquí te dejamos una selección de postres para una dieta keto que te encantarán:Pastel keto de chocolate: Lo interesante de esta receta de pastel fácil es que no tiene azúcar ni carbohidratos y está pensado para cuando llevas una dieta Keto, que es alta en grasa.Brownie de calabaza: Este brownie reúne lo mejor de la calabaza y el chocolate. Una combinación encantadora para cualquier dulce. Y a pesar de ser libres de gluten y bajos en azúcar agregada, estos brownies con calabaza son deliciosos. Cremoso de mora azul con yogurt: Como snack o como postre, este delicioso cremoso contiene los ingredientes para disrutar de un sabor dulce sin salirte del régimen de la dieta. ¿Cuál se te antoja más?
Sabemos que vivímos en un mundo cada días más vertiginoso: la casa, el trabajo, la vida social, hacer ejercicio, crecer laboralmente, resolver asuntos, acudir a eventos, mantener a la familia unida y feliz, todas esas cosas nos agotan no sólo físicamente sino mentalmente y es normal sentir una fatiga crónica, sobre todo si no se tiene una alimentación sana y balanceada. Si tu cuerpo pide a gritos energía, no tomes bebidas energetizantes llenas de químicos, para eso existen alimentos que por sus beneficios y propiedades, pueden darnos ese empujón que necesitamos para terminar el día cumpliendo nuestras metas. Si te sientes un poco baja de energía y necesitas reactivarte, consume estos alimentos. y ¡Notarás los resultados!Frutos secosLos frutos secos son uno de los alimentos más energéticos que podemos encontrar en nuestra cocina y lo mejor es que son 100% naturales. Aportan un alto contenido en ácidos grasos esenciales, y son una fuente de proteínas que nos dan fuerzas. Además, ¡son antioxidantes! Puedes consumirlos como snack a media mañana y notarás sus efectos de inmediato.PlátanoEl plátano aporta una enorme cantidad de potasio, que ayuda a normalizar el balance de agua en el organismo y a fortalecer los músculos. El potasio es fundamental para que el cuerpo tenga energía durante el día. De hecho, casi siempre la fatiga y el cansancio se asocian a un déficit de este compuesto. Puedes incorporar un plátano a tu avena en el desayuno o a un smoothie para comenzar tu día lleno de energía.HuevosLos huevos son una gran fuente de proteínas y las proteínas son las responsables del funcionamiento de la musculatura y las que transportan los nutrientes por la sangre, así que resultan fundamentales para que el cuerpo se reponga tras un esfuerzo. Un par de huevos de desayuno te ayudarán en un día pesado. SemillasLas semilla contienen ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-9. También proporcionan vitaminas del grupo B, hierro, ácido fólico y otros nutrientes, que se transforman en energía rápidamente. Tomar un puñito de semillas cuando te sientas fatigada ayudará a reponerte. EspinacasSon ricas en hierro, magnesio y potasio.Las espinacas contienen carotenoides y betacarotenos, antioxidantes, vitamina K y vitaminas del complejo B, y favorecen la digestión y el funcionamiento muscular, lo que las hace un alimento muy energético. Puedes poner unas hojas en tus jugos y licuados o puedes ponerselas a los huevos para hacer un delicioso omelette o hacer con ellas una fresa ensalada.AjoEl ajo contiene inulina que ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo. La inulina también ayuda a absorber el hierro, por lo que juega un papel importante en la prevención de la fatiga. Además, el ajo mejora la circulación sanguínea y reduce el colesterol. Eso sí, la mejor forma de aprovechar todas sus propiedades medicinales es cruda, ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad. AvenaLa avena contiene fósforo, hierro, calcio y lecitina y es un hidrato de carbono complejo, lo que significa que su digestión es mas lenta y que proporciona energía durante más tiempo. Por eso es ideal tomarla en el desayuno, ya sea fría o caliente, la puedes acompañar de frutas o semillas para hacerla más completa. AguaDe nada sirve consumir alimentos energizantes si no se bebe la suficiente agua, ya que es ésta la que permite la absorción de los nutrientes esenciales y el aporte de energía. Al mismo tiempo, el agua es utilizada por el cuerpo para ayudar a eliminar las toxinas. Como ya sabrás, lo recomendable es ingerir unos dos litros al día. Si además comienzas a hacer ejercicio de manera regular, te sentirás más activa y notarás cómo tienes más energía durante todo el día. Como ves, no sólamente el café te puede ayudar a comenzar el día con todo, existen otros alimentos que te ayudarán a cumplir con todo lo que necesitas hacer en el día.
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD