Diferencia entre Detox y Dieta

Por Kiwilimón - August 2014
Desde siempre hemos escuchado la palabra “dieta” y estoy segura de que todas, o la gran mayoría de las personas en el mundo hemos hecho algún tipo de dieta. Y para hacerlo hay una amplia variedad para escoger bajo cuál régimen nos someteremos con la promesa de bajar unos kilitos que venimos cargando de más: que si contamos las calorías por día, o seguimos las fases de la luna, o si lo único que le metemos a nuestro cuerpo es fruta, o grasas, o dejamos los carbohidratos, en fin, dietas hay miles. Pero de lo que queremos hablarte es de la diferencia que existe entre una dieta y algo que últimamente se está haciendo muy conocido y seguido por mucha gente: DETOX. Escuchamos y leemos por todas partes muchas cosas y recomendaciones del detox. La palabra viene de DESINTOXICACIÓN y ha sido tan grande su auge y popularidad que va desde la propuesta de jugos detox hasta ¡recetas detox para el cabello! Sí, así como lo leyeron, la tendencia detox ha llegado al cabello. Entones, claramente estamos viviendo un cambio en los hábitos para cuidar tanto la salud como la apariencia; pero ¿cuáles son las verdaderas diferencias entre estas dos propuestas? Por un lado, las dietas han probado estar presentes en la vida de millones de personas pero no todas comprueban sus resultados. Lo que ha sucedido es que el concepto de dieta se ha convertido en erróneo, creyendo que una dieta es restringir la ingesta de comida con el fin de conseguir o mantener un peso corporal determinado. Y en realidad lo que “dieta” significa es un régimen alimenticio adecuado para obtener todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo, variando las cantidades y el tipo de comida. Así, cada cultura tiene su propia “dieta” dependiendo de la región; la dieta mexicana no es la misma que la escandinava. En cambio, el DETOX involucra una limpieza de tu organismo. Con todos los productos que ahora existen en el mercado, vamos llenando nuestro cuerpo de toxinas y venenos que muchas veces nuestro sistema no es capaz de digerir por completo y se van generando capas de toxinas que cubren nuestro estómago e intestinos, por ejemplo. Entonces, DETOX significa LIMPIAR tu organismo y se realiza a través de alimentos frescos, frutas, verduras crudas, jugos naturales, eliminación o reducción de azúcares y sales y básicamente consumir alimentos totalmente naturales. Cuando desintoxicamos nuestro cuerpo comiendo limpio, logramos reducir los niveles de toxinas mientras nos mantenemos nutridos sin dañar a nuestro cuerpo. Y una buena noticia para sumarle a todo esto del detox es que ¡se genera una pérdida de grasa y peso sostenibles! Ya que el cuerpo se adapta a vivir bajo condiciones sanas, se desinflama y esa acumulación de capas de toxinas se deja de producir porque ahora sólo recibe alimentos limpios y sanos. Y los beneficios de comer limpio realmente se reflejan en muchas áreas de nuestra vida, la actitud cambia porque te sientes más ligera, tu figura lo muestra porque te desinflamas, y la piel luce más fresca y luminosa porque ya no se alimenta de toxinas. Por esto, también el hacer periodos detox ayuda a retrasar el envejecimiento. Ver artículo original Artículo cortesía de Inicio  

dieta detoxDieta Detox

Jugo dietetico para bajar de peso

Jugo Verde para bajar de Peso

El mejor tip de Como bajar de peso en una semana: La Dieta de la Manzana

Dieta de la Manzana

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si crees que necesitas cientos de aditamentos y herramientas en la cocina para preparar postres increíbles, estás en un gran error. Con estas recetas te demostramos que lo único que necesitas para cocinar platillos dulces es una licuadora. Pastel de chocolate y nuez Con esta receta no necesitas cernir ingredientes o batir claras de huevo a mano. Basta con que tengas una licuadora para disfrutar de este delicioso pastel de chocolate y nuez.   Fresas con crema fácil Cuando tengas antojo de algo dulce recuerda que con solo 3 ingredientes y tu licuadora puedes preparar un exquisito postre de fresas con crema en menos de media hora.   Cupcakes de 3 leches Consiente a tu familia con unos esponjosos cupcakes. Agrega la mezcla de 3 leches cuando los cupcakes aún estén tibios. Así absorberán más el sabor.   Flan de queso crema Nunca había sido tan sencillo preparar el clásico flan de queso. Saca tu licuadora, flanera y olla express para hacer un flan de queso sin horno.   Smoothie de frambuesa y yogurt No todos los postres tienen forma de pastel o pay. Este smoothie puede ser el cierre dulce que le hace falta a tu comida. Recuerda triturar un poco los hielos antes de licuarlos.   Pay helado de limón y galleta La sencillez no está peleada con el sabor. Prepara este delicioso pay helado con pocos ingredientes y tan solo usando tu licuadora.   Gelatina de queso con duraznos La fruta que se usa en esta receta está en almíbar, así que puedes elegir la de tu preferencia: duraznos, mangos, piña, etc. Sirve cada rebanada con un chorrito de rompope.   Crepas con cajeta No te compliques con recetas súper elaboradas. Para preparar estas ricas crepas con cajeta solo hace falta una licuadora y algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina.   Mermelada de piña casera Si lo tuyo es más de acompañar un trocito de panqué con un poco de tu mermelada favorita, te recomendamos esta receta. Elige tu fruta preferida y disfruta una rica mermelada casera.   ¿Cuál de todos estos postres es tu favorito? Déjanos tus comentarios.
¡Ya se acerca el maratón que esperamos todo el año! A partir del 12 de diciembre hasta el 6 de enero los tamales y el ponche se convertirán en el elemento imprescindible de todas las reuniones. Aunque para muchos el reto más grande es aguantar el ritmo de las fiestas, a otros lo que nos preocupa es cómo disfrutar del Guadalupe-Reyes sin subir de peso. Si tú también quieres divertirte en este Lupe-Reyes sin que la báscula te pase factura en enero, sigue estas sencillas recomendaciones: No te castigues. Jamás vayas a una reunión pensando en que no puedes comer absolutamente nada. Esto solo hará que aumente la tentación y termines comiendo aún más. Lo mejor que puedes hacer es comer un poco de todo y aprender a moderarte. Toma un tentempié antes de salir. Si ya sabes que en las posadas solo sirven tamales, tacos y atole, toma un té y algo de fruta antes de ir a la fiesta. El punto es que no llegues con el estómago vacío para que no termines comiendo cinco tamales. Elige la opción menos calórica. Incluso en las posadas puedes encontrarte alternativas más ligeras. En lugar de tomar dos vasos de atole, elige ponche de frutas. Dilúyelo con un poco de agua para que no quede tan dulce. Aléjate de las frituras de maíz, y mejor botanea con totopos, frijoles y guacamole. Lleva tu propia comida. En las posadas que son un poco más casuales los invitados pueden llevar el platillo de su preferencia. Si este es el caso, prepara una receta que sea mucho más ligera y que sirva como alternativa a los tamales o los tacos. Mídete en el alcohol. Los cócteles esconden muchas calorías. Si vas a tomar, procura mezclar tus bebidas con agua mineral, pero sobre todo, no tomes cócteles dulces. Estas bebidas alcohólicas son las que tienen más calorías. No vayas a la cama después de cenar. El gran problema de la mayoría de estas fiestas es que se organizan por la noche, así que terminamos haciendo digestión cuando estamos acostados. Lo ideal es que dejes de comer varias horas antes de que vayas a dormir para evitar problemas de indigestión. Prepara estas deliciosas recetas y disfruta del Maratón Guadalupe-Reyes sin remordimientos: Taquitos de nopal rellenos de requesón Chile poblano relleno de quinoa Taquitos de portobello con puré de lechuga Caldo de hongos con epazote
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
Hoy en día es muy sencillo comer fuera de casa. Solo basta buscar un restaurante que sirva comida de tu gusto y ya. Esto se ha convertido en una actividad tan habitual que incluso muchas veces el salir a comer es el objetivo principal, algo así como un nuevo tipo de entretenimiento. Sin embargo, el formato de los restaurantes y su gran variedad no ha sido siempre así. Te decimos cuál fue el origen de los restaurantes. Desde la antigua Roma En la época de los romanos ya existía algo parecido a los restaurantes, se llamaba termopolio. Este era un establecimiento que ofrecía comida ya preparada para todos los estratos sociales de la sociedad romana. Los alimentos se servían en platones tallados sobre un mostrador de piedra en forma de L. Algo así como la primera cocina de barra en la historia. En la Edad Media y el Renacimiento En estas épocas comenzaron a incrementarse las migraciones y los intercambios entre pueblos, lo que provocó el nacimiento de las tabernas y las posadas.  Estos antepasados del restaurante actual solían estar ubicados a los costados de los caminos y básicamente ofrecían comida y hospedaje a los viajeros. El único inconveniente de estos establecimientos era que su oferta era muy limitada, por lo que solo servían un tipo de platillo al día. Así que, si no te gustaba la comida, no tenías mucha opción de dónde escoger. Francia y los restaurantes modernos No es casualidad que Francia tenga una de las tradiciones culinarias más reconocidas a nivel mundial. Según la historia, el concepto actual del restaurante surgió en Francia, más o menos durante la Revolución. Algunas personas atribuyen la idea del restaurante a un hombre llamado Boulanger, mientras que otros creen que fue Mathurin Roze de Chantoiseau quien inventó el concepto como lo conocemos en la actualidad. Sin importar quién haya sido el verdadero fundador de la industria restaurantera, podemos estar seguros de que la idea surgió en Francia. Muchas cosas han pasado desde el pequeño lugar que servía comida en platones tallados hasta los restaurantes especializados de la actualidad. Revisando la evolución de la industria restaurantera podemos ver cómo la comida siempre ha sido un elemento esencial en la historia de la humanidad. Y cada día que cocinamos o probamos un nuevo platillo estamos participando en esa fascinante historia. Inspírate en la historia de los orígenes de los restaurantes para preparar un menú típico francés: Sopa de cebolla tradicional Soufflé de quesos franceses Macarrones dulces Clafouti de frambuesas   Fuentes: Alimentarium.org NationalGeographic.com  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD