El ejercicio que le devolvió a Kerry Washington su cuerpo
Dietas y Nutrición

El ejercicio que le devolvió a Kerry Washington su cuerpo

Por Kiwilimón - September 2015
Nos quedamos con el ojo cuadrado cuando vimos la portada de septiembre de la revista Self, en la que aparece Kerry Washington más delgada que nunca; como si no hubiera tenido un hijo hace un par de meses.
Sí, es verdad que la protagonista de Scandall tiene la buena suerte de tener un cuerpo súper esbelto, pero ella lo cuida con muchísima dedicación y esfuerzo. Kerry hace una rutina de ejercicios 6 veces a la semana con su entrenadora personal, Julie Turner. De hecho, tiene un pequeño espacio para hacer ejercicio en el set de Scandall, para poder entrenar todos los días antes de las grabaciones.

¿Cuál es el secreto?

Pilates. Kerry Washington perdió todo el peso del embarazo haciendo Pilates de la misma forma en que lleva años haciendo. La actriz asegura que para ella es mucho más que un ejercicio, es una forma de vida que la obliga a hacer una pausa para la introspección todos los días. “Hay muchos ejercicios en los que te vez forzada a dejarte a ti misma fuera de la habitación para hacerlo… Con Pilates puedo sacar mi verdadero yo. Lloro, me río. Me puedo preguntar a mí misma cómo está mi cuerpo cada día, qué necesito hacer y trabajar cada día, cómo puedo cuidarme y empujarme a mí misma fuera de mi zona de confort. ¿Cómo puedo amarme y a la vez retarme en un mismo ejercicio?” Kerry inicia su entrenamiento todos los días, de lunes a sábado, a las 6:30 am. “Tengo que cuidarme para vivir la vida que quiero vivir… Es importante tener días de descanso, pero en la práctica, si no me ejercito por, no sé, 3 días, me siento peor, no mejor.” Kerry Washington lleva la práctica de Pilates un paso más allá… No sólo ejercita sus músculos sino que le dedica tiempo y esfuerzo a entender su cuerpo, retarlo, llevarlo siempre un paso más allá de lo que hizo el día anterior. Sin duda esta mujer se posicionará como la mejor vocera del método, algo como lo que hizo Jennifer Aniston a principios de los 2000, cuando todas queríamos tener esos brazos y ese abdomen. Ahora Kerry nos sigue demostrando que este entrenamiento sigue más vigente que nunca y con excelentes resultados. ¿Listas para hacer Pilates?
  Ver nota original Artículo cortesia de: Notas recomendadas:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Lo que comenzó como un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre del 2019, actualmente se ha convertido en una de las pandemias más peligrosas a nivel mundial. Hasta la tercera semana de marzo del 2020, el coronavirus COVID19 ha infectado a más de 340,000 personas en 178 países del mundo. Aunque en México apenas se han confirmado 475 casos y 6 decesos hasta el 26 de marzo, los contagios siguen a la alza, razón por la cual, los gobernantes de cada estado han dado indicaciones específicas para guardar cuarentena en casa y evitar salir a la calle en medida de lo posible. Incluso en la Ciudad de México ya se ha emitido un comunicado para mantener cerrados hasta el 20 de abril cines, gimnasios, museos, iglesias y otros lugares donde se aglomeraba la gente. Gracias a estas acciones, miles de personas se encuentran trabajando desde casa o cuidando a sus hijos, quienes también se encuentran en cuarentena debido a las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual mandó suspender las actividades de todos los centros educativos en todos los niveles. Ahora estando todos en casa es importante no confiarse y mantener las medidas de prevención activas. Esto significa que la higiene debe de ser un eje primordial en todo el hogar, principalmente en la cocina, el espacio común que todos habitan y en el que cualquier virus podría transmitirse con facilidad a través de los utensilios o alimentos. Por ello, a continuación, te presentamos una serie de consejos para cuidar la higiene de tu cocina y alimentos y así proteger a toda tu familia. Medidas de higiene para la persona que cocina Lávate las manos antes de comenzar a cocinar.Evita toser o estornudar sobre los alimentos.Si saliste a la calle, cámbiate y utiliza una muda de ropa limpia antes de ingresar a la cocina.Si tienes heridas en las manos o brazos, cúbrelas adecuadamente.Al terminar de cocinar, lava los trastes con guantes de goma que utilizarás únicamente para el área de cocina.Orden en las áreas de cocina Procura mantener tu despensa en un lugar fresco y ventilado, donde los alimentos se mantengan alejados de la luz y de las fuentes de calor, idealmente a 17ºC.Lava tu refrigerador con agua y con jabón antes de meter nuevos alimentos, preferentemente cada semana. Tira aquellos que ya se encuentren en mal estado y no olvides limpiar a profundidad cada fin de mes.Destina un área especial para la basura donde puedas guardar más de un bote que te permita separar los desechos, este lugar debe estar lejos de los alimentos y del refrigerador. Idealmente debes sacar la basura cada 3 días o menos, dependiendo del llenado de tus botes. No olvides lavar tus manos después de hacerlo.Limpia la estufa y fregadero cada que termines de cocinar. Independientemente si quedaron manchas o residuos de comida, es importante lavar dichas áreas para evitar la proliferación de microorganismos.Aseo en los utensilios Utiliza un trapo para cada uso, por ejemplo, uno para limpiar las superficies, otro para secar los trastes y uno más para secarse las manos. Recuerda que debes lavarlos con jabón, un poco de vinagre y bicarbonato de sodio y de preferencia secarlos al sol después de utilizarlos.La esponja con la que se tallan los trastes debe permanecer en un lugar seco después de haberla usado.Los utensilios como cuchillos, pala, ralladores o peladores deben ser de acero inoxidable o de otros materiales lisos e impermeables. Si son de otros materiales, remójalos en agua 10 minutos antes de lavarlos con jabón.Es preferible que las tablas para cortar los alimentos crudos sean de poliuretano, ya que las de madera contienen poros que propician la acumulación de gérmenes. Lávalas con agua, jabón y un cepillo de cerdas gruesas.Limpieza de los alimentos Lava y desinfecta con jabón o microbicida hierbas, frutas y verduras antes de cocinarlas.Utiliza ingredientes frescos, especialmente si se trata de carne roja, mariscos y pescado.Cocina la carne cruda en seguida, de lo contrario, congélala para evitar que se eche a perder.Evita ingerir comida recalentada, puesto que además de arriesgarte a comerla en mal estado, también pierde sus nutrientes.¿Le sumarías alguna otra acción a esta lista?
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
Cuántas veces has llegado a tu taquería de confianza y piensas ¿cómo se armará un buen trompo al pastor?, ¿cuál es la clave para que la tortilla no se rompa? o ¿cuál será el secreto del “güero” para preparar la salsa que te hace sudar más que un día caluroso?Si te has hecho estas preguntas más de una vez, nosotros nos dimos a la tarea de buscar las respuestas en #Metate, el Festival de Tacos al que todo mexicano debió asistir un domingo en familia. Y claro, comprometidos con nuestra labor, encontramos los mejores talleres para ayudarte a ser el mejor taquero de tu familia. Esto es lo que aprendimos en Taller Mundet, una serie de 4 talleres que nos dejaron valiosos aprendizajes: Cómo hacer un buen trompo al pastor (Artesano del Pastor) La clave es, sin dudarlo, crear cuadros perfectos, que queden acomodados y muy compactos. Debes colocarlos en forma de torre y cuando termines, darle forma al trompo con un cuchillo bien afilado. Un gran tip es cortar dos cebollas de los extremos, para que queden parejas y sean un buen soporte. ¿Sabías que necesitas aproximadamente 5 kg de carne para preparar 100 tacos? Además, para que esté bien servido debes calcular entre 40 o 60 gramos por porción. El arte de la mejor tortilla (La Tortillería) Este taller no sólo fue sencillo, sino muy preciso, ya que, aunque no lo crean, cualquier movimiento errado puede arruinar una tortilla. Los cálculos básicos indican que para hacer 18 tortillas caseras necesitarías 2 tazas de harina, 300 mililitros de agua, dos pizcas de sal y amasar hasta lograr una masita homogénea. Claro, no olvides que la maquinita clásica para hacer tortillas con su respectiva bolsita de plástico es fundamental. El secreto de las salsas (Salsa con esfuerzo) Una buena salsa martajada necesita orden, ¿la razón? Porque agregar en desorden los ingredientes, le dejaría acidez innecesaria y consistencia equivocada. Así que procura revisar los siguientes pasos: asar todos los ingredientes, comenzando por el ajo y terminando por el cilantro. Martajar todo en un molcajete previamente curado con arroz y claro, añadir suficiente sal. Un gran tip para esto es, sin duda, que ases los tomates a la perfección, ya que esto elimina acidez. ¿Sabías que para medio litro de salsa necesitas 2 jitomates, 2 tomates, 1 chile serrano, 1 chile cuaresmeño, una mitad de cebolla y una rama de cilantro?Todo sobre la cocción de la carne (Asado Perfecto) Si cada que escuchas “se va a armar la carnita asada” piensas en que se te puede quemar, en este taller aprendimos que, sin lugar a duda, con fuego no se juega. Y es que lo más importante es seguir las instrucciones que te daremos a continuación y así nada podrá salir mal: asegúrate de mantener el fuego en buen nivel en un asador con tapa. Coloca los vegetales en las orillas de la parrilla para que su cocción sea lenta. Usa carne de res o cerdo, que deberás poner en el punto más caliente de tu parrilla. Si cocinarás carne adobada, mantén vigilado el fuego, ya que es más fácil que se queme por el adobo con el que está marinada. ¿Dónde aprendimos todos estos secretos? En METATE, el primer Festival de tacos de la CDMX, organizado por Coca-Cola y Mundet y en el que reunieron a 50 de las mejores taquerías del país. Este Festival no sólo fue original y para toda la familia, sino que las secciones de tacos estuvieron divididas en minibarrios con nombres especiales: La avenida principal, El barrio Costeño, Tianguis, El barrio Norteño, El barrio Nocturno, Callejón del Pastor y Mercado.Con suerte, el próximo año se repite y si te lo perdiste, tendrás la oportunidad de vivir todo lo que más te apasiona de una de las comidas favoritas de los mexicanos: los tacos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD