El Laurel y sus Beneficios en la Cocina
Dietas y Nutrición

El Laurel y sus Beneficios en la Cocina

Por Kiwilimón - Marzo 2012
El laurel es conocido por ser un árbol de follaje persistente de color verde oscuro, con tendencia a formar tupidos matorrales y que puede alcanzar una altura de casi 10 metros. Sus hojas se conocen perfectamente por ser las que coronaban a los triunfadores, emperadores, héroes y poetas. Hoy en día, su uso es mucho más amplio y en las recetas desempeña un papel importante. Se emplea con las carnes como la ternera, tanto asados como guisados, con los pescados cocidos y, sobre todo, en escabeche, dando un sabor delicado a los mariscos. También se emplea en sopas de pollo, verduras y en los consomés. Además da un rico sabor a las salsas de tomate y a las verduras en las que se empleen alcachofas, col y zanahoria. No obstante, se puede ampliar su uso a voluntad, ya que acompaña a todo tipo de guisos, especialmente lentejas, chícharos, garbanzos, etc. De sus propiedades medicinales, cabe señalar que se utiliza contra la tos, las palpitaciones, los dolores de estómago y los vómitos. Es muy bueno para los inapetentes y para los que tardan en hacer la digestión, por lo que conviene emplearlo en los guisos o bien como infusión de dos hojas de laurel después de las comidas. Receta de cocina Pollo al Laurel Rico pollo con toque de vino. Muy bueno para una cena especial con los amigos o familiares.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los vinos de postre son el secreto mejor guardado del vino. Tienen una personalidad única y métodos muy particulares de elaboración. Conoce los tres vinos de postre y sus características: Ice Wine Es un vino hecho de uva congelada con una fuerte concentración de azúcar. La técnica para conseguir esta uva consiste en dejarla sobre madurar y cosecharla hasta que se produce la primera helada. Cuando la uva se hiela, el agua se expande y rompe su hollejo. Así, se pierde más agua y el azúcar está más concentrada.Los vinos de hielo son de una extraordinaria riqueza aromática gracias a su concentración y tiene una acidez fuera de lo común. Son frescos, de cuerpo medio alto, con final largo y persistente. La sommelier Tere Delgado recomienda tomarlos entre los 8 y los 10ºC, preferentemente jóvenes y acompañarlos con helados, mousses y cheesecakes, en la parte dulce, así como con quesos añejos de sabores intensos. Son vinos caros debido a su proceso de elaboración, se necesitan de 4 a 5 veces más uvas que para un vino normal y son de vendimia manual.Botrytis Cinerea Es un hongo que le da a los vegetales, flores y frutas, pero que en la uva resulta en algo beneficioso para el vino. Este hongo lo que hace es intensificar el dulzor de la uva al deshidratarlas. Su mosto es más viscoso y dulce, con un toque de cera de miel de abeja y jengibre.Cosecha tardíaSon vinos dulces que se producen dejando la uva durante más tiempo en la planta para que se comience a deshidratar y de esta forma quede concentrada su azúcar.Estos vinos tienen tanta cantidad de azúcar que las levaduras utilizadas durante su fermentación no logran transformarla toda en alcohol.Generalmente para su producción suelen usarse uvas blancas, sin embargo también puede realizarse con las tintas. Son mucho más espesos que los vinos blancos comunes. Su color es casi siempre de un intenso tono dorado. Sus aromas, si bien dependen de cada cepa, tienden a lo floral y lo frutal.Generalmente los vinos de cosecha tardía son un poco más costosos que los otros vinos dulces, esto es porque se necesita más cantidad de uva para producir un litro de vino. Aproximadamente lo que eran 1,000 kg de uva en su momento ideal de cosecha se reducen 550 kg después de la sobre maduración, los cuales después del prensado solo producen 300 litros de vino dulce. Estos son mucho más espesos que cualquier vino común.Fuente: Tere Delgado, sommelier de Vinos y Maz Club 
Sentir el cabello seco, áspero o con mucho frizz puede requerir formas especiales para acondicionarlo y recuperar su suavidad y docilidad, pero si sientes que ya has probado de todo, quizá estos acondicionadores con ingredientes naturales pueden ser lo que necesites.Usar un buen acondicionador es uno de los pasos indispensables para cuando tienes un frizz incontrolable, una textura áspera y las puntas abiertas. Acondicionar el cabello es un proceso que ayuda a mantenerlo hidratado, le provee suavidad y ayuda con el frizz. Sin embargo, puede que tu cabello esté poco saludable debido a los acondicionadores cargados de químicos y su uso prolongado. La buena noticia es que hay ingredientes naturales que actúan como acondicionadores increíbles y que seguramente tienes en la cocina, por ejemplo, el agua de arroz tiene beneficios para el cabello largo, un enjuague hecho con albahaca y romero fortalece el pelo y la leche de coco lo hidrata, así que, sin duda, podrás hacer fácilmente tu propio acondicionador natural en casa.Plátano con mielMezcla un plátano con tres cucharadas de miel, tres cucharadas de leche, tres cucharadas de aceite de oliva y un huevo, hasta que tenga la consistencia de una pasta. Aplícala sobre el cabello y déjala reposar durante 15 a 30 minutos y luego enjuágala.El plátano es uno de los mejores acondicionadores para el cabello pues tiene beneficios para el cabello dañado y funciona de maravilla para las personas con cabello áspero y encrespado.Vinagre de manzana Mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana con una cucharada de miel y dos tazas de agua en un recipiente. Después de que hayas lavado tu cabello con champú, vierte esta solución en las puntas del cabello y evita ponerla en el cuero cabelludo. Este acondicionador no necesita que lo enjuagues.Recuerda que agregar agua es un paso fundamental para diluir el vinagre y que el ácido acético ayuda a suavizar el cabello.Aceite de coco y agua de rosasMezcla una cucharada de aceite de coco con una cucharada de miel, una cucharada de jugo de limón, dos cucharadas de leche cuajada y una cucharadita de agua de rosas. Aplica la mezcla sobre tu cabello lavado y déjalo actuar de 10 a 15 minutos, luego enjuaga con agua.Foto de Tara Winstead en PexelsEl aceite de coco no sólo ayuda a que el cabello se vuelva suave y liso, sino que también ayuda a que crezca más largo y grueso. Los minerales esenciales y los ácidos grasos del aceite de coco además nutren bien el cuero cabelludo.Recuerda que el acondicionador siempre se usa en las puntas del cabello y que si usas ingredientes de calidad, por ejemplo, aceite de coco orgánico, tendrás mejores resultados.*Foto de portada de Dana Tentis en Pexels
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD