El melón en tus recetas y tu salud

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  El melón es una excelente fuente de vitaminas, en particular de provitamina A (caroteno), de oligoelementos y fibras. El melón es una fruta particularmente refrescante a causa de su alto contenido en agua (90%). Su aporte calórico no es muy elevado: un promedio de 35 a 40 calorías por cada 100g, según su índice de azúcar que puede variar del 6 al 14% pero que muy a menudo se sitúa alrededor del 10 o 12%.
¿Su principal ventaja? Es muy rico en provitamina A (betacaroteno), lo que le otorga virtudes antioxidantes.
Tipos de melones - Melón cantalupo: una de las variedades más cultivadas y muy dulce. - Melón galia: melón de corteza amarilla, pulpa verde claro, perfumado y dulce. - Melón de invierno: melón amarillo o verde de pulpa blanca, amarilla o verde claro. No es muy dulce ni muy oloroso. - Gran melón amarillo: ovalado, de corteza amarilla y pulpa blanca rosada o amarillo claro. Es muy jugoso pero algo insulso. Cómo comprar melón en el supermercado Elige un melón cuyo pedúnculo esté empezando a despegarse: esto significa que el melón ha alcanzado su estado óptimo de maduración. El melón debe también ser pesado y oler bien, particularmente alrededor del pedúnculo. Para conservarlo, debes mantenerlo a temperatura ambiente si aún no está maduro o dentro del refrigerador, en el compartimiento de verduras, envuelto en un film, si ya ha alcanzado la madurez necesaria. Bondades El melón es una fuente importante de vitamina C, nos aporta unos 25mg de esta por cada 100g. La vitamina C es necesaria para la producción de colágeno y la cicatrización, y es también un buen antioxidante. Dicha fruta contiene también vitaminas del grupo B pero en menor cantidad. ¿Y en cuanto a los oligoelementos? El melón es rico en potasio, con una tasa elevada de 300mg por cada 100g, lo que favorece la estimulación de la diuresis y la eliminación de agua. De manera más secundaria, nos aporta también magnesio, calcio, hierro, zinc, cobre, manganeso, iodo, etc. Todas las variedades de melón aportan estas vitaminas y minerales. Los melones de corteza naranja son también buenas fuentes de bioflavonoides y otros pigmentos vegetales que ayudan a prevenir algunos cánceres y enfermedades cardiovasculares. Hay que destacar finalmente, que el melón aporta fibras eficaces para el buen funcionamiento de los intestinos. Recetas de cocina recomendadas con melón: - Prosciutto con melón - Pastel de Melón - Bolitas de Melón con Jamon Serrano - Pechugas con Mostaza y Melón
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Olvídate de los olores desagradables en tu cocina. Con estos tips puedes deshacerte del mal olor en tu refrigerador. Te decimos qué hacer si el refrigerador huele mal.Limpia cada rincón de tu refrigerador. Aunque es más que obvio, es importante recalcar en la necesidad de hacerlo, por lo menos una vez cada tres meses. Vacía todo tu refri y desconéctalo para que no gastes electricidad (porque la puerta estará abierta por un buen rato). Recuerda limpiar los cajones y la estantería, así como las paredes y las puertas.Recurre a limpiadores naturales.Aunque el desengrasante o desinfectante que usas para limpiar tu cocina puede servir, te recomendamos usar limpiadores hechos a base de ingredientes naturales en el caso del refrigerador. La combinación de bicarbonato de sodio, vinagre y jugo de limón es genial para limpiar y eliminar olores.Coloca ingredientes que absorban los olores.Si después de limpiarlo súper bien el refrigerador sigue oliendo un poco extraño, puedes recurrir a algunos de estos remedios. En una bandeja para galletas espolvorea una caja de bicarbonato de sodio y colócala dentro de tu refri. También puedes poner un bowl con café molido o pedazos de carbón vegetal.Refresca tu refrigerador de manera natural.Una manera muy sencilla de mantener tu refrigerador oliendo rico es colocar un limón (o algún otro cítrico) partido por la mitad dentro de uno de los estantes. Otra opción es colocar bolitas de algodón empapadas en esencia de vainilla. Cualquiera de las dos alternativas dejará un olor delicioso en tu refrigerador.Ajusta la temperatura de tu refrigerador.Muchas veces los malos olores son ocasionados por la descomposición temprana de los alimentos. Esto puede evitarse si se mantiene el refrigerador a una temperatura de entre 3 y 4.4° C.Para que tu refrigerador siempre huela bien, recuerda:Guardar tus alimentos preparados dentro de contenedores con tapa.Revisar frecuentemente la fecha de caducidad de tus alimentos.Limpiar inmediatamente cualquier líquido que se derrame.No dejar alimentos con olores fuertes directamente sobre los estantes.Mantener en el congelador carnes hasta que las vayas a usar. 
Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.No puedes comer pescado.Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo. El consumo de alcohol está prohibido.Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.Debes dejar de beber té y café.La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.Los quesos pueden hacerle daño al bebé.Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.No debes comer huevo durante el embarazo.Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela. Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.
Congelar tu comida puede cambiarte la vida. Eso es cierto. Sin embargo, hay algunos alimentos que no debes guardar en el congelador porque podrías afectar su consistencia. Conoce cuál es la comida que debes mantener fuera del congelador.Verduras verdesLa lechuga, kale, apio, espinaca pierden su natural textura crujiente cuando se almacenan en el congelador. Por si fuera poco, su sabor también pierde mucha intensidad cuando las hojas verdes son sometidas a temperaturas bajo cero. Además, como algunas tienen grandes cantidades de agua, pasan por el temido efecto de qudar "quemados"; que quiere decir que su consistencia se volverá un poco arrugada y escurrirán demasiado. Algunos lácteosLa leche, el queso suave, el yogurt y la crema jamás deben congelarse. Y la razón es muy sencilla. La grasa presente en estos alimentos tiende a separarse cuando se congela, entonces al entrar en temperatura ambiente el resultado es una sustancia un tanto desagradable. Aunque puedes usar los lácteos descongelados para cocinar, te aseguramos que no se te antojará comerlos solos.  Alimentos fritosLas papas a la francesa o el pollo frito jamás deben meterse al congelador. Las bajas temperaturas hacen que la textura crujiente se convierta en una consistencia suave y aguada. Además, este proceso hace que el aceite se impregne aún más en los alimentos, por lo que será más difícil quitar el exceso de grasa con toallas de papel.HuevosUn gran error que se comete muy seguido es el congelar los huevos cuando están aún dentro del cascarón. Recuerda que los líquidos se expanden al congelarse, por lo que los huevos pueden explotar y estar expuestos a las bacterias. En caso de que necesites guardar huevos en el congelador, rómpelos y ponlos dentro de recipientes herméticos.PapasAl igual que las hojas verdes, las papas pierden mucha textura cuando se congelan. Si quieres preparar papas fritas, nunca las congelen antes de hacerlas. En caso de que vayas a hacer sopas o caldos, no importa mucho el cambio en la consistencia de las papas.Frutas y verduras crudasEl alto contenido de líquido que tienen las frutas y verduras sin cocer hace que sean alimentos prácticamente prohibidos en el congelador. Solamente te recomendamos que congeles las frutas cuando vayas a preparar un licuado o un smoothie.Arroz y pasta No arruines un delicioso plato de arroz o pasta al guardarlo en el congelador. A menos que quieras recalentar un platillo de consistencia aguada, mejor mantén alejados el arroz y la pasta de esta parte del refrigerador.Estas recetas te podrían interesar:Pasta cremosa al cilantroPescado con papas a la cremaPapa al horno con champiñones Deliciosos huevos divorciados
Este año la Cuaresma se celebrará desde marzo hasta el 18 de abril. Para evitar que las tradiciones y festejos típicos de esta época del año afecten tu bolsillo, te sugerimos poner en práctica estos tips. Aplicando estas recomendaciones en tu vida diaria podrás disfrutar de la Cuaresma mientras ahorras.Sal de lo tradicional: Sabemos que de acuerdo a la costumbre católica en estas fechas no se debe comer carne, pero también es cierto que los pescados y mariscos suelen subir considerablemente de precio en estas fechas. Si de plano ves que no te alcanza para preparar un platillo con pescado, mejor opta por una receta vegetariana.  Aquí te damos algunas opciones:Ensalada de Haba con HuevoCalabacitas Rellenas de Rajas con Queso Panela en Salsa de EloteEnchiladas de Nopales bajas en CarbohidratosAprovecha al máximo tus ingredientes: Cuando estás tratando de economizar está completamente prohibido desperdiciar. Eso significa que si vas a preparar un platillo debes usar absolutamente todos los ingredientes por completo. Nada de tirar la piel o solo utilizar una parte de la pulpa.Haz un menú estacional:Aprovecha todas las frutas y verduras de temporada y prepara recetas con estas. Las espinacas, los nopales, los pepinos, las mandarinas, los mangos, las sandías y los melones estarán frescos y a un menor precio durante marzo y abril. Si no se te ocurre qué preparar con estos ingredientes, estas recetas pueden darte una idea:Mangos locosTostadas de Champiñones con NopalesEnfrijoladas de Claras rellenas de NopalesUsa lo que tengas en tu alacena:Antes de que salgas corriendo al súper mercado a comprar comida, échate un clavado entre los estantes de tu alacena. Seguramente te encontrarás con algunos ingredientes olvidados que pueden ayudarte a armar un buen menú. Los elotes desgranados, el atún en lata, los pimientos y las frutas en almíbar tienen mucho potencial, solo hace falta un poco de creatividad para convertirlos en platillos especiales para Cuaresma.Transforma tus recetas favoritasSustituye algunos ingredientes de tus recetas favoritas para convertirlas en platillos económicos y aptos para la Cuaresma. ¿Necesitas algo de inspiración? ¿Qué te parece esta receta de Chile Relleno de Atún a la Mexicana?Sigue al pendiente de nuestras REDES SOCIALES para conocer más recetas económicas para esta Cuaresma.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD