¿El mindfulness eating funciona para bajar de peso?
Dietas y Nutrición

¿El mindfulness eating funciona para bajar de peso?

Por Eloísa Carmona - Junio 2020
El mindfulness se ha vuelto famoso en la actualidad, pues es una forma de mantenerse enfocada en el presente. Esta práctica por lo general va acompañada de la meditación, con el fin desarrollar consciencia por el mundo que nos rodea.

Así, el mindfulness ha mostrado ser una buena herramienta para combatir la ansiedad y el estrés, por ejemplo, dos factores que pueden llegar a influir en nuestros hábitos alimenticios, por lo que el mindfulness ha llegado hasta la comida como mindfulness eating o alimentación consciente.

También te puede interesar leer Afirmaciones sobre la pérdida de peso que no deberías creer

¿Qué es el mindfulness eating?

La alimentación consciente es una técnica que te ayuda a controlar tus hábitos alimenticios. Aunque se han realizado pocos estudios, se ha demostrado que promueve la pérdida de peso, reduce los atracones y ayuda a sentirse mejor.

El mindfulness eating consiste en utilizar la atención plena para alcanzar un estado de atención total a tus experiencias, antojos y señales físicas al comer.



Lee también Consejos de una nutrióloga para no preocuparse por subir de peso en la cuarentena

Fundamentalmente, la alimentación consciente implica:

  • Comer despacio y sin distracciones
  • Advertir las señales de hambre física y comer solo hasta que estés lleno
  • Distinguir entre el hambre verdadera y los desencadenantes no relacionados con el hambre
  • Activar los sentidos y notar colores, olores, sonidos, texturas y sabores
  • Aprender a lidiar con la culpa y la ansiedad por la comida
  • Comer para mantener la salud y el bienestar en general
  • Notar los efectos de la comida en los sentimientos y la figura
  • Apreciar la comida
En la práctica, esto te permitirá reemplazar los pensamientos y reacciones automáticos con respuestas más conscientes y saludables.

¿La alimentación consciente funciona para bajar de peso?

Varios estudios concuerdan en que la alimentación consciente ayuda cambiar las conductas alimentarias y a reducir el estrés, por lo que puede funcionar para perder peso.

Esto está en gran parte relacionado con el hecho de que el estrés sí afecta en los hábitos alimenticios, pues se ha observado que cuando las personas están estresadas, pueden comer de manera inapropiada. Por otra parte, si eso les hace aumentar de peso, eso puede causar aún más estrés, así que es como un círculo vicioso.

Sin embargo, a pesar de que el mindfulness “puede ayudar a prevenir problemas psicológicos” y “podría ser de ayuda para el funcionamiento mental y el bienestar generales”, de acuerdo con una investigación de El País, aún faltan más estudios y mediciones neurobilógicas y conductuales más objetivas, para comprobar que realmente funciona, ya sea al comer o en cualquier otro ámbito en el que se enfoque la práctica.

No olvides que cuando se trata de cambios en tu alimentación, siempre debes consultar a un experto para que te guíe y te ayude a encontrar el plan especializado para ti y tu cuerpo.


Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Agradecer es uno de los actos más elevados de la existencia. El poder que esconde esta sencilla acción es magia pura: nos conecta con las frecuencias divinas, con el don creador que manifiesta y le da boost a lo que agradecemos. Esto a colación de que estamos a una semana de la celebración más relevante para los norteamericanos, el Thanksgiving (los canadienses también la celebran, pero en otra fecha). Esta fiesta no tiene un día fijo en el calendario, sino que sucede el cuarto jueves de cada noviembre y, aunque conmemora un hecho histórico cuya veracidad sigue generando debates, agradecer es un acto universal y amoroso, cercano a todas las culturas.Según Philip David, hotelero y restaurantero americano residente en México, el Día de Acción de Gracias comenzó en Plymouth, Massachusetts, con los peregrinos llegados de Inglaterra, quienes al haber enfrentado escasez de alimento agradecieron la primera cosecha. Su fruto y la benevolencia de los indios wampanoag asentados en el área hicieron posible la supervivencia en el duro invierno. El Día de Acción de Gracias quedó como una celebración importante en la religión protestante y en la cultura anglosajona en general, pero se convirtió en una fiesta nacional en 1789, por iniciativa de George Washington. “Algo que no se tiene claro es que el Thanksgiving no es una fecha de consumismo –como la Navidad– sino de estar y permanecer en familia. La familia es lo importante en este día”. Es con ella y alrededor de la mesa que desfilan platos como el puré de camote, la ensalada con nueces y arándanos, el pay de nuez o el de manzana. El pavo es imprescindible. Sobre el porqué se celebra con esta proteína existe todo tipo de teorías. El guajolote es originario de Norteamérica y se cree que, con esta ave, otrora salvaje, y con ternera, se celebró en aquella primera ocasión. La familia, la comida y el agradecimiento, ¿acaso hay una mejor celebración?¿Por qué es tan bueno agradecer?Gabriel Ángel, facilitador de sanación cuántica, dice que “cuando agradeces, aumentas tus frecuencias y esto genera cambios celulares positivos en el organismo. Nuestros ancestros estaban conectados a la Tierra. Ellos agradecían todo lo que podían porque entendían que este acto era una especie de retribución al universo, a Dios, a la fuente creadora, por todo lo que recibían”.Mirar en conciencia lo que nos rodea nos hace desmenuzar su magnificencia. Cuando somos capaces de hacerlo, el agradecimiento viene con facilidad y valoramos a las personas con quienes compartimos camino, lo que hacemos, lo que somos, lo que tenemos, los frutos de nuestro trabajo y, claro, las cosechas. Hay un regalo en todo, si sabemos verlo. En esta sintonía muere el miedo a dejar de poseer porque no existen límites en la abundancia del universo. “El sistema divino es un sistema; tiene sus propias reglas, sus propias leyes. En el agradecimiento te conectas con esas leyes, con la divinidad y eso claro que genera resultados: te conviertes en una herramienta de manifestación”, asevera Gabriel Ángel. El agradecimiento que se comparte en la mesa, por ejemplo, como en el Thanksgiving, no se exime de dicho encanto. Gabriel Ángel explica que hay que agradecer el ser y el estar, el cómo llegaron nuestros alimentos a la mesa y por quienes la rodean; por la providencia que generó el momento en una maquinación perfecta. Luego lo que queda es conectarnos con el gozo en cada cucharada, cada bocado.Yo particularmente celebro la conexión que genera el dar gracias con la esperanza, con el aquí y el ahora, con la alegría de vivir. Para Gabriel Ángel, lo importante es ir hacia el corazón y apreciar. "Hay que pagar con amor lo que se recibe: agradecer es una faceta más de la energía del amor". En agradecer estar el recibir: el Día de Acción de Gracias es la oportunidad que tenemos para que, a través de la unión familiar, de la comida rica, de sabernos bendecidos, alegremos nuestro corazón para recibir más. Si ya se te antojó ponerte en la sintonía te dejo un menú delicioso que podrás compartir en familia:Pechuga de pavo con salsa de frutos rojos como plato fuerteRelleno de pavo para acompañarPuré de papa con jamón como guarnición clásicaPay de nuez o cheesecake de calabaza como postre
El vino es la estrella de las celebraciones. Es una historia líquida embotellada que nos permite saborear el terruño, tipicidad y la tradición de una región vitivinícola, la cual complementa a la perfección la experiencia gastronómica de festejar en la mesa con nuestros seres queridos. Para este Thanksgiving, les proponemos acompañar sus banquetes de celebración con cinco vinos excepcionales, que son parte del portafolio de D’Otto Wine, un distribuidor mexicano que lleva más de veinte años promoviendo el consumo del vino en México y que representa a 43 bodegas de diferentes regiones del mundo. La filosofía de Otto es “Crear experiencias alrededor del vino. Las bodegas que representó son la sumatoria de una vida dedicada a esta maravillosa industria, además, son proyectos de todo el mundo que los amantes del vino deberían conocer. Por eso, este 2021 organicé la primera edición del D’Otto Fest, festival en el que estuvieron presentes 18 de las bodegas con las que trabajamos, para que las personas pudieran conocer los vinos de la mano de los mismos propietarios y enólogos que los elaboran. Esa es nuestra principal característica: trato personalizado con toda la cadena que está detrás de las mejores etiquetas del mundo y con nuestro consumidor final”. Estas son las cinco etiquetas de vinos que te recomendamos para celebrar Thanksgiving con sabores mexicanos: Pinot Gris de Alexana Winery La bodega fue fundada por un cardiólogo de la India que decidió seguir su pasión hasta Willamette Valley, Oregon, para producir vinos en un terroir único en el mundo, pues cuenta con 18 tipos de suelos diferentes. Para hacer este vino blanco, se clasifica a mano dos veces y el jugo se extrae de todo el racimo. Después, fermentan el jugo por completo y dejan que el vino terminado se asiente sobre las lías, mientras lo remueven cada dos semanas para extraer más sabor y textura. En boca, es un vino de sabores ricos y redondos con notas de melón y cítricos. Acompaña este vino con un sabroso pollo adobado relleno. Horizonte de Exopto Exopto viene del latín y significa “desear fuertemente”. Esa filosofía inspiró a Tom Puyaubert, en el 2003, para recuperar y valorizar viñas viejas en las laderas de la Sierra Cantabria y del Monte Yerga, dentro de la  D.O.Ca Rioja. Durante este tiempo su trabajo ha sido elaborar vinos artesanalmente para confeccionar etiquetas auténticas, honestas y sorprendentes. Te invitamos a acompañar esta celebración con Horizonte Tinto, el primer vino creado en la bodega, elaborado a base de Tempranillo (80%), variedad insignia de Rioja, con Garnacha y Graciano, junto con el platillo estelar de la temporada: un pavo, pero ¡al pastor! Descubre aquí la receta. Sangarida Godello de Attis Bodegas & Viñedos Ubicados en el corazón del Val do Salnés, dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, una zona abrazada por el Atlántico, nace este vino de la uva Godello, ¡único en el mundo! En Bierzo, esta variedad sólo representa el 4% de la producción que se cultiva. Y esta bodega lo produce con excelencia, con la sabiduría heredada de tres generaciones al servicio de la vid; es fresco, irreverente y memorable. Pruébalo con estos mini elotitos de mayonesa con tocino. Plan di Nova de Il Borro Wines¿Te imaginas una vinícola con orígenes medievales? A 20 minutos de Florencia, encontrarás este edén histórico que perteneció a las familias más poderosas de la Toscana y que en 1993 compró la familia Ferragamo para producir vinos de la más alta calidad y con certificación orgánica (desde 2015). Tienen mil hectáreas dedicadas a los viñedos y cuentan con un increíble pueblo medieval reconstruido para visitarlo con la familia. Tienes que probar Plan di Nova, elaborado con las uvas Siray (75%) y Sangiovese (25%), es floral y especiado en nariz, con una acidez perfecta en boca, redondo y muy bien balanceado. Acompáñalo con una tabla de quesos o con tu carne favorita para el Thanksgiving. Corral de Campanas de Quinta la Quietud En el municipio de Toro se encuentra esta vid con concepto ecologista con uvas 100% de viñedos propios. Este vino Tinta de Toro 100% tiene una fermentación natural espontánea sin sulfitos añadidos, lo que lo hace muy profundo, de un color púrpura, con aroma intenso de fruta roja, notas balsámicas y especiadas. En boca, es fresco y combina perfecto con esta pechuga de pavo con salsa de arándanos. ¡Comparte con nosotros cómo celebrarás tu Thanksgiving y con qué vinos lo acompañaras! 
Llegó la temporada de otoño y con ella también arrancan las festividades de cierre del año en Norteamérica, empezando por el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day.Esta celebración es una variante de los festivales que se observan alrededor del mundo con motivo de la cosecha. El primer Día de Acción de Gracias se remonta a un banquete entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los wampanoag que tuvo lugar en 1621. La tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra, sin embargo, no fue hasta 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual.El Thanksgiving Day se celebra el cuarto jueves de noviembre en los Estados Unidos y está catalogada como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias.La cena se caracteriza por una serie de platillos reconfortantes y especiados, entre los que destacan el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y el característico pavo acompañado de gravy y de su relleno. Sin lugar a dudas, el pavo es el platillo que protagoniza la cena de Acción de Gracias, pues un Thanksgiving sin un pavo al centro de la mesa es prácticamente inconcebible. Pero lo que muy pocas personas saben es que esta ave tuvo su origen en lo que hoy es México.El guajolote, el primer animal domesticado en el México PrehispánicoDe acuerdo con el artículo titulado “Origen y dispersión del guajolote doméstico en Mesoamérica. Una conjunción de factores ambientales y culturales”, el guajolote fue el primer animal que entró en un esquema de domesticación en el México prehispánico. Los académicos señalan que los bosques de pino y encino de la cuenca de México fueron el primer hábitat de la subespecie M. Gallopavo, el guajolote silvestre del que derivó la forma doméstica.Existen registros de guajolotes domésticos en la Cuenca de México—al sur de la altiplanicie mexicana y en el borde de los bosques de pino y encino—, sin embargo, los restos más antiguos de guajolotes se encontraron en ofrendas funerarias prehispánicas de 1200 y 500 A.C. Diferentes investigaciones apuntan que el pavo fue llevado a España después de la conquista y de ahí se diseminó por toda Europa. Un par de siglos más tarde—y después de haber sido seleccionado genéticamente hasta convertirlo en la especie que conocemos actualmente—los peregrinos que emigraron de Inglaterra llevaron el pavo de regreso al continente americano.Hoy en día el pavo engalana millones de mesas alrededor del mundo durante el Día de Acción de Gracias y Navidad. 
Las cifras no dejan lugar a dudas. La Organización Mundial de la Salud reporta que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muertes en el mundo y, según sus estimaciones, se cobran alrededor de 17,9 millones de vidas cada año. Quedarnos cruzados de brazos es imperdonable si consideramos que un gran porcentaje de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir. Basta con que pongamos en práctica una serie de hábitos saludables—hacer ejercicio, bajar de peso y llevar una alimentación sana—para cuidar nuestro corazón.Al consumir sal, azucares y grasas en exceso, los niveles de colesterol aumentan, las arterias se estrechan por el exceso de placa y la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o una enfermedad cerebrovascular incrementa, es por eso que mantener niveles bajos de colesterol malo (LDL o lipoproteínas de baja densidad) es muy importante y debe ser una prioridad al comenzar a cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable. Cinco tipos de alimentos que debes evitar si tienes el colesterol altoDe acuerdo con las especialistas de la sección Te Cuida de kiwilimón, podemos cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable, pues la base de nuestra salud está en cómo nos alimentamos. Las especialistas nos compartieron algunas recomendaciones generales para que comiences a cuidar de tu corazón desde la alimentación: 1. Reducir el consumo de grasas en la alimentación, especialmente las grasas saturadas El consumo excesivo de grasas saturadas puede resultar en el aumento en los niveles de colesterol por lo que se recomienda evitar los aceites de coco, los aceites de palma, y los parcialmente hidrogenados. 2. Remover la piel de las aves y evitar vísceras El colesterol se encuentra en los productos de origen animal, por tanto, se recomienda remover la piel de las aves y evitar vísceras como menudo, hígado, riñones, etc. Aprende más sobre dieta y tratamiento para el colesterol alto (LDL) aquí. 3. Consumir grasas saludables altas en omega 3 Este tipo de grasas contribuyen al balance de los niveles de colesterol, triglicéridos y la presión arterial. Sin embargo, este tipo de ácidos grasos no son producidos de manera natural por nuestro cuerpo, por lo que se recomienda la ingesta de alimentos ricos en omega 3 tales como granos integrales, frutos del bosque, aguacate, pescados de aguas heladas (salmón, atún, pollo, arenque, trucha) o en su caso, a través de suplementos. 4. Limitar el consumo de sal El consumo excesivo de sodio causa retención de líquidos y aumento en la presión arterial, por lo que se recomienda evitar aquellos alimentos con un alto contenido de sodio (alimentos instantáneos, enlatados, ahumados, curados y embutidos). Por otro lado, se recomienda sustituir la sal por diferentes especias al cocinar. 5. Una buena hidratación El agua supone entre 50% y 70% de nuestra masa corporal, por lo que el buen funcionamiento de nuestros órganos depende de una buena hidratación. La clave está en beber un mínimo de agua al día, incluso aunque no tengamos sed, para asegurarnos de que nuestro organismo funcione correctamente.¿Es una dieta suficiente para tratar el colesterol alto? Aprende más aquí.Cuidar tu corazón a través de una alimentación saludable es mucho más fácil de lo que te imaginas, sólo es una cuestión de hábito. Las especialistas de Kiwi Te Cuida reunieron cuatro recetas bajas en grasas que son prácticas, económicas y muy sencillas para que comiences a alimentarte sanamente. Elige entre un rico arroz poblano de brócoli, unos deliciosos sopes de vegetales parrillados, un suculento salmón en salsa de jamaica y chile serrano o una fresca ensalada de melón con zanahoria. ¿Qué esperas para empezar a comer sano?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD