¿En qué consiste un buen snack?
Dietas y Nutrición

¿En qué consiste un buen snack?

Por Kiwilimón - Abril 2015
Para este punto de la vida ya todas sabemos que lo ideal para mantenernos saludables y en un peso adecuado es comer 5 veces al día, haciendo 3 comidas fuertes y 2 colaciones a medio día y media tarde. Pero ¿qué es una buena colación? ¿En qué consiste un buen snack? Para entenderlo bien fuimos con Jimena Padilla, Snack’s Nutritionist para Kellogs, para que nos explicara punto por punto lo que debemos considerar a la hora de elegir un buen snack. Las cualidades básicas de una colación es que sea de menos de 100 calorías, tenga poca grasa y sea nutritiva y rica en fibra. Esto considerando a una persona que hace poca o nula actividad física, si tenemos el sano hábito de movernos podemos consumir más calorías en cada snack. La función principal de esta comida es controlar el hambre para que, cuando llegue la hora de sentarnos a la mesa, no devoremos una porción mayor de la que deberíamos. Por eso es importante que nuestros snacks sean altos en fibra, para tener una mayor sensación de saciedad. Para mantener nuestro metabolismo activo debemos comer cada 4 horas, esto para controlar el hambre pero también para asegurar niveles de energía satisfactorios que nos permitan realizar todas nuestras actividades diarias. Jimena Padilla es Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos por de la Universidad Iberoamericana y tiene una trayectoria importante en el mundo de la nutrición, por lo que con toda seguridad puede decirnos que no hay números exactos que puedan aplicar a todos en el tema de las calorías y las porciones. “Depende mucho de la complexión y la salud de cada persona, de la actividad física que realice y la cantidad de calorías que necesite su cuerpo para funcionar. Todos somos diferentes, por eso no podemos decir con exactitud que alguien deba comer 1500 o 2000 calorías al día, esto son estimados para todos, para tener una medida sobre la cual basarnos, pero cada persona tiene un diagnóstico diferente”. Con esto en mente podemos arriesgarnos a hablar de porciones ideales. Una porción de 25 gramos puede brindarnos entre 100 y 150 calorías de algún alimento y eso se considera dentro de los estándares de un buen snack. Para Jimena, un buen snack es 1 yogurt, una barrita, 10 almendras o un mini brownie (como los de Special K que tienen 80 calorías y saben deliciosos), todo esto con menos de 100 calorías. “Es importante que todos consumamos alimentos de todos los grupos alimenticios. Necesitamos los carbohidratos para tener energía y para que nuestro cerebro funcione correctamente, sólo hay que elegir carbohidratos sanos y consumirlos en porciones adecuadas”.08 Un plato ideal (tomando en cuenta que cada cuerpo es diferente) consistiría en 1 puño de carbohidratos, 30 gramos de proteína y 30 gramos de algún cereal. Y una combinación similar pudieran tener los snacks que elijamos para mantenernos activas y sin hambre. “Busquen los carbohidratos que más fibra tengan, son los mejores para nuestro cuerpo. Y dejen de contar calorías… Se trata de hacer elecciones inteligentes y no de contar cada caloría que comamos. Está demostrado que las mujeres que piensan positivo tienen 12% más éxito que las que no y desde ahí empiezan las elecciones inteligentes”. Los pensamientos se convierten en acciones… elijamos los mejores en cada momento de nuestra vida, desde lo que comemos, para que todo se refleje en la forma en que nos vemos y nos sentimos. Ver articulo original.

Notas recomendadas

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
El café diario, la botella de agua, el antojo de media tarde, las propinas y demás gastos casi invisibles que diariamente se fugan de nuestras carteras están derrumbando tus finanzas personales, a pesar de que parecieran inofensivos.A estas pequeñas fugas de dinero se les denomina gastos hormiga, pues aunque son gastos menores, si los sumas pueden representar hasta más del 10 por ciento de tu salario. Lo peor de estos gastos hormiga es lo cotidiano que son, porque están siempre presentes en nuestra vida, a todas horas, y por eso es tan fácil gastar sin que nos demos cuenta.Para evitar estos gastos, aquí te proponemos estos tips para cuidar tu cartera.Identifica los gastosPara poder controlarnos, es necesario identificar cuáles son los gastos y seleccionar aquellos de los que podemos prescindir. Haz una lista de todo lo que gastas diariamente y reflexiona si es algo vital para tu día a día o no. Anota todo lo que recibes y gastasUna vez que hayas identificado los gastos fijos, te sugerimos que lleves un control estricto de tu presupuesto, tanto de lo que recibes, como de lo que gastas, así no darás pie a que haya “lagunas” y siempre tendrás tus cuentas claras. Existen varias apps en las que puedes llevar el control de tus finanzas, lo mejor es que seas disciplinada en hacer todos tus registros y te sorprenderás de los resultados. Ponte una meta de ahorroSiempre hemos sabido que es muy importante ahorrar, pero a veces es difícil hacerlo. Seamos sinceros, estamos acostumbrados a ahorrar únicamente lo que nos “sobra”, pero lo ideal es que una vez que recibas una entrada de dinero, destines una parte hacia el ahorro, así lo verás como algo fijo. Organiza y prepara tus comidasUna vez que hayas identificado tus egresos, te darás cuenta de que en lo que más gastas es comer fuera de casa. Organizar y preparar tus comidas no sólo te ayudará a evitar fugas de dinero, además te asegurarás de estar recibiendo alimentos de calidad y de comer más sano. Mide tus antojos Este punto va muy ligado al anterior, porque no sólo gastamos en la comida, también lo hacemos en el café de la mañana, el antojo en la oficina, las ganas de un dulce a media tarde y hasta un snack después de hacer ejercicio. Esto no sólo afecta a tu figura, sino que le hace daño a tus bolsillos. Si te organizas también puedes planear tus snacks y tener más control de tu alimentación y cartera. Cancela servicios innecesariosSeguramente por ahí tienes algún servicio que se te ha olvidado cancelar. Deja la desidia y pon orden a tus gastos para que dejes de “regalar” tu dinero. Ahorrar no es tarea imposible, es cuestión de voluntad y esfuerzo, y te aseguramos que vale la pena hacerlo. Sigue estos tips para que sea más fácil y verás que tendrás unas finanzas personales muy sanas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD