¿Es buena idea hacer ayuno intermitente y dieta keto juntos?
Dietas y Nutrición

¿Es buena idea hacer ayuno intermitente y dieta keto juntos?

Por Eloísa Carmona - May 2020
La dieta keto es quizá la más popular del momento, mientras que del ayuno intermitente se ha hablado mucho de sus beneficios.

Quizá ambos deben su fama a que muchas famosas, como Jennifer Aniston o Kourtney Kardashian, por ejemplo, pero ¿qué tan buena idea es ponerlos en práctica juntos?

¿En qué consiste el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es un patrón de alimentación que consiste en alternar períodos de ayuno con una alimentación normal. El método más popular es el de 16 por 8, es decir, puedes comer durante un lapso de 8 horas y luego ayunas por 16 horas.

El ayuno intermitente se utiliza principalmente como técnica de pérdida de peso, pero algunos estudios han encontrado beneficios a la salud, como que reduce la inflamación y mejora la función cerebral y el control del azúcar en la sangre.

¿Cómo es la dieta keto?

La dieta keto o cetogénica consiste en una ingesta muy baja en carbohidratos y alta en grasas, por medio del proceso metabólico conocido como cetosis, con el cual el cuerpo descompone las grasas para formar sustancias llamadas cetonas que sirven como una fuente de combustible alternativa.

Esta dieta es una forma efectiva de perder peso, pero también tiene otros beneficios, por ejemplo, la dieta ceto puede mejorar los síntomas mentales en personas con enfermedad de Alzheimer, además, puede reducir el azúcar en la sangre, mejorar la resistencia a la insulina y disminuir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas, como los niveles de triglicéridos.

Para saber si es funcional combinar una dieta keto con el ayuno intermitente, consultamos con la nutrióloga Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especialista en diabetes, varias dudas con el fin de que tengas una guía si planeas ponerlas en práctica juntos.

La primera duda que teníamos era si es buena idea combinarlos, a lo que nos recomendó tener en cuenta que seguir la dieta keto nos llega a parecer difícil, por lo que hacer ayuno intermitente puede resultar más complicado en combinación con esta dieta, “a menos que combinarlos vaya bien con tu ritmo de vida y sea algo con lo que puedas comprometerte”.

Pero sí nos aseguró que “el ayuno intermitente podría contribuir al proceso de ‘quema de grasa’” y que “algunas personas usan el ayuno intermitente para arrancar el estado de cetosis” de la dieta keto. Es decir, combinar el ayuno intermitente con una dieta keto puede ayudarte a alcanzar la cetosis más rápido y a eliminar más grasa corporal que una dieta cetogénica sola.

Sin embargo, “no es necesario hacer ayuno intermitente con la dieta keto, principalmente porque no estás restringiendo la ingesta de calorías durante el periodo en el que sí puedes comer”.

Respecto a si son métodos efectivos y sin riesgo para bajar de peso, la respuesta es sí, pero “es importante mencionar que si padeces diabetes o usas insulina, tienes hipertensión, epilepsia, padeces de hígado graso, enfermedades renales, enfermedades cardiovasculares o cáncer, estos dos tipos de dietas están contraindicadas, así como en niños y mujeres embarazadas”.

Si te preocupa no obtener los nutrientes suficientes con el ayuno intermitente y la dieta keto juntos, la nutrióloga Jennifer Asencio nos especifica que “ayunar puede afectar la absorción de vitaminas como la B1”, por lo que “es importante acudir con un especialista para saber si eres candidato y hacerte un plan personalizado para no tener ninguna deficiencia”.

Por último, si sufres gastritis, también deberías prestar atención antes de decidir juntar estas dos dietas, pues “las personas que sufren de gastritis corren el riesgo de exacerbar sus síntomas de dolor abdominal e incluso de sufrir sangrado gastrointestinal durante las horas sin ingesta de alimentos”. Por otra parte, “el alto consumo de grasas y proteínas aumenta la acidez estomacal”, lo cual puede empeorar la enfermedad por reflujo”.

En conclusión tanto la dieta keto como el ayuno intermitente son métodos exitosos para bajar de peso, pero como con cualquier cambio que desees meter en tu alimentación, debes consultar a un experto para sacar el mayor provecho de la experiencia, sin ninguna dificultad.

Consulta aquí las mejores recetas keto:

Coliflor rostizada con huevo y aguacate

Calabazas rellenas de Ensalada Cremosa de Pollo

Caldo de Pollo con arroz de coliflor




Califica este artículo
Calificaciones (1)
Lia Bernal
29/05/2020 20:10:48
Increíble artículo! Realmente lo disfruté y me recordó lo difícil que es realizar una dieta, más que todo por la fuerza de voluntad que debe tener la persona para poder lograr los resultados esperados. En realidad, hace tiempo me sentía perdido, por problemas con mi peso, eso afecto hasta la relación con mi pareja, pero la lectura de un ebook relacionado con la comida saludable, me ayudo a salir a delante. Para los que también se sientan perdidos, un poco desanimados pueden conseguir este ebook que les comento aquí, espero que ayude igual como me ayudo a mi>> https://bit.ly/Rebaja-saludable
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¡¿Qué edad tenías cuando descubriste que el aguacate no es una verdura, sino una fruta?! Esta confusión no es única del aguacate, sino de muchas otras ‘verduras’, que en realidad resultan ser botánicamente una fruta.Diferenciarlas, por suerte, no es tan complicado porque en términos de estructura, sabor y nutrición, existen muchas distinciones entre frutas y verduras. Así que veámoslas primero, para después ver estos casos conflictivos.Diferencias entre frutas y verdurasHay dos formas en las que las frutas y verduras se diferencian, desde el punto de vista botánico y desde el culinario.Botánicamente, una fruta se desarrolla a partir de la flor de una planta, mientras que las otras partes de la planta se clasifican como vegetales. La principal diferencia es que las frutas contienen semillas, mientras que las verduras pueden ser raíces, tallos y hojas.Por otra parte, desde la perspectiva culinaria, las frutas y verduras se clasifican según el sabor. Las frutas generalmente tienen un sabor dulce o agrio y se pueden usar en postres, bocadillos o jugos, mientras que las verduras tienen un sabor más suave o sabroso y generalmente se comen como parte de una guarnición o plato principal. Sin embargo, la cocina se trata de creatividad e innovación, así que estos no son usos restringidos.Ahora, muchos nos hemos preguntado si la calabaza es fruta o verdura o qué hay de la zanahoria, ¿fruta o verdura?, y ¿el limón? De acuerdo con las características botánicas de frutas y verduras, la calabaza es una fruta, al igual que el limón, y la zanahoria, una verdura.Hay muchas plantas que técnicamente son frutas, aunque por su sabor, se clasifican como vegetales, por ejemplo, los tomates, que incluso han creado controversia, pues en 1893, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que deberían clasificarse como vegetales en lugar de frutas, de acuerdo con las regulaciones aduaneras de Estados Unidos.Pero si recordamos que las frutas contienen semillas, entonces, botánicamente hablando, los tomates son una fruta, pero en este caso, se clasifican desde el punto de vista culinario.Algunos otros ejemplos comunes de frutas que se confunden con vegetales con frecuencia son las calabazas, los aguacates, los pepinos, los pimientos y las berenjenas.Lo más curioso de todo esto es que casi siempre son frutas las que se confunden por verduras, pero pocas veces ocurre lo contrario, como en el caso del camote, que por su sabor dulce, es una verdura que suele confundirse por fruta.Ahora ya tienes las herramientas para diferenciar frutas de verduras, sólo tienes que recordar que las primeras tienen semillas.
No hay nada mejor que cuando la ciencia está de nuestro lado y nos da herramientas para mejorar nuestros hábitos a la hora de comer y quemar grasa, por lo que enterarnos de un nuevo estudio que analiza cómo cenar más temprano es mejor para quemar grasa es una gran noticia.¿De qué se trata todo esto? Pues bien, aunque una caloría es una caloría, sin importar cuándo la ingieras, al parecer no es tan sencillo y eso es lo que desvela esta nueva investigación, donde la hora de comer desempeña un papel importante en el aumento de peso.El estudio, publicado el 11 de junio de 2020 en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Sociedad Endocrina, establece que una cena tarde está asociada con el aumento de peso y niveles altos de azúcar en la sangre, sin importar si los alimentos fueron los mismos de la hora de la comida.De acuerdo con el Dr. Jonathan C. Jun, profesor asociado de medicina en la Universidad Johns Hopkins y autor del estudio, el cual se llevó a cabo con 20 participantes saludables de ambos sexos, su objetivo era entender si cenar más tarde cambiaba el metabolismo de forma que se promoviera la obesidad.“Así que por eso nos propusimos hacer este ensayo aleatorizado clínicamente controlado, con personas sanas e hicimos que comieran en dos momentos diferentes, controlamos sus alimentos, su dieta y con sus tiempos de sueño también controlados”, dijo en entrevista para Healthline.El doctor Jun y su equipo estudiaron a 20 voluntarios sanos (10 hombres y 10 mujeres) para descubrir cómo sus cuerpos metabolizaban la cena a las 10 p.m. en lugar de las 6 p.m y todos los participantes del estudio tenían la misma hora para dormir: 11 p.m.Los resultados mostraron que los niveles de azúcar en la sangre son más altos y la cantidad de grasa quemada más baja cuando cenan tarde, incluso cuando las personas comen la misma comida. En específico, aquellos que cenaban tarde tenían niveles máximos de azúcar casi 20 por ciento más altos y la quema de grasa se redujo en 10 por ciento, en comparación con los que cenaron antes.Pero no todos los cuerpos reaccionaron de la misma forma, pues a las personas que estaban acostumbradas a dormir temprano les fue peor cuando se les dio una comida nocturna y tardía, mientras que las personas acostumbradas a dormirse hasta tarde y que comían hasta las 2 o 3 de la madrugada no parecían verse afectadas por el cambio.Sin embargo, el autor del estudio afirmó que con estas pruebas sí se puede asegurar que la hora a la que comes sí tiene que ver con ganar peso, pues de acuerdo con Jun, “esto al menos muestra que hay plausibilidad o explicaciones biológicas de cómo la sincronización de los alimentos puede afectar la forma en la que el cuerpo maneja esas calorías”.Finalmente, la conclusión más importante nos lleva directamente a los hábitos alimenticios, pues muchas personas suelen tener la comida más pesada durante la cena, así que para evitarlo, la recomendación de los expertos es comer colaciones por la tarde, rica en proteínas, como un yogurt griego mezclado con nueces.Evita las cenas pesadas con estas recetas para un snack de porteína para la tarde:Melocotones a la parrilla con yogurt, miel y granolaTostadas de granola con yogurt
La gastronomía italiana, es sin duda, un mundo de sabores, aromas y texturas que a todas las personas nos fascinan y es que cómo resistirnos a la pizza italiana, a la pasta en sus diversas presentaciones y a los postres como el gelatto o la panna cotta.. Por esas y más razones, a continuación te presentamos los 7 platillos típicos de Italia más populares en el mundo. Espagueti a la boloñesa La pasta también es parte imprescindible de la gastronomía italiana y entre todas sus opciones, el espagueti a la boloñesa es una de las populares. Esta receta de pasta se acompaña con una salsa de especiada de tomate y un poco de rica carne picada. Lasaña La lasaña es uno de los platillos típicos de Italia más deliciosos que podemos encontrar. Aunque la preparación ha cambiado a lo largo del tiempo, lo más común es cocinarla con láminas de pasta, salsa bechamel, queso y carne. ¿Con qué otro ingrediente te gusta acompañarla? Ravioles Otra receta italiana realmente asombrosa son los ravioles, esas diminutas porciones de pasta rellena que han conquistado al mundo entero y tan es así, es que gracias a la migración de italianos, son un plato nacional también en Argentina. Pizza italiana Sin temor a equivocarnos la pizza es quizás el platillo italiano que más presencia tiene a nivel mundial y es que esta irresistible variación del pan es tan versátil, que se puede combinar con ingredientes para cualquier tipo de gustos. La pizza se originó en Nápoles en el siglo XVII pero a partir del XIX se empezó a preparar con queso.Risotto El risotto es un platillo típico de Italia proveniente de la región norte del país que conforma Piamonte, Lombardía y Verona. Es un arroz de mucho almidón que generalmente se combina con setas, quesos, espinacas y mariscos. ¿No se te antojó? Ensalada Capresse Además de la pasta, en Italia también destaca la ensalada capresse, la cual se prepara con jitomate, queso mozzarella, albahaca y un chorrito de aceite de oliva. No te dejes llevar por su simpleza, ya que aunque parece ser bastante sencilla, es súper rica. Ossobuco El ossobuco es un platillo tradicional italiano, originario de Milán, el cual consiste en un estofado de carne ternera sin deshuesar, acompañado por verduras como la zanahoria y la cebolla y sazonado con vino blanco y salsa de tomate. Tiramisú El tiramusú clásico, ese delicioso pastelito italiano, es un pastelito con queso mascarpone tradicionalmente hecho con café y licor, aunque actualmente también lo podemos encontrar con frutas, chocolate y demás combinaciones. Panna Cotta https://www.kiwilimon.com/receta/postres/panna-cotta-ligera-de-chocolateLa panna cotta es un postre italiano muy parecido a una gelatina, pero posee una consistencia más espesa. Literalmente significa “nata cocida” y está hecha de nata, leche, azúcar y frutos rojos, chocolate o caramelo. ¡Su sabor es irresistible! Gelato El gelato, el helado italiano, es un postre de consistencia más densa y sabor más fuerte que el helado tradicional. Lo podemos encontrar en cientos de sabores, pero los más comunes son chocolate, pistache, almendra, avellana, limón y frambuesa, entre otros. ¿Cuál se te antoja más? La gastronomía italiana es tan diversa como deliciosa, así que cuéntanos, cuál es tu platillo típico de Italia favorito y qué postre te gusta más.
El racismo existe en el mundo y los ejemplos están en el día a día de cualquiera, pero recientemente, los sucesos en Estados Unidos, después de la muerte de George Floyd, han colocado el tema como principal en el escenario de cosas urgentes por las que hay que tomar acciones.Así, marcas con mucha historia han tenido que replantear sus logos, pues tienen un pasado racial innegable. Es por eso que Quaker Oats decidió cambiar la marca y logotipo Aunt Jemima, la cual tiene más de 130 años de existencia.En un comunicado a CNN Business, la compañía declaró que están trabajando para “avanzar hacia la igualdad racial a través de varias iniciativas”, por lo que también se han detenido a revisar su portafolio de marcas, con el fin de que reflejen sus valores y “cumplan las expectativas de nuestros consumidores”.Aunt Jemima tiene su origen en una canción llamada “Old Aunt Jemima” y el logo está inspirado en Nancy Green, una narradora, cocinera y trabajadora misionera, pero ambos están relacionados con la esclavitud.“Si bien se ha trabajado a lo largo de los años para actualizar la marca de una manera que sea apropiada y respetuosa, nos damos cuenta de que esos cambios no son suficientes”, dijo Kristin Kroepfl, directora de marketing de Quaker Oats en América del Norte.Aunque aún no han revelado el nuevo logotipo, este tipo de cambios son un gran ejemplo de cómo las marcas también reflexionan y se preocupan por aportar y cambiar el mundo en temas relevantes. Además, la marca se comprometió a donar 5 millones de dólares durante 5 años, “para crear un apoyo y compromiso significativo y continuo en la comunidad negra”, de acuerdo con CNN.Más marcas como esta, que con sus cambios ponen el ejemplo a gran escala para que reflexionemos sobre problemáticas que nos incumben a todos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD