Estar sentada hace más daño que comer donas
Dietas y Nutrición

Estar sentada hace más daño que comer donas

Por Kiwilimón - Junio 2015
  Nos pasamos la vida entera haciendo dieta y contando calorías, pero llegamos a la oficina y permanecemos sentadas por horas y horas sin darnos cuenta de que es eso lo que nos está matando. “Estar sentado es más peligroso que fumar, mata a más gente que el VIH y es más traicionero que el paracaidismo. Nos estamos sentando hasta la muerte” – Dr. James Levine de la Clínica Mayo. De acuerdo con datos publicados por Mashable actualmente pasamos un promedio de 9.3 horas al día sentados. Esto es más que nunca antes en la historia de la humanidad. Pero como nuestros cuerpos no están hechos para eso el sedentarismo desencadena muchos problemas. Estos son algunos de ellos:

1. Engorda

Las personas obesas pasan en promedio 2.5 horas más al día sentadas que las que tienen un peso saludable. Esto es porque estar sentados disminuye la producción de una enzima que necesitamos para descomponer la grasa.

2. Es malo para el corazón

Las personas que tienen un trabajo en el que deben estar sentadas tienen el doble de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular que las que  tienen un trabajo que las obliga a estar paradas.

3. Causa diabetes

Pasar entre 8 y 12 horas al día sentada incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en 90%. ¡90%! La humanidad no está diseñada para estar sentados, es una consecuencia de la era moderna en la que nos sentamos para llegar al trabajo a seguir sentados y cuando salimos nos vamos a casa a sentarnos a ver televisión.

4. Reduce la densidad ósea

Pasar tanto tiempo en la misma posición provoca que más adelante cualquier caída resulte en huesos rotos.

5. Quema menos calorías

Estar sentada quema 50 calorías menos que estar parada, esto contribuye al sobrepeso (especialmente si todo lo que haces en el día es sentarte). ¿Cómo lo puedes solucionar? Levantándote cada media hora, caminando durante los comerciales, saliendo a dar una vuelta después de comer. El chiste es pasar el menor tiempo sentada posible. Si está dentro de tus posibilidades puedes incluso conseguir un escritorio alto que te permita trabajar parada. ¿Ya terminaste de leer esto? ¡Ahora párate! Ver artículo original.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una parte importante del éxito en la cocina se debe a los utensilios con los que contamos. Puedes conocer exactamente los pasos a seguir y dominar la técnica para preparar unos deliciosos hot cakes o el mejor platillo gourmet que te puedas imaginar, pero si tus sartenes ya no sirven, invariablemente terminarás con un desastre pegado y quemado. Para que todas tus recetas te quedan perfectas, es importante que cuides tus herramientas. Por eso en esta ocasión te compartimos algunos tips para que puedas mantener en buen estado los sartenes por más tiempo. Usa los utensilios adecuados.Un detalle que debes evitar a toda costa es el uso de pinzas, palas o cucharas de metal cuando estás cocinando con un sartén antiadherente. La razón es muy sencilla: este tipo de material puede tallar la superficie antiadherente haciendo que ya no sirva tu sartén. Otra cosa que tampoco debes hacer es cortar los ingredientes que estés cocinando directamente en el sartén. Los cuchillos son de los peores enemigos de los sartenes antiadherentes.Guarda bien tus sartenes.Una costumbre que puede prolongar o reducir la vida útil de tus sartenes es la manera en la que los guardas. Si sueles apilarlos uno dentro de otro, esto puede hacer que se raspen afectando su desempeño. Recuerda que por más pequeña que sea la raspadura en un sartén, esta irá creciendo poco a poco, haciendo que deje de servir tarde o temprano. Para evitar esto, lo mejor es que coloques los sartenes uno contra otro (fondo con fondo) y si tienes que apilarlos, pon una toalla o pieza de tela entre cada uno para que no se tallen.Vigila la temperatura. No dejes que te gane la impaciencia y controla la temperatura de tu estufa. Cuando pones el sartén a fuego muy alto este puede dañar la superficie antiadherente, haciendo que se reduzca su vida útil. De igual manera, nunca sometas el sartén a cambios de temperatura drásticos. Por ejemplo, es una pésima idea meter el sartén en agua fría justo después de terminar de cocinar. Esto, tarde o temprano, terminará dañando el sartén, sin importar su calidad.Lava suavemente los sartenes.Esto es algo básico: nunca debes lavar los sartenes con estropajos de metal ni con detergentes muy abrasivos. Aunque pueda parecer cómodo, tampoco debes meterlos al lavavajillas, precisamente porque los jabones que se usan en estas máquinas suelen ser más fuertes que los lavatrastes comunes. Para mantener en buen estado tus sartenes lávalos con agua tibia, un poco de detergente y talla suavemente con una esponja. Si tiene comida pegada, deja el sartén remojando con agua tibia y un poco de bicarbonato.¿Conoces algún otro tip para mantener en buen estado los sartenes? Compártelo en los comentarios de esta publicación.
Una parte importante del éxito en la cocina se debe a los utensilios con los que contamos. Puedes conocer exactamente los pasos a seguir y dominar la técnica para preparar unos deliciosos hot cakes o el mejor platillo gourmet que te puedas imaginar, pero si tus sartenes ya no sirven, invariablemente terminarás con un desastre pegado y quemado. Para que todas tus recetas te quedan perfectas, es importante que cuides tus herramientas. Por eso en esta ocasión te compartimos algunos tips para que puedas mantener en buen estado los sartenes por más tiempo. Usa los utensilios adecuados.Un detalle que debes evitar a toda costa es el uso de pinzas, palas o cucharas de metal cuando estás cocinando con un sartén antiadherente. La razón es muy sencilla: este tipo de material puede tallar la superficie antiadherente haciendo que ya no sirva tu sartén. Otra cosa que tampoco debes hacer es cortar los ingredientes que estés cocinando directamente en el sartén. Los cuchillos son de los peores enemigos de los sartenes antiadherentes.Guarda bien tus sartenes.Una costumbre que puede prolongar o reducir la vida útil de tus sartenes es la manera en la que los guardas. Si sueles apilarlos uno dentro de otro, esto puede hacer que se raspen afectando su desempeño. Recuerda que por más pequeña que sea la raspadura en un sartén, esta irá creciendo poco a poco, haciendo que deje de servir tarde o temprano. Para evitar esto, lo mejor es que coloques los sartenes uno contra otro (fondo con fondo) y si tienes que apilarlos, pon una toalla o pieza de tela entre cada uno para que no se tallen.Vigila la temperatura. No dejes que te gane la impaciencia y controla la temperatura de tu estufa. Cuando pones el sartén a fuego muy alto este puede dañar la superficie antiadherente, haciendo que se reduzca su vida útil. De igual manera, nunca sometas el sartén a cambios de temperatura drásticos. Por ejemplo, es una pésima idea meter el sartén en agua fría justo después de terminar de cocinar. Esto, tarde o temprano, terminará dañando el sartén, sin importar su calidad.Lava suavemente los sartenes.Esto es algo básico: nunca debes lavar los sartenes con estropajos de metal ni con detergentes muy abrasivos. Aunque pueda parecer cómodo, tampoco debes meterlos al lavavajillas, precisamente porque los jabones que se usan en estas máquinas suelen ser más fuertes que los lavatrastes comunes. Para mantener en buen estado tus sartenes lávalos con agua tibia, un poco de detergente y talla suavemente con una esponja. Si tiene comida pegada, deja el sartén remojando con agua tibia y un poco de bicarbonato.¿Conoces algún otro tip para mantener en buen estado los sartenes? Compártelo en los comentarios de esta publicación.
Aunque el embarazo es una etapa muy especial para muchas mujeres, esto no significa que sea siempre sencilla. La montaña rusa hormonal por la que atraviesa el cuerpo de una mujer provoca malestares y todo tipo de síntomas que pueden complicar actividades tan cotidianas como comer. Precisamente, uno de los malestares más comunes es tener agruras en el embarazo. Si tú también sufres de dolor o ardor en el pecho después de comer, échale un ojo a estas recomendaciones. ¿Por qué son tan comunes las agruras en el embarazo? Las agruras en el embarazo se deben básicamente al efecto de la progesterona en el esfínter esofágico. Esta hormona hace que la válvula que separa el estómago del esófago se relaje, por lo que los ácidos estomacales pueden pasar hacia el esófago, provocando esa sensación de ardor y dolor. Otra de las razones por las cuales puedes sufrir de agruras durante el embarazo tiene que ver con el tamaño de tu bebé. Conforme el bebé se va desarrollando, el útero comienza a ocupar más espacio. Esto genera presión en el estómago, lo que hace que los ácidos estomacales suban por el esófago. ¿Qué es lo que debes evitar para tener agruras en el embarazo?Consumir alimentos irritantes o grasosos.Ingerir comidas demasiado abundantes o muy pesadas.Dejar que pase mucho tiempo entre una comida y otra.Comer justo antes de irte a dormir o cuando tomarás siesta.Beber café o refrescos.¿Qué alimentos pueden ayudarte a prevenir las agruras durante el embarazo?Almendras: estos frutos secos contienen nutrientes que ayudan a fortalecer la válvula que separa el estómago del esófago. Procura incluir un puñado de almendras en cada comida para evitar la aparición de agruras.Plátanos: los alimentos que contienen altos niveles de potasio, como los plátanos, ayudan a reducir la acidez. De igual manera, los plátanos tienen un nutriente que fortalece el revestimiento del estómago, lo que lo protege contra los efectos del ácido gastrointestinal.Jengibre: a diferencia de lo que se pensaría porque tiene un sabor fuerte, el jengibre no solo te ayuda a calmar las náuseas durante el embarazo, también puede usarse para tratar las agruras. Prepara un té con esta raíz y bébelo cada vez que sientas malestar estomacal.Aguacate: el aguacate tiene propiedades analgésicas y desinflamantes. Además, se ha visto que el consumir frecuentemente esta deliciosa fruta puede ayudar a reparar los daños en las paredes estomacales provocados por la acidez.Avena: este cereal es un gran alimento durante el embarazo. Además de que la avena no provoca reflujo, aporta mucha fibra. Esto hace que te mantengas satisfecha por más tiempo y te ayuda a prevenir el estreñimiento.¿Cuáles han sido tus mejores opciones para cuando tienes agruras en el embarazo? Cuéntanos tu experiencia.
A todos nos gusta llegar a una casa que huele rico, pero a veces los aromatizantes artificiales son demasiado fuertes o simplemente no huelen bien. Para encontrar el aroma perfecto para tu hogar no hay nada mejor que hacer tú mismo la mezcla con las esencias y fragancias que más te gusten. Sigue estos tips para aromatizar tu casa de forma natural.Olla a hervir:Pon en una olla agua, rodajas de limón y algunas ramitas romero fresco. Haz que la mezcla hierva a fuego lento (revisando constantemente para ver que no se acabe el agua) y deja que el aroma impregne toda tu casa. Así de fácil. Madera aromatizada: Consigue unos cubitos de madera y una esencia natural que te guste. Deja reposar la madera dentro de la esencia (de preferencia toda la noche para que absorba bien el olor) y después simplemente colócalos sobre un plato en tu cocina o sala.¿No sabes cómo preparar esencias naturales? Aquí te decimos paso a paso cómo hacerlas.Pétalos de cera: Combina una taza de parafina con 10 gotas de esencia natural. Si gustas, también puedes agregar unas gotas de colorante. Vacía la mezcla en pequeños moldes (no tiene que ser precisamente en forma de pétalo). Puedes repetir el proceso con aromas diferentes para después crear mezclas de perfumes con pétalos de diferentes tipos.Vela de Naranja: Si te atraen más los aromas cítricos, este consejo te encantará. Parte una naranja a la mitad y saca toda la pulpa. Ten cuidado de no quitar el rabito blanco que se encuentra en el centro (este será el pabilo). Rellena la naranja con aceite y deja reposar una hora más o menos. Después prende la mecha y disfruta del delicioso olor a naranja.Polvo para alfombras: Muchas veces los malos olores se quedan en las alfombras y tapetes, por lo que es necesario aplicar un remedio directamente sobre estos objetos. En un tarro mezcla bicarbonato de sodio con hojas de romero y unas gotas de esencia de lavanda. Espolvorea tus alfombras con esto y deja reposar unos 20 minutos. Después solo tienes que pasar la aspiradora. Bicarbonato de Sodio con Olor: Mezcla media taza de bicarbonato con unas 10 gotas de tu esencia favorita. Coloca el polvo aromatizado dentro de un frasco y cúbrelo con una tapa que tenga orificios. El aroma impregnará poco a poco el ambiente de cada cuarto donde coloques el frasco.  ¿Tienes algún otro tip para aromatizar los espacios de tu casa? Compártenos tus ideas en los comentarios de esta publicación.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD