Estar sentada hace más daño que comer donas
Dietas y Nutrición

Estar sentada hace más daño que comer donas

Por Kiwilimón - Junio 2015
  Nos pasamos la vida entera haciendo dieta y contando calorías, pero llegamos a la oficina y permanecemos sentadas por horas y horas sin darnos cuenta de que es eso lo que nos está matando. “Estar sentado es más peligroso que fumar, mata a más gente que el VIH y es más traicionero que el paracaidismo. Nos estamos sentando hasta la muerte” – Dr. James Levine de la Clínica Mayo. De acuerdo con datos publicados por Mashable actualmente pasamos un promedio de 9.3 horas al día sentados. Esto es más que nunca antes en la historia de la humanidad. Pero como nuestros cuerpos no están hechos para eso el sedentarismo desencadena muchos problemas. Estos son algunos de ellos:

1. Engorda

Las personas obesas pasan en promedio 2.5 horas más al día sentadas que las que tienen un peso saludable. Esto es porque estar sentados disminuye la producción de una enzima que necesitamos para descomponer la grasa.

2. Es malo para el corazón

Las personas que tienen un trabajo en el que deben estar sentadas tienen el doble de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular que las que  tienen un trabajo que las obliga a estar paradas.

3. Causa diabetes

Pasar entre 8 y 12 horas al día sentada incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en 90%. ¡90%! La humanidad no está diseñada para estar sentados, es una consecuencia de la era moderna en la que nos sentamos para llegar al trabajo a seguir sentados y cuando salimos nos vamos a casa a sentarnos a ver televisión.

4. Reduce la densidad ósea

Pasar tanto tiempo en la misma posición provoca que más adelante cualquier caída resulte en huesos rotos.

5. Quema menos calorías

Estar sentada quema 50 calorías menos que estar parada, esto contribuye al sobrepeso (especialmente si todo lo que haces en el día es sentarte). ¿Cómo lo puedes solucionar? Levantándote cada media hora, caminando durante los comerciales, saliendo a dar una vuelta después de comer. El chiste es pasar el menor tiempo sentada posible. Si está dentro de tus posibilidades puedes incluso conseguir un escritorio alto que te permita trabajar parada. ¿Ya terminaste de leer esto? ¡Ahora párate! Ver artículo original.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La licuadora es uno de los electrodomésticos esenciales que no pueden faltar en la cocina, pues los necesitamos para preparar licuados y smoothies para el desayuno, así como para preparar todo tipo de salas, sopas, guisados y postres. Debido a que es indispensable en la cocina, es de vital importancia que la licuadora siempre esté limpia y libre de malos olores, pues de esta manera evitarás que los sabores se mezclen. En kiwilimón sabemos que siempre estás buscando los mejores tips y consejos para mantener tu hogar reluciente, pues de esta manera evitas la aparición de hongos y bacterias. En esta ocasión te decimos cómo limpiar la licuadora con ingredientes como vinagre, bicarbonato de sodio, agua caliente y limón. ¡Tu licuadora estará como nueva después de seguir estos consejos!Cómo limpiar la licuadora con vinagre y otros ingredientesSi quieres que tu licuadora esté más limpia que nunca, no te pierdas estos fáciles consejos para eliminar la comida pegada, las manchas y los malos olores que suelen invadir este electrodoméstico. Lo mejor de todo es que únicamente necesitas ingredientes que ya tienes en casa. También puedes leer: ¿Cómo debes limpiar tu cafetera?Limpia tu licuadora con vinagreSi quieres olvidarte de los malos olores en la licuadora de una vez por todas, lo único que necesitas es un poco de vinagre blanco, jabón para trastes y agua. InstruccionesVierte y cucharada de vinagre blanco y 2 tazas de agua dentro de la licuadora y tápala.Enciende la licuadora y deja que las aspas se muevan por un par de minutos.Tira la mezcla, vierte dos tazas de agua y añade un poco de jabón para trastes.Tapa la licuadora y pon la licuadora a trabajar por un par de minutos.Tira la mezcla de agua con jabón, enjuaga muy bien y deja que la licuadora se seque antes de utilizar. Mientras el vaso se seca, desconecta la licuadora y usa un trapo húmedo para limpiar la base y los botones.Utiliza agua tibiaUna de las maneras más sencillas de limpiar la licuadora para remover restos de comida pegada es empleando agua tibia y un poco de jabón líquido. InstruccionesLlena la mitad del vaso de la licuadora con agua tibia y unas gotas de jabón.Cierra la licuadora y ponla a trabajar por uno o dos minutos.Tira la mezcla de agua y jabón y enjuaga muy bien.También puedes leer: ¿Cómo eliminar los malos olores del refrigerador?No hay nada mejor que el bicarbonato de sodioSi tu licuadora tiene restos de comida que están muy pegados, no te preocupes, aquí te decimos cómo quitarlos en un dos por tres. InstruccionesVierte 1 taza de agua y una taza de bicarbonato.Tapa la licuadora y ponla a trabajar por un par de minutos.Tira la mezcla y vuelve a llenar con agua tibia y jabón líquido.Pon la licuadora a trabajar, tira la mezcla y enjuaga muy bien.Cómo quitar el mal olor de la licuadoraSi tu licuadora está guardando malos olores, entonces este práctico remedio casero es para ti. InstruccionesVierte el jugo de dos limones y un poco de agua en la licuadora.Ponla a trabajar por un par de minutos y listo, el mal olor se habrá ido.Enjuaga muy bien antes de usar.También puedes leer: 5 formas eficaces para quitar el mal olor en el congeladorDesarma tu licuadora para una limpieza profundaSi a tu licuadora le hace falta una limpieza profunda, no te preocupes, aquí te decimos cómo hacerlo de manera fácil y rápida. InstruccionesDesarma tu licuadora con mucho cuidado, de ser posible utiliza el instructivo para que te guíes.Remoja las diferentes partes la licuadora con bastante agua, jabón y un chorrito de vinagre.Una vez que todo se haya remojado por un buen tiempo, limpiar muy bien todas las partes y enjuaga.Deja secar y arma la licuadora.Mientras el vaso de la licuadora se seca, desconéctala y limpia el motor con un trapo húmedo.
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
Leer en españolWhile carving ghoulish faces into bright orange pumpkins is a ubiquitous sign of the Halloween season, radish carving has been a popular Christmas tradition in Oaxaca, Mexico, for over a century. Noche de los rábanos, or Night of the Radishes, takes place on December 23 and it is the most anticipated Christmastime celebration in Oaxaca during the holidays.This whimsical tradition began as a way for vendors to feature produce in a unique and ingenious way to make their stalls stand out and boost sales. Back in 1897, Oaxaca Governor Francisco Vasconcelos organized the very first exhibition of carved radishes after admiring the festooned stalls packed with intricate radish trinkets on the day before Christmas Eve.Over time, the Night of the Radishes evolved into a competitive annual pre-Christmas festival where locals carve radishes into ephemeral works of art featuring traditional Nativity scenes, religious depictions, and everyday Oaxacan imagery. Even though radish carving is the most popular category, ornate scenes made from both totomoxtle (dried corn husks) and flor inmortal (preserved flowers) are featured in the festival as well.The radishes used in la noche de los rábanos are grown three months prior to the festival and are grown solely for carving. Each radish will measure up to 1.5 feet long and will weight around 7 pounds, unlike other radish varieties. Once the colossal radishes are ready to be harvested, men, women, and even children gather in the fields to collect up to fourteen tons of radishes that will end up being part of the Christmas Radish Wonderland display in Oaxaca’s main square on December 23.The radish carving tradition has carried on for over a century now and will continue as a popular Christmastime celebration in Oaxaca in the years to come. So, the next time you enjoy a traditional pozole topped with radish slices, remember that there is a little-known Christmas tradition where crimson-and-white carved radishes take over Oaxaca, Mexico!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD