¿Existe la adicción a la comida?
Dietas y Nutrición

¿Existe la adicción a la comida?

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Así como otras adicciones, la que nos lleva a comer de más es igual de dañina. Hay que tener cuidado con no caer en este tipo de circunstancias pues al final de cuentas somos lo que comemos.   Todo en exceso es dañino, de eso no hay duda. Cuando se trata de comida pensamos que podemos ser un poco débiles o que nos ganan algunos antojos pero la adicción a los alimentos es algo real y le sucede a muchas personas que ni siquiera se dan cuenta del problema. El asunto es que no es un diagnóstico gástrico o siquiera físico, más bien se puede tratar de un desorden intelectual o emocional y es por esto que es tan difícil de tratar. Científicos han demostrado que los impulsos eléctricos que se generan en determinadas zonas del cerebro son los responsables de que, ante determinadas actividades, sucesos o experiencias, sintamos dolor o placer y hasta el sentimiento de recompensa. Quienes padecen adicción a la comida buscan, a través de esta conducta, un cambio emocional autoinducido: repiten acciones concretas para provocar con ellas que las células nerviosas del cerebro produzcan una actividad generadora de un sentimiento placentero. Ahora, esto no quiere decir que estemos conscientes de tal actividad pues nuestro organismo puede estar creando estas rutinas para generarse placer aunque cuando puede ser auto destructivo. Cada persona desarrolla una forma particular de enfrentarse al miedo, la ansiedad, el estrés, el dolor o la culpabilidad. Algunas son capaces de tratarlo de la mejor manera y enfocarse directamente en el problema, pero muchas otras recurren a los excesos como forma de bloqueo de los problemas reales.  Estos intentos para eliminar o reducir el estrés o el dolor son temporalmente relajantes y placenteros, por lo que cuesta darse cuenta de que, a la larga, serán severamente dañinos para nuestro cuerpo. Síntomas de que esto le puede estar pasando a alguien es que coman cada vez que estén aburridos o bajo mucho estrés. Otra indicación es que se siga comiendo aún cuando ya no se tiene apetito. La forma de resolverlo empieza por aceptar el problema y ver especialistas, la mayoría recomendará algún tipo de dieta correctiva pero el punto más importante será dejar de buscar placeres fortuitos en la comida y buscarlos en experiencias personales. De esta forma la vida será más sana y cada comida será un verdadero placer nutritivo y sano.  

"Da click aquí para ver la sección de dietas que Kiwilimon tiene para ti, para cuidar tu salud."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Como medida de prevención y para contener el contagio del coronavirus en México (COVID-19), muchos hemos tenido el privilegio de trabajar desde casa. Por supuesto, esto conlleva a ser muy responsables, por lo que lo mejor es evitar salir de casa lo más que se pueda. Así que es momento de aprovechar todas esas latas de comida que tienes en la despensa.La mayoría de los alimentos enlatados (o empaquetados en cajas o tetrapaks) son baratos y convenientes, y proporcionan una gran variedad de ingredientes si eres de esas personas que siempre tienen algunos en sus reservas. Con los productos enlatados y un poco de creatividad, puedes producir recetas deliciosas e incluso sorprendentes.Ya sean frijoles, verduras, atún, sardinas, salmón o sopas, aquí te dejamos muchas ideas para que las uses esta cuarentena y postergues lo más que puedas una salida al súper.Sopa minestroneUna abundante sopa minestrone incluye frijoles cannellini enlatados, así como tocino, zanahorias, cebolla, col rizada y pasta. Hacerla sólo toma 30 minutos y si le quitas el tocino, puede adaptarse para vegetarianos. También puedes comprarla ya hecha y en lata.Bowl de atún spicySimula un platillo de restaurante de sushi en casa con una versión rápida de este popular plato, sólo necesitas atún en agua y verduras, y hacer una salsa a base de mayonesa y sriracha.Brochetas de spam con piñaEl spam es carne de cerdo horneada y para hacer unas brochetas, sólo tendrás que sacar tu lata de spam y tu lata de piña, añadirle un poco de pimientos, jamón en trozos grande, cebolla y listo.BrowniesMuchas mezclas para hacer brownies sólo requieren de agua, aceite y huevo. Pero ya que tienes tiempo, ponte creativo y dale un toque extra: añádele trozos de tu chocolate favorito, bombones o nueces a la mezcla. Mac & CheeseIgual que los brownies, esta pasta de coditos con queso puede ascender de categoría si le añades brócoli, tocino, salchichas, carne molida…Duraznos salteados Un postre fácil y delicioso, sólo tienes que calentar los duraznos enlatados con un poco de almíbar y nuez moscada. Añade un poco de yogurt y listo.Pay de durazno en vasoEste es un postre fácil de preparar con los niños, en el que sólo tienes que triturar galletas, licuar yoghurt con queso crema, leche condensada y jugo de limón y añadir duraznos en lata que están listos para usar, no hay necesidad de pelarlos y picarlos. Arroz con lecheEl arroz con leche se puede preparar de manera muy fácil con 5 ingredientes: agua, leche condensada, leche evaporada, arroz y una rajita de canela.Huevo con chilorioEl chilorio es un plato originario del estado de Sinaloa y para fortuna de muchos de nosotros, se puede comprar enlatado. Prúebalo con huevito a la hora del almuerzo y no olvides acompañarlo con tortillas de harina.Abulón con chipotleEl abulón es un molusco perfecto para hacer botanas frescas en estos días de calor. Si estabas reservando una lata de abulón, ahora es el mejor momento para mezclarlo con cebolla picada, jugo de limón, aceite de oliva, cilantro, salsa inglesa y chile chipotle.
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD