¿Existe la adicción a la comida?
Dietas y Nutrición

¿Existe la adicción a la comida?

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Así como otras adicciones, la que nos lleva a comer de más es igual de dañina. Hay que tener cuidado con no caer en este tipo de circunstancias pues al final de cuentas somos lo que comemos.   Todo en exceso es dañino, de eso no hay duda. Cuando se trata de comida pensamos que podemos ser un poco débiles o que nos ganan algunos antojos pero la adicción a los alimentos es algo real y le sucede a muchas personas que ni siquiera se dan cuenta del problema. El asunto es que no es un diagnóstico gástrico o siquiera físico, más bien se puede tratar de un desorden intelectual o emocional y es por esto que es tan difícil de tratar. Científicos han demostrado que los impulsos eléctricos que se generan en determinadas zonas del cerebro son los responsables de que, ante determinadas actividades, sucesos o experiencias, sintamos dolor o placer y hasta el sentimiento de recompensa. Quienes padecen adicción a la comida buscan, a través de esta conducta, un cambio emocional autoinducido: repiten acciones concretas para provocar con ellas que las células nerviosas del cerebro produzcan una actividad generadora de un sentimiento placentero. Ahora, esto no quiere decir que estemos conscientes de tal actividad pues nuestro organismo puede estar creando estas rutinas para generarse placer aunque cuando puede ser auto destructivo. Cada persona desarrolla una forma particular de enfrentarse al miedo, la ansiedad, el estrés, el dolor o la culpabilidad. Algunas son capaces de tratarlo de la mejor manera y enfocarse directamente en el problema, pero muchas otras recurren a los excesos como forma de bloqueo de los problemas reales.  Estos intentos para eliminar o reducir el estrés o el dolor son temporalmente relajantes y placenteros, por lo que cuesta darse cuenta de que, a la larga, serán severamente dañinos para nuestro cuerpo. Síntomas de que esto le puede estar pasando a alguien es que coman cada vez que estén aburridos o bajo mucho estrés. Otra indicación es que se siga comiendo aún cuando ya no se tiene apetito. La forma de resolverlo empieza por aceptar el problema y ver especialistas, la mayoría recomendará algún tipo de dieta correctiva pero el punto más importante será dejar de buscar placeres fortuitos en la comida y buscarlos en experiencias personales. De esta forma la vida será más sana y cada comida será un verdadero placer nutritivo y sano.  

"Da click aquí para ver la sección de dietas que Kiwilimon tiene para ti, para cuidar tu salud."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En México, las flores de cempasúchil llenan el ojo de todos con su característico color en cuanto se acerca el Día de Muertos. En macetas o ya cortadas y puestas en la ofrenda, estas flores no son sólo un adorno.Su nombre científico es tagetes erecta, pero comúnmente se conoce como cempasúchil, cempoalxóchitl, cempaxóchitl, cempoal o también zempoal en México, y como African Marigold en Estados Unidos. Su significado en náhuatl es flor de veinte pétalos (cempohualxochit: veinte flores o varias flores) y dentro de la ofrenda, marca el sendero que guía a las almas hasta los altares.Nuestros antepasados ya la usaban para aminorar malestares estomacales, como vómito, indigestión y diarrea, y en la actualidad se utiliza para dar color a textiles, elaborar insecticidas y también como medicamento.Los beneficios de la flor de cempasúchilToda la hierba es antihelmíntica (es decir, que actúa contra los gusanos parásitos), aromática, digestiva, diurética, sedante y beneficiosa para el estómago. Los principales usos medicinales del cempasúchil son para la digestión, pero también para enfermedades respiratorias como la tos. Se usa también para tratar afecciones en la piel, como el salpullido, además de estos otros usos:Útil para tratar la conjuntivitis y los ojos adoloridos de manera externaLa raíz sirve como laxanteLas flores sirven para ayudar a expulsar gases y para eliminar las lombrices intestinalesComo infusión, se usa para tratar resfriados y paperasSi la plantas en tu jardín funciona como insecticida, gracias a las secreciones de las raíces de las plantas en crecimientoLa flor de cempasúchil tiene muchos usos, ya sea en fomentos, en baños calientes, untada o inhalada, pero además de los beneficios medicinales, el tinte amarillo obtenido de las flores se puede utilizar como sustituto del azafrán para dar color y sabor a los alimentos.Si la usas en tus ofrendas este año, ahora ya conoces sus demás beneficios y usos, así que podrías darles un segundo uso a tus flores de cempasúchil.
La pimienta negra no sólo le da mucho sabor a tus alimentos, también posee muchas propiedades para la salud de quien la consume, más allá de simplemente ayudarte a bajar de peso.También conocida como la reina de las especias, la pimienta negra tiene una gran cantidad de beneficios, pues es buena para la digestión, te ayuda a absorber nutrientes, contiene antioxidantes y puede mejorar los niveles de colesterol, el control del azúcar en sangre y la salud cerebral. Descubre con nosotros si realmente sirve para bajar de peso y sus propiedades benéficas.1. AntioxidantesLa pimienta negra es rica en un compuesto vegetal llamado piperina, que según estudios de probeta tiene potentes propiedades antioxidantes. Esto significa que te ayuda a combatir los radicales libres, aquellas moléculas inestables que pueden dañar las células, causantes de envejecimiento prematuro o enfermedades cardíacas, por ejemplo.Algunas investigaciones sugieren que una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a prevenir o retrasar los efectos dañinos de los radicales libres, mientras que otros estudios de probeta y en roedores han observado que los suplementos de piperina y pimienta negra molida pueden reducir el daño de los radicales libres.2. Propiedades antiinflamatoriasMuchos estudios de laboratorio sugieren que la piperina, el principal compuesto activo de la pimienta negra, puede combatir eficazmente la inflamación, un factor relevante en muchas afecciones, como artritis, enfermedades cardíacas o diabetes. Sin embargo, los efectos antiinflamatorios de la pimienta negra y la piperina aún no se han estudiado ampliamente en personas.3. Puede ayudar a mejorar la salud intestinalInvestigaciones preliminares han sugerido que la pimienta negra puede aumentar las bacterias buenas en su intestino, y esto se ha relacionado con la función inmunológica, el estado de ánimo, las enfermedades crónicas. 4. Puede mejorar los niveles de azúcar en la sangreLos estudios que se han realizado en animales, como ratas alimentadas extracto de pimienta negra, sugieren que la piperina puede ayudar a mejorar el metabolismo del azúcar en sangre. Además, 86 personas con sobrepeso que tomaron un suplemento que contenía piperina y otros compuestos durante 8 semanas experimentaron mejoras significativas en la sensibilidad a la insulina, una medida de qué tan bien la hormona insulina elimina la glucosa del torrente sanguíneo.Sin embargo, no hay evidencia de si se producirían los mismos efectos con la pimienta negra sola, ya que en este estudio se utilizó una combinación de muchos compuestos vegetales activos.Pimienta negra para bajar de pesoSe cree que si se añade pimienta negra al té verde y si toma varias veces al día, esta especia y su basto contenido de fitonutrientes ayuda a descomponer el exceso de grasa, a mejorar el metabolismo y, finalmente, ayudar a perder peso. Sin embargo, no hay evidencia científica que respalde esto.Lo que sí ha sido relevante es el uso de compuestos de la pimienta llamados alcamidas y piperamidas como “bactericidas, fungicidas, antiinflamatorios, anestésicos e incluso antivirales”, los cuales ayudarían a combatir la enfermedad covid-19, de acuerdo con un estudio reciente del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav).Según declaraciones del Centro de Investigación, Mercedes G. López y Jorge Molina Torres identificaron “un tipo de piperamidas que pueden contener la propagación del SARS-CoV-2 en el organismo”, pero aún falta para que esta investigación sea conclusiva.
Si buscas un menú completo para preparar en tu día y poder disfrutar de todas las comidas de manera nutritiva y sin complicaciones, tienes que probar este delicioso menú saludable con desayuno, comida y cena. Desayuno saludable: Portobellos rellenos de huevo Inicia el día con un desayuno saludable y delicioso de la mano de esta receta de portobellos rellenos de huevo con salsa de chile de árbol, los cuales están llenos de sabor y no superan las 146 calorías por porción. ¿Lo mejor? Estarán listos en 10 minutos. Comida saludable: Caldo de pollo y tartar de salmón Este caldo de pollo con arroz de coliflor es una entrada perfecta para la comida, ya que es una receta fácil y baja en carbohidratos pero llena de nutrientes que te ayudará a alcanzar saciedad más rápido. Para tu segundo tiempo, prueba este sabroso tartar de salmón y chile serrano, una opción deliciosa y ligera que no te tomará preparar más de 20 minutos. Puedes acompañarla con la guarnición de tu preferencia y si no te gusta el salmón, puedes sustituirlo por atún sin problema. Cena saludable: Espagueti de calabaza con crema de aguacate Por último, no olvides añadir esta rica cena a tu menú saludable. Se trata de un exquisito espagueti hecho con calabaza para que hagas a un lado las harinas y pastas sin dejar de lado el sabor. Este nutritivo espagueti está, además, acompañado de una rica crema de aguacate. ¡Te encantará! Dale la oportunidad a este menú saludable con desayuno, comida y cena y cuéntanos sobre tu experiencia.
Flores de cempasúchil en vasitos de vidrio. Dos panes de muerto junto a restos de azúcar desperdigada. Una ollita, la más pequeña de la alacena, llena de mole al que ya se le hizo una capa de nata. Papel picado descolorido por las gotas de un caballito de tequila que se derramó. Hasta arriba, la foto del pariente fallecido observándolo todo: la abundancia o la escasez de la ofrenda, el faltante de huesito en el pan. Esta escena se repite cada año en el altar de muertos. Esta es una escena de tradición mestiza.No sé si fue Coco, no sé si fue James Bond. Esta costumbre mitad prehispánica, mitad española, ha resurgido con fuerza en los rincones de las salas mexicanas. Fray Bernardino de Sahagún, en la Historia general de las cosas de la Nueva España, ya relataba que los aztecas eran dados a hacer festejos a los muertos. El altar recordaba el viaje de cuatro años que el difunto debía emprender, camino a Mictlán, el reino de los muertos. Como en casi todas las religiones y creencias, no había altar sin una ofrenda, y como en casi todo ofertorio, siempre había algo de comer.Según me cuenta el licenciado José N. Iturriaga, historiador y escritor, había un ingrediente infaltable en los altares prehispánicos: los tamales envueltos en hojas de totomoxtle. También había agua para ayudar al alma del muerto a sortear el camino lleno de peligros. Luego, con la evangelización, las costumbres católicas como el rito a los santos y la fermentación del trigo se fueron mezclando con las costumbres locales. El altar es mestizaje puro. Por ejemplo, están las flores endémicas como los cempasúchiles, los frijoles, el tequila –que, aunque tiene denominación de origen, no existiría sin la destilación, originaria de Asia–. El mole es un plato barroco, resultado del intercambio con África del Norte, España, el sudeste asiático... El pan de muerto es fruto del sincretismo del pan de ánimas que se hace en Segovia o de los huesos de santo, un postre de pasta de almendra español cuya presentación recuerda a los relicarios. Así como el origen del altar es diverso, también lo es la celebración: “El 1 de noviembre, día de Todos los Santos, fue un día para celebrar a los santos que no tenían fecha y se instauró en el siglo séptimo; el Día de Muertos lo estableció el Papa Bonifacio IV en la Abadía de Cluny Odilón”, explica Iturriaga. Esto sucedió en el siglo X –claramente, mucho antes de la Conquista– con el objetivo de que los fieles hicieran oración por los muertos. Para los que injurian contra el Halloween asumiendo que es una falsificación de nuestra fiesta, Iturriaga cuenta que la palabra viene de All hallow’s eve, que es otra forma de nombrar “todos los santos”. La celebración data de épocas medievales y fueron los irlandeses quienes la llevaron a América. Lo de los Frankenstein y los dráculas, eso sí ya es regalo de Estados Unidos –y, bueno, de Mary Shelly y de Bram Stoker–.La simbología del altar es naturalmente mexicana. Una ofrenda que se respete debe tener todos sus componentes: agua, tierra, calaveritas de azúcar, flores, alimentos, vela y copal para guiar al muerto hasta el altar. Para Iturriaga tampoco debe faltar el alimento raíz que nos conecta con nuestros ancestros: el tamal. Los tamales son piezas individuales que se preservan bien y aguantan bien la intemperie –recordemos que muchos altares viven en los cementerios– y lejos de un simbolismo específico, provienen de “El grano madre que moldea una cultura. El alimento más icónico”. Nuestra creencia es única: por un día en el año tenemos de regreso a casa a ese familiar que queremos tanto, a ese ser que admiramos mucho y que nos hace falta. Olvidamos el miedo que nos dan los fantasmas, en otros días menos festivos del año, para esperar que nuestro ser amado atraviese el cielo o el mundo paralelo para comer, beber y fumar. Eso sí, no cometan el error de olvidar los cerillos. Para honrarlos, aquí comparto la sección en la que pusimos toda esa comida que les puede gustar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD