Helado casero, una alternativa más sana
Dietas y Nutrición

Helado casero, una alternativa más sana

Por Kiwilimón - Julio 2013
Uno no necesita ser experto ni tener maquinas carísimas para hacer helado. Aquí te decimos cómo y por qué es una opción de mayor valor nutrimental. Preparar helados a mano nos permite estar en control completo de todos los ingredientes que se le introducen. Además, un helado casero está libre de químicos, colorantes y conservadores que la mayoría de los helados de marcas reconocidas llevan. Tal vez el punto más importante, es que en casa uno puede inventar lo que quiera, el helado pierde los límites y cual sea que sea tu antojo puede ser realizado. Fruta, nueces, yoghurt, semillas: el cielo es el límite. Los valores nutrimentales exceden la expectativa de muchos: Aportan calcio si llevan leche en su composición, contienen vitaminas A, B2 o rivoflavina (básica para el crecimiento), E (protege los nervios, los músculos y el sistema cardiovascular), B12 y fósforo, lo que les convierte en un alimento muy beneficioso para las personas que padecen osteoporosis, debilidad inmunitaria o problemas dermatológicos. En estricto sentido el helado es un alimento, no una golosina y una manera más que agradable de tomar calcio y proteínas procedentes de la leche y las vitaminas de la fruta.   Al prepararlos lo primero que hay que pensar es la base del helado. Hay quienes prefieren la de agua pues es más fresca, ligera y su preparación sólo conlleva jugo de fruta, agua y un poco de azúcar o endulzante si así lo deseas. Para la otra alternativa, la más cremosa, hay diversas variantes pues uno puede usar nata, huevos y yoghurt para darle esa consistencia más untuosa. Un ejemplo es el helado de frutas y yoghurt que puede resultar en diversas facetas, uno simplemente debe tomar dos tazas de yoghurt junto con una taza de frutas y agregar azúcar si las frutas no son dulces naturalmente y licuarlo todo. Después todo lo que queda es congelar por al menos cinco horas y listo. Las variables para hacer helado de yoghurt y fruta son prácticamente inacabables, lo que sí recomendamos es ir al mercado y preguntar qué fruta está en su mejor momento por la estación y elegir esa para hacer el congelado. No hay nada mejor que cocinar con ingredientes de temporada. Ahora, una variante que no es tan conocida es el helado con base de nata. Aunque puede escucharse extraño puede ser muy refrescante si se hace bien y se empareja con fruta fresca. Es muy fácil, la mezcla de dos huevos, media taza de azúcar o endulzante artificial y dos tazas de nata es la base. Después todo lo que queda es agregar fruta molida de tu elección, mezclar y dejar a congelar por seis horas mínimo. El kiwi es una opción ideal para esta preparación pues su acidez corta con lo untuoso de la nata y así queda un helado con mucho cuerpo pero de sabor frutal y fresco. Claro que es posible usar cualquier otra fruta o incluso semillas como pistaches para darle un toque diferente y colorearlo de manera natural. Hay que recordar que agregar un poco de azúcar al helado casero no debe causar culpa, la diferencia calórica entre un helado hecho en casa con productos naturales y uno comprado en el súper supera el 150% de diferencia. Lo mejor de esta idea hogareña es que es compatible con las dietas pues en la mayoría es posible comer frutas y yoghurt por lo que uno no debe alejarse del helado, de hecho puede ser el postre ideal en esos días de antojo donde algo cremoso, frutal y refrescante es todo lo que necesitas para no sufrir y seguir en línea. La receta la eliges tú, pero acá van cinco tips para obtener un helado mejor que el de la tienda: - Revuelve muy bien el helado antes de meterlo al congelador. Después revuélvelo nuevamente una vez que haya estado dos horas congelándose pues esto evitará la cristalización del mismo y obtendrás una textura más sedosa. - El sabor del helado se asienta 24 horas después de su preparación. Para que sepa mejor sé paciente. - El amor nace de la vista y un poco de adorno al helado hace que se apetezca más, un par de trozos de la misma fruta usada para crearlo y unas líneas de miel hacen la diferencia. - El helado no debe consumirse recién salido de la heladera, es mejor sacarlo y esperar unos diez minutos a que el sabor y aroma afloren. - Siempre hay que conservar el helado en recipientes bien cerrados, de lo contrario pueden contaminarse del aroma de otros ingredientes en el refrigerador.  

Helados Caseros

 

Receta de Helado de Yoghurt

Ingredientes: - 3 tazas de yoghurt natural puede ser también del sabor que elijas - 3 sobres de Splenda - 1 cucharadita de extracto de vainilla Si quieres ver los pasos para preparar esta receta da click aquí.  

Receta de Té Verde

  Ingredientes: - 200 mililitros de leche - 2 yemas de huevo - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharadas de matcha té verde en polvo - 100 mililitros de agua caliente - 200 mililitros de nata liquida espesa, ligeramente montada Si quieres ver los pasos de esta receta da click aquí.  

Receta de Helado de Mango Natural

  Ingredientes: - 600 gramos de pulpa de mango - 1 lata de lechera o leche condensada Si quieres ver los pasos para preparar esta receta, da click aquí.   Encuentra más recetas de helado dando click aquí.  

"¿Cuál es tu helado favorito?"

Califica este artículo
Calificaciones (1)
Yovany Chach
02/09/2019 16:11:55
Excelente
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aguacate es un alimento súper completo, ya que no sólo nos sirve para complementar la comida, hacer los guacamoles más deliciosos o ayudar a cuidar nuestra salud. De hecho, los beneficios del aguacate se extienden más allá de la pulpa, porque hasta su piel y su hueso nos hacen bien. Por eso te invitamos a sacarle el máximo provecho con estos importantes usos de la cáscara de aguacate. Usos y beneficios de la cáscara de aguacate Té de cáscara de aguacate para las molestias estomacales Aunque parece difícil de creer, científicos han descubierto que la cáscara del aguacate ayuda a combatir los parásitos intestinales, la diarrea y hasta el estreñimiento. Para hacerlo, puedes hervir la cáscara en un litro de agua y beberlo en ayudas, pero no olvides consultarlo previamente con un experto. Cáscara de aguacate para los labios De acuerdo a la revista Mui, las propiedades de la cáscara de aguacate sirven para hidratar los labios. Así que para decirle adiós a los labios resecos, muele la cáscara con un poco de aceite de coco y dale la bienvenida a un maravilloso bálsamo labial. Cáscara de aguacate para las imperfecciones de la piel La cáscara de aguacate también es una excelente opción para reducir las marcas en la piel, especialmente las estrías. Puedes preparar una emulsión con cáscara de aguacate molida, la pulpa, limón y miel. Adiós a los piojos con cáscara de aguacate Deshazte de los piojos con ayuda de 6 cáscaras de aguacate, 5 huesos y 2 ramas de ruda hervidos en ¼ de litro de agua. Esto de servirá para preparar un shampoo natural sin ningún rastro de químicos. Cáscara de aguacate para el abono La cáscara de aguacate te servirá para hacer crecer tus plantes fuertes y sanas. Basta con colocarlas cáscaras en tiras cerca de las semillas para nutrir la tierra con vitaminas y minerales. ¿Ya conocías estos usos de la cáscara de aguacate?
Las salsas mexicanas son el mejor acompañamiento para darle sabor a tus platillos favoritos y es que tanto como pueden salvar una comida desabrida, como intensificar el sabor de un gran manjar. Además, las salsas tienen una increíble diversidad de sabores, colores y olores que nos encantan. Así que ya sean verdes, rojas o de habanero, aquí te presentamos 4 consejos para que tus salsas sean perfectas. Ingredientes frescos para una salsa perfecta El éxito de una salsa muchas veces recae más sobre los ingredientes que la preparación en sí, así que asegúrate de elegir los tomates verdes, chiles, cebolla y jitomates más frescos que encuentres en tu tiendita de confianza. Asa lo suficiente pero no quemes tus ingredientes La mayoría de las salsas requieren que ases sus ingredientes principales, tal como los tomates, el ajo, la cebolla y los chiles. Para que tu salsa quede en su punto, debes tener precaución a la hora de realizar este proceso, ya que si se te pasa algún ingrediente quemado, tu salsa quedará agría y será más difícil rectificar su sazón. El caldo de pollo, el ingrediente secreto de las salsas No es de sorprenderse que utilizar caldos naturales en lugar de agua, ayude a mejorar considerablemente el sabor de las salsas, pero en definitiva, el caldo de pollo es ese ingrediente secreto que ayudará a potenciar su sabor mucho mejor. Condimentos para cerrar con broche de oro Es muy común que durante todo el proceso de preparación de las salsas, las personas sazonen y condimenten a diestra y siniestra, lo cual termina siendo un gran problema y la principal razón de que las salsas queden saladas. Asegúrate de condimentar tus salsas al final, cuando vayas a hervirlas o a freírlas; remueve un poco y pruébalas antes de rectificar sazón. ¿Ya conocías estos trucos para preparar las salsas perfectas?
En esta era en la que todo debe llevar la etiqueta de orgánico o entonces algo está mal con nuestros alimentos, comprar vegetales congelados podría traernos un poco de remordimiento, pues no son frescos, ni los pelamos ni cortamos en pedacitos por nosotros mismos.Sin embargo, puede que comprar y cocinar con vegetales congelados no sea tan terrible como podríamos pensar, pues de acuerdo con información de Muy Interesante, hay estudios que demuestran que incluso sin congelar, algunos alimentos pierden nutrientes.Por su parte, los vegetales suelen ser congelados inmediatamente después de ser cosechados, así que retienen la mayoría de sus nutrientes. Algunos estudios incluso han demostrado que ciertos alimentos, como el brócoli o la col rizada, tienen niveles más altos de riboflavina y antioxidantes, respectivamente, cuando están congelados que cuando están frescos.Beneficios de comprar vegetales congeladosTal vez no necesitas convencerte de comprarlos, pero los vegetales congelados no sólo te ahorran tiempo, también te evitan tirar tomates o zanahorias viejas que compraste, nunca usaste y dejaste olvidadas al fondo del cajón de las verduras.Otra ventaja de comprar una bolsita de vegetales congelados es que están disponibles todo el año, incluso si no está en temporada. Sin embargo, es importante saber exactamente qué verduras congeladas compras, porque si bien muchas de ellas no contienen conservantes agregados, algunas pueden perder algo de valor nutricional con la adición de sal, salsas o condimentos que deben ir indicados en el empaque del producto.Por otra parte, la forma en la que los descongelas también es importante. Cuando este proceso se lleva a cabo, hay una “reactivación de los microorganismos y esporas presentes”, además de una “liberación de líquido de exudado”, que puede conllevar a un riesgo de contaminación, dice la doctora Elena Aguilar, para Muy Interesante.Ella refiere que la mejor forma de hacerlo es pasarlos la noche antes al refrigerador, o hacerlo directamente en el microondas, pero tratar de evitar dejarlos descongelarse a temperatura ambiente. Finalmente, aunque los alimentos congelados tienen una vida útil más larga, mantener las verduras en el congelador después de dos años podría reducir potencialmente su valor nutricional. Así que ahora ya tienes un panorama mucho más completo de usar vegetales congelados, sus pros y sus contras.
Las sopas en lata son perfectas para cuando quieres ahorrarte un poco de tiempo en la cocina, pero si buscas darles un poco de sazón personal, estos trucos te pueden servir mucho.Aunque el valor nutritivo de las sopas envasada varía según el tipo de sopa y la forma en que se prepara, este tipo de alimentos sí contienen algunas vitaminas y algo de fibra. De hecho, si bien el procesamiento puede eliminar algunos de los nutrientes, como las vitaminas solubles en agua, otros nutrientes, como la fibra, pueden volverse más fáciles de digerir y absorber. Así que aprovecha estos trucos y prepara tu sopa así:Sopa de fideos con polloEstas sopas son deliciosas y sencillas, perfectas para los días de frío o de lluvia, y les puedes dar un toque como de ramen o de comida china si le añades un huevo cocido.Sólo calienta la sopa en la estufa hasta que hierva y mientras tanto, bate un par de huevos. Una vez que esté en ebullición, baja el fuego y revuelve la sopa con una cuchara de madera. Sigue revolviendo mientras viertes lentamente los huevos batidos en la olla. Después de echar el huevo, sólo deja que se cuajen con la sopa caliente sin moverlos; si no te gusta la idea del huevo también puedes agregarle champiñones en rodajas y cuando la sirvas, echarle un poco de ajonjolí tostado.Sopa de vegetalesUna sopita de vegetales es reconfortante y además, una forma de cenar ligero cualquier día de la semana. Para darle un sabor diferente y más delicioso, sólo tienes que añadirle un poco de queso rallado encima, pero también puedes añadirle unos cuantos crutones.LentejasPara llevar tu sopa de lentejas de lata al siguiente nivel, lo único que tienes que hacer es dorar un poco de salchicha y añadírsela o también puedes hacerlo con chorizo (puede ser de soya).Pon en práctica estos trucos y cuéntanos cómo le das más sabor a las sopas enlatadas en casa. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD