Helado casero, una alternativa más sana
Dietas y Nutrición

Helado casero, una alternativa más sana

Por Kiwilimón - Julio 2013
Uno no necesita ser experto ni tener maquinas carísimas para hacer helado. Aquí te decimos cómo y por qué es una opción de mayor valor nutrimental. Preparar helados a mano nos permite estar en control completo de todos los ingredientes que se le introducen. Además, un helado casero está libre de químicos, colorantes y conservadores que la mayoría de los helados de marcas reconocidas llevan. Tal vez el punto más importante, es que en casa uno puede inventar lo que quiera, el helado pierde los límites y cual sea que sea tu antojo puede ser realizado. Fruta, nueces, yoghurt, semillas: el cielo es el límite. Los valores nutrimentales exceden la expectativa de muchos: Aportan calcio si llevan leche en su composición, contienen vitaminas A, B2 o rivoflavina (básica para el crecimiento), E (protege los nervios, los músculos y el sistema cardiovascular), B12 y fósforo, lo que les convierte en un alimento muy beneficioso para las personas que padecen osteoporosis, debilidad inmunitaria o problemas dermatológicos. En estricto sentido el helado es un alimento, no una golosina y una manera más que agradable de tomar calcio y proteínas procedentes de la leche y las vitaminas de la fruta.   Al prepararlos lo primero que hay que pensar es la base del helado. Hay quienes prefieren la de agua pues es más fresca, ligera y su preparación sólo conlleva jugo de fruta, agua y un poco de azúcar o endulzante si así lo deseas. Para la otra alternativa, la más cremosa, hay diversas variantes pues uno puede usar nata, huevos y yoghurt para darle esa consistencia más untuosa. Un ejemplo es el helado de frutas y yoghurt que puede resultar en diversas facetas, uno simplemente debe tomar dos tazas de yoghurt junto con una taza de frutas y agregar azúcar si las frutas no son dulces naturalmente y licuarlo todo. Después todo lo que queda es congelar por al menos cinco horas y listo. Las variables para hacer helado de yoghurt y fruta son prácticamente inacabables, lo que sí recomendamos es ir al mercado y preguntar qué fruta está en su mejor momento por la estación y elegir esa para hacer el congelado. No hay nada mejor que cocinar con ingredientes de temporada. Ahora, una variante que no es tan conocida es el helado con base de nata. Aunque puede escucharse extraño puede ser muy refrescante si se hace bien y se empareja con fruta fresca. Es muy fácil, la mezcla de dos huevos, media taza de azúcar o endulzante artificial y dos tazas de nata es la base. Después todo lo que queda es agregar fruta molida de tu elección, mezclar y dejar a congelar por seis horas mínimo. El kiwi es una opción ideal para esta preparación pues su acidez corta con lo untuoso de la nata y así queda un helado con mucho cuerpo pero de sabor frutal y fresco. Claro que es posible usar cualquier otra fruta o incluso semillas como pistaches para darle un toque diferente y colorearlo de manera natural. Hay que recordar que agregar un poco de azúcar al helado casero no debe causar culpa, la diferencia calórica entre un helado hecho en casa con productos naturales y uno comprado en el súper supera el 150% de diferencia. Lo mejor de esta idea hogareña es que es compatible con las dietas pues en la mayoría es posible comer frutas y yoghurt por lo que uno no debe alejarse del helado, de hecho puede ser el postre ideal en esos días de antojo donde algo cremoso, frutal y refrescante es todo lo que necesitas para no sufrir y seguir en línea. La receta la eliges tú, pero acá van cinco tips para obtener un helado mejor que el de la tienda: - Revuelve muy bien el helado antes de meterlo al congelador. Después revuélvelo nuevamente una vez que haya estado dos horas congelándose pues esto evitará la cristalización del mismo y obtendrás una textura más sedosa. - El sabor del helado se asienta 24 horas después de su preparación. Para que sepa mejor sé paciente. - El amor nace de la vista y un poco de adorno al helado hace que se apetezca más, un par de trozos de la misma fruta usada para crearlo y unas líneas de miel hacen la diferencia. - El helado no debe consumirse recién salido de la heladera, es mejor sacarlo y esperar unos diez minutos a que el sabor y aroma afloren. - Siempre hay que conservar el helado en recipientes bien cerrados, de lo contrario pueden contaminarse del aroma de otros ingredientes en el refrigerador.  

Helados Caseros

 

Receta de Helado de Yoghurt

Ingredientes: - 3 tazas de yoghurt natural puede ser también del sabor que elijas - 3 sobres de Splenda - 1 cucharadita de extracto de vainilla Si quieres ver los pasos para preparar esta receta da click aquí.  

Receta de Té Verde

  Ingredientes: - 200 mililitros de leche - 2 yemas de huevo - 2 cucharadas de azúcar - 2 cucharadas de matcha té verde en polvo - 100 mililitros de agua caliente - 200 mililitros de nata liquida espesa, ligeramente montada Si quieres ver los pasos de esta receta da click aquí.  

Receta de Helado de Mango Natural

  Ingredientes: - 600 gramos de pulpa de mango - 1 lata de lechera o leche condensada Si quieres ver los pasos para preparar esta receta, da click aquí.   Encuentra más recetas de helado dando click aquí.  

"¿Cuál es tu helado favorito?"

Califica este artículo
Calificaciones (1)
Yovany Chach
02/09/2019 16:11:55
Excelente
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Porque nos encanta el pan de muerto relleno, con estas deliciosas opciones podrás comprar tu pan o prepararlo con estas recetas, cortarlo a la mitad y añadirle tus ingredientes favoritos. ¡Así que no te pierdas estas 10 maravillosas ideas para rellenar tu pan de muerto en casa! Crema pastelera La crema pastelera es uno de los ingredientes favoritos a la hora de rellenar cualquier pan, pero la combinación de esta rica crema con la esencia de naranja y mantequilla del tradicional pan de muerto no tiene comparación. Nata Otro popular ingrediente para el pan de muerto relleno es la nata, la cual puedes conseguir en cualquier súper fácilmente. ¡Prueba tu pan de muerto relleno de nata y cuéntanos qué te parece! Crema batida con frutos rojos Si quieres una opción un poco más ligera, no te pierdas el pan de muerto relleno con crema batida y frutos rojos. Te recomendamos agregar frambuesas y moras azules, ya que son más pequeñas, pero también puedes cortar trozos de fresas y zarzamoras.Nutella ¿Has probado el pan de muerto relleno de Nutella? Si todavía no lo has hecho, te estás perdiendo de un gran manjar. Lo mejor es que de esta manera, tú decides cuánto relleno ponerle. Chocolate Escoge tu chocolate favorito, derrítelo a baño María y rellena tu pan de muerto con el dulce más especial en el mundo. También puedes probar este pan de muerto relleno de chocolate con mole. ¡No podrás creer lo delicioso que sabe!Dulce de leche Otra opción muy sabrosa es el pan de muerto relleno de dulce de leche, una combinación que seguramente no habías pensado pero que te encantará. Helado ¿Cómo que no has probado el pan de muerto relleno de helado? Atrévete a mezclar esta deliciosa combinación con tu sabor de helado favorito y cuéntanos qué te parece. Crema de rompope Prepara tu relleno con un poco de crema para batir, un toque de rompope y prueba un pan de muerto relleno tan innovador y rico como nunca imaginaste. Cajeta Porque la cajeta se lleva bien con todo, no te pierdas este maravilloso relleno para un pan de muerto extra delicioso. ¡Te encantará! Mermelada Quizás ya habías pensado en este ingrediente, pero aceptémoslo, un pan de muerto relleno de mermelada es un catálogo con opciones infinitas, además de que lo puedes mezclar con queso crema o alguno de los ingredientes que hemos mencionado previamente. Si necesitas más inspiración, esta receta te puede servir para preparar pan de muerto relleno de guayaba y queso.Lo mejor de esta increíble lista es que seguramente podrás encontrar todos esos ingredientes fácilmente en tu cocina, así que cuéntanos, ¿qué pan de muerto relleno probarás primero?
La dieta alcalina: otra vereda de la nutrición que asegura ser el “mejor tipo de alimentación”. Su existencia se basa en la creencia de que las enfermedades aparecen en un cuerpo con acidez alta. Para prevenirlas, esta dieta propone alcalinizarnos –recordarán sus clases de química en la secundaria, sobre los ácidos y las bases– a través de alimentos que aumentan el pH en el organismo.Así, los adeptos a la dieta alcalina llenan sus refrigeradores con leguminosas, vegetales y hortalizas. En cambio, los alimentos de origen animal y los lácteos son enviados a la esquina de la vergüenza. ¿Cafecito en la mañana, chocolate en la tarde? Nunca más. Esto porque las dietas ricas en cloruro y sodio promueven la creación de un medio más ácido, mientras que las dietas ricas en potasio y bicarbonato alcalinizan mejor.El principio suena lógico, sin embargo, el Centro de Investigación en Alimento y Desarrollo dice que no hay evidencia científica que confirme la efectividad de la dieta alcalina. Y aquí algo maravilloso: el cuerpo humano ya viene equipado para logar un balance en el pH a través de mecanismos renales y hasta respiratorios. (Por eso la meditación ayuda no sólo a la mente, sino también al cuerpo.) Mientras que los partidarios de la dieta alcalina aseguran que puede vencer varias enfermedades como el cáncer, el Centro de Investigación en Alimento y Desarrollo afirma que ¡las células cancerígenas no pueden vivir en un ambiente alcalino como tampoco lo pueden hacer otras células del cuerpo!Para no quedarme con más dudas y explorar los pros y los contras de la dieta alcalina, hablé con una de nuestras nutriólogas de casa, experta en bioquímica, Jennifer Asencio. Esto fue lo que me dijo. Pros:• Efectivamente un pH alcalino puede reducir la inflamación por el alto consumo de vegetales –sí, también consumir demasiados vegetales puede ser contraproducente–.• La dieta acciona buenas prácticas como eliminar alimentos ultraprocesados, harinas refinadas y azúcares añadidos –responsables de la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares– mientras que impulsa el consumo de alimentos saludables como las legumbres, verduras y hortalizas. • Existen algunas evidencias de que la acidosis inducida por alimentos ácidos podría causar eventos moleculares asociados con la carcinogénesis (cáncer).Contras:• Hasta el momento no está probado que se pueda regular la acidez mediante el consumo de diferentes alimentos.• La dieta alcalina produce falsas expectativas pues a veces las personas esperan que los resultados sean como los de un détox –aunque Jennifer asegura que sí iremos al baño con mayor regularidad y evitaremos el estreñimiento–.• Esta no es una dieta “milagro”; si bajamos o no dependerá de la cantidad de calorías que consumamos.• El organismo es tan perfecto que ya cuenta con sistemas funcionales para mantener la acidez y la alcalinidad.• El pH en nuestro organismo varía de un área a otra, por ejemplo: necesitamos una mayor acidez en el estómago (pH de 1.35 a 3.5) para ayudar a una mejor digestión y a protegernos contra microorganismos oportunistas. Sin embargo, se requiere que la capa que cubre el epitelio sea alcalina para prevenir lesiones de la mucosa. Lo mismo sucede en la piel, en la orina, etcétera.Al final, nada como responsabilizarnos por nuestras elecciones de comida. No hay una dieta como llevar una alimentación balanceada que escuche las necesidades y deficiencias del cuerpo y nos conecte con él.
Seguro conoces el árnica como pomada para cuando tienes dolores por golpes, para bajar la inflamación e incluso para tratar moretones, pero esta hierba medicinal también se puede beber en té de árnica y tiene muchos beneficios.El secreto para que el árnica funcione como desinflamatorio es que contiene helenalina, el elemento activo que no sólo le da el efecto antiinflamatorio, sino también antitumoral. ¿Para qué se toma el té de árnica?El árnica es usada sobre todo en tratamientos homeopáticos para desinflamar, aliviar dolores musculares o dolor de garganta. Además de té de árnica, esta hierba se usa para saborizar bebidas, postres lácteos congelados, dulces, productos horneados, gelatinas y pudines, y también se usa en productos cosméticos, como tónicos para el cabello.Existen varios medicamentos homeopáticos de árnica que se comercializan como un tratamiento eficaz para la osteoartritis, la neuralgia posterior al herpes, la neuropatía diabética, el dolor posquirúrgico, la cicatrización de heridas e incluso el cáncer, pero la evidencia científica que respalde su uso en el tratamiento de cualquier afección médica aún es limitada.El té de árnica se debe tomar muy diluido y sólo se deben usar las hojas, pues la flor tiene un nivel de toxicidad mayor. Para preparar té de árnica, calienta una taza de agua y una vez que hierva, añade una pizca de hojas de árnica, si lo deseas, puedes endulzar con miel o mezclar con otras hierbas, como manzanilla.Los químicos activos en el té de árnica pueden reducir la hinchazón, disminuir el dolor y actuar como antibióticos. Sin embargo, no se recomienda su uso con otros medicamentos o productos a base de hierbas que puedan diluir la sangre, como la aspirina, por ejemplo, pues algunos estudios han evidenciado que estos mismos químicos pueden limitar la capacidad de una persona para formar coágulos de sangre.Se dice también que el té de árnica funciona para prevenir el ardor que causa la gastritis y aliviar dolores y síntomas del resfriado, pero estos beneficios no están respaldados por suficiente investigación científica.Recuerda que si estás tomando árnica como medicamento homeopático, debes informar a tu doctor para que te oriente sobre su uso.
El té de manzanilla no falta en las casas para cuando alguien se siente mal del estómago, mientras que un té jengibre nunca falla para cuando estamos resfriados. No hay duda de que los tés herbales son excelentes remedios caseros.Pero además de estos que son muy comunes, existen otros tés herbales con muchos beneficios que puedes considerar tener en casa, pues pueden ayudarte con síntomas como las náuseas, dolores menstruales, o incluso aliviar la ansiedad, descúbrelos a continuación.Té de mentaEl té de menta es uno de los más utilizados en el mundo y estudios científicos han confirmado los efectos beneficiosos de la menta en el tracto digestivo. En específico, puede ayudar a aliviar la indigestión, las náuseas y el dolor de estómago, por lo tanto, el té de menta es un excelente remedio natural para estos síntomas.Té de equináceaLa equinácea es una planta medicinal cuyo té funciona como un remedio extremadamente popular para prevenir y acortar el resfriado común. La razón que da la evidencia científica es que la equinácea puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y por eso podría ayudar al cuerpo a combatir virus o infecciones, además de disminuir la gravedad de los síntomas o incluso prevenirlo. También esta bebida herbal tibia puede ayudar a calmar el dolor de garganta o aclarar la congestión nasal cuando sientes que se acerca un resfriado.Té de rooibos o té rojoEl de rooibos es un té de hierbas que proviene de Sudáfrica, está hecho de las hojas del rooibos o arbusto rojo, por lo que también se conoce como té rojo. Los sudafricanos lo han utilizado históricamente con fines medicinales, pero hay muy poca investigación científica sobre el tema.Sin embargo, un estudio ha demostrado que el té de rooibos puede beneficiar la salud ósea, el cual sugiere que, junto con el té verde y negro, podría estimular las células involucradas en el crecimiento y la densidad ósea, pues reducen los marcadores de inflamación y toxicidad celular. Té de salviaEl té de salvia es bien conocido por sus propiedades medicinales y la investigación científica ha comenzado a respaldar varios de sus beneficios para la salud, especialmente el que está enfocado a la salud del cerebro, pues la salvia es beneficiosa para la función cognitiva, así como potencialmente eficaz contra los efectos de las placas implicadas en la enfermedad de Alzheimer.Además, la salvia también parece proporcionar beneficios cognitivos para adultos sanos, pues varios estudios encontraron mejoras en el estado de ánimo, la función mental y la memoria.Té de pasifloraLas hojas, tallos y flores de la pasiflora se utilizan para hacer té de pasiflora, el cual se usa tradicionalmente para aliviar la ansiedad y mejorar el sueño. Lo mejor de todo es que varios estudios han comenzado a respaldar estos usos. Por ejemplo, un estudio encontró que beber té de pasiflora durante una semana mejoró significativamente los puntajes de calidad del sueño, mientras que dos estudios en humanos encontraron que la pasiflora fue efectiva para reducir la ansiedad. Sin duda, tener estas hierbas en casa será una gran opción para hacer tés medicinales, como remedios caseros para diversas afecciones.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD