Ingredientes sanos que no lo son
Dietas y Nutrición

Ingredientes sanos que no lo son

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
No te dejes engañar, hay muchos ingredientes y productos en el mundo que navegan con bandera de saludable pero que en realidad no lo son. Aquí algunos ejemplos para comer sanamente de verdad. Recuerda que todo se reduce a tener una dieta balanceada cuando deseas cuidar de tu cuerpo, para lograrlo debes comer bien y es difícil cuando tenemos algunos conceptos cruzados. Estos son algunos productos que prometen ayudar pero que tal vez estén mejor lejos de tu alcance.

Cereal

No es que sea malo para la salud, pero tampoco es una maravilla de la nutrición. Si te has fijado en las cajas de cereal comercial y has visto todo lo enriquecidos que están esto no es por lo que estén naturalmente, sino que se les agrega toda esa fibra y vitaminas de forma artificial. Comer cereal no hace daño si no lo hace en exceso, pero no confíes en un platón de este producto para darte la fuerza que necesitas cada mañana. Esto incluye a las barritas de cereal.

Aderezos

Todos tenemos en mente que comer ensalada es saludable y ayuda a ponerse en forma. Es cierto, pero lo que nos puede arruinar la idea es el aderezo, a menos de que estés usando aceite de olivo y vinagre natural, puede que estés consumiendo más calorías de lo que piensas. Los aderezos comerciales están rellenados con  jarabe de maíz para hacerlos más duraderos y espeso, pero esto aumenta la cuenta calórica de una manera brutal. Se ha comprobado que las ensaladas que venden en comercios de comida rápida no son dañinas, pero que el aderezo que te dan es casi el equivalente a una de sus hamburguesas en cuanto a calorías se refiere.

Sushi

Sabemos que la cultura japonesa es una de gente delgada y buena alimentación en su mayoría. Esto es porque comen ligero, fresco y sano, pero lo que nosotros conocemos como sushi en nuestro país difiere mucho de la dieta nipona original. Empezando por la soya estamos hablando de altas cantidades de sodio, el pescado congelado que se usa en la mayoría de los establecimientos puede estar contaminado con mercurio y el témpura acaba por redondear una comida bastante calórica. Si te gusta mucho el sushi ve a lugares donde te aseguren que el producto es fresco y donde no se inclinen tanto por las preparaciones fritas como las brochetas.

Avena y granola

Este es uno de los mitos más grandes. A menos que veas cómo se hace la granola en tu casa la probabilidad es que se haga con cantidades de conservadores y azúcares comparables con la comida rápida de la esquina. Se ha comprobado que tanto la avena como la granola de grandes y pequeñas marcas, aún las orgánicas poseen tres cucharadas de azúcar por taza. Cuidado.

Receta de Granola Hecha en Casa

Ingredientes: - 3 tazas de avena - 3/4 de taza de miel - 3 cucharadas de mantequilla derretida - 1 cucharada de extracto de vainilla - 1 taza de nuez - 1/2 taza de semillas de sésamo - 1/2 taza de pasa sin semillas - 1/2 taza de arándano deshidratado o cerezas deshidratadas - 1/2 taza de chabacano deshidrata Da click aquí para ver el procedimiento para ver esta deliciosa granola.   Encuentra más recetas saludables dando click aquí.  

"Sigue estos consejos y verás que funcionan."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Mascarillas caseras con miel para cualquier tipo de piel
El proceso único que se lleva a cabo para obtener la miel la hace especialmente beneficiosa para usos cosméticos y una mascarilla casera con este ingrediente puede ayudarte con el acné, a curar cicatrices y a emparejar el tono de la piel.La miel cruda está llena de propiedades buenas para la piel y funciona especialmente bien para personas que tienen acné o afecciones como eccema o psoriasis. También ayuda a equilibrar las bacterias de la piel y si consigues miel de Manuka, este producto ha demostrado ser significativamente más eficaz para curar heridas, tanto que ahora los médicos la utilizan en entornos clínicos. Lo que hace a la miel tan buena como mascarilla es que acelera los procesos de curación de las células de la piel. Por ejemplo, si tienes imperfecciones o un brote de eccema, la miel sin pasteurizar podría acelerar la curación y reducir la inflamación. La miel cruda también es un exfoliante natural, lo que significa que aplicarla en el rostro quita la piel seca y opaca, y permite revelar nuevas células cutáneas debajo.Cómo usar miel como mascarilla caseraPuedes usarla para lavarte la cara, hacer un exfoliante o hacer una mascarilla de miel casera semanal. La miel es un gran complemento para cualquier régimen de cuidado de la piel, sin importar el tipo de piel que tengas.Aquí te dejamos algunas mascarillas con miel efectivas que puedes hacer en casa y que son perfectas para probar un fin de semana. Recuerda aplicarlas con la piel limpia y como tip extra y muy ganador, coloca un paño húmedo y tibio sobre tu cara para abrir los poros antes de la mascarilla. Después de enjuaga, lava tu cara con agua fría o usa un tónico para cerrar los poros. Mascarilla de miel para piel grasaLas mascarillas de arcilla con miel son increíbles para la piel grasa. La miel ayuda a eliminar el exceso de ella, mientras que la arcilla es altamente absorbente y la elimina mientras exfolia suavemente.La bentonita y la arcilla roja marroquí son dos de las mejores opciones de arcilla para equilibrar los aceites naturales y ambos tienen propiedades antibacterianas para tratar la piel propensa al acné. Para hacer esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de miel1 cucharadita de arcilla bentonita o arcilla roja marroquí1 cucharadita de vinagre de manzanaMezcla la arcilla con la miel y el vinagre de manzana en un tazón pequeño no reactivo (es decir, que no sea de metal). Aplica suavemente en la cara y el cuello, deja actuar 15 minutos y enjuaga la mascarilla primero con agua tibia y luego con agua fría.Mascarilla de miel para pieles secasLa miel y el aguacate son la combinación perfecta de ingredientes hidratantes para pieles secas, mientras que las almendras molidas exfolian suavemente y sus grasas buenas dejan la piel con una sensación súper suave. Para esta mascarilla casera necesitas:2 cucharadas de miel (o 1 cucharada de miel y 1 cucharada de aceite como jojoba o almendra dulce)1/4 de aguacate, machacado2 cucharadas de almendras finamente molidasMezcla la miel y el aguacate en un tazón pequeño, luego agrega las almendras molidas. Extiende la mezcla sobre la cara y el cuello, deja actuar de 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia.Mascarilla facial de miel para piel sensible (o para la inflamación)El té verde o matcha y la miel son dos ingredientes que ejercen magia antiinflamatoria para el enrojecimiento y la inflamación de la piel. Esta combinación relajante es lo suficientemente suave para pieles sensibles, pero puedes hacer una prueba en un pedacito de piel pequeño para asegurarte. Ambos ingredientes son potentes antioxidantes que combaten los radicales libres y reparan la piel dañada. Para esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de té verde o matcha en polvo (puedes abrir una bolsita de té verde y usar las hojas)1 cucharada de miel1 cucharadita de aceite de almendras dulces o jojobaCombina el polvo de matcha o té verde, la miel y el aceite en un tazón pequeño y mezcla bien. Aplica sobre la cara y déjalo actuar por 15 minutos antes de lavar con agua tibia.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD