Insectos: el alimento del futuro
Dietas y Nutrición

Insectos: el alimento del futuro

Por Kiwilimón - July 2013
¿Comer bichos te parece extraño? Habría que replantearse la idea pues los insectos son una fuente nutricional prácticamente inagotable y la respuesta más viable para acabar con el hambre en el mundo. Todos sabemos que en México se comen insectos. Los salan, les ponen gotas de limón, chile piquín y para adentro. El problema es que, aún cuando estemos concientes de su uso como alimento, los hemos exorcizado como cultura hasta llevarlos a un estatus de tabú; nada podría estar más lejos de la realidad pues el consumo de estos pequeños, o a veces macizos invertebrados, es una herencia prehispánica como hay pocas. Su uso en la cocina precolombina era predominante y eran consumidos tanto por el público general como por los altos mandos de la política y el clero.   La mayoría de los insectos comestibles son pura proteína sin el déficit de tener grasas o azúcares. Al ser invertebrados de sangre fría llevan un proceso calórico mínimo que los hace guardar los nutrimentos dentro de su cuerpo, por ejemplo los grillos son ricos en calcio y las termitas tienen mucho hierro, las hormigas por su parte son una fuente inmensa de fibra. Otro factor a considerar es el número de personas que hay en el planeta y el porcentaje de estas que viven en pobreza extrema sin medio alguno para alimentarse. Según la ONU seremos 9.000 millones de individuos sobre el planeta para el año 2050 y los alimentos que hoy existen no serán suficientes para todos. El número de insectos que existen por persona (sólo en México hay casi 300 especies comestibles), es de 40 toneladas, es una fuente de alimento nutritivo suficiente para quienes vivan estos momentos de sobrepoblación y los que sigan.  

Platillos mexicanos a base de insectos

Receta de Chapulines Fritos

Si eres un aventurero en la comida y te atreves a probar todo tipo de platillos este es ideal para tí. Esta receta de chapulines fritos cómela como botana. Ingredientes: - agua - cal blanca - aceite de oliva - sal al gusto - 1 guindilla - chapulines Para ver el procedimiento de la  receta da click aquí.  

Receta de Tacos de Escamoles

Los escamoles son un insecto comúnmente preparado por los mexicanos que se comen en tacos. Ingredientes: - 1 kilo de escamoles - 5 cucharadas de aceite - 2 cucharaditas de sal al gusto - epazotes opcional - chiles serranos opcional - tortillas de maíz Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.   Aunque parezca extraño ya hay miles de millones de personas que toman insectos como una de las bases de su dieta. Los números no mienten, según una investigación hecha por la FAO se estima que los insectos forman parte de la dieta tradicional de al menos 2.000 millones de personas en el mundo. Se comen más de 1.900 especies, principalmente en África y Asia. Lo más consumido son los escarabajos, orugas, abejas y hormigas. Después les siguen los saltamontes, langostas, grillos, cigarras, saltamontes, chicharritas, cochinillas, chinches, libélulas y moscas. Un estudio de foodservicewarehouse.com dice que cambiar el cerdo y la carne por grillos y demás rastreros resultará no sólo en una mejor alimentación, sino que en una reducción del 95% de gases invernadero a nivel mundial. Al mismo tiempo, acabar con los insectos es prácticamente imposible, su acelerada reproducción los hace una alternativa viable para ser la primaria fuente alimenticia en el planeta. No quedan más que débiles paredes ideológicas que, a mi parecer, caerán pronto. Lo que todos deberíamos hacer por nosotros mismos, el planeta y nuestros nietos es tomar una lección de aquel éxito infantil de Disney donde un tierno león se encuentra con un jabalí y una suricata que le enseñan a dejar las preocupaciones atrás, levantar un tronco, tomar un puñado de insectos babosos y, ¡hakuna matata!  

"¿Te atreves a probarlos?"

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si hay algo de lo que hemos escuchado ya mucho, los superfoods, sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y la pobre calidad de los alimentos que consumimos está entre los temas principales. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. El ritmo de vida que se vive actualmente es muy vertiginoso y estresante, y esto influye en la calidad de sueño, lo cual a la vez, tiene repercusiones en la salud.Quizá muchas personas no lo sepan, pero dormir bien es igual de importante que una correcta alimentación. Un mal descanso puede dañar seriamente tu bienestar, influir en el humor y tener otras repercusiones negativas, como cansancio, somnolencia, déficit de atención y concentración, irritabilidad y lentitud de pensamiento. Además, un mal sueño puede propiciar desórdenes y enfermedades como la ansiedad y la depresión, e incluso derivar en problemas mucho más severos como hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.Así que para mejorar la calidad de tu sueño por la noche y evitar todos estos problemas te tenemos estos consejos.Cuida lo que comes y tomas antes de dormir: Hay que limitar las bebidas con cafeína como refrescos, cafés y tés. Tampoco consumas alcohol por las noches, ni comidas irritantes ni grasosas, ya que esto puede generarte indigestión e interrumpir tus horas de sueño. Crea hábitos saludables: Acuéstate en un horario regular todas las noches para crear una rutina y acostumbrar a tu cuerpo a las horas de descanso. También trata de despertarte siempre a la misma hora. Realiza ejercicio habitualmente: Realizar alguna actividad física, además de ser bueno para tu salud, favorece el descanso durante la noche; sin embargo, procura hacerlo durante el día y no antes de dormir. Limita el uso de tu celular antes de dormir: La luz del celular y otros dispositivos, además de las emociones y pensamientos que provocan las redes sociales, correo electrónico y mensajería instantánea, hacen que sea difícil conciliar el sueño. Trata de meditar un poco: Prepara el cuerpo para descansar y realiza cosas relajantes antes de acostarse. Puedes hacer meditación, respiraciones profundas, estiramientos, leer un libro o tomar un baño de agua tibia como antesala para dormir. Limita las actividades en la cama: No es bueno que utilices la cama para realizar otras actividades además de dormir, te recomendamos no trabajar, ver la tele o comer en la cama. Mantén ordenado y limpio tu cuarto: Dicen que el caos llama al caos, y si tienes un desastre en tu cuarto, no podrás tener paz y descansar de manera adecuada. Tener orden y limpieza tranquilizará tu mente. No hagas siestas de más de 30 minutos: Si bien las siestas son muy benéficas para la salud, hacerlas por un tiempo prolongado puede ser contraproducente y “espantarte” el sueño por las noches. Intenta seguir estos consejos y verás como te despiertas fresco, descansado y feliz.
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD