Jamás creíste que comer estos alimentos te haría lucir un abdomen plano
Dietas y Nutrición

Jamás creíste que comer estos alimentos te haría lucir un abdomen plano

Por Kiwilimón - Agosto 2017
  Pasas horas y horas en el gimnasio, cuidas tu alimentación, pero aún no logras tener un abdomen plano. ¿Te suena familiar? Aunque hacer ejercicio es importante, lo que comes también tiene un papel importante en cómo te ves. Existen alimentos que en lugar de ayudarte a conservar la línea, pueden inflamarte o hacerte retener líquidos. Para que puedas lucir bellísima estas vacaciones con un abdomen plano, te compartimos una lista de alimentos que te ayudarán a bajar la hinchazón. Te aseguramos que se convertirán en tus mejores aliados:

Almendras

Este fruto seco contiene mucha proteína y fibra, necesaria para hacer funcionar tu sistema de forma correcta. Además tiene altos niveles de vitamina E, antioxidantes y magnesio, el cual sirve para hacer músculo y regular la presión sanguínea. Con esta receta llenarás tu cuerpo de energía sin inflamar tu estómago: Receta recomendada: Ejotes verdes con almendras

 Vegetales

Los vegetales, en especial los crudos, están repletos de vitaminas y antioxidantes que ayudan a conservar en buen estado tu organismo. Pero, lo mejor de los vegetales es la cantidad de fibra soluble e insoluble que contienen, ya que esto ayuda a que te sientas satisfecha por más tiempo y que tu cuerpo se deshaga de lo que no necesita. Prepárate para que ese vestido te cierre con esta rica cacerola de vegetales: Receta recomendada: Cacerola de berenjena, calabacita y jitomate

Yogurt

Lo más recomendable es que el yogurt que elijas contenga probióticos, ya que estos ayudan a la flora de tu estómago. Si has notado que últimamente tu digestión es lenta o muy pesada, toma por la mañana un vaso de yogurt deslactosado y verás cómo se desinflama tu abdomen. ¿Un postre que te ayuda a conservar la figura? ¡Aquí lo tienes! Deléitate con este rico helado. Receta recomendada: Helado de yogurt

Salmón

Este pescado es uno de los mejores alimentos para deshacerse de la grasa abdominal. Además de que contiene ácido Omega 3, sus altos niveles de vitamina D ayudan a combatir la obesidad y disminuir la grasa en torno al abdomen y la cintura. Si a pesar de hacer ejercicio, no logras bajar ese rollito, agrega salmón a tu dieta diaria. Con este salmón curado al betabel disfrutarás el proceso de conseguir un abdomen plano.

Aguas de frutas

Tal vez sea cero calorías, tal vez tenga edulcorantes, es más, podría no llevar ningún tipo de saborizante, pero aún así, las bebidas gaseosas pueden hincharte. Olvídate de los refrescos y cámbialos por aguas de frutas naturales. Disfruta los beneficios de los cítricos y la chía con esta refrescante bebida. Receta recomendada: Agua de cítricos y chía

¿Conoces algún ingrediente secreto que te ayude a conservar el abdomen plano? Compártenos tus recetas.

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los aguacates son una de las frutas más nutritivas y deliciosas. Su pulpa suave y cremosa tiene ácido fólico, hierro, magnesio, vitamina B, fibra, entre muchos otros nutrientes. También son una fruta saludable para el corazón ya que contienen grasas buenas, son bajas en grasas saturadas y no contienen colesterol ni sodio.  Los aguacates frescos pueden ser parte de una dieta y un estilo de vida saludables para el corazón y puedes aprovechar el hueso del aguacate para crecer una linda planta en tu hogar.   Descubre aquí como puedes crecer una planta de aguacates a partir de su hueso. ¿Qué necesitas? Un hueso de aguacate limpio y seco Un tarro con agua Palillos de dientes  ¿Qué tienes que hacer? Lava bien el hueso de aguacate. Coloca tres palillos de dientes en cada costado del hueso y uno en la parte superior. Esto evitará que el hueso se hunda. Coloca el hueso en un vaso o frasco con agua, puedes usar uno de boquilla ancha. Sólo deberás colocar en agua la parte más ancha del hueso. Lo mejor es que uses un frasco o vaso de vidrio para que puedas revisar cuando las raíces comiencen a brotar.  Pon el vaso o frasco en un lugar cálido y luminoso. Recuerda que no debe estar expuesto directamente a la luz del sol. Cambia el agua cada cinco días para evitar que crezcan moho y hongos. Las raíces deberán brotar del hueso en un lapso de dos a seis semanas, después de haberlo puesto en el agua. (Si después de ocho semanas aún no ves avances, verifica tu proceso y comienza con otro hueso). Revisa el nivel del agua constantemente, así podrás asegurarte que el hueso siempre estará sumergido unos 2 cm o un poco más de ¾ de pulgada.  Cuando los tallos que brotan del hueso de aguacate alcancen 15 cm, deberás cortarlos.  Una vez que las raíces estén más fuertes, el retoño haya crecido y tenga hojas, pasa la plantita a una maceta. La mitad del hueso debe quedar fuera de la tierra.  ¿Cómo debes cuidar tu planta?  La planta debe estar en un lugar cálido y soleado. Riega la planta entre dos y tres veces a la semana.  Lo mejor será que traspases la planta a una maceta más grande, entre marzo y junio. Cuando plantas un aguacate a partir de un hueso, toma más tiempo que el árbol dé frutos. Se calcula que una planta de aguacate que nació de un hueso puede dar frutos entre cinco y 13 años después de haber sido plantada. Así que sé paciente, disfruta de tu linda planta y continúa disfrutando de los Aguacates de México, llenos de vitaminas, minerales, nutrientes y sabor.  
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD