La comida picosa podría ser la clave de la longevidad
Dietas y Nutrición

La comida picosa podría ser la clave de la longevidad

Por Kiwilimón - Agosto 2015
A partir de ahora querrás ponerle salsa todo lo que comas, de acuerdo con un estudio chino, publicado en la revista británica BML, la comida picante está relacionada con la longevidad. Según datos de la investigación, consumir alimentos con picante por lo menos una vez a la semana puede reducir la tasa de mortalidad al disminuir las enfermedades cardíacas, respiratorias y el riesgo de cáncer. Este estudio, cuya duración de siete años, está basado en la encuesta de 500 mil pobladores chinos. Los resultados arrojaron que aquellos hombres que comieron estos alimentos por lo menos una vez por semana, tenían 10% menos probabilidad de morir en los siguientes años. Por otro lado, la mortalidad en mujeres disminuyó de 12 a 22% para quienes al consumir picante de manera regular. Estos datos no demuestran que los alimentos picantes tengan la capacidad por sí mismos de reducir la mortalidad, no obstante, los hombres que comían picante más de tres veces por semana sufrían menos enfermedades respiratorias que el resto. En las mujeres, además del descenso en las enfermedades respiratorias, disminuyeron las dolencias cardíacas y las infecciones. La clave de la longevidad podría estar en la capsaicina presente en el chile y los pimientos, muy utilizados en la cocina china. Así que habrá que comer más salsas, adobos, moles, rajas y chiles rellenos para disfrutar con salud muchos años más. Ver artículo original Artículo cortesia de:      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Un libro, un rollo de papel higiénico o incluso un cerebro humano podrían ser nada más y nada menos que pastel por dentro y fondant por fuera, pues algunos artistas de la repostería han probado que pueden hacer pasteles híper realistas y engañar a tus ojos.Videos de este tipo de pasteles se han vuelto virales y nos dejan incrédulos, además de que ahora dudamos de que lo que nos rodea sea real, pues internet ya ha convertido estas creaciones artísticas un meme, por supuesto.Aunque parecen ser de otro mundo, estos pasteles están hechos como cualquier otro, con pan, un poco de betún y mucho fondant. El fondant es un tipo de glaseado o icing, como el de las galletas y se usa comúnmente para esculpir o decorar pasteles, cupcakes y otros postres. Sin embargo, la textura del fondant es muy diferente a la mayoría de los glaseados y es lo que lo hace único.También conocido como pasta de azúcar, el fondant está hecho de azúcar, agua y jarabe de maíz, principalmente, pero el fondant que se usa para estos pasteles/esculturas de repostería suele tener además grenetina o glicerina añadidos.Imagen tomada de Instagram, @redrosecake_tubageckil.Entre las formas caseras de hacer fondant, hay fórmulas que incluyen azúcar glass y bombones (malvaviscos), pero definitivamente, ese tipo de fondant no es muy útil para hacer pasteles realistas.Hay muchos chefs famosos por sus pasteles realistas, algunos de los más populares son Natalie Sideserf, Luke Vincentini o Debbie Goard, cuyos videos e imágenes de pasteles con formas de objetos como vasos de café o animales, como armadillos o perros, han hecho mucho ruido en redes sociales.Imagen tomada de Instagram, @lukevincentini.Además de los memes, estos pasteles también han desencadenado el debate sobre el fondant, pues muchas personas no lo comen o creen que es un ingrediente terrible por estar hecho de azúcar. ¿Tú que opinas de estos pasteles y el fondant?
El uso horario y las coordenadas geográficas pueden cambiar y, sin embargo, las mañanas del mundo entero huelen a café: a los procedentes de Etiopía, de Guatemala, de Colombia, de Brasil o de México; tierras cuyos componentes, alturas y temperaturas caen como anillo al dedo al cultivo del oro verde. Pero claro, no todos los cafés son ese placer a veces frutal, a veces terroso, que despierta a los sentidos lo mismo que al cuerpo. Si la taza está hecha en México, hay de dos: que sea soluble –el país es uno de los mayores consumidores de los llamados “instantáneos”– o que sea de grano –café procedente del comercio justo y de los microclimas que en su mayoría ofrecen una calidad inmejorable–. Lo primero que hay que saber es que la mejor taza de café mexicano no es soluble, sino de grano. ¿De qué estado en particular procede? Aquí, la respuesta se pone interesante. La tradición cafetalera nacional se importó en Veracruz a penas se descubrió que el café tenía propiedades estimulantes para el cuerpo. Desde el siglo XVIII las fincas cafetaleras proliferaron por las montañas y laderas de ese estado, de Oaxaca, de Chiapas, de Puebla, de Nayarit y de diez entidades productoras. De ahí que el mejor café de México provenga de varios orígenes y no sólo de uno. Lo importante es conocer lo que ofrece cada geografía y el “saber hacer” de cada productor (este término se emplea para hablar de las técnicas, el conocimiento y la experiencia alrededor de la producción de algo tan complejo como el café). Jesús Salazar, el Cafeólogo –doctor y filósofo que ha puesto al café de Chiapas en el ojo mundial– me cuenta que gran parte de los 500 mil caficultores nacionales pertenecen a etnias indígenas. Para él, este es un valor adicional que el café mexicano ofrece versus la competencia. ¡Conocimientos y cultura en cada taza! En Chiapas, uno de los orígenes del mejor café de México, se cultivan variedades clásicas como bourbón, typica, caturra e incluso marago en tierras de policultivos. ¿Y dónde creen que terminan los aromas y sabores de esos otros productos que crecen en la tierra? Acertaron. Todo eso le confiere características únicas al cafecito de la mañana. Tenejapa, Jaltenango, Monte Cristo son algunos de los poblados chiapanecos donde se produce café de gran calidad. Sin embargo, para el Cafeólogo no hay un área única que deba llevarse el título de La Mejor. Para él, en cada taza caben las montañas, la flora y la fauna, la gastronomía, la historia y cultura. Él dice que lo intangible le da un “valor agregado” a la taza de café perfecta.Otro estado en el que se produce el mejor café de México es Veracruz. En su territorio existe una combinación exitosa de suelos, humedad, sol y sombra que son el escenario perfecto para que las cerezas del café crezcan a sus anchas. No por nada el mayor número de medallas del concurso Taza de Excelencia México se ha quedado en la entidad. Poblaciones como Zongolica, Coatepec y Huatusco están bajo la mirada de los principales concursos de café mundiales, pues están haciendo las cosas bien desde el campo. Existen proyectos como el de Rodrigo Quirós y Carlos Juárez, de Ímpetus Café, que luchan diariamente para que, además de una buena producción, el café pase por un proceso de tostado de calidad y que su preparación en la barra sea la óptima. Si me preguntan a mí, las tazas más impresionantes que he probado en México proceden de la zona de Huatusco en Veracruz. La probé en Ímpetus Café en el puerto, junto a unas galletas recién horneadas. En la ciudad de México, Chiquitito Café tuesta e infusiona granos de Boca del Monte, en Veracruz, y de Pluma Hidalgo, en Oaxaca. Su café es excepcional. En Cucurucho, otro de mis favoritos personales, existe un café de pequeños productores llamado La Resistencia y que procede de Nayarit: una locura de notas cítricas. Sólo hay una forma de elegir el mejor café: experimentando con los granos que se tengan a la mano. Hazlo en café americano, moliendo los granos al momento, o como te guste. Sí, en pastel también se vale. ¿De dónde viene tu café favorito?
Los nopales parecen tener beneficios inagotables, pues además de proveernos de fibra cuando los comemos, también tienen propiedades que los hacen perfectos para hacer productos cosméticos, como champús o cremas. Así, dos jóvenes de Guadalajara han encontrado un uso más y hacen piel tipo cuero a partir de cactus.Sus nombres son Adrián López y Marte Cázares, y lo que buscaban era crear un material amigable con el medio ambiente, con cualidades textiles como transpirable y duradero y, por supuesto, que no se tuviera que extraer de animales.Para lograr crear este cuero vegano, los dos jóvenes tuvieron que recorrer un trayecto de dos años y su idea surgió a partir de darse cuenta de que, si el nopal tenía propiedades cosméticas para la piel, entonces “por qué no crear piel a partir de él.”López contó a medios que muchas personas los creyeron locos, pero ellos dijeron: “¿Cómo que no? Estamos en México, somos mexicanos, ¿qué materia prima hay para aventar pa’arriba?, pues nopal; crece solo, no necesita mucho riego, no se gasta mucha agua”.En su investigación, se dieron cuenta de que ya en Europa se hacen este tipo de materiales a partir de piña y manzana, así que el nopal era viable, pues además de que es una planta muy noble, su producción se da todo el año y cada cactácea genera hasta 100 nopales en su vida productiva.Su producto es una mezcla de nopal y algodón orgánico, y puede cubrir necesidades en varios ámbitos, como moda, muebles, marroquinería e incluso en el sector automotriz.Estos jóvenes ya tienen su propia empresa y con ella no sólo ofrecen una opción más amigable con el medio ambiente, sino que además generan trabajos en el país.
Pocas son las personas que pueden resistirse a un delicioso antojito mexicano, ya que además de tener un sabor inigualable, también se pueden comer a cualquier hora del día y en cualquier lugar, de ahí que los puestos de comida callejera sean un rotundo éxito. Así que si estás pensando en incrementar tus ganancias y poner un negocio de comida, no te pierdas estos antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender. Quesadillas fritas Con queso o sin queso, las quesadillas son uno de los antojitos mexicanos que más disfrutan las personas y lo más increíble es que puedes mejorarlas mucho si las haces fritas. Para comenzar puedes ofrecer las clásicas quesadillas fritas con hongos y guisados típicos, pero si quieres darle un giro, atrévete a preparar quesadillas de plátano macho con mole. ¡A todos les encantarán! Tamales Hacer tamales para vender puede ser un negocio bastante redituable ya que los insumos para prepararlos son bastante económicos y su preparación es muy sencilla, además nadie puede resistirse a una rica tortita de tamal verde. Tu menú de tamales puede incluir desde los más tradicionales hasta los más originales como un asombroso tamal de habanero. ¿Cuántos se lleva, güerito? Sopes y gorditas Los sopes y las gorditas son esos antojitos mexicanos que siempre podemos encontrar en las esquinas, al menos en la Ciudad de México, con una gran variedad de guisados. Prepararlos es súper fácil y rápido y puedes ponerle tu ingenio para hacerlos mucho más deliciosos con recetas diferentes como estos sopes de tuétano o estas gorditas de chicharrón caseras.Pambazos Sabemos que los pambazos tradicionales de papa con chorizo son una garnachita que nadie resiste, pero te aseguramos que, si vendes también pambazos de suadero, la gente abarrotará tu negocio. ¡Lo mejor de lo antojitos mexicanos es que puedes reinventarlos con mucha creatividad! Tacos de canasta Los tacos de canasta son ese amigo con el que siempre puedes contar para comer rápido y rico cuando llevas prisa, además de que puedes venderlos a precios muy bajos y la gente siempre acabará con ellos. Si ofreces tacos de canasta con salsa verde cruda, hasta tú querrás comértelos. Como puedes darte cuenta, los antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender son una gran alternativa para ganar un dinerito extra en tiempos de crisis, así que no pierdas tiempo y dales una oportunidad.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD