La mejor forma de hacer postres bajos en calorías, ricos y fáciles
Dietas y Nutrición

La mejor forma de hacer postres bajos en calorías, ricos y fáciles

Por Kiwilimón - Mayo 2019
¿Cuántas veces has pensado en hacer un postre bajo en calorías? Preparar un pastel que podrás comer sin sentir tanta culpa o sentir que excedes tu consumo diario de azúcar, es y fue posible en The House of Splenda ®.




Para comprobar que esto sí se puede lograr, Splenda ® reunió a diecinueve mujeres que aman la cocina y quieren encontrar el perfecto balance entre un estilo de vida saludable pero sin dejar a un lado un antojo dulce.



En una divertida mañana, algunas fans de kiwilimón se reunieron en un taller de cocina organizado por Splenda ® , en el cual pudieron preparar un Pastel Frío de Matcha hecho con la mitad de azúcar que se utilizaría regularmente. Al hacer este postre, aprendieron cómo reducir las cantidades de azúcar con un producto ideal que mantiene la textura de un postre rico y especial que se crea al combinar un
ingrediente japonés con otros sabores.

DA CLIC PARA VER LA RECETA COMPLETA

Para aprender a hacer este postre para el que no se necesita horno, el chef Mauricio Eggleton explicó el paso a paso a las invitadas. Cada equipo, conformado por cinco expertas en cocina, se encargó de mezclar a la perfección cada ingrediente. Además, aprendieron cómo reducir el consumo de azúcar y sustituirla por ingredientes como Splenda ® Mascabado y Splenda ® Azúcar, con los que utilizas la mitad de azúcar y gracias a esto reduces a la mitad las calorías por porción.



Actualmente, la Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el consumo de azúcar de una persona con una masa corporal normal no debe superar el 5% de la ingesta calórica diaria, es decir unos 25 gramos aproximadamente.

Por eso, una de las mejores opciones para comer algún postre con la cantidad de dulce más regulado, es optar por las opciones que ofrece Splenda ® , que actualmente es la única marca con la que puedes endulzar con la mitad de azúcar sin perder sabor. Si quieres conocer más a detalle sus productos, visita su página de Facebook y su perfil de Instagram.



Estas son recetas que te pueden interesar:

Hotcakes de Plátano con Chía

Strudel de Manzana y Nuez
Califica este artículo
Calificaciones (3)
Gris Gtz Ca
26/08/2019 22:16:29
Todo riquísimo y fácil de hacer gracias kiwilimon
Susana Paz
23/05/2019 13:38:25
Es algo deliciosa la receta
Martha Evelin Fickert
23/05/2019 10:02:07
I love all the dishes and cake KIWILIMON is excelent
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El martes México perdió algo: un fogón irreemplazable se nos apagó para siempre. Yuri de Gortari, uno de los grandes investigadores y divulgadores de la gastronomía mexicana, dejó el plano terrenal. Algunos tuvieron la fortuna de llamarlo maestro. Yo no la tuve. Cada año pensaba que ahora sí tomaría el Diplomado de Cultura y Gastronomía Mexicanas y no sucedió. De él me queda al menos el recuerdo de su voz pausada y sus comentarios agudos cuando pude entrevistarlo. Yuri de Gortari fue un letradísimo personaje de la cultura mexicana que desenvainó la espada por la cocina que a muchos avergonzaba antes de la declaratoria de la UNESCO y del boom mediático: antes de los World’s 50 Best Restaurants, de los Enrique Olvera, de los Jorge Vallejo. A él le tocó confrontar a personajes que llamaron ‘poca cosa’ a la cocina mexicana y a quienes se referían a un taco como un gesto culinario vulgar. A Yuri le apasionaron las minucias del paso a paso, los ingredientes endémicos, las personalidades que resguardaban el saber culinario, las recetas que se transmiten como ADN sagrado. Bajo el grito de guerra #hagamospaís, él y su pareja Edmundo Escamilla, reclutaron en sus filas a alumnos, amas de casa y cocineros que como ellos tuvieron la convicción de salvar la cocina mexicana del desuso, del ‘mexican curious’. En la institución que fundaron, la Escuela de Gastronomía Mexicana (ESGAMEX), enseñaron sobre aquello a lo que había que ponerle una lupa grande en la cocina nacional: desmenuzaron sus técnicas, sus regiones y preparaciones, sus periodos históricos. Claudio Poblete, periodista, director y fundador de Culinaria Mexicana, apunta que “Yuri y Edmundo, al fundar ESGAMEX, pusieron la primera piedra en los planes de estudios formales de la cocina mexicana”. ¿Qué más trascendente que eso? Claudio comenta además que la mejor forma preservar su legado sería que, “se instituya la cátedra Yuri de Gortari en todas las universidades gastronómicas de México y que haya por lo menos un año de clases de cocina mexicana con su método de enseñanza”. Hay quienes el martes perdieron una fuente de sabores entrañables. Su amigo Alejandro Cabral afirma que de la mano de Yuri no sólo probó la mejor cochinita de su vida, sino que tuvo un instante de revelación: “Hizo las tortillas y luego les puso un poco de manteca. Las tortillas estaban apiladas para mantener su calor y así la manteca iba derritiéndose. Las comí con frijoles refritos –unos que hacía en manteca hasta que se iban secando–. El sabor de los frijoles combinados con el maíz y la manteca me hicieron llorar”. La gente que conoció a Yuri afirma que nadie defendía la cocina mexicana de las muletillas y las modas pasajeras como él. Hablan de su coherencia en la forma de mirar, decir y hacer cocina, siempre en función de preservar las tradiciones. Sus ideas firmes le significaron partidarios y detractores. “Yuri y Edmundo eran fieles a sus principios y no comprometían su visión de la cocina nacional ante ninguna visión comercial”, comenta Claudio Poblete.Desde el martes, los que tomaron clases con él y los que no recordaremos a Yuri por sus programas interesantísimos en el Canal Once, por su saber en libros como El maíz de boca en boca, Recuerdos de chocolate y Guisos y golosos del barroco, por ser el gran estudioso de la gastronomía mexicana y por dignificar lo nuestro. Lo recordaremos porque cuando éramos libres y salíamos de viaje había alguien que ya sabía que México no sólo vivía de nachos y chimichangas. Divulgadores como él nos hacen llevar con orgullo la camiseta, el mandil y el huipil.Fotos: Bertha Herrera
Saber cuáles son las grasas buenas que necesita nuestro cuerpo te facilitará mucho las cosas si buscas empezar a comer alimentos que te nutran y mejorar así tu dieta diaria, porque no es lo mismo comer la grasa de un aguacate, que la de unasvpapitas.La grasa dietética, también conocida como ácidos grasos, se puede encontrar en alimentos tanto vegetales como animales. Ciertas grasas se han relacionado con efectos negativos sobre la salud del corazón, pero se ha descubierto que otras ofrecen importantes beneficios para la salud. Así, conocer los diferentes tipos de grasas te ayudará a determinar cuáles evitar y cuáles comer en moderación.¿Cuáles son las grasas buenas que necesita nuestro cuerpo?La grasa es un tipo de nutriente y, al igual que las proteínas y los carbohidratos, son necesarias para el cuerpo, pues de ellas obtiene energía, absorbe vitaminas y protege la salud de su corazón y cerebro. Aunque por mucho tiempo creímos que comer grasa sólo nos aumentaría centímetros de cintura, colesterol y sólo sería mala para la salud, ahora sabemos que no todas las grasas son iguales. Los alimentos y los aceites contienen una mezcla de ácidos grasos, pero el tipo predominante de grasa que contienen es lo que los hace más o menos saludables.Las grasas saludables que necesita nuestro cuerpo son las monoinsaturadas y polinsaturadas. Las primeras son un tipo de grasa útil presentes en varios alimentos y aceites. De acuerdo con las investigaciones, comer alimentos que contienen grasas monoinsaturadas puede mejorar el nivel de colesterol en la sangre y disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular.Las grasas monoinsaturadas se encuentran en frutos secos como las almendras, nueces de la india, cacahuates o nueces; en aceites vegetales como el de oliva; en la crema o mantequilla de cacahuate y de almendras, y en el aguacate, por mencionar algunos.Las otras grasas buenas que necesita el cuerpo son las polinsaturadas, también se conocen como grasas esenciales, porque el cuerpo no puede producirlas y necesita obtenerlas de los alimentos; las fuentes principales de esta grasa son los alimentos y aceites de origen vegetal.Al igual que las monoinsaturadas, las grasas poliinsaturadas pueden disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca al reducir los niveles de colesterol en sangre, según la Asociación Estadounidense del Corazón.Seguro has escuchado sobre los ácidos grasos omega-3, pues estos son un tipo de grasa polinsaturada particularmente beneficioso para el corazón, pues no sólo reducen el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, sino que también ayudan a reducir los niveles de presión arterial y protegen contra la frecuencia cardíaca irregular. Los ácidos grasos omega-3 están en estos alimentos SalmónArenqueSardinasTruchaNuecesSemilla de linoSemillas de chíaAceite de canolaOtro tipo de grasas poliinsaturadas son los ácidos grasos omega-6, que se encuentran en el tofu, en la soya tostada, las nueces, las semillas de girasol, de calabaza, o de sésamo, aceites vegetales (de maíz, de cártamo, de sésamo, o de girasol) o en la margarina.Las grasas trans son aquellas de las que debes restringir el consumo, pues son perjudiciales para la salud, aunque las grasas saturadas no están actualmente relacionadas con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, el punto es que no son tan saludables como las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.Las grasas más saludables son una parte importante de cualquier dieta, pero aun así es crucial moderar su consumo porque todas las grasas tienen un alto contenido de calorías. Así que es una buena idea incorporar alimentos que contengan grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, pero recuerda moderarlas y consumirlas estratégicamente para ayudar a tu corazón y mejorar tu calidad de vida.
Las recetas con papas son siempre un platillo ganador para cualquier ocasión y es que el delicioso sabor de este tubérculo y su gran versatilidad para cocinarse, lo hacen un alimento muy popular. Tan es así, que recientemente una receta con papa se ha convertido en el éxito de TikTok y nosotros te explicamos el secreto para prepararla. ¡No te pierdas estas papas rostizadas y extra crujientes! Todo comenzó cuando el usuario de TikTok, Jeremy Scheck (@scheckeats), compartió el paso a paso para preparar las papas, el cual se inspira en la tradicional receta inglesa de la actriz Emily Blunt (El diablo viste a la moda), que compartió en el programa de cocina "Barefoot Contessa” y después se convirtió en un fenómeno viral. Como la receta de papas crujientes está en inglés, nosotros te la presentamos en español pero aquí puedes encontrar el video original de Jeremy, por si te quedan dudas. Ingredientes 1 o 2 kilos de papas1 puño de salsuficiente aceite de oliva o aceite de aguacateal gusto de romero fresco, para sazonaral gusto de sazonador sabroseador, para sazonaral gusto de sal de mar, para sazonaral gusto de pimienta negra, para sazonaruna pizca de chile en polvo, para sazonaruna pizca de paprika, para sazonaral gusto de ajo de polvo, para sazonaral gusto de perejil, para decorarPreparación Precalienta el horno a 232°C.Limpia y corta las papas en cubos medianos y colócalos en una olla con agua fría. Agrega el puño de sal y ponlas a hervir durante 15 minutos o hasta que se suavicen.Cuela las papas y con un tenedor, machaca ligeramente sus orillas. De acuerdo a Jeremy, esto incrementa el área de la papa y da mayor oportunidad a que se sientan extra-crujientes.Coloca las papas en una charola, agrega el aceite de oliva y los condimentos y sazonadores que desees. Asegúrate de que todas estén cubiertas uniformemente.Asa las papas durante 10 o 15 minutos a 232°C y sacude las papas de vez en cuando.Cuando las papas parezcan estar casi crujientes, apaga el horno y reposa durante otros 10 minutos. Jeremy explica que descubrió casi accidentalmente que ése es el secreto para volverlas extra-crujientes.Decora con perejil fresco o alguna otra hierba de tu preferencia.Recuerda que está receta de papas crujientes es tan deliciosa, que hasta Kylie Jenner le regaló un “like” al joven cocinero. ¿Tú estás listo para probarlas?
Si en estos días de quedarte en casa uno de tus planes fue plantar algún vegetal o fruta, no fuiste el único, pues también en la estación espacial internacional se dieron a la tarea de hacer crecer su propia comida y en específico, este mes obtuvieron sus primeros rábanos.Pero los rábanos no son lo único que se ha cosechado en el espacio, pues de acuerdo con una hoja de datos de la NASA, ya se han completado 11 experimentos de cultivo de verduras para el consumo humano como parte de un programa. La primera cosecha se hizo 2015 y fue una lechuga romana roja y antes de los rábanos, en 2019, se cosechó mostaza Mizuna.La NASA eligió los rábanos este año porque maduran en menos de un mes y tienen una “formación de bulbo sensible” que permite el análisis de los efectos del CO2, y la adquisición y distribución de minerales. Nicole Dufour, responsable del programa, contó que cosechar una variedad de cultivos les “ayuda a determinar qué plantas prosperan en microgravedad y ofrecen la mejor variedad y el mejor equilibrio nutricional para los astronautas en misiones de larga duración”.Fue la astronauta Kate Rubins quien cortó los rábanos este lunes 7 de diciembre y en el canal de YouTube de la NASA se puede ver en 10 segundos los 27 días de crecimiento en el Advanced Plant Habitat (APH), dentro de la Estación Espacial Internacional.Además, estos rábanos espaciales no serán los únicos, pues la NASA dice que se plantará y cosechará una segunda ronda de este vegetal antes de que mandar ambas tandas a la Tierra, para compararlos con un tercer conjunto de "rábanos de control", pero cultivados en tierra firme.Lo que se espera de estos cultivos en el espacio es que ayuden a la NASA a lograr su “exploración sostenible” de la Luna para el final de la década, y así poder alcanzar mayores extensiones del espacio desde allí. A continuación puedes ver cómo crecen los rábanos en el espacio y si después de leer esto se te antojaron, también te dejamos unas recetas para comerlos.Snack con rábano y pepinosBotana de rábanos
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD