Las 5 dietas más famosas para empezar el año
Dietas y Nutrición

Las 5 dietas más famosas para empezar el año

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
Perder peso es uno de los principales propósitos que las personas hacen a principio de año. Además de hacer ejercicio para lograrlo, la alimentación es muy importante para quitarnos esos kilitos extra. Mira cuáles son las dietas más populares del momento para que elijas la que se ajusta mejor a tus necesidades.
  1. La de los 30 días
O Whole30, consiste en eliminar por un mes todos los productos procesados que estás acostumbrada a comer. Esto se hace con el propósito de limpiar tu organismo, bajar de peso, e incluso mejorar el aspecto de la piel. Lo que sí puedes comer son casi todos alimentos que provengan de la naturaleza: frutas, verduras, frutos secos, semillas, carne, pescados y mariscos. Pero lo que no puedes consumir son: legumbres, granos, lácteos, cereales, maíz y azúcares. Baja hasta 7 kilos con esta dieta desintoxicante Cómo hacer una dieta desintoxicante para bajar hasta 7 kilos
 
 
  1. El Factor-5
 Ese es el nombre de esta dieta, en la cual todo gira alrededor del número 5. Son 5 comidas al día, que se hacen con 5 ingredientes y toma solo 5 minutos hacerlas. Además, la actividad física consiste en sesiones de 25 minutos (de 5 segmentos).  El objetivo es mantener estables los niveles de azúcar. Los 5 grupos de alimentos de los que se compone este sistema son:
  1. Proteínas: claras de huevo, pescado, carnes magras, productos lácteos sin grasa.
  • Fibra: cereales integrales, frijoles, arroz salvaje, pan de trigo, frutas y verduras con cáscara y semillas.
  • Carbohidratos: arroz silvestre, frijoles, lentejas, avena, quinua, papas.
  • Bebidas sin azúcar: agua, refrescos no azucarados, café, té y bebidas energéticas sin endulzantes.
  • Grasas saludables: salmón, atún, sardinas, aceites de cacahuate, oliva, canola, girasol y linaza.
Pierde peso comiendo arroz 
  1. La dieta Zakara
 Básicamente consiste en consumir productos orgánicos y sin gluten. Algunas de las reglas son: Comer de 1 a 3 tazas de verduras para acompañar el almuerzo y la cena. Las grasas saludables están permitidas, tales como, el aceite de coco, semillas de cáñamo y chía. Incluir todo tipo de coles (Bruselas, repollo, coliflor…) porque tienen azufre que genera energía en el cuerpo, lo cual incrementa las ganas de realizar actividad física. Las personas puedan elegir libremente sus propios platillos los fines de semana. ¿Has hecho la dieta militar?
  1. La dieta del 3-1-2-1
 ¿Qué significan esos números? Son los siete días de la semana en los cuales variarás un poco más los tipos de alimentos permitidos que en otras dietas. Se supone que las combinaciones que este plan propone ayudan a acelerar el metabolismo. Los primeros tres días incluyen un estricto régimen de comidas bajas en carbohidratos y productos industrializados, para el cuarto día puedes darte un gustito y comer algo ‘prohibido’ como unas galletas dulces, sin excederse. En el quinto y sexto día regresas a tu plan saludable y para el séptimo, otra vez puedes pecar un poco con la comida. Saborea esta ricas crepas light
  1. Dieta alta en grasas
 Sí, leíste bien, esta dieta creada por la entrenadora Zana Morris se basa en comer cierta cantidad de porciones entre grasas y proteínas. El objetivo es equilibrar los niveles de insulina en la sangre y hacer que el cuerpo queme más grasa. Los alimentos que sí puedes consumir son: pescado, carne, queso, huevos, aguacate, nueces, nueces de Macadamia, mantequilla, crema, así como verduras de color verde y blancas. Lo que no está permitido: alcohol, carbohidratos, frutas y productos refinados. ¿Conoces la dieta de la proteína? ¡Toma nota! Te recomendamos acudir con un nutriólogo o un médico especialista antes de iniciar cualquier tipo de plan de alimentación para bajar de peso.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
Como consecuencia de la pandemia que desató el coronavirus COVID19 desde su propagación a finales de diciembre del 2019 en China, diversos países a lo largo del mundo han decidido tomar estrictas medidas de prevención y cuarentena para evitar el contagio. Hasta la tercera semana de marzo, en México se habían detectado más de 100 casos de coronavirus, pero las cifras son pocas a comparación de otros países como China, que ya alcanzó los 80,928; Italia con 35,713 y España, donde van 17,395 contagiados. Es de esta manera que la Secretaría de Educación Pública de México informó que las clases se suspenderán hasta finales de abril y del mismo modo, diversas empresas a nivel nacional también le han indicado a su personal que deben permanecer en cuarentena, guardando aislamiento social y haciendo home office (trabajo desde casa). ¿Qué es el home office? Home office es una actividad relativamente nueva y en muchos casos desconocida para la sociedad mexicana. Esta consiste en trabajar remotamente desde casa, conectándose a través de la computadora y compartiendo las actividades de manera digital, solución ideal frente a la cuarentena del COVID19. A pesar de que trabajar desde casa puede tener muchas ventajas como organizar mejor la jornada de trabajo, tener más tiempo libre por la tarde y vestir de una forma mucho más cómoda, también trae consigo algunos inconvenientes, como el hecho de que, al estar inmersos en nuestras actividades laborales, la ansiedad o la concentración excesiva pueden hacernos olvidar nuestras necesidades básicas como la alimentación. Cabe recordar que dentro de las prevenciones contra el coronavirus, está también la de conservar una dieta balanceada y abundante en vitamina C para mantener nuestras defensas altas, por lo que es importante ingerir alimentos saludables aún sin salir de casa. Tips para comer saludablemente haciendo home office A continuación te presentamos algunos consejos para comer saludable si estás trabajando desde casa: Fija horarios para desayunar, comer y cenar, así como para ingerir colaciones entre las comidas principales y apégate a ellos.Consume licuados o smoothies saludables para tener un boost de energía por las mañanas.Si tienes hijos, organiza y prepara la comida desde un día antes para economizar el tiempo y asegurarte de que todos coman bien. Es importante enseñarles a conservar una rutina para iniciar y terminar el día correctamente.Cocina platillos bajos en grasa y con muchas verduras, proteínas, tal como este pollo relleno de kale y queso cabra o estas calabacitas rellenas de atún.Evita la comida chatarra cuando sientas la necesidad de cumplir algún antojo.Prepara snacks saludables con semillas y frutos rojos para suplir los postres, como este vasito de yogurt crujiente con almendras.Procura cenar ligero para que puedas dormir tranquilamente y comenzar tu día lleno de energía.Alimentarse adecuadamente siempre resulta ser un gran reto pero con la disciplina necesaria, hacer home office y cuidar de tu salud no representará ningún problema, ¿estás de acuerdo?
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD