Las 5 verdades de la sal
Dietas y Nutrición

Las 5 verdades de la sal

Por Kiwilimón - Junio 2013
Un hecho es que no se puede vivir sin la sal. La sal en el consumo humano es esencial para su metabolismo. Además de que juega un papel súper importante a la hora de crear todo tipo de platillos, inclusive, en la repostería. Lo que sí es importante, es reducir el consumo diario de este ingrediente, por lo que será vital aprender de qué manera podemos reducir su consumo de tal manera que sabremos qué cantidad de sal estamos consumiendo al día en los productos ya elaborados o dentro de nuestros platillos a la hora de cocinar.  

Las 5 verdades de la sal

1. La salmuera no añade mucha sal a las carnes magras. En una prueba que se realizó a unos pavos sumergidos en salmuera (agua con alta concentración de sal) se destaco que la absorción de sal ocurre dentro de las primeras 12 horas, posteriormente el incremento de sal en la carne del pavo fue subiendo lentamente, por lo que se recomienda hacerlo hasta por 24 horas. Esto sobretodo en carnes que son magras como en este caso el pavo o el cerdo.   2. El sodio que absorbe la carne cuando la marinas. Si realizas una marinada a una carne, blanca o roja, ésta absorberá mucha más sal por lo que es importante que si marinas una carne, y quieres acompañarla con un adobo o salsa, ésta debe ser baja en sodio para no incrementar mucho el consumo.   3. Agua salada para cocinar la pasta. Una recomendación que siempre hacen los chefs es que el agua donde cocines la pasta sea salada, inclusive algunos recomiendan que tenga un sabor a "agua de mar", esto se puede hacer para mejorar el sabor de la pasta, lo importante será entonces no salar demasiado las salsas que acompañan nuestra pasta, ya que en una prueba que se realizó, se comprobó que la pasta absorbe mucha sal por lo que el consumo de sodio se incrementa considerablemente. 4. La sal gruesa no te ahorra el consumo de sodio. Algunas personas pueden decirte que si utilizas la sal gruesa estás ahorrando en gran medida la cantidad de sodio. Esto puede deberse a que en una cucharada de sal gruesa, por la forma, tiene muchos espacios vacíos y mucho más aire que la refinada. Lo que es cierto es que no por eso ahorras en el consumo de sodio, así que no te confíes. En una prueba se demostró que la sal kosher, es el tipo de sal con menos cantidad de sodio.   5. La sal dentro de la comida rápida. La comida rápida o como le llamamos comúnmente "comida chatarra", tiene alto contenido en sodio, esto se debe a que los productos que utilizan para preparar sus alimentos ya están procesados, entonces todo el sodio se va acumulando haciendo que el nivel de sodio en los alimentos sea muy grande, así que evita consumir estos alimentos lo más que puedas.   Tenemos unas recetas de cocina para que después de saber las verdades de la sal puedas empezar a cuidar su consumo y qué mejor, que preparando los alimentos tú mismo. Linguini con salsa de almejas. Pasta con salsa de almejas frescas con ajo, cebollita, perejil y albahaca. También se puede sustituir por mejillones Marinada para carne de res. Realza el sabor de la carne de res con esta deliciosa marinada, solo toma en cuenta que tarda 1 hora dentro del refrigerador para que te dé tiempo de prepararlo a la hora que lo necesitas. Hamburguesa de pavo. Una alternativa a la hamburguesa de carne de res, esta hamburguesa está hecha con carne de pavo molida. Salsa bolognesa. Prepara esta rica salsa al puro estilo italiano para acompañar tu pasta favorita Arrachera marinada en cerveza. La arrachera es un corte de res originario de México. Esta carne es una carne muy rica para marinar. Esta receta contiene una marinada muy rica. Fettucine alfredo con jamón. Deliciosa pasta clásica italiana servida con una salsa cremosa de mantequilla, crema y queso parmesano. En este caso se le añade jamón pero es opcional. Marinada para pescado. Cuando quieras preparar pescado en tu comida o evento especial, pruébalo con esta marinada especial que le dará un sabor muy rico. Marinada para pollo. Si quieres tus platillos de pollo con un toque especial, realiza esta receta de marinada de pollo para que lo disfrutes aún más. Spagetti alioli. La salsa alioli es una tradicional salsa italiana a base de aceite de oliva y ajo que acompaña perfectamente una pasta. Prueba esta deliciosa receta y te aseguro que se volverá una de tus favoritas.

Si quieres conocer todas las recetas que tenemos en Kiwilimón, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Lavar las verduras puede parecer una tarea sencilla y sin muchas complicaciones, pero limpiar adecuadamente algunas de las más complicadas es algo que nos lleva a buscar cómo lavar el brócoli para no enfermarnos.Hay muchas formas en las que las verduras pueden contaminarse, pues conforme crecen, entran en contacto con animales, suelo, agua y trabajadores agrícolas, todos los cuales pueden introducir sustancias nocivas. Además, una vez que se cosechan las verduras, pasan por varios pares de manos (a medida que se empacan, envían, compran, preparan y almacenan), lo cual también tiene el potencial de contaminar los alimentos con bacterias y gérmenes dañinos.A pesar de que muchas verduras se pueden lavar con agua fría y no es necesario usar jabones ni detergentes, hay algunas que requieren especial atención a la hora de limpiarlas, como el brócoli, por ejemplo.Cómo lavar el brócoliComo primer paso para antes de lavar brócoli (o cualquier otra verdura), lava primero tus manos con agua y jabón, antes y después de preparar verduras frescas, en general, así evitarás contaminarlas tú mismo.Otra recomendación útil es que no laves el brócoli hasta justo antes de prepararlo. Cuando estés listo para usarlos, entonces recorta la parte dura del tallo aproximadamente a dos centímetros de la parte inferior y enjuágalo con agua corriente fría. El brócoli, como la coliflor, tiene muchos lugares donde los gérmenes pueden esconderse, así que para asegurarte de eliminarlos por completo, remójalo después de enjuagarlo en un recipiente con agua fría durante dos minutos y posteriormente, enjuaga bajo el chorro de agua fría nuevamente.También puedes remojar el brócoli en una mezcla de 4 partes de agua por 1 de vinagre blanco por 20 minutos, para después enjuagarlo bajo el chorro de agua, de esta manera, puedes reducir los residuos de pesticidas en las verduras.Aunque parece complicado, lavar el brócoli correctamente tampoco tiene mucha ciencia, pero es importante que lo hagas, para evitar bacterias y gérmenes en tus comidas.
Ricos en antioxidantes y en sabor, la piña y la alcachofa son dos ingredientes que se han popularizado por su consumo mezclados en un té, y que tienen beneficios para la salud como ayudar a la digestión, entre otros.No existen evidencias científicas de que el té de alcachofa y piña sirva para bajar de peso, pero sí puede ser una bebida para acompañar tus comidas, que se puede tomar caliente o fría, para refrescarte.La piña es una fruta llena de nutrientes, antioxidantes y otros compuestos útiles, como enzimas que pueden combatir la inflamación y las enfermedades, entre sus beneficios se incluye ayudar a la digestión, aumentar la inmunidad y acelerar la recuperación de una cirugía, por ejemplo.Por su parte, la alcachofa tiene beneficios como niveles más bajos de azúcar en sangre y una mejor digestión, salud del corazón y salud del hígado.Té de piña y alcachofa para la digestiónTanto las alcachofas como la piña son una gran fuente de fibra, por lo que el té puede ayudar a mantener el sistema digestivo saludable al promover bacterias intestinales amigables, reducir el riesgo de ciertos cánceres intestinales y aliviar el estreñimiento y la diarrea.Las alcachofas contienen inulina, un tipo de fibra que actúa como prebiótico, mientras que el extracto de alcachofa también puede aliviar los síntomas de indigestión, como hinchazón, náuseas y acidez estomacal, y la cinarina, un compuesto natural de las alcachofas, puede causar efectos positivos al estimular la producción de bilis, acelerar el movimiento intestinal y mejorar la digestión de ciertas grasas.Las piñas contienen un grupo de enzimas digestivas conocidas como bromelina, útiles para las personas con insuficiencia pancreática, una afección en la que el páncreas no puede producir suficientes enzimas digestivas. La mayor parte de la bromelina se encuentra en la piel de la piña, por lo que hacer el té con esta y hojas de alcachofa será la forma más provechosa de prepararlo y beneficiarte de estas propiedades digestivas del té de piña con alcachofa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD