Los 7 ingredientes más sanos que deberías estar comiendo
Dietas y Nutrición

Los 7 ingredientes más sanos que deberías estar comiendo

Por Kiwilimón - Agosto 2015
Cambiar tus hábitos alimenticios es una de las formas más fáciles que existen para mejorar tu estilo de vida y evitar enfermedades pues hay ciertos ingredientes que, sin que lo sepas, ayudan día a día a tu bienestar. Hoy queremos platicarte de siete de los productos más sanos que existen en el mundo y te invitamos a incluirlos en tu alimentación diaria para que tu salud, y las de tu familia mejore.

Aguacate

El aguacate es uno de los únicos productos vegetales que justo por tener grasas (buenas por supuesto) disminuye tu nivel de colesterol. Varios estudios han comprobado que si cambias la mitad de tu ingesta de productos con grasas polinsaturadas como queso y mantequilla por ingredientes altos en grasas mono saturadas como el aguacate, podrás disminuir hasta un tercio tu riesgo de padecer algún incidente cardiovascular como un infarto. Bruschetta de aguacate oriental

Frijoles

Los frijoles no sólo están llenos de proteína por lo que son muy buenos para veganos y vegetarianos, pero es aún más impresionante que cuentan con fibra soluble. Ésta característica ayuda a absorver el colesterol que consumes para que tu cuerpo se deshaga de él antes de que se pegue a tus arterias. Además los frijoles también ayudan a desatascar las vías arteriales para que la sangre fluya mejor y te sientas más energetizada y ligera. Frijoles charros

Arándanos

No creerás lo saludable que son estos pequeños frutos. Resulta que los antioxidantes que les dan el color azul también han sido relacionados con ayudar a evitar cáncer, enfermedades cardiacas e incluso asuntos degenerativos como la ceguera y la pérdida de memoria. También es una excelente fruta para evitar y tratar infecciones. Salsa de arándanos

Brócoli

Gracias a sus compuestos de sulfuro puedes considerar al brócoli como tu compañero más importante en la lucha contra el cáncer. Sus enzimas desintoxican el organismo y luchan contra tóxicos que han sido conectados con la aparición de cáncer tanto en hombres como mujeres de edad mediana. Específicamente aquellas mujeres que tengan un historial familiar de esta enfermedad deben comer mucho brócoli para evitar complicaciones. Tortitas de brócoli con queso cheddar y quinoa

Chocolate oscuro

El chocolate amargo contiene unos antioxidantes llamados flavonoides que también existen en el vino tinto y muchas frutas, pero ningún ingrediente los contiene en tanta cantidad como el cacao. Estos antioxidantes mejoran la presión arterial, alentan la oxidación de la sangre, y reducen la inflamación intramuscular. Algunos doctores dicen que comer 40 gramos al día reduce el riesgo de infarto por un 10%. Petit Pots de chocolate

Ajo

Al ajo se le han atribuido beneficios físicos desde la edad media. Éste favorito de la cocina mexicana contiene propiedades antibacteriales y antivirales lo que ayuda para combatir enfermedades y asistir a tu prescripción médica cuando te sientes mal. Usar seis o más dientes de ajo a la semana en los platillos que cocines te ayudará a evitar coágulos sanguíneos, lo que evita el riego de infartos. Ajos confitados

Salmón

En lo que respecta a la salud de tu sistema cardiovascular y tu flujo sanguíneo, el salmón vale su peso en oro. Tan sólo dos porciones de salmón a la semana reducen el riesgo de una enfermedad cardiovascular por un 17% y el riesgo de sufrir un infarto por hasta un 30%. Además, se dice que quien come regularmente pescados grasos como el salmón y el atún son 53% menos propensos a sufrir de depresión. Croquetas de salmon    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los tiempos difíciles siempre sacan lo mejor de nosotros y a pesar de que este año la industria gastronómica, como muchas otras, se ha visto afectada porque hemos tenido que guardarnos en casa lo más que podemos, muchas iniciativas están creando formas seguras e increíbles de reactivarla y apoyarla.Así, para cerrar el año de manera deliciosa, no te pierdas estos 3 festivales de comida y cerveza, con los cuales podrás descubrir nuevos sabores, restaurantes y lugares favoritos de manera segura, pero sobre todo, apoyar a las personas que se dedican a esta sabrosa industria.Festival A qué me sabes #CDMX 2020Del lunes 23 al domingo 29 de noviembre 2020 podrás disfrutar de experiencias y eventos exclusivos para probar la cocina y barra de estupendos restaurantes, cafés y bares a través de menús especialmente creados por las grandes figuras de la gastronomía mexicana.En total, 50 restaurantes como Azul Histórico, Azul Condesa, Sesame o Alba Cocina, en diferentes colonias de la Ciudad de México ofrecerán menús de tres tiempos, con el que cada restaurante o bar dará a descubrir un pedacito de su cocina a un precio atractivo, pero justo para los establecimientos.Consulta la página oficial del Festival A qué me sabes #CDMX para conocer su programación y todos los bares y restaurantes participantes.Coca-Cola Metate 2020Los amantes de los tacos no se quedarán sin la secuela del festival que combina sus favoritos: música y los mejores tacos de la ciudad. Coca-Cola Metate 2020 se adapta a la nueva normalidad por completo con un formato tipo “autocinema”, en el que podrás hacer el recorrido taquero desde la comodidad y seguridad del auto, para después disfrutar de los invitados musicales en el Palacio de los Deportes.Este año los barrios incluyen oferta Norteña, Costeña, Al pastor y Tiangüis, con más de 20 de las taquerías favoritas del país, junto a un cartel único de artistas, entretenimiento familiar y formato drive-thru donde los participantes conducirán por diferentes originales y divertidos escenarios. Debido a su éxito y a que para mantener la sana distancia hay un número limitado de autos por recorrido, Coca-Cola Metate 2020 se extendió un día y podrás acudir a este festival el 3, 4, 5 y 6 de diciembre, con 5 integrantes por coche. Puedes comprar los boletos en Ticketmaster desde 400 pesos.CDMX Ciudad Cervecera 2021Entre los eventos de reactivación que más expectativas han generado para los apasionados de la cerveza está la primera edición de CDMX Ciudad Cervecera. Del 12 al 21 de febrero de 2021, cervecerías de la ciudad, hoteles, restaurantes, boutiques especializadas, biergardens, pubs y tasting rooms reunirán el talento y producto de 40 cervecerías independientes de toda la ciudad de México. “Serán 10 días en los que el orgullo de lo hecho con lúpulo y malta, y el entusiasmo de miles de emprendedores, animarán la capital del país con multiexperiencias en recintos y espacios que son parte de nuestra identidad”, afirmó el comité organizador, integrado por cervecerías independientes y especialistas en comunicación.CDMX Ciudad Cervecera 2021 ofrecerá activaciones y experiencias tipo pop up que contribuirán a reactivar económicamente a la ciudad. Estos micro eventos operarán respetando las máximas medidas sanitarias y de sana distancia que exige la nueva normalidad. En la agenda están contemplados tours por cervecerías, take overs, catas guiadas presenciales y virtuales, clases magistrales, maridajes, activaciones, corredores, conciertos y actividades en hoteles. Consulta todos los detalles aquí o síguelos en Instagram y Facebook.Ya sea que extrañes los conciertos e ir por taquitos, las cervezas con amigos o simplemente la experiencia de ir a comer a un restaurante, estos tres festivales son la forma segura de volver a vivir estas experiencias, mientras contribuyes a reanimar una industria muy importante para el país.
El té de jengibre y limón en la noche no sólo te caerá muy bien si tienes frío, estás adolorido por el ejercicio o ayudarte a desinflamar el vientre, gracias a sus propiedades y sus beneficios para la salud.Aunque el uso principal del té de jengibre y limón suele ser para aliviar las náuseas —por ejemplo, es muy bueno para las personas embarazadas cuando tienen síntomas de náusea y vómito—, esta bebida también tiene poderosas propiedades antiinflamatorias, sobre todo gracias al jengibre. El jengibre contiene gingerol, un compuesto bioactivo con fuertes efectos antiinflamatorios, antioxidantes y anticancerígenos, el cual es responsable de muchas de las cualidades curativas del jengibre.Así, el té de jengibre puede ser la bebida ideal para después de una intensa sesión de entrenamiento, pues un estudio mostró que consumir 2 gramos de jengibre durante 11 días tenía como resultado una mejora significativa en el dolor muscular causado por el ejercicio. De hecho, el jengibre puede facilitar mucho el proceso de recuperación y se puede utilizar como un analgésico natural eficaz.Por si no fuera poco, esto también se aplica al dolor menstrual y otro análisis mostró que tomar 250 mg de cápsulas de polvo de rizoma de jengibre cuatro veces al día era tan efectivo como el ibuprofeno para tratar los dolores que se presentan con el periodo menstrual.Té de jengibre y limón para desinflamar el vientrePara las mujeres en particular, no es algo extraño luchar con el exceso de agua después de disfrutar de ciertos alimentos, es decir, muchas nos hinchamos por ‘retener líquidos’. Si este es tu caso, el té de jengibre y limón por la noche será lo que necesitas para desinflamar tu vientre y amanecer sin esa hinchazón.Hay muchas formas de incluir jengibre en tus bebidas, pero sin duda el té de jengibre es la más fácil. Agrégale limón para darle un toque más de sabor y tómalo por la noche, la mañana o la tarde, si tienes dolor, náuseas o necesitas de su efecto antiinflamatorio. ¿Cómo hacer té de jengibre y limón?La receta del té de jengibre y limón es muy sencilla. Sólo necesitas un pedacito de jengibre pelado, una taza de agua, medio limón y miel, si te gusta dulce. Corta el jengibre en rebanadas pequeñas y hierve a fuego lento en una olla pequeña con el agua y unas rodajas de limón. Una vez que hierva, apaga y deja reposar el té de 5 a 10 minutos. Cuélalo y sirve el té caliente con una rodajita de limón para decorar y miel para endulzar, si quieres.No dudes en hacer del té de jengibre y limón tu bebida para combatir de manera natural la inflamación del cuerpo, el dolor y las náuseas.
Este año, la Navidad se celebrará en grupos pequeños, por lo que tener a la mano recetas fáciles, cortas y con todo el sabor de estas fechas será una buena opción si para esta ocasión no queremos hacer un gran pavo.Planea el menú para la cena navideña con nuestras ideas, pues aquí encontrarás guarniciones, ensaladas, pastas y alternativas deliciosas para platos fuertes sin pavo.¿Qué preparar para la cena de Navidad?Si aún no sabes qué preparar para la cena de Navidad, aquí te proponemos un menú con unas botanas, una ensalada, una guarnición y un plato fuerte para que tengas disponibles las recetas más fáciles y sorprendas a todos con su sabor.Botanas sin hornoLas botanas sirven también como pequeñas entraditas y nos mantienen entretenidos en lo que llega la hora de cenar bien. Para estas opciones de botanas para la cena de Navidad, el pan de caja, el queso, el jamón o el salmón ahumado pueden ser tus mejores amigos.Por ejemplo, puedes hacer un dip de espinacas con queso y frutos secos en menos de 30 minutos, o puedes hacer una ensalada de atún servida en rebanadas de manzana, o unas brochetitas capresse con jitomates cherry, queso mozzarella y albahaca.EnsaladaSi eres fan de la clásica ensalada de mazana, para esta Navidad te proponemos una versión ligera, con yogurt griego. Pero si buscas algo que se salga de lo clásico, puedes preparar una ensalada navideña de papa con tocino y un aderezo hecho con crema ácida, yogur, mayonesa, mostaza, jugo de limón y sazonado con ajo en polvo, sal y pimienta.Plato fuerte Para una versión más chiquita del pavo, te proponemos opciones con pollo o con lomo de cerdo deliciosas y variadas. Si te gusta lo clásico, un pollo a la vizcaína puede ser tu plato fuerte ideal, pues tiene ese sabor navideño con las aceitunas y el estofado. También podrías optar por un pollo en salsa de manzana cremosita, que puede estar listo en menos de una hora.Si prefieres lomo, una forma sencilla de hacerlo es hornearlo sazonado simplemente con sal y ajo, para después servirlo bañado en un encacahuatado. Este plato fuerte no sólo es diferente, sino que además es una versión muy mexicana del clásico lomo.GuarnicionesPara acompañar tu pollo o tu lomo, puedes hacer una pasta sencilla o unas papas gratinadas al horno. Para darle un toque más navideño, usa una pasta tricolor, como un rotini con frutos secos, acompañado con queso de cabra y listo en media hora.Si prefieres verduras, hacer una guarnición de papa al horno es más fácil de lo que pensabas, pues este clásico platillo se hace en sólo 3 pasos, o también puedes elegir un gratín de papas con brócoli, con crema y queso manchego.PostreComo no nos podemos quedar sin el postre y la gelatina nunca defrauda cuando queremos algo rico, vistoso y fácil, estos vasitos de gelatina navideños serán el cierre dulce que a todos les encantará.Planea tu menú con tiempo y si necesitas más opciones, no olvides consultar nuestra sección navideña.
Los recuerdos son un montón de ladrillos que toman forma de edificación, de castillo de Disney, apenas se les pone unos kilómetros de distancia. En la comida este kilometraje se remonta a la niñez. Los platos que nos marcaron tienen como ambientación un momento de familia, una olla grande y un gesto de cariño dirigido a nosotros. Hay un narrador –mejor si tiene voz de Morgan Freeman–, y por supuesto, una abuela, una madre o alguien con quien pudimos establecer una conexión profunda. Que si aquella comida que recordamos con las vísceras y el corazón sabía rico sólo el universo lo sabe. Aquí es donde la distancia juega su truco. En los platillos entrañables hay algo de engaño que es al mismo tiempo un mantra sanador: sabe a un momento en el que nos sentimos queridos. Nos saben a amor. Nos saben a hogar. La nostalgia parece teñir de sepia y de rosa la memoria y con ello, los sabores y las vivencias pierden su nitidez. Por supuesto, esta emoción tiene la potencia de dejarnos tatuado el nombre de ese platillo que trataremos de replicar, buscar e interpretar en lo que cocinamos, comemos y compartimos. Yo no tengo una receta entrañable y especial. Tengo varias. Está el mole verde de mi abuelita y la sopa de tomate de mi mamá. Pero en el necio ejercicio que es recordar, he descubierto que en el amor a mis platillos favoritos no pesa tanto la complejidad de la receta como el tamaño del recuerdo. El mejor ejemplo que se me ocurre es el sencillo sándwich de frijoles refritos, queso Gouda y chipotle que mi papá asaba cada mañana en una sandwichera para que yo me lo llevara a la escuela. No sonaba la campana del recreo y yo ya me había comido dos de ellos –sí, dos–. El tema es que siempre he gozado de buen apetito y simplemente uno no le alcanzaba a mis ganas. A mi papá le dije una mentira piadosa. Le conté que a mis amigas les gustaba tanto mi sándwich que, mordida a mordida, me dejaban sin comer. La verdad es que yo prefería la culpa al hambre y sinceramente sus sándwiches me sabían a gloria. Él, un padre sumamente protector, comenzó a mandarme dos. Yo simplemente me los devoraba. Si alguien me pedía una mordida, me lo pensaba. Como mi historia, las recetas más especiales tienen la fuerza de hacernos sonreír y evocar cada sabor, cada sensación, como si estuviéramos ahí. Un sabor termina siendo una Polaroid, un puente al pasado y, al mismo tiempo, un gancho que nos conecta al aquí y al ahora. En Kiwilimón queríamos celebrar eso: el hermoso poder que tiene la comida para conectarnos con lo que más queremos. Por eso creamos un concurso, La Receta del Año. Con él queremos conocer las anécdotas detrás de las recetas que amas. Compártenos tu receta favorita y escribe junto a ella el relato de por qué es tan especial para ti. Al final premiaremos las mejores con una hermosa vajilla (con valor de más de 10 mil pesos), para que puedas perpetuar los recuerdos y vivencias. No sólo eso: serás parte de nuestro recetario del año y verás en video tu receta firmada con tu nombre.Para descubrir las bases de este concurso, checa esta nota o este video y si te quedan dudas, escríbenos por favor a chefkiwilimon@gmail.com. Anímate a compartir lo que más te gusta. Estoy segura de que la Receta del Año de Kiwilmón la tienes tú. Sube tu receta y su historia especial con el hashtag #Larecetadelaño desde tu cuenta en Kiwilimón y si aún no tienes, regístrate aquí.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD