Los top 5 beneficios de consumir probióticos
Dietas y Nutrición

Los top 5 beneficios de consumir probióticos

Por Kiwilimón - May 2016
¿Alguna vez has oído sobre la palabra probióticos? Son bacterias vivas que consumidas en cantidades adecuadas confieren un beneficio a la salud de quienes las consumen. Tener una microbiota intestinal (flora intestinal) saludable está relacionada con la salud inmune y salud digestiva entre otras. Nuestros intestinos están poblados de bacterias buenas que ayudan a matar a las bacterias y gérmenes nocivos que con el uso de antibióticos se van eliminando. Los probióticos se pueden conseguir en alimentos fermentados como el yoghurt y el té de kombucha o en píldoras entre otros. A continuación te revelamos algunos de los principales beneficios de los probióticos:
  • Sistema inmune: Los probióticos actúan como barrera y es principal defensa en nuestro intestino. Cuando las bacterias y microbios intentan atacar los probióticos los detienen produciendo sustancias que estimulan el sistema inmunológico.
  • Salud digestiva: Los probióticos ayudan a mejorar la frecuencia de los síntomas del síndrome de intestino logrando así una mejor salud digestiva que te permita disfrutar del día a día.
  • Estados de ánimo: Las personas que sufren de trastornos de ansiedad y depresión carecen de una microbiota (flora intestinal) saludable. Es recomendable consumir probióticos como suplemento para tener un estado de ánimo tranquilo.
  • Salud femenina: La mayoría de las mujeres sufren a lo largo de su vida de infecciones bacterianas y por hongos, esto se debe a que los microbios malos superan el número de bacterias buenas dentro del organismo. Los probióticos se encuentran en el intestino, sin embargo, también se hallan en los genitales donde ayudan a prevenir infecciones vaginales.
  • Combaten alergias: Las alergias se deben a que el sistema inmune no está balanceado, es por eso que se recomienda consumir probióticos para ayudar a regular este sistema y de esta forma prevenirlas.
 

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El tequila es un destilado icónico en México, símbolo de nuestra identidad y tradiciones. Está elaborado con agave azul tequilana Weber y aunque existen alrededor de 295 especies de agaves distintas, sólo este se puede utilizar para hacer tequila.Cada tercer sábado de marzo se celebra el Día Nacional del Tequila. Celebra esta bebida con Denominación de Origen, desde 1974, en los estados de Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, con un buen tequila hecho 100% de agave. ¿Cómo catar el tequila? Para degustar tequila como un experto y celebrar el Día Nacional del Tequila sólo necesitas seguir las siguientes recomendaciones: Vista: sirve tu tequila en una copa o un caballito tequilero y observa su tonalidad. Esta te indicará si es joven o tuvo un tiempo de reposo en barricas. Nariz: el aroma depende de la memoria olfativa de cada persona, así como de diversos factores como la tierra donde se cultivó el agave, sus procesos de elaboración, añejamiento, entre otros. Para esta fase, coloca tu nariz en en el centro de la copa e inclínate un poco antes de inhalar, posteriormente, exhala suavemente por la nariz e intenta reconocer todos los aromas que hayas percibido antes (de flores, hierbas, frutas, etc.). Gusto: bebe sorbos pequeños de tequila y pasalos por tu boca para apreciar el sabor del agave en cada sorbo. Cocteles con tequila para celebrarSi prefieres celebrar este día con un rico y fresco coctel, te recomendamos dos margaritas que nunca olvidarás, además de que son muy fáciles de preparar: Margarita de JalapeñoIngredientes: 60 ml Tequila Patrón Silver15 ml Patrón Citrónge Orange5 ml de jarabe de agave30 ml de jugo de limón fresco3 rodajas de jalapeñoGajo de limón para decorarProcedimiento: En el fondo de un shaker, machaca una rodajita de jalapeño con jarabe de agave.Agrega todos los ingredientes líquidos y agita vigorosamente con hielo para enfriar.Sirve la mezcla colada sobre hielo en un vaso bajo.Decora con un gajo de limón y el resto de las rodajas de jalapeño.Margarita de pepino y cocoIngredientes:45 ml Tequila Patrón Silver60 ml de agua de coco15 ml de jugo de limón fresco15 ml de jarabe natural7 rodajas de pepino (3 para decorar)Procedimiento:Combina todos los ingredientes en un shaker (excepto los de decoración) y agita vigorosamente con hielo para enfriar.Sirve la mezcla colada sobre hielo en un vaso y decora con un abanico de pepino.¡Cuéntanos cómo celebrarás el Día Nacional del Tequila!  Información y fotos: Tequila Patrón. 
En milli no sólo encontrarás una gran variedad de mazapanes de los sabores más increíbles que puedas imaginar y podrás probar café extraído por método de goteo Chemex, sino que además tendrás la oportunidad de ver y conocer más sobre el comercio justo con sus proveedores y vendedores.Milli es un proyecto creado con el fin de compartir un espacio pequeño pero activo en la colonia Roma, pues ahí productores, vendedores y consumidores tienen la oportunidad de conversar y conocer más en torno a productos como el café, el pan artesanal, sus postres, la comida y sus ingredientes. En este rinconcito de la Roma, tu café se convierte en una plática con un productor de miel que cultiva cactáceas en San Luis Potosí, o una panadera artesanal de Ojo de Agua que hace pan balanceado y especial para dietas veganas. En el tema de café ni hablar, en esta temporada del año tienen café de selección tanto de Oaxaca, Veracruz y Chiapas, y si nunca has probado un café extraído por goteo, es el lugar perfecto para hacerlo.El Café oaxaqueño que ofrecen es de la sierra mixe, con un proceso de lavado que lo hace muy distinto a otros, pero lo más interesante es la historia detrás, pues este café es distribuido por el hijo del productor, que estudia para trompetista en la CDMX, y de esta forma solventa sis estudios.En cuanto a los mazapanes, en milli tienen quizá la más grande variedad en la ciudad, todos elaborados con ingredientes de Pluma de Hidalgo, también en Oaxaca, de sabores que no te imaginas, como mazapanes de chapulín, de amaranto, relleno con crema de avellana y un delicioso mazapán 100% cacao (amargo) que combina de manera perfecta con el café.Y si tienes ganas de probar productos artesanales, también puedes encontrar ropa bordada por diversas comunidades de pueblos originarios y productos de cosmética natural elaborados por una emprendedora que está en contra de la crueldad animal y que próximamente estará organizando talleres sobre cómo hacer tus propios ungüentos.
Las decisiones, o las cargamos o las arrastramos. En el caso de la comida, las decisiones que tomamos sobre qué, cómo y cuándo alimentarnos nos habitan bajo la piel. Le dan forma a nuestro cuerpo físico, aunque al cuerpo mental y al espiritual tampoco pasan desapercibidos. Una comida pesada aletarga las ideas lo mismo que una buena combinación de alimentos da agilidad, claridad y lucidez. Según la sabiduría oriental, el alimento incluso moldea las emociones y determina la forma de procesar lo de fuera y lo de dentro. Al final todo acaba en aquel callejón sin salida que anuncia que sí somos lo que comemos.Si ustedes son como yo y todo el tiempo piensan en comida, a cada instante estarán tomando una decisión. No será ingenua. Mucho menos arbitraria. Algunas veces –la mayor parte– surgirá de una programación añeja: de un juego pavloviano brevísimo entre el estímulo y la reacción. Otras veces, la decisión estará dictada por la necesidad, por la autonomía o la rebeldía hacia el vínculo familiar. La autora Melanie Mühl habla de que hemos aprendido a comer desde el útero materno. La elección será proporcional al tamaño de los lazos que guardamos con mamá, con los ancestros.De ahí que cada dieta sea una biografía con anexos, epílogos, iconografía y tiempo. Las dietas –en el sentido literal– atesoran los ingredientes cotidianos, las recetas y las preparaciones que se convierten en el acervo de las papilas gustativas. Esa biblioteca sápida que guardamos en el cerebro y el corazón es la voz que pide sin chistar “unas enchiladas rojas” –no unas verdes, no una carne en su jugo, no una hamburguesa vegana– en un restaurante. Determina cuál es nuestro pasillo favorito en el súper, el antojo que nos despierta por las noches, lo que ponemos al plato frente a nuestros hijos. Ante tales condicionamientos parecería imposible cambiar de hábitos alimenticios. Sin embargo, la solución es tan simple como anclarse al presente. Esa es la verdadera decisión. Con ella pasamos de ser esclavos de la comida a ser libertarios en conciencia. Sólo basta un diálogo, un aterrizaje sobre las plantas de los pies para saber lo que realmente quiere, necesita y anhela el cuerpo. “Este soy yo. Esto es lo que quiere comer mi cuerpo”. Comer en conciencia nos hace tomar mejores decisiones sobre lo que termina en el plato y la boca. Y como en cualquier otra relación de amor, lo vital es la comunicación: ¿Realmente necesito este pedazo extra de pastel? ¿Ya quedé satisfecho? ¿Se me antoja esa cerveza? Puede que la respuesta sea sí y está bien.A partir de habitar el organismo y escuchar sus necesidades auténticas, la dieta puede ser tan holgada y liviana como queramos, sobre todo si tenemos salud. Y aunque una enfermedad parezca menguar el recorrido, la conciencia sobre el cuerpo nos reconciliará con ese sabio interno que no pide más que apoyo en las buenas y en las malas. Sea cual sea tu caso, en Kiwilimón nos hemos tomado en serio el tema de la salud. Nuestra decisión es comprometernos contigo. Queremos darte las herramientas que te lleven a tomar decisiones de alimentación más conscientes. Queremos acompañarte en los momentos de antojo y en los de conexión con tu organismo; ser parte de tus cenas memorables y de tus mañanas de ayuno; celebrar la saciedad tanto como la dieta; brindar por los platos llenos y por los vacíos. Al final son la misma moneda.La nueva cara de la moneda se llama Kiwi Te cuida. Para esta, nuestra nueva sección en kiwilimon.com, creamos un montón de nuevas recetas y contratamos a un grupo de expertas en diferentes ramas de la nutrición –especialistas en familia, en deporte, en enfermedades crónicas, en dietas restrictivas– que curaron cada dieta, cada porción y cada ingrediente. Le metimos horas hombre y horas corazón al escribir tips y consejos, al confeccionar retos semanales, al programar recetas en las que ahora es posible ver cuántas calorías y valor nutrimental te proporcionan. Nuestro objetivo es que te sientas respaldado; ayudarte en la comunicación con ese ser perfecto que es tu cuerpo y cuidarlo junto a ti cuando así lo decidas. Queremos ayudar a cuidarte, ¿nos dejas?
Las decisiones, o las cargamos o las arrastramos. En el caso de la comida, las decisiones que tomamos sobre qué, cómo y cuándo alimentarnos nos habitan bajo la piel. Le dan forma a nuestro cuerpo físico, aunque al cuerpo mental y al espiritual tampoco pasan desapercibidos. Una comida pesada aletarga las ideas lo mismo que una buena combinación de alimentos da agilidad, claridad y lucidez. Según la sabiduría oriental, el alimento incluso moldea las emociones y determina la forma de procesar lo de fuera y lo de dentro. Al final todo acaba en aquel callejón sin salida que anuncia que sí somos lo que comemos.Si ustedes son como yo y todo el tiempo piensan en comida, a cada instante estarán tomando una decisión. No será ingenua. Mucho menos arbitraria. Algunas veces –la mayor parte– surgirá de una programación añeja: de un juego pavloviano brevísimo entre el estímulo y la reacción. Otras veces, la decisión estará dictada por la necesidad, por la autonomía o la rebeldía hacia el vínculo familiar. La autora Melanie Mühl habla de que hemos aprendido a comer desde el útero materno. La elección será proporcional al tamaño de los lazos que guardamos con mamá, con los ancestros.De ahí que cada dieta sea una biografía con anexos, epílogos, iconografía y tiempo. Las dietas –en el sentido literal– atesoran los ingredientes cotidianos, las recetas y las preparaciones que se convierten en el acervo de las papilas gustativas. Esa biblioteca sápida que guardamos en el cerebro y el corazón es la voz que pide sin chistar “unas enchiladas rojas” –no unas verdes, no una carne en su jugo, no una hamburguesa vegana– en un restaurante. Determina cuál es nuestro pasillo favorito en el súper, el antojo que nos despierta por las noches, lo que ponemos al plato frente a nuestros hijos. Ante tales condicionamientos parecería imposible cambiar de hábitos alimenticios. Sin embargo, la solución es tan simple como anclarse al presente. Esa es la verdadera decisión. Con ella pasamos de ser esclavos de la comida a ser libertarios en conciencia. Sólo basta un diálogo, un aterrizaje sobre las plantas de los pies para saber lo que realmente quiere, necesita y anhela el cuerpo. “Este soy yo. Esto es lo que quiere comer mi cuerpo”. Comer en conciencia nos hace tomar mejores decisiones sobre lo que termina en el plato y la boca. Y como en cualquier otra relación de amor, lo vital es la comunicación: ¿Realmente necesito este pedazo extra de pastel? ¿Ya quedé satisfecho? ¿Se me antoja esa cerveza? Puede que la respuesta sea sí y está bien.A partir de habitar el organismo y escuchar sus necesidades auténticas, la dieta puede ser tan holgada y liviana como queramos, sobre todo si tenemos salud. Y aunque una enfermedad parezca menguar el recorrido, la conciencia sobre el cuerpo nos reconciliará con ese sabio interno que no pide más que apoyo en las buenas y en las malas. Sea cual sea tu caso, en Kiwilimón nos hemos tomado en serio el tema de la salud. Nuestra decisión es comprometernos contigo. Queremos darte las herramientas que te lleven a tomar decisiones de alimentación más conscientes. Queremos acompañarte en los momentos de antojo y en los de conexión con tu organismo; ser parte de tus cenas memorables y de tus mañanas de ayuno; celebrar la saciedad tanto como la dieta; brindar por los platos llenos y por los vacíos. Al final son la misma moneda.La nueva cara de la moneda se llama Kiwi Te cuida. Para esta, nuestra nueva sección en kiwilimon.com, creamos un montón de nuevas recetas y contratamos a un grupo de expertas en diferentes ramas de la nutrición –especialistas en familia, en deporte, en enfermedades crónicas, en dietas restrictivas– que curaron cada dieta, cada porción y cada ingrediente. Le metimos horas hombre y horas corazón al escribir tips y consejos, al confeccionar retos semanales, al programar recetas en las que ahora es posible ver cuántas calorías y valor nutrimental te proporcionan. Nuestro objetivo es que te sientas respaldado; ayudarte en la comunicación con ese ser perfecto que es tu cuerpo y cuidarlo junto a ti cuando así lo decidas. Queremos ayudar a cuidarte, ¿nos dejas?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD