Más nutrición con menos calorías
Dietas y Nutrición

Más nutrición con menos calorías

Por Kiwilimón - July 2011
  Llevar una dieta sana y estar en forma es una práctica en donde no sólo sea necesario comer más frutas y vegetales. Estos alimentos, además de aportar una diversidad de vitaminas y minerales, son ricos en agua y fibra. Esto quiere decir que puedes comer más cantidad sin consumir calorías vacías. Aquí te dejamos algunas ideas de cómo incorporar en tu alimentación al menos cinco porciones diarias de hortalizas y frutas. - Añade ½ taza de pedacitos de frutas frescas o un ¼ taza de frutos secos al cereal del desayuno. - Cómete una fruta de merienda a mitad de mañana o en la tarde. - Convierte la ensalada en un hábito diario, ya sea en el almuerzo o en la cena. Combina 1 taza de hojas verdes con 1 taza de vegetales crudos y/o frutas frescas en cada comida. - Enriquece el sabor de las carnes, ya sean asadas o al horno, añadiendo vegetales como pimientos, maíz, berenjena, cebolla, tomate, zanahoria y calabacín a tu exquisito platillo. - Selecciona postres que tengan una porción de frutas o vegetales. - Decora los platos que prepares para ti y los tuyos con vegetales y frutas. Recomendamos estas recetas nutritivas:

Ensalada de Manzana y Arandanos

Ceviche de Pescado con Aderezo de Berros

Tortitas de Papa Ligeras

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tener remedios naturales para cualquier cosa es una de las mejores prácticas que puedes tener y mejor aún cuando se trata de una mascarilla para la piel con ingredientes naturales que iluminarán tu rostro.La avena es uno de los ingredientes con más beneficios para tu piel, pues no sólo es segura para usarse en el rostro, sino que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan con la piel seca y la piel grasosa.Por su parte, el arroz está cargado de propiedades antienvejecimiento y varios agentes absorbentes de aceite. Además, es una excelente fuente de vitamina B que ayuda en la producción de nuevas células, ayuda a suavizar y reafirmar la piel, así como a cerrar los poros, y la mejor parte es que es muy fácil de usar.Para usarlos como remedio natural para la piel, puedes usar cada uno por separado en tu rutina de limpieza. Primero del arroz puedes usar tanto la harina de arroz como el agua de arroz. El agua de arroz sirve como tónico fácil y puedes usar el agua que sale del arroz cuando lo enjuagas o hervir arroz, esperar a que se enfríe y entonces usar esa agua. Para usar el agua del enjuague, lava el arroz como lo haces normalmente, pero no uses el agua de ese primer enjuague. Agregue agua otra vez y mezcla suavemente, deja reposar el arroz por unos 20 minutos y usa esa agua en tu rostro.Puedes usar el agua de arroz tanto para lavarte la cara con ella, como aplicada con algodones humedecidos en ella, luego presionarlo suavemente por toda tu cara y simplemente dejarla absorber.Mascarilla de avena y harina de arrozPara esta mascarilla fácil se hace con avena, harina de arroz, leche y miel. La avena ayuda a eliminar las células muertas de la piel y para prepararla necesitas 1 cucharada de harina de arroz, 1 cucharadita de avena, 1 cucharadita de leche y 1 cucharadita de miel. Mezcla todo hasta formar una pasta espesa, entonces aplícala en todo el rostro y dejar actuar durante unos 10 minutos, luego enjuaga con agua fría. Puedes usar esta mascarilla casera dos veces por semana para obtener mejores resultados.Ambos remedios son muy fáciles de hacer y sencillos de usar, y dejarán tu piel limpia y radiante de manera natural.
Este año, los niños regresaron a clases pero se quedaron en casa, así que si eres mamá o papá, lo más probable es que tengas niños o adolescentes hambrientos todo el día en casa, todo esto mientras tú tienes que trabajar.Hacer la comida y trabajar desde casa puede resultarte complicado, pero puedes ahorrarte un poco de tiempo planeando tus comidas desde antes e incluir cuando se pueda a los integrantes de la familia, por ejemplo, así que tráelos a la cocina y enséñales estas ideas de snacks saludables para comer mientras estudian desde casa.1. Frutas con crema de cacahuateLas cremas de nueces, ya sea almendras o cacahuate, por ejemplo, van muy bien combinadas con frutas como manzana o plátano y te dejarán satisfecho por un buen rato. Puedes aplicar la crema directamente en la fruta y hacer tostadas de rebanadas de manzana, por ejemplo, o hacer sándwiches ricos en fibra y proteínas.2. Mix de frutos secosLa mezcla de frutos secos es snack fácil y súper saludable que sólo requiere de revolver nueces de la india, almendras y frutas secas como arándanos; además, puedes añadir chispas de chocolate negro para obtener una combinación irresistible, pero que no contenga mucha azúcar. Estos ingredientes son excelentes fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes que los adolescentes necesitan para una salud óptima.3. Pudín de chíaLas semillas de chía están cargadas de nutrientes que incluyen proteínas, grasas saludables, magnesio, calcio, manganeso y fósforo. Puedes hacer pudín de chía con yogurt, leche de coco, con crema de cacahuate y mermelada, y añadir arándanos ricos en antioxidantes, coco rallado, moras, o cualquier fruta que te guste.4. Huevos cocidosPuede que sólo los relaciones con el desayuno, pero los huevos cocidos también pueden ser un gran snack que no requiere de nada más que de poner agua a hervir y dejarlos cocerse en ella por alrededor de 10 minutos. Los huevos son una excelente fuente de proteínas, de grasas saludables y una variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes, y sólo necesitas limón, sal y salsa para que a todos se les antojen.5. Yogurt griego con fruta y nuecesPara los antojos dulces, el yogurt con frutas es perfecto. Puedes preparar un parfait sabroso y lleno de proteínas hecho en capas dentro de un frasco con yogur griego, moras, nueces picadas y semillas de chía. El yogur griego contiene 15 gramos de proteína por porción de 170 gramos y es ideal para el tiempo entre el desayuno y la comida.6. Garbanzos asadosLos garbanzos están llenos de proteína (contienen alrededor de 19 g de proteína en 100 g de garbanzos) y pueden ser un gran snack si los asas en el horno y los aderezas con un poco de aceite de oliva y un toquecito de sal, o de limón.7. Guacamole con totopos horneadosPareciera que el aguacate no necesita presentación en la que se hable de sus beneficios, porque ya es ultra delicioso, pero además de eso, son ricos en grasas saludables, fibra, magnesio, ácido fólico y potasio. Hacer guacamole es súper fácil e incluso los niños o adolescentes pueden prepararlo y combinarlo con verduras y totopos horneados, para evitar el exceso de grasa.8. Barritas de granolaLas barritas de granola son súper prácticas y puedes hacerlas caseras o buscar opciones buenas en el súper, que no contengan mucha azúcar. Deben ser barritas que contengan proteína y granola elaboradas con alimentos integrales, y pueden ser endulzadas con frutas. Estas barras te proporcionarán una buena fuente de proteínas, fibra y grasas saludables.9. Palitos de quesoEl queso de leche entera no sólo proporciona calcio, proteínas y grasas saludables, sino también minerales importantes, como zinc y selenio, que son buenos para la salud inmunológica. Los adolescentes necesitan fuentes de grasas saludables en sus dietas, así que busca quesos como el mozzarella o el quesillo, también conocido como queso Oaxaca.10. Fruta y vegetales deshidratadosTener antojo de comer papitas puede ser reemplazado por frutas y vegetales deshidratados o fritos en aire, y así convertirse en un snack que tanto tú como los adolescentes pueden disfrutar. Pueden ser frutas y puedes acompañarlas con un poquito de nueces o semillas si quieres algo más abundante.Si puedes hacer estos snacks caseros, tendrás el control sobre cantidades de sal, grasa y azúcar, pero si piensas comprarlos ya hechos, recuerda buscar productos que usen ingredientes de calidad.
La armonía en tiempos de Covid-19 no es una montaña inalcanzable. Para corrientes como el Ayurveda, el yoga o la Trofología, una buena alimentación es el camino recto hacia ella. Si no pregúntense, ¿qué es la armonía de un cuerpo sino su salud? Y ¿qué es la armonía sino mantener el equilibrio, a pesar de los acontecimientos externos de los cuales no tenemos control?De ahí la importancia de la Trofología. Esta palabra rara es una rama de la nutrición natural que estudia la bioquímica del cuerpo y las reacciones que los alimentos provocan en él. Y al hablar del estrés –adivinaron, es una reacción química del organismo– es vital adentrarnos en su estudio. Según Majo Ortiz, fundadora del Colegio Mexicano de Trofología, no hay nada más real que la frase <somos lo que comemos>. “Nuestras células son un resumen, entre otras cosas, de los alimentos que consumimos”, afirma. Darle algo estresante a nuestros órganos es arrebatarle la paz al organismo.Es cierto: comer es un acto instintivo. No hay que estudiar para saber cuál es la mejor forma de atajar una buena hamburguesa. Comer sabiamente sí es un arte. Majo explica que la magia está en seleccionar correctamente nuestros alimentos; que de preferencia “estén vivos”. Y no es que salgamos a cazar ni que le metamos una mordida a una vaca, sino procurar que nuestra comida sea 100% natural: que tenga el poder de descomponerse; que no tenga componentes químicos que alteren lo que la naturaleza ya creó en perfección. Los alimentos vivos que ofrecen los supermercados, sin embargo, son los menos. A diferencia de otros tiempos ya no suena absurdo buscar “ingredientes orgánicos” porque la mayoría está modificada. Desde la selección de alimentos podemos armonizar nuestro cuerpo para por fin liberarnos de las cadenas del estrés. Los alimentos procesados nos sobreestimulan. El exceso de azúcar brinda placer momentáneo y luego, un bajón. Majo en cambio recomienda elegir alimentos altos en vitamina c como los frutos rojos, el limón, la naranja y la guayaba que desinflamarán el cuerpo. “Un órgano inflamado es un órgano estresado”, asegura. Alimentos como el jengibre y cúrcuma infusionados en agua o adicionados a la comida conseguirán un buen resultado. Las semillas de girasol le devolverán minerales al cuerpo mientras que el yogurt con búlgaros aportará B12 para darle energía y frescura a la mente. Majo explica que el arte más difícil es el de combinar los alimentos. Y no, no todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar. El Ayurveda ha explicado el tema siglos atrás. Lo difícil puede ser hacer combinaciones efectivas, de esas que el organismo pueda descomponer fácilmente y donde el desdoblamiento de carbohidratos sea sencillo. Si esto no sucede se generan toxinas y, por lo tanto, el cuerpo se estresa. Por ejemplo, Majo explica que ponerle limón a una papa hace que sus carbohidratos no se desdoblen bien. En cambio, una buena combinación de alimentos sería mezclar alimentos verdes con algo de grasas buenas como las almendras, las nueces o el aguacate e incluir carbohidratos complejos como la papa. El tercer punto para liberarnos del estrés a través de los alimentos es prepararlos correctamente. El chiste es ser consciente de que cada técnica, cada ingrediente y cada decisión a la hora de cocinar puede tener consecuencias en el organismo. Ella recomienda comer “lo más natural posible. Lo más crudo posible. Sin muchas añadiduras. Así, nos estaremos comiendo el proceso de la fotosíntesis que sucede en las plantas. Estaríamos tomando el sol, el agua y el aire que cada verdura y fruta adquirió”.La correcta selección, combinación y preparación de los elementos puede evitar la acumulación de toxinas que acaban por desarmonizar el cuerpo. El cuerpo desequilibrado es más propenso a ser irritable y a sentirse cansado en el mediano plazo, y a enfermarse a la larga. Por eso la desintoxicación regular vigilada por un experto es recomendable. Algunos alimentos que ayudan a desintoxicar el cuerpo son los fermentados, como la kombucha o el kimchi coreano, y los probióticos que producen reacciones bioquímicas buenas para el organismo. Si comemos limpio, o sea, sin exceso de ingredientes procesados, azúcares, sodios y harinas, la salud mental y física será viable.A la alimentación consciente súmale descanso, meditación, yoga y algo de cardio para oxigenar el organismo. La risa y las emociones positivas también suman. Cuando los elementos se conjugan nuestro cuerpo saca a relucir su poder autocurativo y autosanador. La armonía aparece porque lo natural del cuerpo es estar bien. No hay que obstaculizarlo nosotros.
En quesadillas, tamales, enchiladas o chilaquiles, el queso mexicano es el acompañante perfecto de muchas recetas de la cocina mexicana. Los quesos mexicanos, además de ser el complemento perfecto o el ingrediente estrella de numerosas recetas, también los comemos como botana y están presentes prácticamente en las cocinas de todos los estados de México. Hay quesos mexicanos que, si eres amante del queso, tienes que probar. A continuación te presentamos una guía para que los disfrutes con orgullo: Queso de hebra También es conocido como queso Oaxaca o quesillo. Se elabora, principalmente, en Oaxaca y Chiapas, aunque hoy puedes encontrarlo prácticamente en todo México. Es uno de los quesos mexicanos de pasta suave; es elaborado con leche de vaca y utiliza la técnica del hilado. Es fresco y cremoso en boca y su textura es húmeda y fácil de manejar. Es un queso mexicano excelente para derretir y gratinar. ¡Por algo es el rey de las quesadillas! Queso cotijaEs uno de los quesos mexicanos más famosos del país. Su nombre se debe a su zona de comercialización: Cotija, en Michoacán, en donde se encuentran los productores de las sierras aledañas de Jalisco y Michoacán para venderlo. El auténtico lleva la indicación de la Marca Colectiva, otorgada a la Asociación Regional de Productores de Queso Cotija, y se produce en temporada de lluvias (de julio a septiembre). Es un queso elaborado con leche de vaca, tiene pasta dura y su maduración va de las 4 semanas hasta los 6 meses. Su característico sabor mineral, otorgado por la sal de Colima, lo hacen perfecto para acompañar tus pastas. Queso panelaEs uno de los quesos frescos más consumidos del país y se produce en todo México. Está elaborado con leche de vaca y en algunos lugares lo hacen con leche descremada, en este último caso tiene menos grasa por lo que se recomienda su consumo en algunos regímenes alimenticios. En algunas regiones del país hay una versión llamada queso botanero que elaboran con leche parcialmente descremada. ¡Es perfecto para botanear o utilizar en sándwiches y tortas! Requesón Los especialistas creen que este queso se empezó a producir con la llegada de los españoles. Se produce con el suero remanente de la hechura del queso. Generalmente es de leche de vaca, aunque también puede haber con leche de cabra u oveja. Es un queso fresco que puede prepararse en casa con leche, jugo de limón o vinagre blanco. Podemos probarlo en cocina mexicana en antojitos como los tlacoyos. Queso de bola OcosingoEs un queso mexicano, único en el mundo, que conjunta dos familias de quesos: de pasta hilada por el exterior y fresco por el interior, por lo que su pasta externa es dura y la interna semidura y oreada. Es originario de Ocosingo, Chiapas, donde hay una Marca Colectiva que agremia a los productores de este queso tan valorado en la cocina mexicana. Con información de Larousse Quesos Mexicanos, Carlos Yescas, Editorial Larousse, 1a edición 2013. ¡Así que ya sabes, celebra este mes patrio con quesos mexicanos y compártenos tus creaciones con el Hashtag #FiestasPatriasConKiwilimón!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD