10 beneficios de la lechuga
Nutrición

10 beneficios de la lechuga

Por Kiwilimón - Junio 2014
La lechuga es un ingrediente que a veces no es valorado como se debería. Es el hilo conductor de muchas de nuestras ensaladas favoritas; pero además, conlleva un sinfín de buenas noticias para la salud. Para que conozcas estos beneficios, te presentamos 10 beneficios de la lechuga y algunas recetas para que puedas prepararla de manera deliciosa.

10 Beneficios de la lechuga:

1. Su aportación calórica es mínima: unos 100 gramos de verdura proporcionan aproximadamente 15 calorías al organismo. 2. Aporta gran cantidad de vitamina A, C, E, B1, B2, B3, 100 gramos de lechuga al día ayuda a tener en regla todos nuestros nutrientes de la jornada. Ensalada de Manzana Verde y Lechuga Una rica ensalada con lechuga, manzana verde, queso y nuez. El aderezo está hecho a base de aceite de oliva, limón, sal y pimienta. 3. La lechuga contiene vitamina K, que tiene un papel muy importante en el metabolismo óseo, y junto con el calcio y fósforo ayudan en el crecimiento sano de los huesos. 4. La lechuga contiene grandes oligoelementos como el selenio, que ayuda a prevenir al organismo de contraer ciertos tipos de cáncer, como el de pulmón, colon, y próstata. 5. Es un muy buen diurético; consumir lechuga estimula la eliminación de líquidos en el organismo. Esto ayuda a la eliminación de cálculos renales. 6. Consumir lechuga ayuda a calmar el sistema nervioso, por lo que combate el insomnio. Ensalada Verde con Fresas Una rica y fresca receta de lechuga verde con fresas y aderezo de fresas con vinagre balsámico. 7. Consumir lechuga frecuentemente ayuda a disminuir el colesterol en sangre. 8. Consumir lechuga reduce el azúcar en la sangre, esto de debe por su gran poder diurético. 9.  La lechuga contiene mucha vitamina C, la cual es un potente antioxidante natural que ayuda al cuerpo a desarrollar resistencia contra agentes infecciosos. 10. Contiene carotenos, los cuales proporcionan un filtro natural contra los rayos UV en la retina. Perfecta para temporada de playa y sol.  

Aprende aquí Cómo revivir una lechuga

Tipos de lechugas

Conoce todas las variedades de lechugas existentes para que puedas disfrutar de ellas en una explosión de sabores, texturas y colores, creando una cocina saludable, sabrosa y más atractiva. Lollo Rosso. De origen italiano, sus hojas rizadas recuerdan a la escarola. Su tonalidad rojiza amoratada, suave textura y sabor ligeramente amargo, aportan color y distinción a las ensaladas. Romana. Su sabor, dulce y suave, presenta unas hojas exteriores crujientes y de un precioso color verde oscuro, las cuales se vuelven más claras en el cogollo. Esta variedad es muy resistente al paso del tiempo. Batavia. Sus grandes hojas verdes redondeadas, poseen un sabor muy suave y una textura poco crujiente. Trocadero. Se trata de una variedad muy apreciada en Francia, mantecosa, suave, poco crujiente y con un gran cogollo de color verde. Iceberg. Su denominación viene dada por su alta resistencia al frío. La forma redondeada del repollo la hace inconfundible. Sus hojas son grandes, verdes y muy crujientes, la cuales se aclaran de tono a medida se acerca al tronco. Cogollos. Son lechuguitas de tallo pequeño que forman una cabeza similar a la col, de hojas tiernas y prietas. Los cogollos que destacan en esta variedad son los de Tudela. Hoja de roble. Esta llamativa variedad acogollada, compacta, crujiente y con un sabor dulzón, posee unas hojas onduladas con tonalidades verdes, marrones y violetas. Cresta. Esta variedad se caracteriza porque posee en su parte superior un tono morado. Su corazón, presenta un color óxido. Sweet gem. Una variedad creada sobre la lechuga romana que posee un sabor más dulce y una textura muy crujiente.  

Otras recetas con lechuga:

Tacos de Lechuga Orientales con Pollo Estos tacos de lechuga son un platillo ¡delicioso! La receta es muy fácil e ideal para una cena de último momento. Taquitos de lechuga con jicama y pollo Hojas de lechuga con pollo, jicama, aguacate y mango. Servidos como taquitos. Rollos vietnamitas de atún Rollitos de atún envueltos en hojas de arroz y lechuga con menta en una salsita picosa de soya. Ensalada Cobb La ensalada cobb es una ensalada clásica que contiene lechuga, aguacate, pollo, tocino, huevo y jitomate. La receta está acompañada de un aderezo de queso roquefort.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El caldo de camarón es una entrada común en muchas mesas mexicanas en las fiestas decembrinas, con su sabor picoso y su calor, es perfecto para este tipo de celebraciones o para cualquier día especial.Pero el caldo de camarón no es la única receta con este marisco que es un gran platillo para celebrar en familia. Los carídeos, gambas o esquilas van muy bien con pastas, por ejemplo, que también son platos muy fáciles de preparar y combinar con las cenas decembrinas. A continuación, te dejamos algunas ideas de recetas navideñas con este marisco.Pasta con camarones al ajilloLa pasta farfalle es la que comúnmente conocemos como moñitos, así que esta receta queda espectacular para la cena de Navidad, además de que es fácil, práctica y sobre todo, rendidora. Esta pasta tiene ese toque gourmet especial para la ocasión.Paella de marisco y carneAsí como el bacalao, la paella es una receta española que bien puede maridarse con tu cena navideña, pues el arroz rendirá mucho, tiene ingredientes sencillos y fáciles de conseguir y lleva carne, camarones y almejas.Empanadas de camarónOtra opción de entrada con camarones además del caldo son unas deliciosas empanadas, fritas y servidas con mayonesa, salsa cátsup, salsa picante, aguacate y limón. Además de empanadas de camarón, puedes aprovechar la masa con otros rellenos y así tener mucha variedad en el primer tiempo de la cena.Ensalada verde con camaronesOtra opción más ligera con camarones es esta ensalada baja en calorías y baja en carbohidratos, que no sólo funciona bien como entrada, sino también como guarnición para tu cena. Lleva lechuga, espinacas y arúgula, así que además es muy nutritiva.Camarones en salsa de mango y chipotleSi pensabas que ya habías probado todas las recetas con camarón, entonces tienes que probar esta, en la que los camarones van glaseados con una salsa cremosa y tienen un sabor único. Esta es una de las recetas fáciles de camarones que podrás preparar en tan sólo ¡20 minutos! ¿Te imaginas tener uno de lo platillos de la cena Navideña en tan poco tiempo?Como entradas, platos fuertes o guarniciones, estas recetas con camarones son una opción diferente para esta Navidad, si eres de los que comen caldo de camarón en estas fechas.
Flores de cempasúchil en vasitos de vidrio. Dos panes de muerto junto a restos de azúcar desperdigada. Una ollita, la más pequeña de la alacena, llena de mole al que ya se le hizo una capa de nata. Papel picado descolorido por las gotas de un caballito de tequila que se derramó. Hasta arriba, la foto del pariente fallecido observándolo todo: la abundancia o la escasez de la ofrenda, el faltante de huesito en el pan. Esta escena se repite cada año en el altar de muertos. Esta es una escena de tradición mestiza.No sé si fue Coco, no sé si fue James Bond. Esta costumbre mitad prehispánica, mitad española, ha resurgido con fuerza en los rincones de las salas mexicanas. Fray Bernardino de Sahagún, en la Historia general de las cosas de la Nueva España, ya relataba que los aztecas eran dados a hacer festejos a los muertos. El altar recordaba el viaje de cuatro años que el difunto debía emprender, camino a Mictlán, el reino de los muertos. Como en casi todas las religiones y creencias, no había altar sin una ofrenda, y como en casi todo ofertorio, siempre había algo de comer.Según me cuenta el licenciado José N. Iturriaga, historiador y escritor, había un ingrediente infaltable en los altares prehispánicos: los tamales envueltos en hojas de totomoxtle. También había agua para ayudar al alma del muerto a sortear el camino lleno de peligros. Luego, con la evangelización, las costumbres católicas como el rito a los santos y la fermentación del trigo se fueron mezclando con las costumbres locales. El altar es mestizaje puro. Por ejemplo, están las flores endémicas como los cempasúchiles, los frijoles, el tequila –que, aunque tiene denominación de origen, no existiría sin la destilación, originaria de Asia–. El mole es un plato barroco, resultado del intercambio con África del Norte, España, el sudeste asiático... El pan de muerto es fruto del sincretismo del pan de ánimas que se hace en Segovia o de los huesos de santo, un postre de pasta de almendra español cuya presentación recuerda a los relicarios. Así como el origen del altar es diverso, también lo es la celebración: “El 1 de noviembre, día de Todos los Santos, fue un día para celebrar a los santos que no tenían fecha y se instauró en el siglo séptimo; el Día de Muertos lo estableció el Papa Bonifacio IV en la Abadía de Cluny Odilón”, explica Iturriaga. Esto sucedió en el siglo X –claramente, mucho antes de la Conquista– con el objetivo de que los fieles hicieran oración por los muertos. Para los que injurian contra el Halloween asumiendo que es una falsificación de nuestra fiesta, Iturriaga cuenta que la palabra viene de All hallow’s eve, que es otra forma de nombrar “todos los santos”. La celebración data de épocas medievales y fueron los irlandeses quienes la llevaron a América. Lo de los Frankenstein y los dráculas, eso sí ya es regalo de Estados Unidos –y, bueno, de Mary Shelly y de Bram Stoker–.La simbología del altar es naturalmente mexicana. Una ofrenda que se respete debe tener todos sus componentes: agua, tierra, calaveritas de azúcar, flores, alimentos, vela y copal para guiar al muerto hasta el altar. Para Iturriaga tampoco debe faltar el alimento raíz que nos conecta con nuestros ancestros: el tamal. Los tamales son piezas individuales que se preservan bien y aguantan bien la intemperie –recordemos que muchos altares viven en los cementerios– y lejos de un simbolismo específico, provienen de “El grano madre que moldea una cultura. El alimento más icónico”. Nuestra creencia es única: por un día en el año tenemos de regreso a casa a ese familiar que queremos tanto, a ese ser que admiramos mucho y que nos hace falta. Olvidamos el miedo que nos dan los fantasmas, en otros días menos festivos del año, para esperar que nuestro ser amado atraviese el cielo o el mundo paralelo para comer, beber y fumar. Eso sí, no cometan el error de olvidar los cerillos. Para honrarlos, aquí comparto la sección en la que pusimos toda esa comida que les puede gustar.
La comida tailandesa tiene sabor picante, pero no sólo por el uso de chile, sino que ese toque picante también es gracias al uso constante de especias como el jengibre, y condimentos como el curry, por ejemplo.La mezcla de sabores ácidos, salados, dulces y picantes en la gastronomía tailandesa suele deberse al uso de ingredientes como leche de coco, ajo, chiles picantes, hierba de limón y la salsa de soya. La estrella de este tipo de comida es el arroz, usado en muchos platillos de la comida tailandesa.En cuanto a las carnes que usan al cocinar, el pollo y la carne de cerdo son las más comunes, pero los platillos con camarones abundan y es parte de una de las versiones del Pad Thai, el platillo más popular no sólo en las calles de Tailandia, sino en el mundo.Pad ThaiEl pad thai consiste en un guiso de tallarines salteados con pollo o camarones o también tofu, el cual lleva salsa de pescado, soya, huevo, limón, chile y azúcar. Si tienes la fortuna de viajar al país, seguro encontrarás este platillo en los puestos callejeros tan populares, pero si no, puedes probar hacerlo en casa con nuestra receta de pad thai de camarón.Sopa Thai Tom Yum GoongEsta sopa es picante, así que seguramente como buen mexicano, te va a gustar, aunque tenemos que advertirte que no tendrá el mismo sabor picante al que estás acostumbrado, porque recuerda que la comida tailandesa mezcla dulzor, acidez, sal y picante. La sopa lleva camarones, chile, limón y setas, y va muy acorde con los días lluviosos en el país.Tam ThaiSom Tam es una ensalada muy característica de la gastronomía tailandesa, hecha con papaya verde tailandesa, que no es más que una papaya normal antes de madurar, así que su sabor no es dulce aún, acompañada de limón y chile, que en otras versiones no tan tradicionales, como la Tam Thai, puede llevar camarones secos. Puede ir acompañado de arroz, pollo frito o asado y pinchitos de cerdo.Esperamos que tengas la maravillosa oportunidad de probar estos platillos o tal vez al menos cocinar en casa al estilo thai alguna de nuestras recetas que te dejamos a continuación.Sopa thai con noodles de calabazaPad ThaiSopa tai de tallarines
La comida venezolana es una fiesta de sabores exóticos, diversas especias e ingredientes deliciosos, resultado de la influencia cultural entre África Occidental, las primeras poblaciones de América y algunos países europeos como Italia, España y Francia. Por eso tienes que conocer estos 7 platillos típicos de la gastronomía de Venezuela. Arepa Las arepas son un antojito clásico en Venezuela y se tratan de unas tortitas con masa de harina de maíz que se pueden rellenar desde cualquier tipo de carne y embutidos hasta frijoles, queso o aguacate. ¡Son deliciosas! Pabellón criollo El pabellón criollo es el plato nacional de Venezuela y es un guisado con carne de res picante desmenuzada sobre arroz caliente, acompañada de frijoles negros. También puede llevar huevos fritos y rebanadas de plátano frito. Tequeños Los tequeños son como la clásica botanita de dedos de queso, pero hechos con masa de harina de trigo frita, rellena de queso gouda, queso blanco o el de tu preferencia. Hallaca La halla es un platillo típico de Venezuela que generalmente se consume en Navidad. Este platillo mitad africano y mitad indígena americano, es un rollo de harina de maíz con plátano, relleno de carne de res, aceitunas, cerdo y alcaparras. Cachapa Las cachapas o arepas de choclo, son unas tortillitas dulces hechas con maíz molido, con queso y papelón, un tipo de azúcar parecido al piloncillo. Generalmente van rellenas de queso. Asado negro Los amantes de la carne amaran el asado negro, un platillo con carne cocida en caldo de caldo de res, sazonado con cebolla, laurel, orégano y zanahorias. ¡Un platillo venezolano imperdible! Bienmesabe Los postres no pueden quedar fuera de la gastronomía venezolana y el bienmesabe es un pastel de coco esponjoso, con capas de crema y merengue que cautivará a cualquiera gracias a su delicioso sabor. ¿Listo para viajar al sur con este rico listado de platillos típicos de Venezuela?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD