10 cosas que no sabías de las fresas

Por Kiwilimón - Agosto 2014
  La fresa es de las frutas más populares y consumidas del mundo, la vemos inmiscuida en una infinidad de recetas; en helados y pasteles; ensaladas, gelatinas o bebidas. Este es un ingrediente que todos conocemos, pero con este top de 10 cosas que no sabías sobre las fresas, te enterarás de muchos otros datos de uno de los manjares más ricos del mundo.

10 cosas que no sabías de las fresas:

  1. Las fresas son las únicas frutas en el mundo que tienen las semillas en la parte exterior de su estructura.Cómo desinfectar fresas correctamente desinfectar fresa
  2. En realidad la fresa es de la familia vegetal de las rosas, y se acerca mucho más a esta planta que a otros frutos del bosque, como moras o arándanos.
  3. Norteamérica se come un estimado de siete kilos de fresa, por persona al año.
  4. En Bélgica hay un museo dedicado a la fresa (Musee de la Fraise); ahí, es posible comprar como recuerdo mermelada, miel, gel y hasta cerveza de fresa.
  5. Los antiguos romanos creían que la fresa tenía propiedades curativas y la usaban para fiebres, enfermedades cardiovasculares y hasta para el mal aliento.Cómo quitar las manchas de los dientes de manera natural El mejor tip de Cómo quitar las manchas de los dientes de manera natural
  6. Es Francia se piensa que las fresas son un afrodisíaco y por ello se sirven como desayuno a los recién casados.Cómo hacer fondue de chocolate con fresa hacer fondue de chocolate
  7. Las fresas son bajas en calorías, pero aportan vitamina C, potasio, fibra, ácido fólico y diversos aminoácidos que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.
  8. Las fresas tienen niveles altos de nitrato, esto contribuye a que el oxígeno se transporte mejor hacia los músculos, por lo que es bueno consumirlas antes y después de hacer ejercicio.
  9. Las fresas siempre son de las primeras frutas que maduran en primavera.
  10. Se dice que comer ocho fresas al día reduce la tensión arterial.
 
Aquí te dejamos algunas deliciosas recetas con fresa para que aproveches todos sus beneficios y propiedades:
Receta de Yoghurt de Fresa Hecho en Casa Yogurt de Fresa hecho en casa Receta de Panquecitos Esponjosos de Fresa Panqués esponjositos de Fresa Receta de Mimosa de Fresa Mimosa de Fresa
Receta de Agua de Fresa Agua de Fresa Receta de Gelatina de Fresa y Leche Condensada Gelatina de Fresa Receta de Macarrones de Fresa Macarrones de Fresa
 

Encuentra otras deliciosas recetas con Fresa en Kiwilimón.com

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si estás embarazada por primera vez, seguramente te has de preguntar qué comer durante tu embarazo. Quédate tranquila, saber cuál es la dieta ideal según el trimestre de tu embarazo, qué alimentos puedes consumir, cuáles es mejor evitar, de qué manera tus hábitos pueden afectar o beneficiar a tu bebé, no es complicado y aquí te contamos lo que necesitas saber. Qué comer en el primer trimestre (semana 1-12) En muchos aspectos, este es el trimestre más importante. Aunque el bebé aún es muy pequeñito, su esqueleto y órganos comienzan a formarse. Por esta razón, es necesario que ingieras suficientes nutrientes. Sin embargo, esto puede complicarse si experimentas las odiosas nauseas matutinas. Para aminorar las molestias y asegurarte de que consumes las vitaminas y minerales que tu bebé necesita para crecer sanamente, te recomendamos comer frutas, verduras, lácteos y cereales. Las frutas y las verduras son alimentos ricos en nutrientes, pero tienen la gran ventaja de ser muy ligeras, por lo que no te provocarán mayores problemas estomacales. Por otra parte, los lácteos aportan calcio y proteína, necesarios para que el bebé desarrolle su sistema óseo y muscular. Finalmente, los cereales enteros ayudan a evitar el estreñimiento (tan común en el embarazo) gracias a sus altos niveles de fibra. Qué comer en el segundo trimestre (semana 13-26) Esta segunda etapa suele ser más sencilla para la mayoría de las embarazadas. De hecho, algunos doctores la llaman “la luna de miel del embarazo”. Las molestias típicas de las primeras semanas (nauseas, malestar general, cansancio y mareos) suelen desaparecer y, debido a que el bebé aún no pesa mucho, las mujeres pueden reanudar muchas de sus actividades. En el segundo trimestre puedes aprovechar para ampliar tu dieta e incluir alimentos más variados. Recuerda que en estos meses los minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, así como la vitamina D y los ácidos omega 3, ayudan a que el bebé se desarrolle sin problemas. Algunos alimentos que debes ingerir en esta etapa son aguacate, brócoli, yogur (de preferencia del tipo griego), frutos secos, zanahorias, leguminosas, vegetales de hoja verde, entre otros. Qué comer en el tercer trimestre (semana 27-finalización) Las últimas semanas del embarazo pueden ser muy pesadas. Entre el tamaño del bebé, la hinchazón, las agruras y los problemas de circulación (entre ellos, las hemorroides), las futuras mamás pueden estar agotadas y hasta un poco fastidiadas. Otra cosa que también puede afectar el estado de ánimo de las mamás es el peso. Mientras que en el primer trimestre sólo se aumenta entre uno o dos kilogramos, a partir del tercer trimestre se gana aproximadamente medio kilo por semana. Algo que pueden hacer las mamás para aligerar las molestias durante la última etapa del embarazo es consumir alimentos con altos niveles de vitamina C, K, B1 y fibra. Estos ayudarán a controlar los malestares de la acidez estomacal y evitarán que surjan episodios de estreñimiento, los cuales pueden llevar a la aparición de hemorroides. Lo más importante es que siempre recuerdes seguir los consejos de tu doctor. Recetas que puedes preparar durante tu embarazo: [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/tacos-de-jicama-con-ensalada-de-jamon-y-queso]Tacos de jícama con ensalada de jamón y queso[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/enchiladas-de-nopales-bajas-en-carbohidratos]Enchiladas de nopales bajas en carbohidratos[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten]Rosca de frutos secos sin gluten[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/coliflor-rostizada-con-huevo-y-aguacate]Coliflor rostizada con huevo y aguacate[/url]
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos. Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.Todo empieza desde las comprasEl primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador. A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón Nada de distraccionesRecuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.Aprovecha los ingredientesMuchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada. Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.Cuida las porcionesPara evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.Administra inteligentemente las sobrasCon frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera... Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
Para nadie es un secreto que estamos viviendo una crisis ambiental muy fuerte. Las poblaciones de la vida silvestre alrededor del mundo han disminuido 60% en 40 años. La contaminación, deforestación, el cambio climático y otros factores provocados por el ser humano nos han llevado a las peores condiciones del medio ambiente. El reciclaje es una de las acciones que tenemos a nuestro alcance para poner nuestro granito de arena y ayudar a la salud del planeta. Es mucho más sencillo si lo adoptamos como un hábito para convertirlo en un estilo de vida, y si incluimos a los niños, podremos contribuir a reducir el impacto negativo del ser humano en la naturaleza.Para que un niño entienda la importancia del reciclaje, es necesario que sepa que todas las cosas que usa en la escuela, en sus juegos, para comer y en general en su vida diaria, provienen de materias primas que han sido transformadas para convertirse en los artículos que usan a diario. De esta manera aprenderán de dónde provienen el cartón, vidrio, metal y plástico y así, después, a que rueden reciclar, reusar y reducir. Para fomentar el reciclar, reusar y reducir en los niños debemos hacerlo divertido, por lo que aquí te proponemos opciones para hacerlo con tus pequeños:Enséñalos a separar residuos. Pinten contenedores de distintos colores y enséñale que dependiendo del material de la basura van en uno en específico: orgánico, cartón y papel, latas, plástico y vidrio (esto es mejor que lo haga un adulto) investiguen y llévenlo a un centro de reciclaje cerca de tu casa.Reutilicen residuos para construir a partir de desechos. Con esta actividad, además de ayudarles a reciclar, también fomentarás su creatividad y su capacidad motora.Un juego de boliche con botellas con un poco de piedritas o semillas dentro para hacer peso; la bola la puedes hacer con papel que ya no sirva.También con botellas o envases y piedritas pueden hacer unas maracas y decorarlas de una manera creativa.Usar el cartón de las cajas de cereal, de los pañuelos desechables y hasta el cartón de los huevos para hacer construcciones, desde castillos hasta aviones o lo que se te pueda ocurrir.Con el cartón de las servitoallas puedes hacer palos de lluvia si le pones semillas pequeñas dentro y tapas los dos extremos. También lo puedes decorar. Recuerda que un niño necesita comprender el porqué de las cosas, por eso te recomendamos que le expliques la importancia del medio ambiente y las repercusiones que tienen todas nuestras acciones para que tome conciencia ambiental.
¿Acaso hay algo más vergonzoso que darte cuenta de que tienes mal aliento justo cuando estás a mitad de una conversación? A todos nos ha pasado (sobre todo después de comer unos deliciosos tacos con su respectiva cebollita). Por supuesto que la higiene bucal es fundamental para evitar este tipo de problemas, pero eso no es todo. Hay otras maneras que pueden contribuir a tener un aliento fresco siempre. ¿Por qué tengo mal aliento?Existen diferentes razones por las cuales puedes tener mal aliento. En general, estas son las tres principales:Falta de higiene bucalConsumo de alimentos con sabores u olores fuertesProblemas de digestión ¿Qué puedo comer para quitar el mal aliento?Procura incluir estos alimentos en tu dieta para combatir el mal aliento. ManzanaLas frutas “crujientes”, como la manzana, ayudan a combatir el mal aliento de dos formas. Por un lado, su textura hace que produzcas más saliva, lo cual ayuda a deshacerte de las bacterias que producen el mal aliento. Y por otro, la dureza y lo crujiente de la manzana facilitan la limpieza de los dientes, removiendo restos de comida.Té verdeSabemos que muchas veces parece imposible arrancar el día sin una dosis de cafeína, pero si decides tomarla en forma de café, probablemente estarás batallando a lo largo del día con tu aliento. En su lugar mejor bebe una taza de té verde: te dará la misma energía que el café y, además, la catequina (un antioxidante natural) combatirá las bacterias que provocan el mal aliento. CítricosDespués de comer trata de incluir siempre una naranja, toronja o cualquier otro cítrico. Esto no solo te mantendrá alejado de antojos poco saludables, sino que también será una manera sencilla y muy efectiva de mantener tu aliento fresco a lo largo del día. La vitamina C presente en estos alimentos ayuda a eliminar las bacterias que afectan tu aliento.JengibreYa lo hemos dicho antes, el jengibre es un ingrediente con múltiples usos. No sólo es bueno para curar las molestas náuseas y tratar ciertos problemas gastrointestinales, también puede ayudar a tener un aliento fresco por más tiempo. Prepara un té con unas rodajas de limón y un pedacito de jengibre, y olvídate de taparte la boca cuando estás hablando. MentaExisten alimentos, como la menta o la hierbabuena, que dan un aliento fresco por sí mismos. Su sabor intenso y aromático proporciona instantáneamente frescura, ya sea en forma de bebida o simplemente masticado. En caso de que tu problema de aliento se debe a una mala digestión, estas hierbas también pueden ayudar a combatirlo desde la raíz.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD