10 razones para comer hummus
Nutrición

10 razones para comer hummus

Por Kiwilimón - April 2014
La pregunta no es: ¿por qué comer hummus?, sino, ¿por qué no comerlo? Estas son diez razones muy claras de por qué este mousse de garbanzo debería entrar en tu dieta regular inmediatamente.

1.-Sus nutrientes ayudan con el control de peso

Se sabe que el hummus es tan rico en fibra y proteína que puede llenarte con muy poca cantidad, además de que ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre.

2.- Los garbanzos reducen el colesterol

Estudios sobre alimentación y biomédica señalan que quienes substituyen su ingesta de pan u otros carbohidratos con hummus resultan en personas más saludables y con un colesterol mucho más bajo.  

3.- Diversidad

La base suave tanto en textura como en sabor que lleva el hummus le permite ser mezclado con una infinidad de ingredientes. Esto se deriva en una diversidad de preparaciones ilimitadas para lograr recetas infinitas.

4.- Los garbanzos pueden reducir el riesgo de cáncer

Este alimento es un gran aliado contra el cáncer de colon. Su consumo conlleva nutrientes que promueven la sana división celular y además promueve la ingesta de bacterias saludables en el área del colon.  

5.- Es parte de la dieta mediterránea

Es sabido que la dieta de países costeros como Grecia, España e Italia se basa en ingredientes frescos y saludables que promueven la buena salud. El hummus es uno de sus preferidos.

6.- Es un excelente substituto

Si no quieres dejar ir tus quesadillas o sándwiches no hay problema, puedes cambiar los ingredientes calóricos como la mayonesa o el queso y en vez usar hummus, resultará en una preparación mucho más saludable y más ligera.  

7.- Hacer tu propio hummus es muy fácil

Todo lo que necesitas en una lata de garbanzos, un diente de ajo, sal, limón, tahini y aceite oliva extra virgen. Si lo añades todo a un procesador estás lista.  

8.- Hasta las celebridades lo hacen

Es sabido que dentro de las dietas de muchas famosas el hummus ocupa un lugar especial. Por mencionar a algunas están Jennifer Aniston, Jennifer Lawrence y más públicamente Natalie Portman.  

9.- Vegetariano por excelencia

Es raro encontrar un platillo vegetariano que también contenga un alto contenido de proteína. Si no comes carne entonces los garbanzos y el hummus son una gran alternativa.  

10.- Polifacético

El hummus puede ser tanto acompañante de un plato fuerte, como dip, botana, aderezo y una infinidad más de posibilidades.    

Recetas con hummus

 

Jitomates Cherry Rellenos de Hummus y Edamame

¿Conocías estos beneficios del hummus?

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
5 exfoliantes y mascarillas caseras con café
Hay muchas razones para limpiar y exfoliar tu piel a profundidad, en Kiwilimón te contamos nuestros mejores secretos de belleza para que luzcas una piel radiante de forma sencilla, práctica y económica. En esta ocasión, te recomendamos usar café molido para preparar exfoliantes y mascarillas caseras, pues estudios científicos han demostrado que el café es la mejor opción contra la celulitis, el acné, las arrugas y las líneas de expresión. ¿Por qué es importante exfoliar tu piel?Exfoliar tu piel es importante porque este proceso ayuda a remover las células muertas y lucir una piel sana y radiante. Aunque nuestra piel se renueva de manera natural cada 30 días, usar un exfoliante nos ayuda a deshacernos de las células muertas que no se eliminaron naturalmente y así evitar la piel con escamas y poros tapados. Por si fuera poco, la exfoliación también nos ayuda a prevenir el acné y a incrementar la producción de colágeno. Otros de los beneficios de los exfoliantes son los siguientes: Mejora la textura de la piel.Lucirás una piel radiante.Dile adiós a los poros tapados.Mejora la absorción de productos de belleza.El maquillaje lucirá mejor en tu rostro.Los beneficios del café en la pielEl café no solo es el protagonista de tus mañanas y una de las bebidas más aromáticas y deliciosas que existen en todo el mundo, también es un ingrediente natural con un gran número de beneficios para tu piel. ¡No podrás creer lo bueno que es el café para toda la piel! Según los expertos, el café promueve la producción de colágeno y nos brinda antioxidantes cuando se aplica sobre la piel, esto lo hace el ingrediente perfecto para preparar un exfoliante corporal y mascarillas para la cara desde la comodidad de tu casa. Por si fuera poco, los granos de café no solo son excelentes a la hora de remover células muertas, también ayudar a mejorar la circulación de la sangre, a mejorar la apariencia de la piel y a reducir la celulitis. Aunque parezca difícil de creer, un estudio publicado en 2011 señala que el café en grano reduce la apariencia de la celulitis cuando se aplica en diferentes partes del cuerpo. Por otro lado, una investigación realizada en 2016 indica que el café puede reducir los efectos dañinos causados por los rayos UV en la piel, sin embargo, el estudio científico también menciona que este increíble ingrediente es eficaz para prevenir las arrugas y las líneas de expresión. Ya lo sabes, un exfoliante de café casero es la mejor opción para olvidarte de la celulitis, el acné, las arrugas y hasta los daños causados por los rayos UV.También puedes leer: Los increíbles beneficios del aloe vera para la pielExfoliantes y mascarillas caseras con caféSi quieres lucir una piel sana, radiante y libre de arrugas y celulitis, todo lo que tienes que hacer es preparar estas mascarillas y exfoliantes caseros con café. Recuerda que para lucir increíble no es necesario gastar una fortuna, solo tienes que mirar dentro de tu alacena y elegir productos naturales. A continuación te recomendamos los mejores exfoliantes con café, ¡pon manos a la obra!Mascarilla de café con leche, azúcar y mielEsta mascarilla exfoliante es una excelente opción para remover las células muertas e hidratar tu piel. Ingredientes ½ taza de café molido 2 cucharaditas de leche 1 cucharadita de miel 1 taza de azúcar mascabada Instrucciones Coloca todos los ingredientes en un recipiente limpio y seco, mezcla hasta obtener una pasta homogénea. Lava tu cara con agua y jabón, seca con una toalla y vuelve a humedecer un poco. Aplica el exfoliante casero sobre tu cara y cuello. Frota la mezcla en círculos por toda tu piel por alrededor de 3 minutos. Enjuaga el exfoliante de café y seca tu rostro con una toalla limpia. Exfoliante de café con aceite de coco y azúcarTu piel lucirá radiante y libre de celulitis con esta maravillosa mascarilla casera. ¡Notarás la diferencia de inmediato! Ingredientes ½ taza de café molido ½ taza de aceite de coco ½ taza de azúcar mascabada Instrucciones Mezcla todos los ingredientes en un recipiente limpio y seco. Una vez que la mezcla sea homogénea, aplica el exfoliante casero por todo tu cuerpo. Deja reposar por un par de minutos y enjuaga muy bien.También puedes leer: 3 exfoliantes con ingredientes de tu despensa que transformarán tu pielMascarilla casera de café y mielSi quieres lucir una piel limpia y radiante, tienes que preparar esta mascarilla exfoliante de café con miel, es fácil, práctica y económica. Ingredientes 2 cucharadas de café molido 1 cucharada de miel 3 cucharadas de yogur natural 1 cucharada de cocoa en polvo Instrucciones Coloca todos los ingredientes en un recipiente limpio y seco. Revuelve hasta obtener una mezcla homogénea. Aplica el exfoliante casero de café sobre tu rostro y cuerpo. Masajea por alrededor de 10 minutos y enjuaga muy bien. Exfoliante casero de café con plátanoEsta fácil y práctica receta de exfoliante de café con plátano es ideal para remover las células muertas de tus pies y piernas. Instrucciones ¼ de taza de café molido ½ plátano maduro ¼ de taza de aceite de oliva Instrucciones Coloca el plátano en un recipiente limpio y seco y tritúralo con un tenedor. Añade el café molido y el aceite de oliva. Mezcla todo perfectamente. Aplica el exfoliante en tus pies y piernas. Masajea por alrededor de 10 o 15 minutos. Deja reposar por otros 10 minutos y enjuaga con agua.Mascarilla exfoliante de café con aceite de cocoGracias a que el café disminuye la apariencia de la celulitis, esta mascarilla es ideal para usar una o dos veces por semana. Ingredientes ½ taza de café molido 1 cucharadita de aceite de coco 2 cucharaditas de agua tibia Instrucciones Coloca los ingredientes en un recipiente limpio y seco. Revuelve hasta obtener una mezcla homogénea. Aplica sobre la piel y masaje por alrededor de 5 minutos. Enjuaga muy bien.También puedes leer: Mascarilla de arroz para exfoliar la cara¿Cada cuándo debo exfoliar mi piel?De acuerdo con los expertos, lo más recomendable es exfoliar nuestra piel de dos a tres veces por semana, sin embargo, si tu piel es sensible, solo usa estos exfoliantes una vez por semana. Si tienes problemas en la piel, lo más recomendable es consultar a un dermatólogo.
Cómo limpiar tu lavadora usando ingredientes caseros
Aunque parezca difícil de creer, debes limpiar tu lavadora cada cierto tiempo, pues aunque esté en constante contacto con detergente y otros productos de limpieza, te podría sorprender lo sucia que puede estar. En Kiwilimón te decimos cómo limpiar tu lavadora fácil y rápidamente, usando ingredientes que seguramente ya tienes en casa. ¿Por qué es importante limpiar tu lavadora?Según los expertos en limpieza, las lavadoras necesitan una limpieza profunda de vez en cuando, ya que acumulan residuos de detergente, productos de limpieza, grasa y mugre, por lo tanto, es importante remover todo esto, ya que es necesario para que tu lavadora funcione correctamente. Por otro lado, mantener tu lavadora en óptimas condiciones será importante para alargar la vida útil de este electrodoméstico, pues es uno de los más caros. También puedes leer: 7 formas de blanquear tu ropa con ingredientes naturales¿Cada cuándo debes limpiar tu lavadora?La buena noticia es que limpiar tu lavadora es muy fácil, pues no necesitas productos especiales o gastar mucho dinero, ¡en Kiwilimón te decimos cómo! Lo primero es determinar qué tan seguido debes limpiarla, esto dependerá de que tan frecuente la uses y qué tipo de productos utilizas. Si usas detergente, cloro y suavizante convencional, los cuales contienen diferentes químicos, deberás limpiar tu lavadora cada tres meses. Por el contrario, si usas productos amigables con el medio ambiente, los cuales no contienen químicos, solo deberás limpiarla una vez al año. Cómo limpiar tu lavadora con ingredientes caseros¡Tenemos excelentes noticias para ti! Si nunca has limpiado tu lavadora, no te preocupes, aquí te decimos cuáles son los ingredientes que debes usar y el proceso paso a paso, no podrás creer lo fácil que es. Los expertos en limpieza recomiendan utilizar dos ingredientes caseros para dejar tu lavadora rechinando de limpia: vinagre y bicarbonato de sodio. Recuerda que es dos ingredientes naturales tiene muchísimos usos en la cocina, pero también a la hora de limpiar toda tu casa. También puedes leer: Cómo hacer que tu ropa salga bien exprimida de la lavadoraLimpiar tu lavadora con vinagre y carbonatoOlvídate de los malos olores y los residuos en tu lavadora en un dos por tres. Ingredientes Vinagre blancoBicarbonato de sodioTrapo limpio y secoAtomizadorCepillo de dientes nuevoInstrucciones Vierte el vinagre blanco en el atomizador y cierra.Rocía el interior de la lavadora con el atomizador y limpia con el trapo. Esto removerá pelusas, residuos, grasa y cualquier otra sustancia.Aplica un poco de la mezcla en la tapa de la lavadora y limpiar muy bien, seguramente encontrarás cabellos, pelusas y todo tipo de suciedad.Vierte alrededor de 2 tazas de vinagre blanco en el dispensador de detergente y enciende la lavadora en el ciclo más largo y selecciona la opción de agua caliente.Añade media taza de bicarbonato de sodio dentro de la lavadora y vuelve a seleccionar el ciclo más largo y el agua caliente.Una vez que termine el ciclo de lavado, limpia las paredes y la puerta de la lavadora con un trapo limpio.Deja la puerta de la lavadora abierta hasta que esté seca por completo.También puedes leer: Cómo elegir la temperatura de la lavadoraMás consejos para mantener tu lavadora limpiaAdemás de usar vinagre blanco y carbonato para mantener tu lavadora limpia y libre de malos olores, también puedes seguir estas recomendaciones. Saca la ropa de la lavadora tan pronto como termine el ciclo de lavado, de esta manera no se quedará con un olor a humedad.Limpia y enjuaga los dispensadores de detergente, cloro y suavizante cada tres usos.Limpia el interior y el exterior de la lavadora con un trapo limpio y húmedo al menos una vez a la semana.Cuando termines de usar la lavadora, recuerda mantener la puerta abierta para que se seque por completo.
De qué te pierdes si no comes quelites
Mi abuela dejó al centro de la mesa una olla de barro alargada. Al destaparla llegó a mí una gran desilusión: en ella había un revoltijo de hilos verdes con olor a hierbas mojadas que se enredaba uno con otro. Apenas unos cubitos de cebolla le daban algo de juego visual a ese platillo al que la mamá de mi mamá refirió como quelites. “Te van a gustar. Les puse ajito”, dijo, como si aquella aseveración convenciera a una niña de diez años a atajar ese amasijo verde como a un trozo de pastel. A regañadientes –o para probar las tortillas aún calientitas de las señoras que trabajaban con mi abuela en su restaurante– me hice un taco. A mi boca llegaron duras notas a tierra, a las “tortitas de pasto” que mi hermano y yo hacíamos cuando jugábamos a la comidita en el parque y no había más ingredientes para los guisos que el lodo. Me pareció justo añadirle al taco unas gotas de limón. La experiencia mejoró drásticamente. En los quelites ahora brillaba algo que me sabía a sal y que ahora refiero como la mineralidad del suelo presente en la milpa de mis abuelos. Me gustó. Me gustó más cuando otro día mi abuela los preparó con papas y aceite de oliva. Desde entonces hasta la palabra me recuerda a ella, a los domingos en su casa de campo, al calor de su cocina cuando afuera caían las heladas. Hace poco tuve la oportunidad de volver a conectar con el recuerdo. Confieso que desde que mi abuela murió no he ido a esa casa en el campo, ni probado quelite alguno. Fue en el evento organizado en Arca Tierra que dos cocineros pusieron frente a otros comensales y a mí varias preparaciones elaboradas con estas hierbas. Lucio Usobiaga, director de dicho proyecto donde, además, entrega los vegetales que crecen en sus chinampas a restaurantes y particulares, y Rafael Mier, director de Fundación tortilla, nos invitaron a cortar quelites en la milpa de las chinampas de Arca Tierra en Xochimilco. El evento –segundo capítulo de la Milpa Viva en la Chinampa– reunió a dos cocineros quienes, además de aleccionarnos sobre quelites, nos demostraron que pueden ser piedra angular en un banquete celebratorio. Con los quelites traídos de su natal Oaxaca, Thalía Barrios, cocinera de la Levadura de olla, preparó una sopa de guías de calabaza y quelites y un cerdo con mole acompañado de verdolagas aderezado con los sabores de la leña. El veracruzano Lesterloon Sánchez preparó platillos como un chile capeado relleno de quelites cubierto por una salsa de piloncillo de balance sorprendente.Ya entrados en la materia, Rafael Mier nos contó sobre la existencia de más de 350 tipos de quelites que se dan paso entre las milpas mexicanas. Por la diversidad de las cinco zonas geográficas distribuidas en el territorio nacional, los productos que crecen en cada región cambian, así que la regla de que en la milpa sólo calabaza, chile y frijol no está escrita en piedra.Qué son los quelites, cuáles son sus beneficios y algunos ejemplosMás que un ingrediente, los quelites son una categoría de hierbas comestibles que encuentran salida entre los productos de la milpa. “La palabra quelite proviene del náhuatl quilitl. Esa palabra hacía referencia a los vegetales, así como nosotros hoy nos referimos a las verduras, en las que en realidad hablamos de una gran cantidad de productos”, complementa Rafael. Actualmente se encuentran bajo este campo semántico alimentos como el amaranto que, antes ser la materia prima de una alegría, es una planta compuesta por botones de bolitas rojas. También están los olvidados quintoniles, los deliciosos huauzontles, los pungentes rábanos, el chipilín que tanto sabor da a los tamales chiapanecos, la chaya que hace brillar la gastronomía yucateca, el pápalo que no falta en centenas de taquerías y los reyes de la Navidad y la Cuaresma, los romeritos. El sabor de cada uno es una experiencia particular; algunos aportan acidez, otros pungencia, notas cítricas o anisadas que complejizan los guisos mexicanos desde épocas precolombinas. Muestra de ello es su presencia en el Códice Florentino y siglos despúes en el Cocinero mexicano de 1831. Pero el poder nutricional de estas pequeñas y humildes hierbas rebasa su grandeza culinaria. Ese color verde característico sólo puede significar una cosa: fibra, mucha fibra. Adicionalmente poseen grandes cantidades de vitamina A y C, calcio, potasio y hierro infaltable en un sistema inmunológico fuerte. Sus usos medicinales son tan efectivos como ancestrales. Por ejemplo, la chaya se ha usado para curar dolores de riñones, las verdolagas para aliviar estragos digestivos, la hoja santa para los dolores de cabeza y el estómago, el pápalo para limpiar el hígado.Hace falta devolver los quelites al discurso de los manteles cotidianos, a los manteles largos, al teruño de los locales con manteles de plástico. Los quelites son historia que crece humildemente en el campo mexicano y aporta capas de complejidad a los guisos que requieren tiempo. En cada uno hay un tremendo aporte nutricional, medicina que cura el cuerpo y el espíritu y cultura viva que penas acaricia la billetera.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD