10 Superalimentos que deberías comer
Nutrición

10 Superalimentos que deberías comer

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
Tal vez has leído o escuchado hablar de los superfoods (superalimentos) y de sus maravillosas bondades para tu salud. Seguramente la mayoría de ellos, si no es que todos, ya los has comido, pero no estabas al tanto de cómo te benefician. Ve a tu cocina y observa cuáles faltan en tu alacena.
  1. Canela
Puede ayudar al sistema digestivo a desarrollar mejor sus funciones. Incluso, hay quienes la usan para combatir problemas estomacales como la diarrea.
  1. Linaza
Su fibra soluble contribuye a reducir la absorción de colesterol en la sangre.  Si eres vegetariana, la linaza puede otorgarte una parte de la proteína que necesitas. Disfruta este licuado de blueberry con linaza
  1. Avena
Además de ayudar a aliviar los problemas de estreñimiento, cuando comemos avena, se forma una especie de gel en nuestro estómago que logra hacernos sentir más satisfechas y con menos apetito por un buen rato.
  1. Chía
Conocida por sus altas cantidades de fibra que promueven el funcionamiento intestinal, esta semilla también contiene antioxidantes y ácidos grasos omega-3. También se dice que ayuda a dormir mejor porque tiene triptófano, el cual induce el sueño. Mira aquí más propiedades de la chía
  1. Quinoa o quinua
 Es una buena opción para las personas que son intolerantes o alérgicas al gluten, ya que contiene proteínas, hierro, calcio, omega-3, potasio, fibra, entre otros nutrientes esenciales. Además, puede mejorar la coagulación en la sangre y a la reparación celular.
  1. Amaranto
Su proteína podría ayudar a disminuir los niveles de presión arterial, por lo que se recomienda a personas con problemas cardíacos. Asimismo, se cree que el amaranto influiría en la disminución de células que podrían provocar cáncer. Conoce los beneficios de la harina de amaranto
  1. Nopal
Tiene aproximadamente 90% de agua y su fibra también ayuda a que tengamos un efecto de saciedad en el estómago, lo cual hace que comamos menos. Además disminuye el exceso de ácido gástrico.
  1. Aceite de oliva
 Tiene antioxidantes conocidos como polifenoles que protegen al cuerpo del daño de los radicales libres, mismos que aceleran el envejecimiento prematuro de la piel.  Por otro lado, incrementa el colesterol bueno o HDL. Empieza tu día con un jugo de nopal
  1. Ajo
Consumirlo disminuiría el colesterol en la sangre, reduciendo así las posibilidades de desarrollar problemas cardiovasculares. También ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, por sus componentes antibacterianos.
  1. Cúrcuma
Se ha visto que esta especia podría tener un efecto anestésico cuando se ingiere, tal como el ibuprofeno. Además, si se usa como tópico en heridas, estas pueden cicatrizar más rápido.  Acompaña tus platillos con este pan de ajo  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Para disfrutar de un delicioso y jugoso pavo en la cena de Navidad es importante que cuides la manera en que lo inyectas. Descubre paso a paso cómo inyectar un pavo para que la carne no se reseque y los jugos no se salgan cuando lo horneas. Paso 1: Coloca el pavo sobre una bandeja.En  este punto el Pavo ya debe estar listo, es decir, limpio, amarrado y con la pechuga hacia arriba.Paso 2: Llena la jeringa con el marinado.Usa líquidos que no contengan pedacitos que puedan obstruir la aguja. Si preparas una salsa con frutas o el marinado no está completamente líquido, pásalo por un colador o por una tela de algodón.PUEDES VER: VIDEO-RELLENOS PARA EL PAVOPaso 3: Inyecta el pavo.Presta  mucha atención a este paso. El marinado debe inyectarse uniformemente en la pechuga, muslos y alas.Inserta la jeringa e inyecta el líquido en la carne. Jala la jeringa sin sacarla completamente y dirige la aguja hacia otra parte del pavo. Inyecta nuevamente y continúa así hasta completar todo el pavo. Procura no hacer más de cuatro perforaciones.Paso 4: Masajea el pavo. Después de que has inyectado todo el marinado, masajea suavemente la carne del Pavo. Esto ayudará a que el  líquido se distribuya por todas las partes del ave.Paso 5: Verifica que todo esté bien.Revisa que el Pavo no se encuentre empapado por fuera.  Si ves que en la superficie en la que está el pavo hay  manchas del marinado, lo más seguro es que no hayas inyectado la carne. Recuerda que el Pavo está hueco, por lo que debes de tener cuidado de dirigir la aguja hacia la carne y no al centro que está vacío.Paso 6: Deja reposar. Dependiendo de la receta, se recomienda dejar reposar el Pavo entre 2 y 12 horas. Recuerda que entre más tiempo pase marinándose, mejor sabor tendrá. Sigue estos sencillos pasos y prepara un exquisito pavo para tu cena de Navidad.TE RECOMENDAMOS: VIDEO-PAVO ROSTIZADO A LA MANTEQUILLAVIDEO-PAVO CON MIELVIDEO-PAVO GLASEADO CON CÍTRICOS Y GRAVY DE CHIPOTLE
Los nutriólogos sugieren llevar una dieta balanceada en la que se incluya el consumo diario de frutas y verduras. Siguiendo esta recomendación podemos tener una mejor salud, controlar el peso, prevenir ciertas enfermedades, entre otras cosas.Si bien los beneficios de comer frutas son muchísimos, la manera en que nuestro organismo aprovecha estos nutrientes depende mucho del momento del día en que las consumimos. Por esta razón te contaremos en esta entrada cuáles son los mejores horarios para comer fruta.A primera hora en la mañana.Cuando has pasado algunas horas sin comer, tu digestión es más eficiente. Las frutas por la mañana se digieren mejor, ya que las enzimas necesarias para este proceso no tienen que trabajar con otros alimentos. De esta manera, tu cuerpo puede aprovechar aún más los múltiples beneficios de las frutas, entre ellos los antioxidantes y las vitaminas.30 minutos antes o después de comer.Para evitar una mala digestión es recomendable dejar pasar media hora antes y después de tus comidas en caso de que quieras ingerir alguna fruta. Si decides acompañar tus alimentos con frutas corres el riesgo de padecer alguna molestia estomacal, como inflamación o indigestión.Antes de hacer ejercicio.Para poder realizar alguna actividad física debes contar con el combustible necesario. Las frutas pueden darte esa energía que tanto necesitas gracias a su aporte de azúcar y carbohidratos. Lo bueno de comer frutas antes de hacer ejercicio es que son un alimento ligero, por lo que no te dejarán una sensación de pesadez o incomodidad.Después de hacer ejercicio.Al terminar una rutina de ejercicios es muy importante que proporciones a tu cuerpo los alimentos ideales para reponer los electrolitos perdidos. Con esto te aseguras de que tu organismo recibirá la energía y los nutrientes que requiere para que los músculos se recuperen.Estas recomendaciones son generales. Debes recordar que los requerimientos de cada persona varían dependiendo de su edad, actividad física y condiciones de salud. A menos que tu doctor te lo indique, te sugerimos no consumir frutas justo antes de irte a dormir. Estos alimentos tienen suficiente azúcar como para reactivar tu cuerpo y evitar que tengas una buena noche de descanso.Recetas con frutas que puedes preparar:JicanieveCheesecake de Fresa Bajo en AzúcarJicaloca
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD