9 alimentos que mejoran la circulación sanguínea

Por Kiwilimón - Julio 2014
La circulación sanguínea es parte esencial de nuestro organismo y por ello es importante mantener una alimentación saludable y hacer ejercicio. Es importante saber que una mala circulación sanguínea es un síntoma común de la presión arterial alta y enfermedades del corazón, también puede ser una causa de estas condiciones. Aunque uno de los primeros pasos en el aumento de la circulación pobre debe ser consultar a un profesional de la salud, puedes también hacer una serie de cambios todos los días para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo. Mantener un estilo de vida saludable mediante la dieta y el ejercicio, entre otras técnicas, es esencial en la mejora de la circulación y la prevención de la enfermedad. Cuida lo que comes. Haz alimentos nutritivos de bajo índice glicémico, tales como las frutas y hortalizas frescas, productos lácteos bajos en grasa, carnes magras y granos enteros. Este tipo de alimentos debe ser el centro de tu dieta para, de esta manera, ayudar a aumentar la circulación y prevenir problemas de corazón. Reduce el consumo de alimentos ricos en grasas trans, o grasas saturadas, sustituyéndolos por elementos ricos en ácidos grasos esenciales, tales como las nueces, salmón y aguacate, que pueden mejorar el flujo sanguíneo. Mientras tanto, mantente hidratado con agua purificada o embotellada, que también beneficia considerablemente la función circulatoria. A continuación te dejamos una lista de 9 alimentos que pueden ayudarte a mantener esa dieta balanceada y además mejorar tu circulación de la sangre. Toma nota.
  1. Chiles. Los chiles son una manera magnífica de mejorar el flujo de la circulación sanguínea. El pique que liberan sus semillas ayuda a fortalecer las arterias y vasos sanguíneos. Lo picante de los chiles también impulsa la circulación, es por eso que son recomendables para el bienestar cardiovascular.
  2. Naranjas y otros cítricos. Las naranjas son famosas por su gran contenido de vitamina C. Además de ayudar al sistema inmunológico, la vitamina C fortalece las paredes capilares y evita la acumulación de placas en la sangre. Otras frutas altas en vitamina C son las toronjas, las papayas y las guayabas.
  3. Jengibre. El jengibre es un alimento excelente para estimular la circulación. En su forma fresca, el jengibre ayuda al estomago a absorber nutrientes y oxígeno. Así la sangre obtiene los nutrientes que necesita para circular por todo el cuerpo. Añádale jengibre a sus ensaladas y sopas.
  4. Ajo. Un ingrediente imprescindible en la cocina latina, el ajo ayuda a limpiar la sangre y evita la acumulación de placas. Esto puede evitar los coágulos y mantener la buena salud cardiovascular. Disfrute de salsas que contengan ajo fresco, como lo son el chimichurri y el pesto.
  5. Nueces. Las nueces son una buena fuente de vitamina B3, también conocida como tiamina. Estudios han demostrado que esta vitamina impulsa la circulación sanguínea. Añádale nueces a sus ensaladas, disfrútelas como merienda o en salsas como romesco. También puede triturarlos y usarlos para empanar pescado. Las nueces pueden ser altas en calorías; tenga cuidado con la cantidad que use.
  6. Tomates. Los tomates son ricos en licopeno, un antioxidante que estimula la circulación sanguínea y puede prevenir problemas cardíacos. Ingerir tomates en salsas rojas, como la marinara, ayuda a reducir el espesor de la sangre, evitando la acumulación de placas que pueden ocasionar coágulos.
  7. Sandía. Igual que los tomates, la sandía o melón de agua es rico en licopeno, un antioxidante que impulsa la circulación sanguínea. El licopeno ayuda a que la sangre se mantenga libre de coágulos. Anímese a probar sandía en una ensalada con queso feta o hecha en puré estilo gazpacho.
  8. Cúrcuma. La cúrcuma es una especia muy popular en la India. Alabada por sus propiedades medicinales, esta especia amarilla contiene propiedades anti-inflamatorias, antisépticas y antioxidantes. La cúrcuma ayuda a mantener la fluidez de la sangre. Puede añadirla a sus guisos de carne y vegetales, arroces y salsas.
  9. Pepitas. Las pepitas o semillas de calabaza —un ingrediente muy querido en México— son ricas en vitamina E. Esta vitamina protege los tejidos del cuerpo y disminuye el espesor de la sangre, lo cual puede ayudar a prevenir coágulos. Añada pepitas a sus ensaladas, guisos y, por supuesto, al mole.

Recetas de cocina recomendadas

receta de chile relleno de frijol y quesoChile Relleno de Frijol y Queso receta de mole verde con pepita

Mole Verde con Pepita

receta de Sopa de Zanahoria con Jengibre

Sopa de Zanahoria con Jengibre

receta de Pollo Agridulce con Naranja

Pollo Agridulce con Naranja

  recetas bajas en grasa y la dieta
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Amada por muchos, odiada por otros. No importa si eres fan o no de la capirotada, su papel fundamental en la gastronomía de la Cuaresma es innegable. Aunque hoy en día existen muchas versiones de esta receta tradicional, la base de todas es la misma: capas de pan remojado en una especie de almíbar, acompañado de frutos secos o algún otro tipo de ingrediente dulce. Te invitamos a conocer más acerca de la historia de este típico postre para comprender por qué cada año tu mamá prepara capirotada en esta época.Sus origénes europeosLa capirotada como la conocemos hoy en día es muy diferente a las primeras versiones que se cocinaron. Se cree que el primer antecedente de la capirotada se remonta a la época de los romanos, con una pequeña diferencia: era un platillo salado. Los trozos de pan se bañaban en agua con vinagre, y entre las capas se agregaban pepinos, vísceras de pollo, queso y alcaparras. Tiempo después los españoles integraron a su cocina un platillo similar llamado “almondrote”. Para su preparación era necesario remojar el pan en caldo de algún tipo de carne y entre las capas se colocaban trozos de carne. La introducción a AméricaCon la llegada de los españoles a América, la gastronomía del Nuevo Continente se enriqueció gracias a los ingredientes y recetas que introdujeron los europeos. Uno de los platillos que se incorporó a la gastronomía nacional fuera la capirotada en sus dos versiones (francesa, que lleva carne, y la clásica, solamente pan). Algunas personas consideran que la preparación de capirotada sin carne se popularizó debido a la escasez de ciertos alimentos, mientras que otros creen que la versión más reciente responde más a los simbolismos religiosos de los ingredientes. El uso de pan viejo hace alusión a la austeridad propia de la Cuaresma, la miel de piloncillo a la sangre de Cristo, el queso a la manta que cubrió su cuerpo, etc.La capirotada en la actualidadDesafortunadamente, la capirotada es un platillo que ha perdido mucha presencia en los últimos años. Mientras que en los años 60 era fácil encontrarla en restaurantes y fondas, hoy es prácticamente imposible disfrutar este postre en Cuaresma. El paso de los años también ha influido en la preparación de la capirotada. En la actualidad existen muchas versiones de acuerdo a la región del país. Grageas, plátanos, cacahuates y pasas son algunos de los ingredientes que pueden estar presentes en este postre. Cuéntanos, ¿en tu casa cómo preparan la capirotada?Si aún no sabes cómo prepararla, te compartimos algunas recetas para que la disfrutes en esta Cuaresma:Capirotada de Tres LechesCapirotada para CuaresmaCapirotada FácilCapirotada con Amaranto
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD