9 alimentos que mejoran la circulación sanguínea

Por Kiwilimón - July 2014
La circulación sanguínea es parte esencial de nuestro organismo y por ello es importante mantener una alimentación saludable y hacer ejercicio. Es importante saber que una mala circulación sanguínea es un síntoma común de la presión arterial alta y enfermedades del corazón, también puede ser una causa de estas condiciones. Aunque uno de los primeros pasos en el aumento de la circulación pobre debe ser consultar a un profesional de la salud, puedes también hacer una serie de cambios todos los días para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo. Mantener un estilo de vida saludable mediante la dieta y el ejercicio, entre otras técnicas, es esencial en la mejora de la circulación y la prevención de la enfermedad. Cuida lo que comes. Haz alimentos nutritivos de bajo índice glicémico, tales como las frutas y hortalizas frescas, productos lácteos bajos en grasa, carnes magras y granos enteros. Este tipo de alimentos debe ser el centro de tu dieta para, de esta manera, ayudar a aumentar la circulación y prevenir problemas de corazón. Reduce el consumo de alimentos ricos en grasas trans, o grasas saturadas, sustituyéndolos por elementos ricos en ácidos grasos esenciales, tales como las nueces, salmón y aguacate, que pueden mejorar el flujo sanguíneo. Mientras tanto, mantente hidratado con agua purificada o embotellada, que también beneficia considerablemente la función circulatoria. A continuación te dejamos una lista de 9 alimentos que pueden ayudarte a mantener esa dieta balanceada y además mejorar tu circulación de la sangre. Toma nota.
  1. Chiles. Los chiles son una manera magnífica de mejorar el flujo de la circulación sanguínea. El pique que liberan sus semillas ayuda a fortalecer las arterias y vasos sanguíneos. Lo picante de los chiles también impulsa la circulación, es por eso que son recomendables para el bienestar cardiovascular.
  2. Naranjas y otros cítricos. Las naranjas son famosas por su gran contenido de vitamina C. Además de ayudar al sistema inmunológico, la vitamina C fortalece las paredes capilares y evita la acumulación de placas en la sangre. Otras frutas altas en vitamina C son las toronjas, las papayas y las guayabas.
  3. Jengibre. El jengibre es un alimento excelente para estimular la circulación. En su forma fresca, el jengibre ayuda al estomago a absorber nutrientes y oxígeno. Así la sangre obtiene los nutrientes que necesita para circular por todo el cuerpo. Añádale jengibre a sus ensaladas y sopas.
  4. Ajo. Un ingrediente imprescindible en la cocina latina, el ajo ayuda a limpiar la sangre y evita la acumulación de placas. Esto puede evitar los coágulos y mantener la buena salud cardiovascular. Disfrute de salsas que contengan ajo fresco, como lo son el chimichurri y el pesto.
  5. Nueces. Las nueces son una buena fuente de vitamina B3, también conocida como tiamina. Estudios han demostrado que esta vitamina impulsa la circulación sanguínea. Añádale nueces a sus ensaladas, disfrútelas como merienda o en salsas como romesco. También puede triturarlos y usarlos para empanar pescado. Las nueces pueden ser altas en calorías; tenga cuidado con la cantidad que use.
  6. Tomates. Los tomates son ricos en licopeno, un antioxidante que estimula la circulación sanguínea y puede prevenir problemas cardíacos. Ingerir tomates en salsas rojas, como la marinara, ayuda a reducir el espesor de la sangre, evitando la acumulación de placas que pueden ocasionar coágulos.
  7. Sandía. Igual que los tomates, la sandía o melón de agua es rico en licopeno, un antioxidante que impulsa la circulación sanguínea. El licopeno ayuda a que la sangre se mantenga libre de coágulos. Anímese a probar sandía en una ensalada con queso feta o hecha en puré estilo gazpacho.
  8. Cúrcuma. La cúrcuma es una especia muy popular en la India. Alabada por sus propiedades medicinales, esta especia amarilla contiene propiedades anti-inflamatorias, antisépticas y antioxidantes. La cúrcuma ayuda a mantener la fluidez de la sangre. Puede añadirla a sus guisos de carne y vegetales, arroces y salsas.
  9. Pepitas. Las pepitas o semillas de calabaza —un ingrediente muy querido en México— son ricas en vitamina E. Esta vitamina protege los tejidos del cuerpo y disminuye el espesor de la sangre, lo cual puede ayudar a prevenir coágulos. Añada pepitas a sus ensaladas, guisos y, por supuesto, al mole.

Recetas de cocina recomendadas

receta de chile relleno de frijol y quesoChile Relleno de Frijol y Queso receta de mole verde con pepita

Mole Verde con Pepita

receta de Sopa de Zanahoria con Jengibre

Sopa de Zanahoria con Jengibre

receta de Pollo Agridulce con Naranja

Pollo Agridulce con Naranja

  recetas bajas en grasa y la dieta
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
Junto con las posadas, villancicos, piñatas y fiestas, llega una de las bebidas más deliciosas de la temporada: el ponche, que se realiza con frutas como el tejocotes, guayabas, pasas, ciruela pasa, tamarindo, caña, manzanas, canela y se endulza con piloncillo. Pero, ¿sabías que el ponche no es una receta mexicana? Pese a que es una bebida que se originó en la India, fueron los españoles quienes la introdujeron a nuestro país y con el paso del tiempo, se le integraron ingredientes locales, y ahora existen más de 100 recetas diferentes para crear este elixir, que no es la única bebida para la temporada. Sí, en la navidad no sólo hay ponche, existen otras bebidas para disfrutar en estas fiestas, así que aquí te dejamos el nombre y los ingredientes con los que se realizan alrededor del mundo. ¿Te gustaría probarlos?EggnogEn Estados Unidos, los centros comerciales ponen a la venta el tradicional ponche de huevo, el cual está hecho con leche, azúcar, sal, vainilla, huevo, bourbon, ron añejo, crema y nuez moscada.ColemonoEn las fiestas navideñas en Chile suelen brindar con este cóctel también conocido como Cola de mono, el cual se prepara con aguardiente, café, leche, canela, cáscara de naranja, clavo de olor y azúcar.AguardienteTanto en Bolivia, Ecuador y Colombia, sus celebraciones navideñas se realizan con aguardiente de caña de azúcar y esencia de anís.CoquitoEl baile y el sabor en Puerto Rico se acompañan con un licor de crema de coco, elaborado con leche evaporada, leche condensada, ron blanco, canela y vainilla. Por lo regular se sirve frío.LimoncelloLos argentinos suelen acompañar sus fiestas navideñas con una copa de este vino dulce, hecho a base de plátano, limón, anís, hinojo y cáscara de quinoto.JerezAunque los españoles suelen dejar a un lado las bebidas alcohólicas y prefieren festejar la navidad con chocolate caliente, pero quienes desean imprimirle un toque más atrevido disfrutan de un vino dulce o jerez.Por otra parte, en países como Alemania, Suecia, Suiza, beben vino caliente mezclado con especias y es llamado Glühwein, Glögg o Julmust, bebidas que tienen un sabor similar a la cerveza. Sabemos que te encanta disfrutar del ponche, pero anímate a probar otras bebidas que se toman alrededor del mundo. ¿Cuál se te antojó más?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD