9 alimentos que mejoran la circulación sanguínea

Por Kiwilimón - Julio 2014
La circulación sanguínea es parte esencial de nuestro organismo y por ello es importante mantener una alimentación saludable y hacer ejercicio. Es importante saber que una mala circulación sanguínea es un síntoma común de la presión arterial alta y enfermedades del corazón, también puede ser una causa de estas condiciones. Aunque uno de los primeros pasos en el aumento de la circulación pobre debe ser consultar a un profesional de la salud, puedes también hacer una serie de cambios todos los días para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo. Mantener un estilo de vida saludable mediante la dieta y el ejercicio, entre otras técnicas, es esencial en la mejora de la circulación y la prevención de la enfermedad. Cuida lo que comes. Haz alimentos nutritivos de bajo índice glicémico, tales como las frutas y hortalizas frescas, productos lácteos bajos en grasa, carnes magras y granos enteros. Este tipo de alimentos debe ser el centro de tu dieta para, de esta manera, ayudar a aumentar la circulación y prevenir problemas de corazón. Reduce el consumo de alimentos ricos en grasas trans, o grasas saturadas, sustituyéndolos por elementos ricos en ácidos grasos esenciales, tales como las nueces, salmón y aguacate, que pueden mejorar el flujo sanguíneo. Mientras tanto, mantente hidratado con agua purificada o embotellada, que también beneficia considerablemente la función circulatoria. A continuación te dejamos una lista de 9 alimentos que pueden ayudarte a mantener esa dieta balanceada y además mejorar tu circulación de la sangre. Toma nota.
  1. Chiles. Los chiles son una manera magnífica de mejorar el flujo de la circulación sanguínea. El pique que liberan sus semillas ayuda a fortalecer las arterias y vasos sanguíneos. Lo picante de los chiles también impulsa la circulación, es por eso que son recomendables para el bienestar cardiovascular.
  2. Naranjas y otros cítricos. Las naranjas son famosas por su gran contenido de vitamina C. Además de ayudar al sistema inmunológico, la vitamina C fortalece las paredes capilares y evita la acumulación de placas en la sangre. Otras frutas altas en vitamina C son las toronjas, las papayas y las guayabas.
  3. Jengibre. El jengibre es un alimento excelente para estimular la circulación. En su forma fresca, el jengibre ayuda al estomago a absorber nutrientes y oxígeno. Así la sangre obtiene los nutrientes que necesita para circular por todo el cuerpo. Añádale jengibre a sus ensaladas y sopas.
  4. Ajo. Un ingrediente imprescindible en la cocina latina, el ajo ayuda a limpiar la sangre y evita la acumulación de placas. Esto puede evitar los coágulos y mantener la buena salud cardiovascular. Disfrute de salsas que contengan ajo fresco, como lo son el chimichurri y el pesto.
  5. Nueces. Las nueces son una buena fuente de vitamina B3, también conocida como tiamina. Estudios han demostrado que esta vitamina impulsa la circulación sanguínea. Añádale nueces a sus ensaladas, disfrútelas como merienda o en salsas como romesco. También puede triturarlos y usarlos para empanar pescado. Las nueces pueden ser altas en calorías; tenga cuidado con la cantidad que use.
  6. Tomates. Los tomates son ricos en licopeno, un antioxidante que estimula la circulación sanguínea y puede prevenir problemas cardíacos. Ingerir tomates en salsas rojas, como la marinara, ayuda a reducir el espesor de la sangre, evitando la acumulación de placas que pueden ocasionar coágulos.
  7. Sandía. Igual que los tomates, la sandía o melón de agua es rico en licopeno, un antioxidante que impulsa la circulación sanguínea. El licopeno ayuda a que la sangre se mantenga libre de coágulos. Anímese a probar sandía en una ensalada con queso feta o hecha en puré estilo gazpacho.
  8. Cúrcuma. La cúrcuma es una especia muy popular en la India. Alabada por sus propiedades medicinales, esta especia amarilla contiene propiedades anti-inflamatorias, antisépticas y antioxidantes. La cúrcuma ayuda a mantener la fluidez de la sangre. Puede añadirla a sus guisos de carne y vegetales, arroces y salsas.
  9. Pepitas. Las pepitas o semillas de calabaza —un ingrediente muy querido en México— son ricas en vitamina E. Esta vitamina protege los tejidos del cuerpo y disminuye el espesor de la sangre, lo cual puede ayudar a prevenir coágulos. Añada pepitas a sus ensaladas, guisos y, por supuesto, al mole.

Recetas de cocina recomendadas

receta de chile relleno de frijol y quesoChile Relleno de Frijol y Queso receta de mole verde con pepita

Mole Verde con Pepita

receta de Sopa de Zanahoria con Jengibre

Sopa de Zanahoria con Jengibre

receta de Pollo Agridulce con Naranja

Pollo Agridulce con Naranja

  recetas bajas en grasa y la dieta
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Brenda Alvarado
14/04/2021 18:04:36
Excelente
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Este 10 de mayo sorprende a mamá con su bebida favorita y la historia que hay detrás de cada una. A continuación presentamos algunos de los destilados y licores que estamos seguros que le encantarán: Tequila Es una de las bebidas favoritas de todos los tiempos. Es un destilado de Agave tequilana Weber Variedad Azul y fue el primer producto mexicano en recibir una Denominación de Origen. Los estados que tienen la DO tequila son Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, aunque el principal productor es Jalisco. Existen 5 tipos de tequila: tequila blanco o plata, tequila joven o tequila oro; tequila reposado, añejo y extra añejo. Cada uno con una personalidad definida.AnísOriginario de Europa, es elaborado con la destilación del anís, con badian e hinojo. En su destilación, la semilla se introduce en agua y alcohol, se deja reposar por días para después calentarlo. Este proceso crea un vapor que se mete en un conducto donde se refrigera para convertirlo en líquido de nuevo. El anís es altamente reconocido por los beneficios que tiene para el estómago, además de por ese sabor especiado inolvidable. Licor 43De Cartagena, España, es un licor dulce, hecho con 43 ingredientes, entre hierbas, frutas y cítricos. Para producirlo, se maceran los frutos y el líquido se obtiene por un proceso de maduración, para posteriormente exponerlo a temperaturas bajo cero. Este licor es el alma de uno de los cócteles más solicitados para la sobremesa: el carajillo. Rompope Esta es una de las bebidas alcohólicas favoritas de las mamis. Preparada a base de leche, yemas de huevo, brandy y vainilla es perfecta para acompañar las tardes de calor o de antojos dulces. ¡Lo mejor es que puedes prepararlo tú mismo en casa! Sólo sigue esta fácil receta de rompope casero. Baileys Es la crema irlandesa más popular del mundo. Se prepara también con leche y whisky irlandés. Te invitamos a que le prepares a mamá esta deliciosa receta de Baileys casero, aparte de super rico, fresco y dulce, es ideal para después de comer. También puedes agregar diferentes sabores como cajeta y dulce de leche. ¡Cuéntanos con qué bebida celebrarás a mamá!
Ser pionera en la cocina no es fácil. Corrijo. Ser pionero en cualquier ámbito es una rareza. Chepina Peralta fue de aquellas señaladas para abrir brechas y lo hizo prendada de las recetas: en los años sesenta fue la primera conductora mujer en liderar un programa culinario en América Latina. En los noventa años que Lucía Josefina Sánchez Quintanar vivió, nos hizo soñar con los sabores de aquello que la mirábamos hacer del otro lado del televisor. La semana pasada partió, pero está claro: Chepina Peralta es cultura popular mexicana. Su legado no se va a ningún lado.Chepina fue la conductora de programas inolvidables como La Cocina de Chepina, Chepina en tu cocina y por supuesto, Sal y Pimienta, entre muchos otros. En cada uno, siempre la enmarcaban la barra de una cocina y unos anaqueles de set, mientras parada o sentada, pelaba ingredientes, agregaba especias y salpicaba sin reparos. En ella no había poses ni rituales histriónicos. Al contrario. En sus programas nos hacía creer que la comida rica estaba al alcance de todas las manos y que lo máximo sería probar algo que viniera de las de ella. A mí personalmente me inspiró a los siete años a fantasear con mi propio programa culinario. Muy a pesar de la cocina de mis padres, yo no agregaba espinacas ni acelgas en la licuadora cuando veía Sal y Pimienta. Lo que ella evocaba en mí era crear, divertirme: “Amigos, el día de hoy prepararemos unos deliciosos bombones con papitas… y pimienta… y cátsup… y galletas… en la tostadora. ¡Van a quedar buenísimos!”. Chepina no sólo inspiró a niños y sus madres, sino a generaciones de familias que comenzaron a comer con los ojos. Gracias a ella –la señora del mandil floreado– muchas mujeres decidieron darle descanso al microondas, comer menos guisos de congelador. La cocina y la salud de las generaciones abre-fácil conocimos la esperanza de lo hecho en casa. Pero que a nadie engañe esa dulzura de tía entrañable, de abuela consentidora. Chepina Peralta supo construir su propio emporio alrededor de las recetas. Ella no estudió para cocinera. Según su descripción era una “maestra en el arte de la palabra”, por lo que la conducción de un programa televisivo parecía irle como guante de seda.  Su facilidad de palabra y carisma le valió un espacio fijo en distintas televisoras en las que grabó casi ocho mil programas. De los libros de su autoría se cuentan trece. Hay programas de radio, entrevistas, publicaciones escritas. Todo. Chepina, antes de que la cocina mexicana fuera el orgullo nacional que es ahora, la divulgó, la reincorporó al menú diario con preparaciones fáciles y accesibles para las amas de casa. La cocina de los años setenta y ochenta estuvo marcada por sus cremas de verduras, por sus mixiotes, sus atoles, sus tortitas de papa, sus pasteles salados y sus gelatinas. Sin más, definió la cocina de todos los días en el devenir de los años. En el marco del Festival Morelia en Boca de 2017, Chepina Peralta recibió un reconocimiento por el mérito de sus cuarenta años de carrera. Aún tengo el recuerdo de la chef contando emocionada que había sido a través de la cocina que había conocido México, el mundo y, sobre todo lo demás, a sí misma. Chepina seguirá siendo la inspiración de quienes pensamos que cocinar es alegría, terapia y autoconocimiento, y que un plato a la vez se puede cambiar a otros, a uno mismo.
Existen de antojos a antojos. Uno que tiene mucho arraigo en Jalisco y estados colindantes es la birria: una receta consistente a base de carne cocida en horno, tradicionalmente de piedra o al hoyo, bañada en una salsa o adobo donde los chiles son claves.  Sobre su origen hay varias versiones, y en todas se unen los saberes en técnicas de cocción de los locales mexicanos con los ingredientes introducidos por los españoles, en especial la res, el cerdo y el chivo. Justo una de las versiones habla sobre la popularidad que tuvo el chivo a mediados de 1800, en la zona de Jalisco y Zacatecas, antes llamada Nueva Galicia, donde estos animales se multiplicaron a tal grado que los ganaderos optaron por regalarlos a sus trabajadores.  Estos hombres y mujeres decidieron no sólo aprovechar la leche, como los españoles, sino todo el animal cociéndolo bajo tierra o en horno de piedra como lo hacían con otras carnes. Para enriquecer la receta untaron un adobo enchilado que generalmente empleaban para cocinar aves, y el resultado al paso de los años es la birria como la conocemos y disfrutamos hoy.  Otra versión sobre el origen de la birria me la compartió la investigadora Maru Toledo, quien ha dedicado más de 20 años al estudio de la cocina de la zona occidente. Datos que nos llevan al municipio jalisciense de Ameca, donde gracias al registro de las jornadas laborales de los vaqueros se sabe de una preparación que hacían bajo tierra con algunas de las reses que tenían al alcance y que los caporales seleccionaban para alimentar a todas sus cuadrillas.  Maru me aclara que esta preparación sólo iba untada con grasa, de donde viene el término birriar, que para los peninsulares hacía alusión a algo sucio o embarrado, por como veían que aderezaban el animal. Sea cual sea la versión, lo popular a la birria nadie se lo quita, y por ello al extenderse su consumo por otros estados como Aguascalientes, Michoacán, Zacatecas, Nayarit y Colima, y en el mismo Jalisco, los lugareños fueron imprimiendo su toque a la carne, al adobo y ajustado sus formas de cocinar, según sus posibilidades. Ahora no sólo el chivo y la res son protagonistas, existen zonas en estos estados que la preparan con cerdo, borrego, conejo, armadillo, iguana, pollo, ternera, pescado bagre y mixtas. Perfectas proteínas que cobijan con un mundo de adobos compuestos por chiles y especias que obedecen también a los ingredientes al alcance, aunque el chile guajillo y el jengibre seco son constantes. A la colorada versión se suma la llamada birria blanca que aún sobrevive en el Occidente; generalmente es de res y se condimenta con algunas hierbas de olor para cocinarse bajo tierra o en horno, métodos tradicionales a los que se han sumado la birria al vapor o hasta hecha como carne cocida. Por último, no nos olvidemos de la birria tatemada: proceso que consiste en volver a poner la carne ya cocida al calor del horno y dejar que se haga una costrita, que al menos en Jalisco encanta, junto a unas tortillas recién hechas y un extra de caldito por un lado. Fotos: Gilberto Hernández.
Javier Plascencia es el cocinero de origen tijuanense que llevó la cocina de Baja California,  sus productos, paisajes y sabores a todo el mundo. Él es quien inaugura la colección de recetarios que tendremos en KiwiPRO con los chefs más pros de México. Conoce un poco de su historia y descarga nuestra aplicación. Javier incursionó en el medio gastronómico por su familia. Su padre, Juan José Plascencia Féliz, conocido como Tana, tiene una trayectoria gastronómica de más de 50 años con restaurantes de gran renombre en Tijuana, como Pizzas Giuseppis y Caffé Saverios, donde Javier pudo aprender de la cocina y la operación de un restaurante. Más tarde, estudió en San Diego, California, y en 2011 abrió Misión 19, un restaurante que expresaba la riqueza de los ingredientes de Baja California.En 2012, el chef emprendió un nuevo proyecto en el Valle de Guadalupe: Finca Altozano, un restaurante-viñedo dentro de dos hectáreas de terreno, un espacio orgánico y rústico al aire libre que se extiende hacia el horizonte del valle, situando a los comensales en el esplendor de su naturaleza. Aquí, Javier anualmente realiza el Valle Food & Wine Festival, uno de los festivales de mayor relevancia en el norte del país en cuanto a vinos y gastronomía.  Javier ha sido galardonado en México y el extranjero como chef del año en diversas ocasiones, además de que sus restaurantes son reconocidos entre los mejores del país. Actualmente es chef de Finca Altozano, Jazamango, Erizo, Animalón y Animalón by the Sea.  Este último es un concepto inédito para vivir la riqueza del mar. La experiencia es la fusión perfecta entre el paisaje y el sabor. Durante tres horas tu escenario es el Mar de Cortés y el Océano Pacífico, mientras te dejas sorprender por la cocina de Javier Plascencia, chef que tributa al mar y a los pequeños productores de Baja California. ¡Una ruta de tres horas que te hará saborear el paraíso! Si no puedes esperar para probar un poco de las maravillas del chef Plascencia, recuerda que uno de los beneficios de descargar KiwiPRO es poder obtener su recetario, para así poder tener su sazón en casa.¡Explora la Cocina de la Baja en el recetario de Javier Plascencia con KiwiPRO!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD