Conoce los beneficios de la sandía

Por Kiwilimón - July 2014
La sandía posee formas redondeadas y es de tamaño grande, gigante si la comparamos a casi el resto de las frutas. En algunos lugares se la conoce como melón de agua. Está recubierta de una gruesa cáscara de color verde veteado en la parte externa y su interior es blanca jugosa. Su pulpa atractivamente roja cuando está madura invita a darle un mordiscón los días de calor en pleno verano. Esta fruta posee muchas semillas que se destacan fácilmente, ya que el negro de las mismas resalta sobre el rojo de su pulpa. La textura de la pulpa es arenosa y al introducirla en la boca se disuelve fácilmente puesto que el 90% de ella es agua, es rica en fructuosa (azúcar de la fruta) y baja en calorías. Algunas de sus bondades son:
  • Es una fruta muy jugosa y refrescante e ideal para la estación en la cual madura, que es el verano, ayuda a combatir la sed, a quitar el mal gusto de la boca y a eliminar mucosidades.
  • Es depurativa y antioxidante además de aportar una cantidad considerable de vitaminas A, C, E, potasio, magnesio y otras sales minerales.
  • Es ideal para dietas hipocalóricas ya que aporta muy pocas calorías (32 calorías cada 100gramos).
  • Su aporte graso es mínimo al igual que su aporte en fibra.
  • Posee otra condición interesante y es su fácil asimilación, al ser digerida sin dificultad por el organismo.
  • La vitamina A que aporta la sandía es cuatro veces más que la naranja.
  • El aporte de calcio y hierro si bien no es alto tampoco es despreciable y por todos sus aportes es una fruta aconsejable de consumir durante las etapas de crecimiento y desarrollo.
  • Es también útil para prevenir enfermedades infecciosas.
  • Aconsejable para quienes padecen de gota, artritis, reuma y ciática por ser su jugo mineralizante que ayuda a eliminar los ácidos acumulados en el organismo limpiando la sangre y los tejidos de impurezas.
  • Puede ser ingerida (con moderación) por pacientes diabéticos. También para hipertensos y obesos.
  • Es buena para las madres que están amamantando puesto que fluidifica la leche haciéndola de más fácil digestión durante la lactancia del bebé.
  • Al ser pobre en aportes calóricos y de bajo contenido en hidratos de carbono la hacen apta para dietas hipocalóricas
  • Tiene una acción ligeramente laxante al tener fibras en cantidades considerables. En caso de constipación intestinal mejora y acelera el tránsito intestinal. No aconsejándose a aquellas personas que sufren de diarrea o problemas intestinales.
  • Su jugo es bueno para las personas que tienen fiebre alta, tomándolo colado y de a sorbos aporta sustancias nutritivas, refresca y calma la sed.
Cómo saber cuando una sandía se puede comer La fruta debe estar firme, pesada y su parte externa debe estar poco brillante. Para saber si está en su punto justo de maduración se golpea la superficie con los dedos y cuando se siente un sonido hueco, nos indica que está a punto. Este sonido se produce cuando la sandía está llena de agua y es la señal de que debe ser consumida. Si no está a punto se puede dejar madurar unos días a temperatura ambiente. Es sensible al frío pero una vez comprada conviene ponerla en la heladera para que la pulpa no se torne seca y fibrosa.

Recetas de cocina con sandía

A continuación te dejamos algunas recetas de cocina en donde su ingrediente principal es la sandía. Toma nota y disfrúta.
receta de Gelatina en SandiaGelatina en Sandía receta de Nieve de SandiaNieve de Sandía receta de Agua de Sandia y Chile PiquinAgua de Sandía y Chile Piquín
receta de Carreola de SandiaReceta de Carreola de Sandía receta de Sopa Fria de Sandia y Jitomate

Sopa Fría de Sandía y Jitomate

recetas de Bolitas de Sandia

Bolitas de Sandía

  las mejores recetas de postres
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¡Ya se acerca el maratón que esperamos todo el año! A partir del 12 de diciembre hasta el 6 de enero los tamales y el ponche se convertirán en el elemento imprescindible de todas las reuniones. Aunque para muchos el reto más grande es aguantar el ritmo de las fiestas, a otros lo que nos preocupa es cómo disfrutar del Guadalupe-Reyes sin subir de peso. Si tú también quieres divertirte en este Lupe-Reyes sin que la báscula te pase factura en enero, sigue estas sencillas recomendaciones: No te castigues. Jamás vayas a una reunión pensando en que no puedes comer absolutamente nada. Esto solo hará que aumente la tentación y termines comiendo aún más. Lo mejor que puedes hacer es comer un poco de todo y aprender a moderarte. Toma un tentempié antes de salir. Si ya sabes que en las posadas solo sirven tamales, tacos y atole, toma un té y algo de fruta antes de ir a la fiesta. El punto es que no llegues con el estómago vacío para que no termines comiendo cinco tamales. Elige la opción menos calórica. Incluso en las posadas puedes encontrarte alternativas más ligeras. En lugar de tomar dos vasos de atole, elige ponche de frutas. Dilúyelo con un poco de agua para que no quede tan dulce. Aléjate de las frituras de maíz, y mejor botanea con totopos, frijoles y guacamole. Lleva tu propia comida. En las posadas que son un poco más casuales los invitados pueden llevar el platillo de su preferencia. Si este es el caso, prepara una receta que sea mucho más ligera y que sirva como alternativa a los tamales o los tacos. Mídete en el alcohol. Los cócteles esconden muchas calorías. Si vas a tomar, procura mezclar tus bebidas con agua mineral, pero sobre todo, no tomes cócteles dulces. Estas bebidas alcohólicas son las que tienen más calorías. No vayas a la cama después de cenar. El gran problema de la mayoría de estas fiestas es que se organizan por la noche, así que terminamos haciendo digestión cuando estamos acostados. Lo ideal es que dejes de comer varias horas antes de que vayas a dormir para evitar problemas de indigestión. Prepara estas deliciosas recetas y disfruta del Maratón Guadalupe-Reyes sin remordimientos: Taquitos de nopal rellenos de requesón Chile poblano relleno de quinoa Taquitos de portobello con puré de lechuga Caldo de hongos con epazote
¿Conoces el origen de las papas a la francesa? Se dice que los norteamericanos les pusieron el nombre de “french fries” pero el país de origen se disputa entre Francia y Bélgica, te contamos por qué. Varias teorías indican que durante la Primera Guerra Mundial, por la escasez de alimentos, los belgas pescaban en el río peces pequeños y los freían en manteca y mantequilla, pero cuando el río se congelaba y no era posible pescar, freían papas cortadas en bastones para sustituir a los peces fritos. Cuando los soldados norteamericanos llegan a la región, les apodan “french fries” sin ser francesas propiamente. A lo largo de la historia, las papas francesas son conocidas bajo ese mismo nombre, incluso, hoy en día se han convertido en una guarnición de platillos internacionales, como hamburguesas, “hot-dogs”, cortes de carne, pescados e incluso como una deliciosa botana. Normalmente la forma de cocinar estas ricas papas es: quitar la cáscara, picar en bastones, remojar en agua para que suelten el almidón y finalmente freír entre 160°C y 180°C. Pero, ¿qué pensarías si te diéramos varias opciones para saltarte los tres primeros pasos y obtener tus papas fritas caseras, como si fueran de restaurante, igual de crujientes, deliciosas y además que puedas guardarlas por largo tiempo? Eso se puede lograr gracias a la gran variedad de productos que McCain, el experto en papas,  ha ideado para agilizar el procedimiento y obtener unas ricas papas francesas casi de forma instantánea.  A demás, ¿sabías que las papas congeladas tienen un gran sabor y además sí conservan nutrientes? este es el secreto de McCain. Cabe señalar que las papas congeladas absorben menos aceite que las frescas, siempre y cuando se cocinen correctamente y se frían directamente de congeladas al aceite caliente. De hecho, las papas congeladas de la gama de productos de McCain están diseñadas para conquistar cualquier paladar. Incluso, se siembran en el campo, se cosechan y después pasan por un estricto control de calidad en el que se seleccionan las mejores para así mantener un sabor de alta calidad y poder finalizar el proceso con cortes específicos. Puedes elegir entre cortes rectos, delgados, ondulados, gajos sazonados, o en forma de caritas. ¿Sabías que las papas congeladas conservan sus  nutrientes? Éstos son: hierro, vitamina C y  fibra soluble; Te damos algunas recetas que son perfectas para que acompañes con Papas a la Francesa: Mini Pastel de Carne con Tocino Hamburguesa con Queso Pollo a la Mostaza Papas Gajo a los Tres Chiles con Aderezo de Cilantro Tiras de Pollo Crujientes con Miel y Chipotle Guacamole con Camarones Adobados
Despide un año más preparando una cena espectacular y qué mejor que luciéndo una mesa increíblemente decorada. Aquí te decimos cómo puedes decorar la mesa para la Cena de Fin de Año. Antes de que elijas los adornos y comiences a montar la mesa, hay cuatro aspectos que debes tomar en cuenta: Comodidad. Si tus comensales tienen que comer a la orilla de la mesa porque la decoración ocupa todo el espacio, entonces busca otra opción. Lo más importante en una reunión siempre debe ser la comodidad de los invitados, no la ornamentación. No querrás a nadie gritando para que llegue a su mesa la pasta. Practicidad. Recuerda que para decorar la mesa para la Cena de Fin de Año, lo mejor es no usar adornos altísimos porque seguramente no permitirán que tus invitados se vean entre sí. Tal vez se vean lindos en una revista, pero simplemente no son prácticos.TE PUEDE INTERESAR - VIDEO: RECETAS PARA LA CENA DE AÑO NUEVOApariencia. Claro que la decoración que elijas debe ser bonita, pero ojo, esto no tiene que ver con la cantidad de adornos, sino con el diseño. No llenes la mesa de cosas lindas. Muchas veces la decoración más elegante es la más sobria.Estilo de Fiesta. Para las tradiciones de Cena de Fin de Año, una de las cosas más importantes para algunos hogares, puede llegar a ser lo llamativo o colorido, sin embargo, puedes optar por cristalería, velas y flores naturales  para darle un toque más elegante pero sencillo. Elige una decoración que sea amigable con todos los comensales, no solo con los adultos.Comida. Recuerda aunque para la Cena de Fin de Año, la comida se ponga en refractarios de vidrio o plástico, esto no quiere decir que es menos importante. Utiliza prácticos recipientes para poder manipular cada platillo que hayas preparado. Galletas y cupcakes. Saca a relucir tus dotes culinarios y tu destreza decorando la mesa con galletas. Haz pequeños arbolitos de Navidad con galletas en forma de estrella apiladas unas sobre las otras, crea monitos de nieve o incluso un escenario nevado dentro de una esfera. ¡Se verá increíble!TE PUEDE INTERESAR - VIDEO:POSTRES FÁCILESEspejos. Usa espejos como base para servir una entrada hecha con  queso crema o simplemente como centros de mesa. Añade a la decoración velas pequeñas y algunos elementos plateados para completar el diseño de la mesa.Rodajas de tronco de madera o ramas. Para un estilo más rústico puedes usar trozos de madera o ramas pequeñas que estén secas. Úsalos en su color natural o píntalos con aerosol. Para darles un toque más festivo agrega diamantina después de pintarlos.Copas. Usa las copas viejas como candelabros. Ponlas al revés y usa la parte inferior para sostener velas de diferentes tamaños. Dentro de la copa puedes colocar un poco de escarcha o algún adorno que haya sobrado del arbolito.Esferas. Aprovecha las esferas que ya no usas. Agrúpalas y forma un lindo camino de mesa. Para que se mantengan unidas puedes usar un poco de silicón o el alambre con el que se cierra la bolsa del pan.Flores. Aunque puedes usar flores artificiales, te sugerimos usar algunas piezas naturales. Combina la tradicional noche buena con otras flores de tonalidades similares. Agrega unas ramitas de romero para que huela rico. ¿Ya sabes cómo vas a decorar tu mesa para esta cena de Año Nuevo? Compártenos tus ideas en los comentarios.
¿Cuándo se comió pavo por primera vez en Navidad? ¿De dónde viene esta comida navideña? ¿Quién comenzó con la tradición del pavo en esta época del año? Nuestro equipo editorial se echó un clavado en la historia de este típico platillo para descubrir sus orígenes.(Spoiler alert: esta ave no es originaria de nuestro vecino del norte).Hace varios siglos, antes de la llegada de los españoles, los pueblos indígenas que habitaban en México tenían la costumbre de celebrar durante la segunda quincena de diciembre el solsticio de invierno.De acuerdo con las costumbres de las culturas prehispánicas, alrededor del 21 de diciembre debían rendir tributo a su dios Huitzilopochtli. Por esta razón, en estas fechas se celebraban grandes fiestas, en las que se ofrecían tributos y festines. Y aunque tal vez el pavo no era el ingrediente central de las reuniones, ya estaba presente en esos menús.Resulta que el pavo, o guajolote como se le conoce en México, es originario de nuestro país. De hecho, se cuenta que en el palacio de Moctezuma ya se criaban miles de guajolotes. Al ser una especie 100% mexicana, cualquier pavo que se encontraba en el mercado hace siglos, necesariamente había tenido como origen nuestro país.Cuando llegaron los españoles conocieron esta especie, y la llamaron gallina de la tierra, gallina de la India y, finalmente, pavo, por si similitud con los pavorreales. Los conquistadores se dieron cuenta de que la cría de guajolotes era mucho más económica que la de los patos o los gansos. Así, poco a poco el pavo comenzó a hacerse presente en las fiestas y en los hogares.Gracias al intercambio de productos con el Viejo Continente, el guajolote llegó a Europa, y se convirtió en uno los productos exóticos más codiciados. Al inicio solo las familias más adineradas podían darse el lujo de comer pavo, pero con el tiempo su consumo llegó hasta a Inglaterra.Muchos años después, los ingleses emigraron al norte de América y llevaron con ellos pavos. La tradición de cocinar esta ave en la cena de Acción de Gracias se extendió hasta al menú navideño, haciendo de los pavos el ingrediente preferido para estas fechas. Su popularidad fue creciendo por todo el norte de América, llegando incluso a México.Aunque la costumbre de esta cena navideña tenga su origen en otro país, podemos decir orgullosamente que su ingrediente principal, el pavo, es mexicano.¿Ya tienes planeada la cena para esta Navidad? Échale un vistazo a estas recetas. Te aseguramos que después de verlas, el pavo será la estrella de la fiesta.Pavo al pastorPavo jugoso con mantequilla y vino blancoPavo con salsa de ponche de frutas Pechuga de pavo con salsa de queso 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD