¿El pozole es saludable? Conoce todo sobre sus ingredientes
Nutrición

¿El pozole es saludable? Conoce todo sobre sus ingredientes

Por Eloísa Carmona - Agosto 2020
El pozole es tan delicioso que muchos pensamos que seguro no es tan nutritivo porque muchas veces, las cosas más sabrosas son las que no podemos comer sin la consciencia de saber qué nos aportan; sin embargo, el pozole es saludable.

Este platillo abarca todos los grupos de alimentos, pues los ingredientes para el pozole normalmente incluyen carne, maíz y las verduras con las que van acompañados, como rábanos y lechuga. Pero si tú también te preguntabas si el pozole engorda, te probaremos que no.

Existe una versión sin carne de cerdo y puedes ver la receta del pozolo de pollo aquí.

El origen del pozole está en ofrendas al dios Xipe Tótec, de la cultura mexica y su nombre en náhuatl quiere decir espuma, porque cuando los granos de maíz se abren, parecen espuma dentro del agua. Cocer el maíz pozolero es uno de los pasos más importantes en su cocción, así que no es raro que su nombre se refiera a ellos.

Los ingredientes para el pozole suelen ser los mismos para su base: agua, maíz cacahuazintle, ajo y cebollas y como proteína, carne de cerdo, que suele ser espinazo, pulpa y cabeza, para darle mucho sabor, además va aderezado con lechuga, rábanos, orégano seco y un toque de chile piquín.

El resultado es un caldo completo, con todos los nutrientes que debe tener una comida, que no te hace subir de peso y que no sólo es un platillo de fiestas patrias, siempre y cuando cuides las porciones y lleves una alimentación equilibrada todos los días.

De hecho, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha asegurado que es un gran platillo, pero advierte que para evitar subir de peso, lo que se debe evitar son las botanas que lo acompañan, como las tostadas con crema, el chicharrón, las gorditas, las alitas o las manitas de puerco.



El pozole es saludable porque una taza de 90 a 100 gramos con unos 60 gramos en promedio te aportará unas 228 calorías y unos 27 gramos de proteína, mientras que el maíz cacahuazintle es fuente de vitamina B7 o biotina, vitamina A, hierro, potasio y magnesio.

Si lo acompañas con rábano, entonces también podrás aprovechar sus nutrientes, pues posee vitaminas E, A, C, B6 y K, además de que es alto en antioxidantes, fibra, cinc, potasio, fósforo y calcio, entre otros minerales.

Por su parte, la lechuga es el alimento perfecto porque es alta en contenido de nutrientes, pero baja en calorías; por ejemplo, 85 gramos de lechuga te beneficiarían con 1 gramo de proteína, 1 gramo de fibra y 149% de porcentaje de ingesta diaria recomendada de vitamina K, 127% de la vitamina A y 9% de la del manganeso, entre otros.

Así que ya sea en fiestas patrias o cualquier día para la hora de la comida, el pozole es saludable si lo comes en porciones adecuadas y si sabes acompañarlo con las verduras correctas.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
María del Refugio Morales
01/09/2020 20:21:35
Mmmmmm
Guadalupe Cruz Mendoza
24/08/2020 04:38:46
Que lastima aca en Grecia no venden el maiz cacahuazintle se puede hacer con otro tipo de maiz? Me pueden informar
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tlaxcala se ubica en un lugar estratégico, justo al centro de la megalópolis mexicana. Su geolocalización, cercana a la capital y a otros estados, históricamente le ha valido bendiciones y una serie de vuelcos a su destino que se tradujeron en el enriquecimiento de la cultura y un sinfín de delicias culinarias que no pasan desapercibidas.El origen de la cocina tlaxcalteca data de más de setecientos años, con el asentamiento de los primeros grupos que conformaron esta gran civilización. “Al estar cerca del eje neo volcánico Tlaxcala recibe muchas aguas de los deshielos que luego se van al subsuelo y que hacen rica y bondadosa a la tierra”, comenta Irad Santacruz, catedrático de la cocina de su entidad por la Culinary Art School. De ahí que la gastronomía emerge entre insumos inmejorables donde la tortilla es reina. No por nada, Tlaxcala significa lugar de tortillas. Para Francisco Molina, uno de los cocineros más emblemáticos del estado y cuyo restaurante Evoka es una parada imperdible en la visita, los ingredientes primordiales de la región son el maíz y el maguey. Este último es el ingrediente que más orgullo le genera: “De él se ocupa todo. Trato de utilizar la filosofía del maguey en mi restaurante”. Del agave se extrae el agua miel y la miel de agave con sus sabores herbáceos; al fermentarlo se produce el pulque; sus pencas se utilizan para cocciones como la barbacoa; hasta con la plaga del maguey, que es el gusano, se elaboran platillos de buena complejidad. Las milpas crecen por las planicies y ofrecen un puñado de ingredientes que terminarán en una buena sopa. Adicionalmente existe el llamado metepantle, un concepto proveniente de la agricultura prehispánica en el que el ecosistema se crea en torno al maguey. “Cada árbol le otorga ciertas características y ciertos nutrientes al piso, dándole una especie de equilibrio a la tierra. Para mí este es básicamente el origen de la cocina tlaxcalteca”, comenta el chef Francisco. No es un secreto que antes de la llegada de los españoles los tlaxcaltecas estaban sometidos a los aztecas. A forma de castigo por querer deslindarse de pagar impuestos a los habitantes de la región se les prohibió la compra de sal y otros insumos. De ahí que los guisos regionales ocupen pocos ingredientes, pero que aunados a la creatividad y las técnicas han hecho posible una buena variedad.“Aproximadamente se obtienen treinta y cinco ingredientes que forman parte de la culinaria tlaxcalteca, de la cocina tradicional” afirma Irad, en los que los más emblemáticos son el mole de ladrillo, el mole prieto y el atole agrio. “El mole prieto es un mole más ceremonial, un mole más líquido que espeso y que se hace con puerco. El mole de ladrillo es un mole también ceremonial de origen otomí”. Por su parte el atole agrio se elabora a partir de especies de maíz rojo y se sirve con un frijol o ayocote en el fondo.El mole que puede encontrarlo a uno en casi todo el estado es el mole de fiesta, pero claro, con ciertas sazones que van mutando en cada comunidad. Junto al estado de México e Hidalgo, comparte la tradición de la mejor barbacoa del país y la técnica del mixiote. De sopas están las tlatlapas, una sopa espesa que se preparara con frijol amarillo, el chileatole verde y la sopa de milpa común en temporada. El insumo predilecto de la época de lluvias es el hongo comestible que es proteína vegetal en guisos y moles típicos. Pero nada de eso terminaría de amalgamar sin el rey de las bebidas milenarias: el pulque. El pulque es cultura, es ingrediente en copiosos platillos, es la predilección de Quetzalcóatl y por lo que tuvo que redimirse en el exilio. En el lado dulce, Tlaxcala es un paraíso por descubrir. “Están los muéganos tradicionales de Humantla, de Santa Ana, de Santa Cruz y de la capital”; pero también están los tlaxcales –tortitas elaboradas con masa de maíz y azúcar–, los dulces de pepita, las conservas de guayaba, de camote, o de cualquier fruta de temporada. No hay que perderse tampoco los burritos –y olvida el gran envoltorio hecho con tortilla de harina–. En Tlaxcala están hechos de maíz a punto de reventar y van cubiertos por aguamiel, piloncillo o azúcar. Otros postres tradicionales son el chacualole, un postre elaborado a partir de calabaza u otras frutas y aromatizado con canela, piel de naranja y clavo, o los buñelos de rodilla y de viento. Por supuesto, en las fiestas patronales, hay que dejarse conducir hasta el aroma de unos panes de feria. Si de gastronomía callejera hay que hablar, el chef Francisco recomienda las tortas de la 2 de abril. “Son unas tortas que vienen con milanesa de cerdo, chalupa, quesadilla de huitlacoche o de queso, todo va frito. Viene con su ensalada, su jitomate y su pan”. Si se prefiere la tortilla por sobre el bolillo, hay que detenerse en una esquina por tacos de canasta, supuestamente originarios de la entidad. Irad recomienda asistir los viernes el mercado alternativo de productores agroecológicos que se instala en el parque de San Nicolás, el tianguis sabatino de Tlaxcala y el de los miércoles de la Loma: “Ahí no solamente encuentras el producto y a las personas, sino que también seguramente vas a comer delicioso en alguno de sus múltiples puestos”. Y es que sí, dar un paseo por este pequeño estado es probar tradiciones bien conservadas en un contexto de haciendas, de leyendas vivas y cruces de camino.
Tener una buena alimentación influye directamente en la salud y en el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo y durante el embarazo, la nutrición cobra más importancia que nunca no sólo porque se necesita una mayor cantidad de nutrientes para darle al bebé lo que necesita, sino porque influye directamente en la salud metabólica de tu hijo. Los alimentos deben proveer los nutrientes que tu bebé necesita para formarse y crecer, por ejemplo, el calcio ayuda a desarrollar y mantener los huesos y los dientes fuertes, así que necesitarás más calcio tanto para tu cuerpo como para el bebé en desarrollo. Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition arrojó que la nutrición materna durante el embarazo puede tener un impacto a largo plazo en el peso de los niños y que hay periodos específicos de desarrollo en los que la nutrición influye en el crecimiento de los bebés.Una dieta saludable incluye proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y una correcta hidratación.Proteínas. La proteína es uno de los factores más importantes de la alimentación del embarazo, ya que el bebé crece dentro del útero principalmente a base de proteínas, es decir, de los aminoácidos. Los alimentos ricos en proteínas son las carnes de res, aves, pescado, huevos, granos, nueces, por mencionar algunos.Grasas. Las grasas buenas constituyen uno de los nutrientes esenciales durante el embarazo para el desarrollo del bebé. Alimentos que contienen grasas: aguacate, aceite de oliva, aceite vegetal. Hierro. Una de cada tres embarazadas presenta anemia por falta de hierro durante el último trimestre, ya que es cuando el bebé necesita y absorbe este mineral de los depósitos maternos en mayor cantidad que lo habitual. Algunos de los síntomas que pueden detectarse en una embarazada con carencia de hierro son cansancio, sueño, calambres, y al bebé le llega menor cantidad de oxígeno, lo que puede generar trastornos de diversa gravedad.Calcio. Es necesario para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes del bebé, para la coagulación de la sangre y para las transmisiones nerviosas. Los alimentos más ricos en calcio son quesos, leche, almendras, entre otros. Otro punto importante es estar bien hidratada. Durante el embarazo, tu cuerpo necesita más agua para ti y tu bebé, por lo que es importante tomar suficientes líquidos todos los días.Durante el periodo de gestación, lo que consumes es la fuente primordial de la nutrición y por lo tanto la formación de tu bebé, es por eso que el vínculo entre lo que tu comes y la salud de tu bebé es tan importante. ¡Cuídate con Santander!LikeU es la nueva tarjeta de crédito sin anualidad de Santander que ofrece beneficios personalizables de acuerdo con tu estilo de vida. Además, ofrece seguridad, apoya a causas y mucho más. Conócela.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD