Las mejores combinaciones del plato del buen comer
Nutrición

Las mejores combinaciones del plato del buen comer

Por Eloísa Carmona - Septiembre 2020
El plato del buen comer es una guía propuesta para que todos sepamos cómo deberían estar compuestas nuestras comidas del día, es decir, qué deben llevar de entre los 3 grupos de alimentos que engloba.

Cereales, frutas y verduras y leguminosas y alimentos de origen animal son los tres grupos que se muestran en el plato del buen comer y a partir de ellos puedes hacer varias combinaciones deliciosas y muy nutritivas para ti y toda tu familia.

Para saber cómo hacer combinaciones del plato del buen comer, lo mejor es guiarte por los colores que usan para señalar qué debes consumir en mayor o menor porción. Por ejemplo, las frutas y verduras se encuentran representadas en la zona verde, la cual indica que las debes incluir y consumir en mayor porción.

En color amarillo se clasifican los cereales y tubérculos, y estos deben ser comidos en una porción menor, de acuerdo con el plato del buen comer, deben abarcar un cuarto de un plato y lo mejor es que incluyas cereales integrales combinados con leguminosas.

Finalmente, el plato del buen comer resalta en color naranja las leguminosas y en rojo, los alimentos de origen animal. Este grupo completa el plato y debe abarcar el otro cuarto para así conformar la mitad de frutas y verduras, mientras que la otra mitad debe ir compuesta por una porción de cereal combinada con leguminosas y una porción de origen animal.

Ya que conoces la cantidad aproximada de la porción, estas son algunas opciones de la comida que puedes incluir en cada grupo. Primero, dentro de frutas y verduras, aprovecha las de temporada e incluye las siguientes:

Frutas
  • Durazno o melocotón
  • Fresa
  • Guayaba
  • Jícama
  • Limón
  • Mango
  • Manzana o pera
  • Melón o sandía
  • Naranja o mandarina
  • Papaya
  • Piña
  • Plátano
  • Toronja
  • Uvas
Verduras
  • Aguacate
  • Brócoli o coliflor
  • Calabacita
  • Cebolla
  • Chayote
  • Chile poblano
  • Chiles secos como el morita o pasilla
  • Col
  • Ejotes
  • Elote
  • Hojas verdes (acelgas, espinacas, quelites)
  • Jitomate
  • Lechuga
  • Nopales
  • Pepino
  • Verduras congeladas como chícharo, zanahoria, brócoli, coliflor, ejotes
  • Verduras envasadas como chícharo, zanahoria, champiñones y ejotes
  • Zanahoria

Dentro del grupo de cereales y tubérculos se encuentran la tortilla, que está compuesta por maíz, la pasta, que se hace con trigo, el arroz, el amaranto, la avena, y entre los tubérculos están la yuca, la papa y el camote, por ejemplo.

Por último, las leguminosas son los frijoles (no importa si los preparas de la olla o refritos), las lentejas, el garbanzo, las habas amarillas o las alubias; mientras que en los alimentos de origen animal entran las carnes, ya sea de pollo, de res o de cerdo, por ejemplo, el pescado, pero también los lácteos, como el yogurt, el queso y la leche, además de el huevo y los embutidos.



Así, una buena combinación del plato del buen comer se formaría llenando la mitad de tu plato con una ensalada que incluya frutas y verduras en abundancia, por ejemplo, una ensalada de jícama con zanahorias, pepino y piña.

Como guarnición, podrías incluir un puré de papa o de papa o de camote, el cual podrías mezclar e incluir dentro del plato fuerte, como un pastel de carne, por ejemplo. Y como entrada, frijoles de la olla o una sopa de habas, así no sólo tendrías una comida de dos o tres tiempos, sino que sería una buena combinación del plato del buen comer.



Otra combinación siguendo el plato del buen podría ser preparar fajitas de pollo acompañadas de una ensalda de nopales tatemados, que incluye frijoles y más verduras.

No olvides hidratarte con agua simple, principalmente, y una vez que conozcas qué alimentos puedes incluir, hacer tus propias combinaciones siguiendo el plato del buen comer será fácil y tendrás como resultado comidas completas y nutritivas.
Califica este artículo
Calificaciones (5)
Veronica Solares
21/09/2020 12:26:57
me encanta esta pagina esta tan llena de vida y tiene cada delicia mmm bendiciones gracias
Cheila Urbina
19/09/2020 05:53:32
Me gustan mucho los artículos, y el tema de la buena alimentación es muy importante nos orienta a tener una vida más saludable
Maria Isabel Martinez
18/09/2020 16:09:36
Muy interesante, es bueno saber que comer y como combinar los alimentos.
Melvi Elizabeth Espinoza Estivariz
18/09/2020 11:43:16
Excelente👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻
Santiago Fernandez
02/09/2020 16:29:10
¡Sorprendente articulo! Me gustó mucho y me recordó porque me encanta la cocina … En realidad, hace un tiempo no sabía hacer nada, pero este tipo de artículos me ayudaron a describir que todo es posible y mejorar en cada aspecto de la vida. Para los que también quiera mejorar profesionalmente, pueden ver este curso increíble que me ayudo y que me aporta mucha información espero ayude a alguien -->> hotm.art/Profesional-de-la-cocina
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No hay nada mejor que un domingo con asador y la familia, pareja o los amigos, pero te has puesto a pensar cuáles son los beneficios de cocinar al carbón. Te comparto algunas ventajas del porqué es una gran opción. La primera, y la cual nuestro paladar agradece, es que los alimentos adquieren una jugosidad incomparable, en específico con las carnes, pues cocinar a la parrilla asegura una temperatura uniforme que impide que se pierda la textura. Otra gran ventaja es que los nutrientes no disminuyen, al contrario, se mantienen intactos para nuestro beneficio. Por otra parte y no menos importante es que la parrilla también potencia el sabor de cada uno de los alimentos, pues no se requiere de más condimentos para su preparación. Asimismo, los alimentos suelen tener menos grasa al cocinarse en la parrilla, ya que ocupan su grasa natural y no se añaden aceites que perjudican a nuestra salud. Aquí algunas opciones de recetas que puedes preparar al carbón. Champiñones al ajillo: Asar con aceite de aguacate, ajo picado y un poco de cilantro. Agregar pimienta y sal de grano al gusto. Chiles poblanos con camarón: Asar primero los chiles, una vez que empiecen a cambiar de color, rellenarlos con queso manchego o oaxaca y camarones partidos en cachitos. Agregar jitomate picado fresco.Corazones de lechuga romana a la parmesana: Asar con aceite de oliva y colocar láminas de queso parmesano arriba. Al final agregar un toque de aceite balsámico espeso. Filetes de coliflor con sal de gusano: Asar los filetes de coliflor con aceite de oliva, agregar sal de gusano al gusto y un chorrito de mezcal para flamear. Bien, ahora ya lo sabes, además de un grato momento en compañía de los tuyos al cocinar al carbón, podrás deleitarte con platillos más livianos, menos calóricos y que ayudarán a un mejor funcionamiento de tu organismo. 
El aceite de oliva es parte de la maravillosa dieta mediterránea, es una aderezo sencillo pero con mucho sabor para cualquier ensalada y con estos consejos, aprenderás cómo usar aceite de oliva para hacer crecer las uñas.Si tú también tienes las uñas quebradizas y las cutículas secas, probablemente no te crecen sanas y fuertes, como quisieras, pero existen varios remedios caseros fáciles que te ayudan con esto, como es el caso del aceite de oliva aplicado a diario. El aceite de oliva penetra en la piel y las uñas para ayudar a reparar los daños, además de suavizar las uñas y las cutículas, lo cual da como resultado fuerza y salud a las uñas. El aceite de oliva es una gran idea para usar como remedio casero en la piel, pues se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo como emoliente e hidratante.Los beneficios de belleza del aceite de oliva son legítimos y hay varias formas de aplicarlo en las uñas para fortalecerlas, a continuación te contamos algunos métodos.1. Aceite de oliva para suavizar las cutículas: primero, sumerge las manos en una mezcla de partes iguales de vinagre blanco y agua tibia durante cinco minutos (para matar los gérmenes y prevenir hongos). Sécate las manos con palmaditas y aplica unas gotas de aceite de oliva en cada cutícula; deja que se absorba durante unos 10 minutos.2. Aceite de oliva para hacer crecer las uñas: además de mantener saludables las cutículas, el aceite de oliva puede ayudar a que tus uñas crezcan, debido a que es rico en vitamina E, lo cual lo hace extremadamente hidratante y se absorbe fácilmente, ideal para el crecimiento de las uñas. Remoja las uñas en aceite de oliva durante unos 20 minutos una vez a la semana para sentir este efecto fortalecedor.3. Aceite de oliva para darle brillo a las uñas: aplica aceite de oliva en las uñas y pule con un paño de algodón limpio o una lima de uñas. Esto dará a la uña brillo y protección adicional contra los químicos en el esmalte de uñas.Sin duda, el aceite de oliva te ayudará a fortalecer las uñas, pues penetra en ellas y en la piel para reparar los daños y suavizarlas, lo cual permitirá que crezcan más y mejor.
Después de una mascarilla de arroz, el rostro se siente súper hidratado, terso y flexible, suave y de tono uniforme, quizá por eso es tan popular entre los remedios caseros de belleza japonesa y si no la has probado aún, aquí te contamos un poco de sus beneficios y cómo hacerla.Algunos de los componentes bioactivos del arroz, como los extractos de ácido ferúlico, PABA y ácido fítico, se utilizan en productos para el cuidado de la piel para aclarar las manchas oscuras, exfoliar la piel y protegerla de los rayos UV, así que ciertamente pueden beneficiarte si haces una mascarilla casera, sin embargo, debes tener en mente que estos ingredientes están más concentrados en extractos que en la propia harina de arroz.El almidón de arroz también se usa en productos cosméticos para absorber la grasa y reducir el brillo, por lo que si deseas hacer una mascarilla casera de harina de arroz, es probable que obtengas mejores resultados combinándola con ingredientes que han demostrado ser beneficiosos para la piel, como el aceite de oliva. Exfoliante de harina de arroz y aceite de olivaLa harina de arroz definitivamente podría eliminar el aceite de la piel y frotar suavemente la piel puede provocar cierta exfoliación, así que prueba con esta receta:Mezcla 3 cucharadas de leche en polvo con 5 cucharadas de harina de arroz integral, luego añade 1 cucharada de aceite de oliva (si tu piel es muy grasa, no lo agregues) y mezcla nuevamente. Por último, agrega agua de rosas gradualmente, hasta obtener una pasta espesa.Aplica la pasta sobre el rostro, luego dejar secar al aire de 10 a 15 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, aplica un poco de agua para aflojar la mascarilla y luego simplemente frota suavemente para exfoliar la piel. Enjuaga por completo y listo.Mascarilla de arroz con leche y mielEsta es una de las mascarillas faciales de arroz caseras más nutritivas y ayuda a rejuvenecer la piel, iluminarla y le devuelve su brillo saludable. La miel es uno de los mejores ingredientes naturales, apto para todo tipo de pieles. Hidrata la piel sin engrasarla y tiene efectos antibacterianos, antiinflamatorios, antioxidantes y cicatrizantes, mientras que la leche exfolia y aclara la piel y la vuelve tersa y juvenil.Para hacerla, necesitas los siguientes ingredientes:3 cucharaditas de arroz hervido2 cucharaditas de miel1 cucharada de lecheHierve el arroz hasta que los granos estén completamente blandos, luego cuélalo y tritúralo con un tenedor hasta obtener una pasta homogénea. Entonces agrega la leche, la miel y mezcla bien.Aplica la mascarilla sobre el rostro limpio, preferiblemente después de un exfoliante facial suave. Déjala actuar durante 20 a 30 minutos, luego enjuaga con agua y aplica tu crema facial de inmediato para retener la humedad.*Foto de portada de Luba Ertel en Unsplash.
La gastronomía española es famosa por su tradición, sus ingredientes y su gran variedad, por lo que muchos conocemos algunos de sus platillos más emblemáticos, desde la paella, hasta su botana característica: las croquetas de jamón.La historia de la cocina española tiene mucho que ver con la ubicación geográfica del país, el cual se encuentra en la Península Ibérica, rodeada de aguas casi en su totalidad, así que naturalmente, esto hace del marisco uno de los pilares de la gastronomía española y es la causa de la dieta generalmente mediterránea del país. El resto del terreno diverso de España incluye cadenas montañosas, exuberantes pastos, extensas costas y fértiles tierras de cultivo, y proporciona una variedad de productos frescos. Pero también su cercanía con otros países, como Francia, le ha heredado platillos como las croquettes o croquetas, una botana ya típica que se sirve como tapas en bares y restaurantes, rellenas de diversos ingredientes, como bacalao, jamón, espinacas o pollo, por ejemplo.Estos pequeños y deliciosos bocados nacen de las sobras, pues con ellos se aprovecha lo que quedó de cocidos y estofados anteriores. Ahora las croquetas son tan famosas y tan españolas, que incluso tienen una fecha en el calendario destinada a ellas.De acuerdo con el sitio de cocina español Cocinatis, el secreto para las croquetas está en la bechamel, pero también en 6 puntos claves de la preparación:La masa no debe tener grumos: el tip para conseguir esto es templar la leche antes de añadirla al sartén.Cuela la harina: el nombre para esto es tamizar, pero se trata de colar la harina para que queda más fina y se eviten los grumos.Usa una batidora de globo: no hay mejor forma de asegurarte de que la bechamel quedará perfecta que usando una batidora de globo para mezclarla.Fríe el jamón: este paso dará más sabor si lo haces antes de añadir la harina y la leche.Elige bien tu empanizador: para que queden muy crujientes, como debe ser, reboza tus croquetas dos veces, o prueba hacerlas con panko.Hornea en lugar de freír: si quieres una versión un poco más ligera, prueba meter las croquetas al horno, rociarlas con aceite en aerosol y cocinarlas a 200 °C por alrededor de 15 minutos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD