Los 10 hábitos malos de alimentación que parecen buenos

Por Kiwilimón - Julio 2014
En muchas ocasiones cuando comemos algo consideramos que estamos consumiendo alimentos que nos harán bien a nuestro organismo, y es verdad, siempre y cuando consideremos que dichos alimentos son saludables y además no se consumen con exceso. Es importante saber que hay alimentos que pueden parecer buenos y saludables, pero cuando nos damos cuenta ya tenemos algunos kilos demás o simplemente no estamos bajando de peso conforme lo hemos planeado. O peor aún, empezamos a tener padecimientos que de repente nos hacen dudar de qué es lo que hicimos mal en nuestra alimentación. Por ello, aquí te dejamos los 10 hábitos alimenticios que pueden parecer buenos pero podrían llegar a tener una consecuencia negativa:
  1. Comer frutas. Especialistas firman que la fruta tiene niveles altos de azúcar. Si comes cerca de siete porciones al día y cada una es de 90 calorías, estarás acumulando hasta 560 calorías. No querrás eso. Prueba una porción de 90 calorías y una taza y media de vegetales fáciles de comer como los pepinos o zanahorias. Te darán fibra, pero con un total calórico menor, recomienda Scollard. Ni los pepinos ni las zanahorias son dulces pero con un poco de limón y chile piquín pueden saciar tu antojo.
  2. Beber agua. La hiponatremia euvolémica implica exceso de agua mientras los niveles de sodio se mantienen igual. Esto ocurre cuando los pacientes toman un mucho líquido. La recomendación es consumir 2 litros al día. Esta cantidad es la suficiente para personas que no viven en ambientes poco húmedos o calientes. Si sudas y realizas ejercicio debes consumir más agua. Ejercita en casa, no necesitas viajar a un lugar como el Sahara para quemar calorías.
  3. Consumir vitamina C. Especialistas destacan que si tomas vitamina C en exceso tu orina se volverá más ácida. Reduce el pH urinario y así aumentan las posibilidades de que haya una infección en el canal, recalca. Además, puede contribuir a la formación de cálculos. Más allá de 1g de vitamina C es excesivo como oxidante. Se recomiendan 500mg. O tomas jugo o ingieres la vitamina. Sé práctico y mejora tu salud con la cantidad exacta.
  4. Dormir. Dormir poco evidentemente afectará tu día. Pero dormir de más también. Según un estudio del investigador Michael A. Grandner de la Universidad de California, las personas que duermen más de ocho horas reportan problemas para conciliar el sueño, despiertan a media noche o demasiado temprano, tampoco descansan lo suficiente y presentan cansancio durante el día. Si permaneces dentro del rango de siete a ocho estarás bien.
  5. Exponerse al sol para tener vitamina D. Una exposición al sol un poco más larga es recomendable para una persona que se encierra todo el día, pero no para alguien que a diario transita bajo el sol.
  6. Beber rehidratantes. No las bebas en exceso a menos que seas un deportista de alto rendimiento. La glucosa de estas bebidas que reponen la energía en el deportista puede acumularse como grasa en tu cuerpo si es que no haces mucho ejercicio.
  7. Alimentos 0% grasas. Una dieta demasiado baja en grasa puede afectar tu memoria, tu piel y provocar fatigas.
  8. Comer pan integral. El pan integral es un alimento delicioso y se puede consumir de forma moderada, ya que son consumo excesivo provoca obesidad, pues independientemente de que el pan esté elaborado con ingredientes basados en semillas, también, como todo pan, se elabora con harinas, huevo, y otros elementos que provocan la obesidad.
  9. Café. El consumo de café es bueno para la salud, pero al igual que todos los alimentos, no debe ser en exceso, pues llega a provocar enfermedades relacionadas al estado nervioso de las personas, insomnio, dientes amarillos y gastritis.
  10. Cero consumo de carnes rojas. Estos alimentos en exceso son malos para la salud, y lo mismo pasa cuando se dejand e consumir, ya que las carnes rojas poseen nutrientes y proteínas animales que difícilmen te se consiguen en otros alimentos o complementos alimenticios, por lo que es recomendable su consumo de vez en cuando.
  Recetas bajas en grasa A continuación te recomendamos algunas recetas de cocina bajas en grasa, mismas que te pueden ayudar a tu objetivo para bajar esos kilos demás. Toma nota.
Receta de omelete de claras con espinacasOmelete de Claras con Espinacas receta de rollitos de verdurasRollitos de Verduras receta de Palitos de ensalada capresePalitos de ensalada caprese
receta de Tacos Ligeros de Verduras

Tacos ligeros de verduras

receta de Sushi California

Sushi California

receta de Sopa Fria de Melon

Sopa Fría de Melón

  recetas bajas en grasa_kiwiblog  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Guatemala es una deliciosa fusión de la cultura maya con la española, cuando en la época de la colonia éstos trajeron diversas especias, frutos y técnicas que dieron como resultado uno de los mejores estilos de comida en América Latina. La comida de este bello país es tan rica que a continuación te presentamos cuáles son los 5 platillos de Guatemala nombrados Patrimonio Cultural. Jocón El jocón es un platillo tradicional de comida guatemalteca muy popular en todo el país. Está preparado con carne de gallina criolla o de pollo, con salsas tradicionales como la salsa verde, que se consume principalmente en el occidente del país. Pepián El pepián es un platillo de origen indígena que se servía en las ceremonias religiosas mayas. El pepián es un caldo que puede prepararse con costilla de res, carne de cerdo, con pollo, o una mezcla las distintas carnes. Fue declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Nación por el Ministerio de Cultura y Deportes en 2007. Kaq ‘ik Esta deliciosa sopa tradicional de Guatemala, de origen maya, deriva de las palabras q'eqchi' kak e ik, que significan “rojo” y “muy picante”. Este platillo se sirve siempre con pollo, arroz para agregar al caldo y pequeños tamales de masa de maíz sazonados sin nada más que sal, que son llamados blancos o pochitos. Plátanos en mole Los plátanos con mole son considerados un sabroso postre, ideal para comer a cualquier hora. Es la mezcla perfecta entre las culturas maya y española, ya que el chocolate, ingrediente principal, se mezcla con ajonjolí, chiles y canela. Si tienes la oportunidad de probarlos, no la dejes pasar. Frijoles con chicharrón La última e igualmente deliciosa receta tradicional de Guatemala son los famosos frijoles colorados con chicharrón, un platillo típico que se hace principalmente en Chimaltenang. Este platillo se prepara con frijoles, jitomates y cebolla, aunque el secreto del caldo está en la pepita de ayote tostada y molida. ¿Has probado alguno de estos platillos tradicionales de Guatemala nombrados Patrimonio Cultural
Ricos en antioxidantes y en sabor, la piña y la alcachofa son dos ingredientes que se han popularizado por su consumo mezclados en un té, y que tienen beneficios para la salud como ayudar a la digestión, entre otros.No existen evidencias científicas de que el té de alcachofa y piña sirva para bajar de peso, pero sí puede ser una bebida para acompañar tus comidas, que se puede tomar caliente o fría, para refrescarte.La piña es una fruta llena de nutrientes, antioxidantes y otros compuestos útiles, como enzimas que pueden combatir la inflamación y las enfermedades, entre sus beneficios se incluye ayudar a la digestión, aumentar la inmunidad y acelerar la recuperación de una cirugía, por ejemplo.Por su parte, la alcachofa tiene beneficios como niveles más bajos de azúcar en sangre y una mejor digestión, salud del corazón y salud del hígado.Té de piña y alcachofa para la digestiónTanto las alcachofas como la piña son una gran fuente de fibra, por lo que el té puede ayudar a mantener el sistema digestivo saludable al promover bacterias intestinales amigables, reducir el riesgo de ciertos cánceres intestinales y aliviar el estreñimiento y la diarrea.Las alcachofas contienen inulina, un tipo de fibra que actúa como prebiótico, mientras que el extracto de alcachofa también puede aliviar los síntomas de indigestión, como hinchazón, náuseas y acidez estomacal, y la cinarina, un compuesto natural de las alcachofas, puede causar efectos positivos al estimular la producción de bilis, acelerar el movimiento intestinal y mejorar la digestión de ciertas grasas.Las piñas contienen un grupo de enzimas digestivas conocidas como bromelina, útiles para las personas con insuficiencia pancreática, una afección en la que el páncreas no puede producir suficientes enzimas digestivas. La mayor parte de la bromelina se encuentra en la piel de la piña, por lo que hacer el té con esta y hojas de alcachofa será la forma más provechosa de prepararlo y beneficiarte de estas propiedades digestivas del té de piña con alcachofa.
Las espinacas son ese poderoso alimento lleno de nutrientes como vitamina A, B1, B2, C, K, calcio, fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc, fibra y antioxidantes; no por nada es el alimento favorito de Popeye. Así que si quieres sentirte tan fuerte como él, conoce todos las propiedades y beneficios de las espinacas. Propiedades y beneficios de las espinacas Esta poderosa planta posee importantes componentes que ayudar a energizar el cuerpo, incrementan la vitalidad y ayudan a mejorar la calidad de la sangre, como te explicamos a continuación. La espinaca es antinflamatoria Una de las grandes propiedades de la espinaca es su característico color verde, el cual se debe a sus componentes carotenoides, tal como son los betacarotenos, luteína y la zeaxantina. Estos fitoquímicos tienen propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar la artritis, el dolor de cabeza, dolor muscular o el asma. La espinaca es buena para los huesos Además de las vitaminas mencionadas anteriormente, las espinacas cuentan con altas cantidades de vitamina K, de hecho, quizás es el vegetal con mayor cantidad de vitamina K. Éste es un componente importantísimo para preservar la salud de los huesos. Espinacas para los ojos Aunque las espinacas tienen una buena cantidad de hierro, destacan más por sus beneficios para la salud visual, ya que gracias a la luteína y zeaxantina, ayudan a tratar la degeneración macular asociada a la edad y cataratas. Espinacas para el sistema digestivo Comer espinacas crudas o cocidas ayuda a disminuir el estreñimiento y regular así el tránsito intestinal, por lo cuales son ideales si quieres cuidar tu sistema digestivo. ¿Cómo preparar espinacas? Las espinacas pueden consumirse crudas o cocidas, en jugos, ensaladas y guisados. Asegúrate de lavarla y desinfectarla antes de comerla y guárdala en el refrigerador en una bolsa sellada para evitar humedad. Aquí te dejamos algunas recetas fáciles por si no sabes cómo preparar tus espinacas. Espinacas a la crema con huevo Ensalada de espinacas con fresa  Pechugas rellenas de queso crema y espinacas  Spaguetti con salsa de espinaca 
Como parte de las actividades de #KiwiTeCuida, quincenalmente se desarrollarán conversatorios sobre los beneficios de seguir distintos retos alimenticios, ejemplificados en la cocina de Colibrí Jiménez. Las pláticas son dirigidas por Shadia Asencio, directora editorial de Kiwilimón, y el equipo de nutriólogas profesionales que avalan la nueva sección, en la que encontrarás todas las recetas -con conteos calóricos y nutricionales avalados por la USDA-, tips y consejos para que puedas llevar un estilo de vida balanceado, en armonía y saludable, sin sacrificar el sabor o restringir tu alimentación.Para el primer reto presentamos dieta baja en grasa, que es una de las categorías de Te Cuida. En la plática se resaltó la importancia de seguir este tipo de alimentación, debido a que “un balance de grasa correcto en nuestra alimentación nos ayuda a estar en un peso saludable, evitar enfermedades cardiovasculares y mantener el correcto funcionamiento de vitaminas liposolubles como la A, E y K”, aseguró la nutrióloga Mayte Martín del Campo.Una alimentación sin grasa es imposible y no es recomendable. La recomendación de una alimentación equilibrada implica consumir de 25 a 30% de grasa. Sin embargo, esta grasa debe provenir de grasas mono y poliinsaturada, como las contenidas en las almendras o las nueces, o en pescados como el atún, el huachinango o el salmón. En este sentido, Mayte recomienda consumir pocas grasas no saturadas como las contenidas en la crema, el tocino, los embutidos y los quesos fuertes. Recuerda que la grasa es el nutrimento que mayor energía nos aporta, con una conversión en la que 1 g de grasa tiene 9 calorías aproximadamente. ¡Encuentra aquí la plática completa: #KiwiTeCuida, dieta baja en grasa, y sigue nuestras transmisiones en el Instagram oficial de Kiwilimón, todos los lunes a las 18 horas!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD