Los jugos y sus bondades
Nutrición

Los jugos y sus bondades

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Los jugos naturales son la mejor opción para refrescar, nutrir y darle vitalidad a nuestro organismo. Y lo mejor de todo es que nosotros podemos prepararlos y a un costo bajo. Veamos un poco de los beneficios de los jugos en nuestra salud: - Los jugos naturales son saludables y son la mejor alternativa a las bebidas industrializadas que contienen grandes cantidades de azúcar. - Es importante tener en cuenta que a pesar de que los jugos naturales son benéficos, la bebida más importante en nuestra alimentación es el agua, la cual debemos beber diario. - La fruta es una gran fuente de vitaminas y beber jugos es una forma sencilla de tomar dos piezas de fruta al día. - Recordemos que se debe beber el tipo de fruta adecuada. Por ejemplo, un jugos grande puede incluir de seis a diez piezas de fruta, así que se puede considerar como un sustituto de una comida. Sin embargo, probablemente no llene como una comida. - Se recomienda en ocasiones beber jugos vegetales pequeños o una mezcla de verduras y fruta. La elección ideal sería zanahoria, manzana y jengibre, elaborado con una sola pieza de fruta. Las zanahorias son dulces, pero tienen menos calorías y más o menos la mitad de carbohidratos que la fruta. El apio también sacia bastante. - Para obtener todos los beneficios de la fibre en un jugo, se recomienda poner las verduras y la fruta en una licuadora y no usar el exprimidor. - Para los niños se debe considerar que el beber grandes cantidades de jugo natural tiene efectos en su estómago. Finalmente, hay que tener bien en claro que si bien el consumo de jugos de frutas y verduras naturales es muy beneficioso para nuestro organismo, no son el aval de una salud perfecta. Otros factores son importantes como complemento, por ejemplo, no fumar, no beber, realizar deporte con moderación y una dieta balanceada. Bebidas Kiwilimon.com
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
Despide un año más preparando una cena espectacular y qué mejor que luciéndo una mesa increíblemente decorada. Aquí te decimos cómo puedes decorar la mesa para la Cena de Fin de Año. Antes de que elijas los adornos y comiences a montar la mesa, hay cuatro aspectos que debes tomar en cuenta: Comodidad. Si tus comensales tienen que comer a la orilla de la mesa porque la decoración ocupa todo el espacio, entonces busca otra opción. Lo más importante en una reunión siempre debe ser la comodidad de los invitados, no la ornamentación. No querrás a nadie gritando para que llegue a su mesa la pasta. Practicidad. Recuerda que para decorar la mesa para la Cena de Fin de Año, lo mejor es no usar adornos altísimos porque seguramente no permitirán que tus invitados se vean entre sí. Tal vez se vean lindos en una revista, pero simplemente no son prácticos.TE PUEDE INTERESAR - VIDEO: RECETAS PARA LA CENA DE AÑO NUEVOApariencia. Claro que la decoración que elijas debe ser bonita, pero ojo, esto no tiene que ver con la cantidad de adornos, sino con el diseño. No llenes la mesa de cosas lindas. Muchas veces la decoración más elegante es la más sobria.Estilo de Fiesta. Para las tradiciones de Cena de Fin de Año, una de las cosas más importantes para algunos hogares, puede llegar a ser lo llamativo o colorido, sin embargo, puedes optar por cristalería, velas y flores naturales  para darle un toque más elegante pero sencillo. Elige una decoración que sea amigable con todos los comensales, no solo con los adultos.Comida. Recuerda aunque para la Cena de Fin de Año, la comida se ponga en refractarios de vidrio o plástico, esto no quiere decir que es menos importante. Utiliza prácticos recipientes para poder manipular cada platillo que hayas preparado. Galletas y cupcakes. Saca a relucir tus dotes culinarios y tu destreza decorando la mesa con galletas. Haz pequeños arbolitos de Navidad con galletas en forma de estrella apiladas unas sobre las otras, crea monitos de nieve o incluso un escenario nevado dentro de una esfera. ¡Se verá increíble!TE PUEDE INTERESAR - VIDEO:POSTRES FÁCILESEspejos. Usa espejos como base para servir una entrada hecha con  queso crema o simplemente como centros de mesa. Añade a la decoración velas pequeñas y algunos elementos plateados para completar el diseño de la mesa.Rodajas de tronco de madera o ramas. Para un estilo más rústico puedes usar trozos de madera o ramas pequeñas que estén secas. Úsalos en su color natural o píntalos con aerosol. Para darles un toque más festivo agrega diamantina después de pintarlos.Copas. Usa las copas viejas como candelabros. Ponlas al revés y usa la parte inferior para sostener velas de diferentes tamaños. Dentro de la copa puedes colocar un poco de escarcha o algún adorno que haya sobrado del arbolito.Esferas. Aprovecha las esferas que ya no usas. Agrúpalas y forma un lindo camino de mesa. Para que se mantengan unidas puedes usar un poco de silicón o el alambre con el que se cierra la bolsa del pan.Flores. Aunque puedes usar flores artificiales, te sugerimos usar algunas piezas naturales. Combina la tradicional noche buena con otras flores de tonalidades similares. Agrega unas ramitas de romero para que huela rico. ¿Ya sabes cómo vas a decorar tu mesa para esta cena de Año Nuevo? Compártenos tus ideas en los comentarios.
A nadie le gusta comenzar el año batallando, y menos por dinero. Lo malo es que con las fiestas decembrinas muchos terminaron tan gastados que todo el mes de enero se convierte en un verdadero suplicio. Si tú también te excediste un poquito en el Lupe-Reyes, estos tips te ayudarán a sobrevivir la cuesta de enero. Haz tu presupuesto. Suma todos los gastos y pagos pendientes que tengas que cubrir en enero. Cuando ya tengas el total de tus gastos, réstalo a tus ingresos. Si ves que todavía te sobra algo de dinero, la situación no es tan grave. Pero si ves que quedas en número rojos, ahí sí hay un problema. Si eso sucede, lo mejor que puedes hacer es planear menús diarios para saber cuánto dinero necesitas para poder preparar comida durante el mes o lo que resta de él. Aprovecha los descuentos. En la tan afamada cuesta de enero, las tiendas ofrecen verdaderas gangas en enero. Investiga qué promociones ofrecen los súper mercados o las tiendas departamentales para ver si te conviene comprar. Si tus finanzas están un poco más holgadas, puedes aprovechar los descuentos de enero para hacer compras preventivas.Prepara platillos que sean más rendidores. Concéntrate en usar ingredientes que sean económicos y rindan mucho, como puede ser la pasta o las papas. Existen muchas recetas econcómicas que pueden prepararse y rendir para muchas porciones. Si no tienes ni idea de qué puedes cocinar durante la cuesta de enero, aquí te compartimos algunas opciones:Nopales rellenos en caldillo de jitomateEspagueti a la crema con jamónTaquitos de carne de soya al pastorUsa los ingredientes de la temporada. Siempre será más fácil encontrar variedad de frutas verduras si sabes en qué época del año se dan con mayor facilidad y esto hará que tus menús también sean más variados y no necesariamente más costosos. Para enero te recomendamos preparar recetas que incluyan guayaba, jamaica, mandarina, naranja, tamarindo, tejocote, toronja, así como acelga, betabel, calabacita, coliflor, espinaca, pepino, entre otros.No desperdicies nada. Aunque esto es algo a aplicar durante todo el año y en cualquier situación, te será de mayor ayuda si lo pones en práctica en esta época. Ve al súper o al mercado, y guíate únicamente por las cosas que necesites, por la cantidad de verduras, frutas y carne o pollo que necesites. Si ves que en tu casa te queda alguna fruta que ya está muy madura, úsala para preparar un postre, o hazla mermelada. El chiste es no tirar nada.¿Necesitas más recetas para sobrevivir a la cuesta de enero? Revisa estas opciones: Tacos de Atún al PastorHamburguesitas de Atún con ChipotlePescadillas de Atún Fáciles
Gracias a los resultados casi milagrosos de algunas celebridades, la dieta ketogénica ha adquirido gran popularidad en los últimos años. Pero, ¿sabes a ciencia cierta en qué consiste este régimen? ¿Realmente funciona tan bien como dicen? ¿Qué debes hacer para seguir una dieta keto? Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este régimen. Para empezar: ¿qué es la dieta keto?Esta dieta parte del principio de la cetosis, que es un estado en el que el cuerpo se alimenta prácticamente de grasas. Esto se logra llevando una alimentación alta en grasas, pocas proteínas y muy pocos carbohidratos. ¿Qué se puede comer en la dieta keto?La mayoría de tus alimentos deben basarse en estos ingredientes: Carne: puede ser pollo, pavo, carne roja, salchichas, jamón o tocinoPescados grasosos: salmón, trucha o atúnHuevosLácteos: mantequilla, crema, quesosFrutos secos y semillas: nueces, almendras, chía o semillas de calabazaAceites: de oliva, aguacate o cocoAguacatesVegetales: bajos en caloríasCondimentos: sal, pimienta y especias ¿Qué no se puede comer?Alimentos azucarados: refresco, jugos, smoothies, pasteles, panes, dulcesGranos: trigo, arroz, pasta, cerealesFrutas: excepcionalmente puedes comer un puñado de fresasLegumbres: frijoles, lentejas, garbanzosVegetales: papas, camotes, zanahoriasProductos dietéticos o bajos en grasasAlimentos dietéticos sin azúcarAlcohol ¿Por qué funciona tan bien la dieta keto?Existen muchas razones por las cuales la dieta cetogénica es tan efectiva, sin embargo, las principales son estas:No te mueres de hambre siguiendo este régimen. El consumo de alimentos altos en grasas hace que te satisfagas y no sientas antojos entre comidas.Es un plan que dura solo unas semanas. Debido a la manera en que impacta en el cuerpo, se recomienda seguir esta dieta como máximo tres semanas continuas. A diferencia de otras dietas que incluyen ingredientes especiales o preparaciones específicas, la dieta keto es muy sencilla. Además de ayudarte a bajar de peso, la dieta cetogénica puede mejorar tu estado de salud general. ¿Qué te parece arrancar el año bajando unos kilitos, mientras comes delicioso? Súmate a nuestro Reto Keto. Descarga el recetario AQUÍ.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD