Para qué sirve la avena con agua
Nutrición

Para qué sirve la avena con agua

Por Eloísa Carmona - Mayo 2020
Quizá has notado que algunas personas dejan remojando avena en agua por la noche y a la mañana siguiente, lo beben, pero ¿para qué sirve la avena con agua?

La conocemos bien como desayuno, pero preparada usualmente con leche, ya sea de vaca, de soya o de almendras, o incluso con yogurt y frutas, pero tomar avena con agua no es tan común.

La avena es uno de los cereales más saludables, pues es un grano integral sin gluten y una gran fuente de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes importantes.

Varios estudios han demostrado que la avena tiene muchos beneficios para la salud, entre ellos, pérdida de peso, niveles más bajos de azúcar en la sangre y un menor riesgo de enfermedades del corazón.

Entre sus nutrientes, la avena cuenta con fósforo, magnesio, cinc, hierro, vitamina B1 y vitamina B5, además de que es una gran fuente de carbohidratos y fibra.

Media taza (o sea, 78 gramos) de avena seca contiene unos 51 gramos de carbohidratos, 13 gramos de proteína, 5 gramos de grasa y 8 gramos de fibra, pero sólo 303 calorías.

Así que realmente la avena se encuentra entre los alimentos más ricos en nutrientes que puedes comer.

Entre sus beneficios a la salud, la avena puede ayudar a reducir la presión arterial, pues contiene muchos antioxidantes poderosos, como las avenantramidas.

También funcionan para perder peso, pues la avena te hace sentir más lleno. Lo hace al ralentizar el vaciado del estómago y aumentar la producción de la hormona de saciedad (conocida como leptina).

Y no sólo tiene grandes beneficios para tu organismo si la comes, sino que tiene también varios usos cosméticos para tu piel, sobre todo en cuanto a hidratación.

¿Para qué sirve la avena con agua?

La avena remojada en agua suele ser consumida por personas que quieren bajar sus niveles de colesterol.

Esto se explica por la fibra que contiene la avena, la cual parece reducir la absorción de colesterol del cuerpo por los intestinos.



La avena contiene fibra soluble que reduce la lipoproteína de baja densidad (LDL), conocida como el colesterol “malo”, el cual puede aumentar el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Este tipo de fibra también se encuentra en alimentos como frijoles, coles de bruselas, manzanas, peras, cebada y ciruelas pasas.

Muchos estudios han demostrado que la fibra de betaglucano en la avena es efectiva para reducir los niveles de colesterol total y LDL.

El betaglucano puede aumentar la excreción de bilis rica en colesterol, reduciendo así los niveles circulantes de colesterol en la sangre.
Además, otro estudio reportó que los antioxidantes en la avena trabajan junto con la vitamina C para prevenir la oxidación de LDL.

Gracias a la capacidad del betaglucano para formar un gel espeso que retrasa el vaciado del estómago y la absorción de glucosa en la sangre, la avena también favorece para mantener los de azúcar en la sangre abajo.

Aprovecha todos estos beneficios y usos de la avena, e inclúyela en tu dieta diaria no sólo remojada en agua. Aquí te dejamos algunas ideas.

Pan Fácil de Avena

Galletas de Avena, Linaza y Ajonjolí

Licuado de Manzana con Avena y Canela



Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que no seas el gran experto en vinos pero, sin duda, la temporada decembrina es una época en la que sí se nos antoja probar alguno que vaya bien con nuestros platos principales, porque así podemos hacer que la cena para nuestros seres queridos más cercanos sea aún más especial. Aunque emparejar la comida con vino puede ser una tarea compleja, hay ciertas reglas simples a seguir cuando de maridar vinos se trata, y así lograr un equilibrio entre los componentes de un plato y las características de un vino.  Como pautas generales, el vino debe ser más ácido y más dulce que la comida, por ejemplo; otra regla es que si elijes un vino tinto, este combinará mejor con una carne de sabor intenso, como la roja, mientras que los vinos blancos van mejor con carnes de sabor ligero, como el pescado o el pollo. Sin embargo, al momento de comprar tu vino es difícil saber si será más ácido o más dulce, porque las etiquetas suelen sólo decirnos la uva de la que se trata y probablemente no lo has probado o aún no logras distinguir bien estas características al degustar uno. Lo más sencillo sería que alguien te dijera el vino exacto que va bien con tu plato fuerte, ¿no crees? Si esto es lo que buscabas, esta será la guía más sencilla que puedas encontrar para combinar tus platos fuertes con un vino específico esta Navidad o para tus próximas cenas decembrinas, porque no sólo te decimos las características de su sabor, sino que además te recomendamos un platillo especial para maridarlo y crear tu menú.1. Lomo de cerdo con vino espumoso. Si ya sabes que vas a cenar un lomo de cerdo relleno, entonces un vino espumoso Gavioli Lambrusco irá muy bien con tu receta, porque su sabor delicado y semidulce está equilibrado por la frescura y sabor de frutos rojos, lo cual combinará sin problemas con la carne roja del lomo. Este vino va frío (idealmente a una temperatura de 8 a 10 °C), así que te recomendamos refrigerarlo antes de servirlo. 2. Lasaña con vino tinto. El Montefiori Reserva Especial Nebbiolo será el vino más adecuado si para tu cena eliges hacer una deliciosa lasaña a la boloñesa, pues su salsa con jitomate y su queso gratinado combina muy bien con este vino especial, en el que predominan los sabores de frutos rojos y jamaica, con un sutil toque de romero. 3. Pasta con mariscos y champagne. La pasta que te proponemos incluye mariscos como camarones, calamares, almejas, y una salsa cremosa infalible en cualquier paladar que combinará perfecto con este champagne Roederer Brut Premiere, el cual tiene un sabor fresco, con notas de fruta tropical, miel y cítricos. 4. Fresas con chocolate y champagne. Para un menú completo y con broche de oro como cierre, prepara unas fresas con chocolate de la manera más fácil que puedas encontrar con nuestra receta y combínalas con Champagne Taittinger Brut Reserve, un vino delicado con sabores a fruta fresca y miel, traído de Francia y elaborado con mucha tradición. Con estas 4 ideas, seguro armarás un menú no sólo muy especial y sabroso para tu cena, sino que además, bien maridado. Todos estos vinos tienen una gama de precio accesible y puedes encontrarlos ya en Liverpool sin tener que salir de casa pues te los pueden entregar a domicilio o bien puedes recogerlos en los módulos especiales aprovechando el servicio Click & Collect. Ahora que si quieres adquirirlos directamente en tu tienda más cercana ten la tranquilidad de que comprarás en un lugar que cumple con todas las medidas de seguridad.Agasaja a los tuyos de una manera diferente pero siempre llena de cariño para pasar felices fiestas con una cena bien combinada, incluso si no eres un experto en vinos.
Los recuerdos son un montón de ladrillos que toman forma de edificación, de castillo de Disney, apenas se les pone unos kilómetros de distancia. En la comida este kilometraje se remonta a la niñez. Los platos que nos marcaron tienen como ambientación un momento de familia, una olla grande y un gesto de cariño dirigido a nosotros. Hay un narrador –mejor si tiene voz de Morgan Freeman–, y por supuesto, una abuela, una madre o alguien con quien pudimos establecer una conexión profunda. Que si aquella comida que recordamos con las vísceras y el corazón sabía rico sólo el universo lo sabe. Aquí es donde la distancia juega su truco. En los platillos entrañables hay algo de engaño que es al mismo tiempo un mantra sanador: sabe a un momento en el que nos sentimos queridos. Nos saben a amor. Nos saben a hogar. La nostalgia parece teñir de sepia y de rosa la memoria y con ello, los sabores y las vivencias pierden su nitidez. Por supuesto, esta emoción tiene la potencia de dejarnos tatuado el nombre de ese platillo que trataremos de replicar, buscar e interpretar en lo que cocinamos, comemos y compartimos. Yo no tengo una receta entrañable y especial. Tengo varias. Está el mole verde de mi abuelita y la sopa de tomate de mi mamá. Pero en el necio ejercicio que es recordar, he descubierto que en el amor a mis platillos favoritos no pesa tanto la complejidad de la receta como el tamaño del recuerdo. El mejor ejemplo que se me ocurre es el sencillo sándwich de frijoles refritos, queso Gouda y chipotle que mi papá asaba cada mañana en una sandwichera para que yo me lo llevara a la escuela. No sonaba la campana del recreo y yo ya me había comido dos de ellos –sí, dos–. El tema es que siempre he gozado de buen apetito y simplemente uno no le alcanzaba a mis ganas. A mi papá le dije una mentira piadosa. Le conté que a mis amigas les gustaba tanto mi sándwich que, mordida a mordida, me dejaban sin comer. La verdad es que yo prefería la culpa al hambre y sinceramente sus sándwiches me sabían a gloria. Él, un padre sumamente protector, comenzó a mandarme dos. Yo simplemente me los devoraba. Si alguien me pedía una mordida, me lo pensaba. Como mi historia, las recetas más especiales tienen la fuerza de hacernos sonreír y evocar cada sabor, cada sensación, como si estuviéramos ahí. Un sabor termina siendo una Polaroid, un puente al pasado y, al mismo tiempo, un gancho que nos conecta al aquí y al ahora. En Kiwilimón queríamos celebrar eso: el hermoso poder que tiene la comida para conectarnos con lo que más queremos. Por eso creamos un concurso, La Receta del Año. Con él queremos conocer las anécdotas detrás de las recetas que amas. Compártenos tu receta favorita y escribe junto a ella el relato de por qué es tan especial para ti. Al final premiaremos las mejores con una hermosa vajilla (con valor de más de 10 mil pesos), para que puedas perpetuar los recuerdos y vivencias. No sólo eso: serás parte de nuestro recetario del año y verás en video tu receta firmada con tu nombre.Para descubrir las bases de este concurso, checa esta nota o este video y si te quedan dudas, escríbenos por favor a chefkiwilimon@gmail.com. Anímate a compartir lo que más te gusta. Estoy segura de que la Receta del Año de Kiwilmón la tienes tú. Sube tu receta y su historia especial con el hashtag #Larecetadelaño desde tu cuenta en Kiwilimón y si aún no tienes, regístrate aquí.
La temporada de mandarina está llena de color, sabor y propiedades maravillosas para la salud, ya que estos deliciosos cítricos poseen grandes cantidades de agua, fibra, antioxidantes y es de las frutas con menos azúcar. ¡Conoce más y sácale todo el jugo a estos x beneficios de la mandarina! Mandarinas para reforzar el sistema inmunológico De acuerdo a información del San Francisco Gate, una de las grandes propiedades de la mandarina es su alto contenido en vitamina C y vitamina A, las cuales estimulan la formación de anticuerpos para reforzar el sistema inmunológico, ayudando a combatir gripes, catarros y otras enfermedades infecciosas. Fortalece el sistema digestivo y la flora intestinal con mandarinaComo mencionamos al principio, la mandarina tiene grandes cantidades de fibra, especialmente en la parte blanca que recubre los gajos. Gracias a ésta, se fortalece el sistema digestivo, ayuda a limpiar la flora intestinal y combate problemas de estreñimiento. Mandarinas para el envejecimiento Las mandarinas también contienen importantes antioxidantes como los flavonoides, los cuales combaten los radicales libres que dañan las moléculas y envejecen las células. Éstos también estimulan la regeneración de las células, cuidando la piel. Ayudan a controlar la presión arterial Otra de las propiedades de las mandarinas, es que destacan al tener minerales como el potasio, que es conocido por ayudar a disminuir la presión arterial. Gracias a este componente en las mandarinas, el flujo de sangre mantiene estable, ayudando a controlar la presión arterial. Ya sea en jugo, al natural, en ensaladas o postres, no olvides consumir, disfrutar y aprovechar todos los beneficios de las mandarinas.
El ginseng ha sido popular como suplemento alimenticio, pero más allá de las cápsulas, también puedes tomarlo de manera natural, en té por ejemplo, y aprovechar sus beneficios de igual forma.Un poco parecido al jengibre, el ginseng es la raíz de plantas del género Panax, las más cultivadas son el ginseng americano (Panax quinquefolius) y el ginseng asiático (Panax ginseng), caracterizadas típicamente por la presencia de ginsenósidos y gintonina, a los cuales debe sus propiedades medicinales.Para qué sirve el ginsengEl ginseng americano y el asiático varían en su concentración de compuestos activos y sus efectos en el cuerpo, pero se cree que el ginseng americano actúa como un agente relajante, mientras que la variedad asiática tiene un efecto vigorizante.Entre las propiedades del ginseng, podemos mencionar las siguientes:Antioxidante que puede reducir la inflamación. Algunos estudios han demostrado que los extractos de ginseng y los compuestos de ginsenósido podrían inhibir la inflamación y aumentar la capacidad antioxidante de las células. Puede beneficiar la función cerebral. El ginseng podría ayudar a mejorar las funciones cerebrales como la memoria, el comportamiento y el estado de ánimo, pues algunos estudios han mostrado que componentes como los ginsenósidos y el compuesto K, podrían proteger el cerebro contra el daño causado por los radicales libres. Además, otros estudios encontraron efectos positivos sobre la función y el comportamiento del cerebro en personas con enfermedad de Alzheimer.Puede estimular el sistema inmunológico. Algunos estudios que exploran sus efectos sobre el sistema inmunológico se han centrado en pacientes con cáncer sometidos a cirugía o tratamiento de quimioterapia.Aunque varios estudios muestran mejoras en los marcadores del sistema inmunológico en personas con cáncer y se ha estudiado el extracto de ginseng para mejorar el efecto de las vacunas contra enfermedades como la influenza, se necesita más investigación para demostrar su eficacia para aumentar la resistencia a las infecciones en personas sanas.Puede combatir el cansancio y aumentar los niveles de energía. El ginseng puede ayudar a combatir la fatiga y mejorar la actividad física al reducir el daño oxidativo y aumentar la producción de energía en las células.Té de ginsengLa raíz de ginseng se puede consumir de muchas formas, ya sea cruda o cocinada al vapor para ablandarla. La forma más fácil y común es hacer té de ginseng, simplemente agrega agua caliente al ginseng recién cortado y déjelo reposar durante varios minutos; puedes endulzar con miel, si lo deseas.También se puede agregar a recetas de sopas, por ejemplo. En cuanto al extracto, este se puede encontrar en forma de polvo, tableta, cápsula y aceite, y lo más importante es buscar uno estándar que contenga 2 a 3% de ginsenósidos totales y tomarlo antes de las comidas para aumentar la absorción y obtener todos los beneficios.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116