¿Por qué es tan dañina el azúcar?
Nutrición

¿Por qué es tan dañina el azúcar?

Por Kiwilimón - Enero 2015
El azúcar es uno de los alimentos más consumidos por el ser humano, ya que libera serotonina en nuestros cerebros haciéndonos sentir bien, animados y hasta eufóricos; los expertos dicen que puede llegar a ser tan adictiva como una droga. Siglos atrás era un lujo que pocos podían tener, hoy es sumamente barata y se encuentra en la mayoría de los productos procesados; desde los mas obvios, como chocolates y caramelos, hasta los menos pensados como el puré de jitomate. Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó reducir el consumo de azúcar ante el incremento de 300% en su consumo durante los últimos 50 años. El alto consumo de azúcar está asociado a múltiples enfermedades modernas como las diabetes, la obesidad y el cáncer, así como a padecimientos cardiovasculares, del hígado y dentales como las caries. Los azúcares no sólo se encuentran en alimentos procesados, también están presentes en frutas, cereales, leche, etcétera. Sin embargo, las consecuencias dañinas para nuestra salud radican en los azúcares industrializados, ya que al no estar acompañados de otros nutrientes se convierten en “calorías vacías”, las cuales son absorbidas rápidamente por el torrente sanguíneo aumentando drásticamente los niveles de glucosa y triglicéridos en la sangre. Al comprar alimentos procesados es importante leer las etiquetas ya que ahí encontraremos toda la información necesaria sobre lo que contienen, pero ¡cuidado!, que no te vean la cara pues llaman al azúcar con nombres diferentes, la llaman: Glucosa, Dextrosa, Sacarosa, Fructuosa, Jarabe de Maíz, Jarabe de Maíz de Alta Fructuosa, Levulosa, Lactosa y Maltosa. Así que siempre que veas las etiquetas y leas esos nombres extraños que no tienes idea que son, intenta investigar de que se trata. Como regla general, recomendamos que al comprar productos procesados estos no contengan más de cinco ingredientes y ten cuidado si los nombres de estos parecen trabalenguas, mejor compra productos con ingredientes que reconozcas y sepas que son sanos. Para no consumir tanta azúcar hay otras opciones en el mercado que son naturales y que no tienen tantas repercusiones en la salud. Por ejemplo: Stevia Sin duda es el sustito al azúcar más buscado actualmente por las personas que cuidan de su salud. Esta planta que endulza nuestras preparaciones no contiene calorías, por lo tanto no sube los niveles de glucosa en la sangre y llega a endulzar hasta 300 veces más que el azúcar común. Miel Este endulzante está en nuestras mesas desde hace siglos atrás y fue sumamente importante en Europa hasta el siglo XVI, cuando el azúcar se volvió mas accesible. Esta aporta un gusto único a los platillos que endulza y puedes conseguirla de diferentes sabores. Ojo, ésta si contiene calorías pero endulza 1.5 veces más, por lo que necesitarás menor cantidad. Jarabe de agave Este tiene un índice glucémico bajo, es decir el nivel de glucosa que tenemos en la sangre después de haber consumido un alimento, lo que convierte al jarabe en una opción más saludable. Miel de maple Este es un extracto concentrado de la savia del árbol de maple, tiene un sabor extraordinario yendulza 1.5 veces más que el azúcar regular. Cuidado al comprarlo pues normalmente venden jarabe de maíz y colorante, así que asegúrate que sea 100% miel de maple. Piloncillo Aunque es un derivado de la caña, al igual que el azúcar de mesa, el piloncillo tiene menos refinamiento y contiene vitaminas y minerales. Se podría decir que es una especie de azúcar integral. El sabor dulce en los alimentos es algo que siempre nos ha atraído, pero en el caso del azúcar es mejor consumirla en moderación ya el exceso en su consumo trae consecuencias muy graves, una de ellas la obesidad. Dicho sea de paso, recientemente nuestro país arrebató el primer lugar de países con mayores índices de obesidad a Estados Unidos, un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Ver nota original aquí.

Recetas recomendadas

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que son puntos de encuentro para las personas, en los que se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la Ciudad de México, en cada colonia nos podamos encontrar al menos uno, cuyo colorido y diversidad te va a enamorar. Pero hay algunos mercados que por su trascendencia y prestigio tienes que conocer y visitar.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Visitar el Mercado de Jamaica es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ahí se ofrecen unos cinco mil tipos de flores y plantas; sin embargo, no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado.La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación de metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sinfín de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. También encuentras animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos. De hecho, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Por ejemplo, carne de león, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si aún no conoces estos lugares especiales, ¡tienes que visitarlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
Lograr un capeado perfecto es un arte y como en todas las cosas que valen la pena, hay que ponerle un poco de esfuerzo para lograrlo.¿Qué es el capeado?En la cocina mexicana, “capear” se refiere al proceso de cubrir un elemento con claras de huevo batidas, que posteriormente se fríe en aceite hasta que esté ligeramente dorado.Si aún no has probado prepara unos camarones o un chile relleno con esta técnica, o no has logrado esa textura que le dará un delicioso sabor a tus platillos, estos son los mejores tips para un capeado perfecto.BateSepara las claras de dos huevos en un recipiente y comienza a batirlos con un globo, batidora o a mano con un tenedor hasta dejarlas a punto de nieve, que es cuando se espesan hasta que parece espuma blanca y se forman picos consistentes. Una vez que llegue a esta consistencia agrégale unas gotas de limón para evitar que se corte. Las claras deben estar a temperatura ambiente.AgregaTras lograr el punto de nieve o punto de turrón, agrega las dos yemas del huevo y continúa batiendo por algunos minutos, para así complementar la mezcla. Posteriormente, añade una pizca de fécula de maíz para lograr una mezcla resistente. Es muy importante que no dejes de batir mientras añades estos ingredientes. EspolvoreaAntes de capear el alimento debes de revolcarlo sobre un poco de harina. Ya que esté bien cubierto, ahora sí puedes sumergirlo en la mezcla del huevo; déjalo remojando unos 15 segundos y échalo al sartén para freír.AceiteAntes de que introduzcas lo capeado al sartén, debes de asegurarte de que tienes la suficiente cantidad de aceite, pues debe cubrir por completo el alimento, para que se fría adecuadamente. Por otro lado, el aceite debe estar a alta temperatura para lograr una buena fritura y que el capeado no lo absorba tanto.Para terminar, en un plato coloca papel de estraza, servilletas o algún material que te ayude a absorber el aceite extra de tu alimento. Cuando esté completamente seco podrás servirlo y llevarlo a tu mesa para disfrutar de tu estupenda labor. Con estos tips, seguramente triunfarás la próxima vez que sirvas un alimento que necesite capearse. ¿Ya ves que no es tan complicado?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD