Propiedades del té negro: para qué sirve y cómo se toma
Nutrición

Propiedades del té negro: para qué sirve y cómo se toma

Por Eloísa Carmona - Julio 2020
El té negro es una de las bebidas más populares en todo el mundo, pues entre sus propiedades cuenta con cafeína, antioxidantes y flavonoides, por ejemplo, además de que sirve para mejorar la atención.

Está hecho de las hojas de un arbusto llamado Camellia sinensis y a través de un proceso llamado oxidación (donde las hojas son expuestas a aire húmedo y rico en oxígeno) consigue su color negro parduzco.

¿Para qué sirve el té negro?

El uso más común del té negro es para estar alerta y tener energía, por lo que muchas personas lo toman en lugar del café. Además, existe suficiente evidencia científica que demuestra que sí funciona de esta forma, pues el té negro contiene cafeína y también un poco de una sustancia estimulante llamada teofilina. Ambos pueden acelerar tu ritmo cardíaco y hacerte sentir más alerta.

Otra de las propiedades del té negro es que está lleno de polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger tus células del daño del ADN y que sirven para ayudar a prevenir diversas enfermedades, sobre todo relacionadas con el corazón.

De acuerdo con la evidencia científica, los antioxidantes en el té negro pueden reducir la aterosclerosis (arterias obstruidas), especialmente en las mujeres y también pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardiovascular.

Como sucede con muchos otros elementos naturales, el té negro aún requiere de mucha más investigación para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios, pero hasta ahora, hay indicios de que beber té negro regularmente puede ayudar también a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, cálculos renales, enfermedad de Parkinson y osteoporosis.

Cómo se toma el té negro

Cuando se habla de beber una cantidad moderada de té negro, esto por lo general se refiere a tomar de una a cuatro tazas al día. Por lo general, se encuentra fácilmente en los supermercados y puedes beberlo caliente o frío para obtener sus beneficios.

Para evitar efectos secundarios indeseados relacionados con la cafeína, se recomienda no tomar más de cuatro o cinco tazas al día, pues podría provocar ansiedad y dificultad para dormir, respiración agitada o dolor de cabeza, entre otros.

Aparte de eso, el té negro es un gran aliado para cuando buscas una bebida energética sin endulzar y con menos cafeína que el café.

Su sabor es fuerte y único, así que no tomarlo será igual de fácil que aprovechar sus beneficios.

Prueba el té de canela para aprovechar beneficios antioxidantes, al igual que con el té verde o el té negro.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
pablo gonzalez
29/07/2020 23:18:48
MUY BUENO
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La feijoada, que en español tiene una traducción literal de “frijolada”, es uno de los platillos emblemáticos de la gastronomía brasileña, el cual obviamente es un platillo con frijoles, complementado con carne de cerdo generalmente seca.Como muchos otros platillos nacionales del mundo, la feijoada tenía como fin sacarle provecho a los restos de cerdo; en la actualidad, es una comida tan famosa y reconocida, que ya es más bien un platillo gourmet.Su origen viene de Europa, en específico de Portugal, y la fusión de culturas que se produjo. Entre sus primeras apariciones en textos gastronómicos, se puede mencionar el libro de Luís da Câmara Cascudo titulado História da Alimentação no Brasil (Historia de la alimentación en Brasil), donde se habla sobre los orígenes de la feijoada.Así, el origen de la feijoada está también ligado a la esclavitud y se dice que estos esclavos africanos que los portugueses llevaron a Brasil, obligados a servirlos, recogían lo que sobraba de los festines y lo mezclaban con frijoles negros. Esto dio como resultado algo así como la primera versión de la feijoada.Ya que sus ingredientes son pocos, comunes en Brasil y su preparación es sencilla, la feijoada es además un platillo económico, que hoy en día sigue siendo muy consumido por los brasileños, pero para ellos, los días tradicionales para comerlo suelen ser los miércoles y los sábados, pues esos días no faltan en los menús de los restaurantes o en las reuniones familiares.¿Has probado la feijoada? Puedes prepararla en casa con nuestra receta si te ha despertado la curiosidad y contarnos qué tal te pareció o si conoces más de su origen en los comentarios.
El final de quincena siempre es pesado para nuestros bolsillos, así que si quieres ahorrarte unos cuantos pesos sin descuidar tu alimentación, existen siempre algunas opciones que te llenarán la barriga y te dejarán el corazón contento. Disfruta de estas recetas fáciles y económicas para saber qué hacer de comer con 50 pesos. Recetas de atún en lata El atún en lata es ese comodín que siempre nos salva cuando no tenemos mucho presupuesto para cocinar, ya que es un alimento versátil que se puede combinar con muchos otros ingredientes económicos. ¡Elige cualquiera de estas deliciosas recetas con atún! Calabacitas rellenas de atún Tostadas de salpicón de atún con kaleTortitas de papa con atún y queso fresco  Albóndigas con atún al chipotle Recetas con carne de cerdo Además de ser económica y fácil de conseguir, la carne de cerdo es un alimento delicioso y nutritivo que también puede salvarte en cualquier momento en que te falte el dinero. Por eso te sugerimos estas ricas opciones que no te tomarán mucho tiempo. Tacos de milanesa de cerdo  Chuletas de cerdo en salsa poblana  Carne de cerdo en pipián con calabazas  Recetas con papa Por supuesto no puede faltar tu tubérculo favorito, la papa, el cual es un alimento muy barato que puedes conseguir en cualquier tiendita de abarrotes o mercado y sirve para cocinar diversos platillos económicos y deliciosos. ¿Listo para las mejores recetas con papa? Papas rellenas de ensalada de polloFlautas de papa con chorizo  Croquetas de atún con papa al chipotle  ¿Ya ves que si se puede hacer de comer con 50 pesos?
El limoncillo, también conocido como hierba de limón, es uno de los secretos mejor guardados de las abuelitas, ya que éste cuenta con múltiples propiedades que ayudan al cuerpo a fortalecer el sistema inmune, mejorar la digestión y mucho más. Si quieres sacarle todo el provecho a esta increíble planta, entonces debes conocer para qué sirve el té de hierba de limón. Beneficios del té de hierba de limón Té de hierba de limón para la cabeza De acuerdo a estudios realizados por la Universidad de Griffith de Australia, esta planta medicinal provoca un maravilloso efecto analgésico y antiinflamatorio que reduce el nivel de dolores de cabeza o migrañas. La hierba de limón ayuda al sistema cardiovascular Al tener alto contenido de potasio, el limoncillo ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares ya que reduce la tensión en los vasos sanguíneos. También ayuda a mejorar la circulación, la tensión en el corazón y controla los niveles de colesterol malo. Olvídate de la fiebre con limoncillo De igual manera, otros estudios han demostrado que el té de hierba de limón tiene propiedades antipiréticas, en otras palaras, ayuda a regular la temperatura corporal y reduce la fiebre. Té de hierba de limón para el sistema inmunológicoTal como indica el portal médico Hola Doctor, el té de hierba de limón incrementa tus niveles de antioxidantes y te defiende de los radicales libres. Además tiene propiedades antimicrobianas muy fuertes que te ayudan a combatir gérmenes comunes. Té de limoncillo para mejorar la digestión La hierba de limón contiene un importante compuesto conocido como citral, el cual ayuda a regular la digestión al repoblar el colón de bacterias beneficiosas para su salud. Esto ayuda contra la acidez estomacal, la distensión abdominal, los vómitos o el estreñimiento. ¿Ya preparaste tu tacita para aprovechar todos los beneficios del té de hierba de limón?
Las decisiones, o las cargamos o las arrastramos. En el caso de la comida, las decisiones que tomamos sobre qué, cómo y cuándo alimentarnos nos habitan bajo la piel. Le dan forma a nuestro cuerpo físico, aunque al cuerpo mental y al espiritual tampoco pasan desapercibidos. Una comida pesada aletarga las ideas lo mismo que una buena combinación de alimentos da agilidad, claridad y lucidez. Según la sabiduría oriental, el alimento incluso moldea las emociones y determina la forma de procesar lo de fuera y lo de dentro. Al final todo acaba en aquel callejón sin salida que anuncia que sí somos lo que comemos.Si ustedes son como yo y todo el tiempo piensan en comida, a cada instante estarán tomando una decisión. No será ingenua. Mucho menos arbitraria. Algunas veces –la mayor parte– surgirá de una programación añeja: de un juego pavloviano brevísimo entre el estímulo y la reacción. Otras veces, la decisión estará dictada por la necesidad, por la autonomía o la rebeldía hacia el vínculo familiar. La autora Melanie Mühl habla de que hemos aprendido a comer desde el útero materno. La elección será proporcional al tamaño de los lazos que guardamos con mamá, con los ancestros.De ahí que cada dieta sea una biografía con anexos, epílogos, iconografía y tiempo. Las dietas –en el sentido literal– atesoran los ingredientes cotidianos, las recetas y las preparaciones que se convierten en el acervo de las papilas gustativas. Esa biblioteca sápida que guardamos en el cerebro y el corazón es la voz que pide sin chistar “unas enchiladas rojas” –no unas verdes, no una carne en su jugo, no una hamburguesa vegana– en un restaurante. Determina cuál es nuestro pasillo favorito en el súper, el antojo que nos despierta por las noches, lo que ponemos al plato frente a nuestros hijos. Ante tales condicionamientos parecería imposible cambiar de hábitos alimenticios. Sin embargo, la solución es tan simple como anclarse al presente. Esa es la verdadera decisión. Con ella pasamos de ser esclavos de la comida a ser libertarios en conciencia. Sólo basta un diálogo, un aterrizaje sobre las plantas de los pies para saber lo que realmente quiere, necesita y anhela el cuerpo. “Este soy yo. Esto es lo que quiere comer mi cuerpo”. Comer en conciencia nos hace tomar mejores decisiones sobre lo que termina en el plato y la boca. Y como en cualquier otra relación de amor, lo vital es la comunicación: ¿Realmente necesito este pedazo extra de pastel? ¿Ya quedé satisfecho? ¿Se me antoja esa cerveza? Puede que la respuesta sea sí y está bien.A partir de habitar el organismo y escuchar sus necesidades auténticas, la dieta puede ser tan holgada y liviana como queramos, sobre todo si tenemos salud. Y aunque una enfermedad parezca menguar el recorrido, la conciencia sobre el cuerpo nos reconciliará con ese sabio interno que no pide más que apoyo en las buenas y en las malas. Sea cual sea tu caso, en Kiwilimón nos hemos tomado en serio el tema de la salud. Nuestra decisión es comprometernos contigo. Queremos darte las herramientas que te lleven a tomar decisiones de alimentación más conscientes. Queremos acompañarte en los momentos de antojo y en los de conexión con tu organismo; ser parte de tus cenas memorables y de tus mañanas de ayuno; celebrar la saciedad tanto como la dieta; brindar por los platos llenos y por los vacíos. Al final son la misma moneda.La nueva cara de la moneda se llama Kiwi Te cuida. Para esta, nuestra nueva sección en kiwilimon.com, creamos un montón de nuevas recetas y contratamos a un grupo de expertas en diferentes ramas de la nutrición –especialistas en familia, en deporte, en enfermedades crónicas, en dietas restrictivas– que curaron cada dieta, cada porción y cada ingrediente. Le metimos horas hombre y horas corazón al escribir tips y consejos, al confeccionar retos semanales, al programar recetas en las que ahora es posible ver cuántas calorías y valor nutrimental te proporcionan. Nuestro objetivo es que te sientas respaldado; ayudarte en la comunicación con ese ser perfecto que es tu cuerpo y cuidarlo junto a ti cuando así lo decidas. Queremos ayudar a cuidarte, ¿nos dejas?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD