¿Quieres tener piel bonita? Estas frutas y verduras pueden ayudarte
Nutrición

¿Quieres tener piel bonita? Estas frutas y verduras pueden ayudarte

Por Kiwilimón - March 2019

¿Todas las noches te limpias el cutis minuciosamente y siempre usas protector solar? Aunque no lo creas, podrías estar haciendo más para mejorar tu piel. (Y no, no tiene que ver con cremas o lociones). Te explicamos qué alimentos te ayudan a tener una piel radiante. 

Cuando pensamos en piel sana imaginamos que con mantenernos fuera del sol y utilizar cremas corporales estamos haciendo un buen trabajo. Sin embargo, en este caso aplica el dicho “eres lo que comes”, ya que algunos alimentos afectan directamente tu piel debido a los nutrientes que contienen.

¿Qué nutrientes necesitamos para tener una piel sana?

Vitamina A: Una de las vitaminas más importantes en el cuidado de la piel, por ello la mayoría de los productos de belleza la contienen. La vitamina A ayuda a mantener la piel saludable al aumentar la producción de colágeno, fibra encargada de darle elasticidad.

Vitamina C: Esta vitamina no solo ayuda a tu sistema inmunológico, también hace que tu piel se vea sana ya que los antioxidantes que contiene cuidan tu cuerpo de moléculas que dañan el colágeno.

Vitamina E: Esta vitamina también tiene la misma función al proteger el colágeno de tu piel.

Selenio: Este mineral cuidar tu cuerpo de la exposición solar y protege la elasticidad de tu piel.

Omega 3: Los ácidos grasos que contienen Omega 3 ayudan al cuerpo a reducir los químicos que causan inflamación y aceleran el envejecimiento.

¿Qué frutas y verduras ayudan a mantener la piel saludable?

Existen varios vegetales y frutas que contienen estas vitaminas y minerales, la mejor forma de aprovecharlos es combinándolos en una ensalada, jugos (muchos de ellos son ingredientes principales de los jugos detox), aunque también puedes comerlos cada uno por separado.

Frutas:

Vegetales:

Aunque debes recordar una cosa: Entre más sano comas, mejor piel tendrás

Además, tomar suficiente agua, consumir alimentos ricos en zinc (como lentejas), reducir la cantidad de carbohidratos y no subir y bajar de peso de forma constante (esto puede ocasionar arrugas y estrías) son algunas de las recomendaciones para mantener una piel radiante.

Tu piel es un fiel reflejo de tu dieta. Si notas que está reseca o presentas acné cuando normalmente no aparece, entonces revisa qué estás comiendo. Tu alimentación puede estarla dañando.

Califica este artículo
Calificaciones (1)
Sandra Rojas
30/03/2019 10:19:05
wow que wow la la la la aaa
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, pero también durante la lactancia las mamás tienen necesidades nutricionales especiales, debido a la pérdida de nutrientes que sufre a través de la leche materna.Además, los nutrientes presentes en la leche proceden de la dieta de la madre, por lo que para que tanto bebé como mamá tengan la mejor salud y bienestar, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes.¿Qué frutas son buenas durante la lactancia?En principio, puedes comer todo tipo de frutas ya que ninguna es mala durante la lactancia, aunque es cierto que algunas frutas más ácidas o cítricas le pueden caer mal al bebé y causarle gases o diarrea, por lo que debes estar bastante atenta. También debes tomar en cuenta que algunas frutas como la piña, el kiwi y los cítricos pueden cambiar el sabor de la leche y esto podría provocar que la rechace. En cuanto a qué frutas son las mejores, aunque todas son beneficiosas ya que aportan gran cantidad de nutrientes al bebé, se recomiendan las más dulces y fáciles de digerir, como el mango, la pera, el plátano, el melón o la manzana dulce.Además, puedes consumirlas tanto crudas y enteras, como cocidas o al horno. Y si no te gustan mucho las frutas y te cuesta comerlas, opta por hacerte smoothies o jugos con fruta o mezclarlas en las ensaladas, con yogur. Sea de la manera que sea, recuerda que es importante que consumas unas 3 piezas de fruta al día para que tu dieta durante la lactancia y una vez acabe esta sea sana. Además, deberás beber mucha agua , por lo menos unos 2 litros al día, comer verduras, cereales integrales, legumbres, carnes magras, lácteos, pescado o frutos secos para que tanto tú como el bebé puedan estar en las mejores condiciones.
¿Te ha pasado que estabas en una reunión familiar y terminaste con una mancha de vino en tu blusa preferida? Para que no vuelvas a sufrir cuando algo así te suceda, te contamos cómo quitar manchas difíciles como vino, salsa de soya, pasto y comida de bebé de las prendas y por qué es importante usar productos adecuados para cuidar la tela.Primero que nada, cuando vayas a tu súper de confianza, busca productos con ingredientes que brinden varios beneficios como remover las manchas, remover malos olores1, cuidar la tela y además, mantener en buen estado el color de tu ropa. Porque mientras menos productos combines, maltratarás menos tus prendas.Para quitar manchas comunes como las de café, vino, refresco, comida e incluso frutos rojos, lo mejor que puedes hacer es usar un poco de Vanish® OxiAction® Multipower, ya que gracias a su potente oxigeno activo logrará remover las manchas más difíciles junto con tu detergente. ¿Difícil de creer, no?En caso de que seas una persona enfocada en el deporte y constantemente notes que la playera que mejor te amolda empieza a tener olores desagradables, te recomendamos dejar tu prenda de algodón remojando en agua con Vanish® OxiAction® Multipower, que con su fórmula mejorada removerá los malos olores1, quitará la mancha de sudor que tanto trabajo te ha costado y lo mejor de todo, la tela no se dañará. No olvides que es importante leer la etiqueta del producto y de la prenda antes de usar y/o lavar.Recuerda que las manchas en la ropa pueden ser difíciles de quitar, pero jamás será imposible si usas los productos adecuados de la forma correcta, porque más allá de mantener tu ropa limpia, no apagarás el vivo de los colores. Comprueba el poder de Vanish® OxiAction® Multipower el cual remueve manchas, remueve malos olores1 y revive los colores2.CUIDA EL AGUA1Como transpiración, pies y comida en prendas de algodón siguiendo instrucciones de uso en remojo.2En condiciones de lavado a máquina, con el uso de Vanish® de manera habitual en cada lavada.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD