¿Quieres tener piel bonita? Estas frutas y verduras pueden ayudarte
Nutrición

¿Quieres tener piel bonita? Estas frutas y verduras pueden ayudarte

Por Kiwilimón - Marzo 2019

¿Todas las noches te limpias el cutis minuciosamente y siempre usas protector solar? Aunque no lo creas, podrías estar haciendo más para mejorar tu piel. (Y no, no tiene que ver con cremas o lociones). Te explicamos qué alimentos te ayudan a tener una piel radiante. 

Cuando pensamos en piel sana imaginamos que con mantenernos fuera del sol y utilizar cremas corporales estamos haciendo un buen trabajo. Sin embargo, en este caso aplica el dicho “eres lo que comes”, ya que algunos alimentos afectan directamente tu piel debido a los nutrientes que contienen.

¿Qué nutrientes necesitamos para tener una piel sana?

Vitamina A: Una de las vitaminas más importantes en el cuidado de la piel, por ello la mayoría de los productos de belleza la contienen. La vitamina A ayuda a mantener la piel saludable al aumentar la producción de colágeno, fibra encargada de darle elasticidad.

Vitamina C: Esta vitamina no solo ayuda a tu sistema inmunológico, también hace que tu piel se vea sana ya que los antioxidantes que contiene cuidan tu cuerpo de moléculas que dañan el colágeno.

Vitamina E: Esta vitamina también tiene la misma función al proteger el colágeno de tu piel.

Selenio: Este mineral cuidar tu cuerpo de la exposición solar y protege la elasticidad de tu piel.

Omega 3: Los ácidos grasos que contienen Omega 3 ayudan al cuerpo a reducir los químicos que causan inflamación y aceleran el envejecimiento.

¿Qué frutas y verduras ayudan a mantener la piel saludable?

Existen varios vegetales y frutas que contienen estas vitaminas y minerales, la mejor forma de aprovecharlos es combinándolos en una ensalada, jugos (muchos de ellos son ingredientes principales de los jugos detox), aunque también puedes comerlos cada uno por separado.

Frutas:

Vegetales:

Aunque debes recordar una cosa: Entre más sano comas, mejor piel tendrás

Además, tomar suficiente agua, consumir alimentos ricos en zinc (como lentejas), reducir la cantidad de carbohidratos y no subir y bajar de peso de forma constante (esto puede ocasionar arrugas y estrías) son algunas de las recomendaciones para mantener una piel radiante.

Tu piel es un fiel reflejo de tu dieta. Si notas que está reseca o presentas acné cuando normalmente no aparece, entonces revisa qué estás comiendo. Tu alimentación puede estarla dañando.

Califica este Artículo.
Calificaciones (1)
Sandra Rojas
30/03/2019 10:19:05
wow que wow la la la la aaa
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No importa si eres un novato o un experto en la cocina, la acumulación de grasa y suciedad siempre será tu enemigo. Pero, no te preocupes. Eliminar el cochambre es más fácil de lo que crees. Descubre lo sencillo que es mantener toda tu cocina reluciente con estos sencillos pasos. ¿Qué es el cochambre?El cochambre es una capa de grasa y suciedad que se forma en la superficie de la estufa, los sartenes, las ollas y las puertas de los gabinetes. A veces tiene una textura un poco pegajosa, pero cuando ya lleva mucho tiempo puede ser más dura. ¿Cómo quitar el cochambre de la estufa? Para hacer la limpieza correcta de la cocina hay que recordar que la suciedad de este lugar está principalmente compuesta de grasa, por lo que se requiere de productos que ayuden a cortarla. En el caso del cochambre, que es grasa acumulada durante mucho tiempo, es necesario usar métodos un poco más fuertes. En un principio el mismo detergente lava trastes puede ayudar a quitar el cochambre, pero si ya ha pasado demasiado tiempo, tendrás que recurrir a otras técnicas.Remojo y jabón: Calienta un poco de agua y después agrega jabón (puede ser lava trastes). Con un estropajo reparte la mezcla por toda la estufa y deja actuar por algunos minutos. Si el cochambre aún no está muy pegado, te bastará con tallar con el mismo estropajo que usas habitualmente.Vinagre y bicarbonato de sodio: Una mezcla muy efectiva para cortar la grasa es la del vinagre con bicarbonato de sodio. Forma una pasta con estos dos ingredientes y con ayuda de un trapo espárcela sobre la superficie que quieras limpiar. Espera unos 15 minutos y después talla con un estropajo y agua caliente.Estropajo de metal: Te aconsejamos usar el estropajo de metal únicamente cuando el cochambre esté muy pegado en materiales que no puedan rayarse. Pon a remojar la superficie sucia con agua caliente y detergente o bicarbonato de sodio, y después talla enérgicamente con el estropajo. Ojo: no uses este remedio en acero inoxidable o en sartenes de porcelana o antiadherentes.Amoniaco: El amoniaco es un ácido muy potente que ayuda a cortar la grasa fácilmente, pero debes tener mucho cuidado al usarlo. Para empezar, solo debes agregar unas gotas diluidas en agua para limpiar la cocina, y tienes que enjuagar muy bien todo antes de usarlo nuevamente.¿Cómo evitar que se acumule cochambre en la cocina? La manera más sencilla de evitar que salga el cochambre en tu cocina es la limpieza inmediata. Así que te recomendamos que después de cocinar siempre limpies la estufa con un producto desengrasante. Igual, si sabes que vas a ensuciar (por ejemplo, cuando vayas a freír) pon servilletas o papel aluminio para evitar que se salpique la cocina con aceite. No te olvides de limpiar también las puertas y la parte de arriba de los muebles de la cocina. Ahí se acumula mucha grasa, aunque no sea tan evidente. Ahora qu tu cocina quedará más reluciente que nunca, prepara estas deliciosas recetas: Carnitas de BacalaoEmpanadas fáciles de CamarónBarbacoa en Salsa Verde en Olla de PresiónPastel de Tamal con Salsa de Frijol
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
Cocinar puede ser una actividad divertida y hasta relajante. Sin embargo, cuando hay niños involucrados de por medio, esto se convierte en una faena estresante y desafiante. Aprovecha los días libres para involucrar poco a poco a tus pequeños en las labores culinarias. Aquí te compartimos 10 tips que debes seguir cuando cocines con niñosHaz que sea simpleReserva tus recetas especiales, con miles de ingredientes y procesos laboriosos para una ocasión en la que tengas mucho tiempo y no haya que supervisar a nadie más en la cocina.Asigna tareas específicasLos niños, por su curiosidad e inquietud, siempre quieren participar. Déjalos que te ayuden haciendo cosas muy sencillas, como partir la lechuga (con sus manitas, obviamente) o mezclar algo.Organízate antes de empezarNo es lo mismo cuando una sola persona cocina a cuando hay varias manos, sobre todo cuando son de niños. Revisa con anticipación la receta y coloca los  ingredientes en el orden en el que vayan a usarlos.Que sea divertidoA veces el caos surge no tanto por los niños sino por la falta de espacio. Si te es posible, asigna diferentes áreas en tu cocina para que no haya problema y no  se estorben los unos a los otros. Pídele su opiniónEl objetivo de involucrar a los niños es que disfruten cocinar y desarrollen un interés por esto. Si ellos sienten que son parte importante y que pueden tomar  decisiones, será más sencillo que más adelante quieran cocinar solos.Crea tradiciones en torno a la cocinaConvierte cada experiencia en la cocina en un momento muy especial para tus hijos. Tal vez puedes contarles un cuento mientras van preparando la comida o hacer algún juego usando las letras de los ingredientes. Añade poco a poco  de ingredientes nuevosEste tip es buenísimo para los  picky eaters. Si tu hijo es remilgoso y no prueba cualquier cosa, comienza a presentarle nuevos alimentos a través de las recetas. Hazlo poco a poco y de manera sutil para que tu niño no los rechace.No trates de controlar todoOlvídate de mantener tu cocina impoluta y de preparar un platillo perfecto. Cuando cocinas con tus hijos lo más importante es que ellos disfruten la experiencia y comiencen a sentir interés por la cocina.Deja que experimenten con la comidaAdemás de aprender a cocinar, el manipular los alimentos les da la oportunidad a los niños de experimentar con todos sus sentidos. No te enojes si ves que se llevan los deditos a la boca, solo enséñales la importancia de la limpieza en la cocina. Aprovecha para reforzar sus conocimientosCocinar también es una manera de estudiar. Pídeles que te ayuden a leer la receta, que cuenten los ingredientes, que revisen los pasos. Así reforzarás sus habilidades de lectura, comprensión y numéricas.¿Tienes algún otro tip para cocinar con niños? Compártelo en los comentarios.Anímate a preparar estas recetas con tus pequeños:Ensalada cremosa de atúnPay de fresa fácilRica Sandia LocaCarlota de Guayaba
El colágeno es una proteína presente en articulaciones, piel, músculos, y tendones. Su consumo es importante ya que no solo ayuda a combatir la flacidez del rostro y a mejorar el estado del cabello y las uñas, sino que también mejora la masa muscular y fortalece las fibras alrededor de las articulaciones. Si quieres asegurarte de estar consumiendo la dosis diaria recomendada de colágeno (10 g), te recomendamos incluir estos alimentos en tu dieta.Caldo de hueso: Este es uno de los pocos alimentos que contiene colágeno listo para que tu cuerpo pueda usarlo. La mayoría de los ingredientes ayudan a sintetizar el colágeno, mientras que el caldo de hueso en sí mismo ya es rico en colágeno. Salmón :El zinc presente en el salmón ayuda a activar las proteínas que se necesitan para sintetizar el colágeno. Solo recuerda que es mejor consumir salmón salvaje y no el que es criado en piscifactorías.  Alga espirulina: Esta alga es una fuente rica en amino ácidos, como la glicina. Se ha descubierto que la glicina es un componente esencial para la producción de colágeno, así que consumir alga espirulina regularmente puede aumentar el nivel de esta proteína.Cítricos: Como todos sabemos, las naranjas, limones, toronjas y mandarinas son alimentos ricos en vitamina C. Este componente es esencial en la producción de colágeno, ya que ayuda a que los amino ácidos se unan para formar la proteína. Huevos: Los altos niveles de amino ácidos presentes en los huevos, principalmente en las claras, hacen que este alimento sea uno de los más importantes en la producción de colágeno. Semillas de calabaza: Esta es una de las fuentes más ricas en zinc. Su consumo es muy importante debido a que favorece la producción de colágeno sin la necesidad de ingerir alimentos de origen animal.Gelatina: La mayor concentración de colágeno se encuentra en los tendones, ligamentos, cartílago, piel y huesos de un animal. Considerando que la gelatina está hecha a base de estas partes, su consumo asegura una buena dosis de colágeno.Vegetales de hoja verde: Estos alimentos tienen mucha vitamina C, la cual es necesaria para producir colágeno tipo 1, la variedad más abundante de colágeno en el cuerpo. ¿Te gustaría mejorar la apariencia de tu piel o recuperar la salud de tus articulaciones? Puedes comenzar por comer mejor y preparar estas deliciosas recetas y llena tu cuerpo de colágeno de manera natural:Gelatina Mosaico de Carlota de LimónTacos de Salmón enchiladoEnsalada de Papa con Huevo
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD