Te explicamos por qué es bueno comer jengibre
Nutrición

Te explicamos por qué es bueno comer jengibre

Por Kiwilimón - Mayo 2019

El sabor fresco y un poco picante del jengibre combina muy bien con la comida oriental. Sin embargo, esta fabulosa raíz es más que un
ingrediente esencial en la cocina. Ahora te explicamos por qué es bueno comer jengibre e incluirlo en tu estilo de vida diario. 

Mejora la digestión.

Los compuestos fenólicos del jengibre ayudan a aliviar la irritación gastrointestinal. De igual manera, disminuyen las contracciones gástricas y previenen el estreñimiento.

Ayuda a combatir las náuseas.

Masticar un pedacito de jengibre puede disminuir las náuseas tan efectivamente como un medicamento especial para eso. Lo mejor es que puedes consumirlo, aunque estés embarazada.

Puede mejorar la salud cardiovascular.

Aunque aún no se han realizado muchos estudios sobre estas propiedades, se cree que el jengibre puede ayudar a reducir el colesterol,
disminuir el riesgo por coágulos de sangre y mantener el azúcar en niveles saludables.

Reduce el dolor muscular.

Consumir dos gramos diarios de jengibre puede ayudar a reducir el dolor muscular. Aunque su efecto no es instantáneo, sí puede aliviar  significativamente los malestares a nivel muscular.

Controla las molestias de la osteoartritis.

Tomar extracto de jengibre está relacionado con una disminución de dolor y malestar en pacientes con osteoartritis en la rodilla. Su consumo regular puede hacer que se requiera menos medicación para tratar el dolor.

Protege contra úlceras en el estómago.

Estas heridas, presentes en el revestimiento del estómago, son muy dolorosas y pueden provocar desde indigestión hasta fatiga, agruras y malestar estomacal. El consumo de jengibre puede ayudar a evitar la formación de este tipo de úlceras. Recuerda que si tienes padecimientos relacionados, lo mejor es que consultes a un médico para que valore tu salud. 

Disminuye los síntomas de la menstruación.

Aunque depende del organísmo y de la sensibilidad de cada persona, se ha comprobado que el jengibre puede aliviar los dolores menstruales de una manera tan efectiva como el ibuprofeno. Esta raíz hace que tanto la intensidad como la duración del dolor se reduzcan durante la menstruación.

Puede prevenir el desarrollo del cáncer.

Se están realizando estudios para conocer más acerca de los efectos del jengibre en los tejidos cancerosos. Hasta ahora se sabe que los
compuestos del jengibre pueden bloquear el desarrollo de cáncer en los ovarios, páncreas y próstata.

¿Necesitas más razones para comer más jengibre? Estas recetas terminarán de convencerte de incluir este ingrediente en tu  alimentación:

Smoothie de manzana con jengibre y granola

Pollo al jengibre con manzana

Smoothie de mango y jengibre


Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Término medio o bien cocida? ¿Con o sin cátsup? Todos tenemos una hamburguesa favorita diferente y es que son muchísimos los elementos que pueden acompañar a una hamburguesa el tipo de carne, el pan que la envuelve, las guarniciones y hasta los aderezos que preferimos para acompañarlas. En este universo todo se vale y depende enteramente de lo que más te guste, porque las hamburguesas son un platillo que simplemente se creó para hacernos felices en cada bocado. Este KiwiFav se lo dedico a mi hamburguesería favorita: Kitchen 6. Es el gastropub del chef Rodrigo Carrasco, donde expresa su pasión por la carne, las cocciones largas, la cerveza y los buenos momentos con amigos. Inició en la Colonia Condesa, Ciudad de México, y ahora tienen una nueva sucursal en Pedregal, donde también elaboran pizzas al horno con masa madre en colaboración con el chocolatero Mau Montiel. La Pibe, una hamburguesa de sirloin con chimichurri, queso manchego y chorizo argentino fue la primera que pobre en Kitchen 6 y a lo largo de estos diez años no ha dejado de sorprenderme con nuevas combinaciones y estilos, siempre garantizando la calidad de todos sus ingredientes. Prueba La Taquera, elaborada con cordero al pastor, La Gabacha, con mac & cheese y tocino, o la que preparan con un toque de cerveza. Algunos de los clásicos de la casa son las papas K6 con 6 aderezos (mi favorito: el de cuatro quesos), las malteadas y su variada carta de cervezas artesanales. ¡Sigue el proyecto a través de kitche6mx!
Mantener la cocina limpia es esencial, pues es ahí donde preparamos los alimentos que consumimos día con día. Aunque a veces puede parecer tedioso, limpiar tu cocina puede ser muy rápido, fácil y económico, ya que puedes utilizar ingredientes que ya tienes en casa. En kiwilimón te decimos como remover el cochambre de las paredes de la cocina, no podrás creer lo fácil que es. ¿Qué es el cochambre?Según los expertos, el cochambre es una sustancia grasosa o pegajosa que forma una capa sobre la pared de la cocina, la estufa, los muebles, el refrigerador, el microondas y otros electrodomésticos. El cochambre no solo se ve mal, también contribuye a que se acumule la suciedad en la cocina, es por esto que es muy importante que limpies tu cocina de manera regular, pues es la única manera de evitar el cochambre. En kiwilimón te decimos cómo deshacerte de esta mugre acumulada de manera fácil y rápida. También puedes leer: Sencillos pasos para quitar cochambre de una estufa¿Qué puedo usar para quitar el cochambre de la pared?Si la suciedad se ha ido acumulando en las paredes de tu cocina, no te preocupes, puedes usar ingredientes naturales y que ya tienes en casa, pues no es necesario gastar en químicos para que tu cocina rechine de limpia. ¡Aquí te decimos todo lo que necesitas! Bicarbonato de sodioEl carbonato es una excelente opción para quitar la mugre que se ha acumulado en las paredes de tu cocina. Lo mejor de todo es que es económico, rendidor y muy eficaz contra suciedad. Para quitar la grasa más pegada, solo debes mezclar un poco de bicarbonato con un chorrito de jugo de limón. Te sorprenderá lo bien que queda tu cocina. Jugo de limónOtro gran ingrediente natural para limpiar la cocina es el jugo de limón, aunque muchas veces pasa desapercibido. Para quitar la grasa y mugre de las paredes, tan solo tienes que exprimir un par de limones, colocar el líquido en un atomizador y rociar las paredes. Deja que el jugo actúe por unos 15 minutos, talla con una esponja y limpia con un trapo húmedo. Intenta este truco en casa, te sorprenderán los resultados.Vinagre blancoSi tienes vinagre blanco en casa, estás un paso más cerca de decirle adiós al cochambre de las paredes, de una vez por todas. Para limpiar la mugre de la cocina, deberás mezclar el vinagre con un poco de cáscara de limón, luego transfiere la mezcla a un atomizador y deja que repose por un par de días. Una vez que el líquido huela bastante a cítrico, rocía las paredes, deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.También puedes leer: 7 ingredientes naturales para deshacerse de la grasa y cochambre en la cocinaAgua calienteRecuerda que es importante utilizar agua caliente a la hora de limpiar, pues ayuda a remover el cochambre y la mugre más fácilmente.Fécula de maízAunque es más común que utilicemos fécula de maíz para preparar postres y bebidas, este mágico ingrediente también es un gran aliado en la batalla contra el cochambre. Lo único que tienes que hacer es mezclar una cantidad generosa de fécula con un poco de agua, revuelve todo hasta obtener una pasta y aplica sobre la pared. Deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.Dile adiós al cochambre de las paredesSi quieres deshacerte del cochambre utilizando ingredientes naturales y caseros, solo tienes que preparar estos dos limpiadores, son la mejor opción para quitar la mugre y suciedad.Limpiador con vinagreNo hay nada mejor para deshacerte del cochambre que el vinagre blanco. Para este fácil y práctico remedio casero, solo tienes necesitas dos ingredientes. Ingredientes:Vinagre blancoAgua tibiaInstrucciones:Mezcla una taza de vinagre con una taza de agua tibia.Vierte la mezcla en un atomizador.Rocía el líquido sobre las manchas de grasa y cochambre.Deja reposar por 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.También puedes leer: Tips para mantener en orden la alacenaLimpiador con carbonato y limónGracias a su eficacia para remover mugre, grasa, aceite y cochambre, este remedio natural es una gran opción para que tu cocina luzca como nueva. Ingredientes:Bicarbonato de sodioAgua tibiaJugo de un limónAtomizadorInstrucciones:Prepara la mezcla con una taza de carbonato, 2 tazas de agua tibia y el jugo de limón.Revuelve muy bien y coloca el líquido en un atomizador.Aplica la mezcla sobre los muebles de la cocina, el refrigerador, la estufa, el horno, el fregadero o el microondas.Deja reposar por 5 minutos y remueve el cochambre usando una esponja.Limpia con un trapo y deja secar.
¿Término medio o bien cocida? ¿Con o sin cátsup? Todos tenemos una hamburguesa favorita diferente y es que son muchísimos los elementos que pueden acompañar a una hamburguesa el tipo de carne, el pan que la envuelve, las guarniciones y hasta los aderezos que preferimos para acompañarlas. En este universo todo se vale y depende enteramente de lo que más te guste, porque las hamburguesas son un platillo que simplemente se creó para hacernos felices en cada bocado. Este KiwiFav se lo dedico a mi hamburguesería favorita: Kitchen 6. Es el gastropub del chef Rodrigo Carrasco, donde expresa su pasión por la carne, las cocciones largas, la cerveza y los buenos momentos con amigos. Inició en la Colonia Condesa, Ciudad de México, y ahora tienen una nueva sucursal en Pedregal, donde también elaboran pizzas al horno con masa madre en colaboración con el chocolatero Mau Montiel. La Pibe, una hamburguesa de sirloin con chimichurri, queso manchego y chorizo argentino fue la primera que pobre en Kitchen 6 y a lo largo de estos diez años no ha dejado de sorprenderme con nuevas combinaciones y estilos, siempre garantizando la calidad de todos sus ingredientes. Prueba La Taquera, elaborada con cordero al pastor, La Gabacha, con mac & cheese y tocino, o la que preparan con un toque de cerveza. Algunos de los clásicos de la casa son las papas K6 con 6 aderezos (mi favorito: el de cuatro quesos), las malteadas y su variada carta de cervezas artesanales. ¡Sigue el proyecto a través de kitche6mx!
Por lo general, lavar frutas y verduras con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los microbios y posibles patógenos que se encuentren en los productos frescos, pero a veces hay algunos que simplemente nos causan más desconfianza, como las fresas.Los productos frescos pueden albergar bacterias, hongos y otros microbios junto con trazas de productos químicos. Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para ayudar a mejorar la seguridad de las frutas y vegetales.Por ejemplo, aunque parezca un paso sobrentendido, cuando manejemos frutas o en general nuestros alimentos frescos, debemos tener las manos limpias, así que primero debes lavar tus manos con agua y jabón.Otros puntos clave son limitar las cantidades que compras, pues la mayoría de los productos frescos sólo se puede almacenar de dos a cinco días, aunque frutas como las manzanas pueden durar mucho más en temperaturas adecuadas.Por otra parte, aunque lavar los productos antes de guardarlos puede parecer una idea práctica, hacerlo puede promover el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, por lo que es más recomendable esperar y lavar las frutas hasta antes de usarlas. La forma correcta de lavar las frutas sin jabones ni químicosNingún método de lavado elimina por completo o mata todos los microbios que puedan estar presentes en las frutas, pero la ciencia ha demostrado que enjuagar minuciosamente los productos frescos bajo el chorro de agua es una forma eficaz de reducir el número de microorganismos. Además, lavar las frutas también ayuda a eliminar los residuos de pesticidas que puedan tener.Para lavar tus frutas sólo tienes que frotarlas bajo el chorro de agua, para eliminar la suciedad y los microorganismos de la superficie. También puedes sumergirlas en un recipiente limpio lleno de agua y tallarlas ahí, sin usar soluciones de jabón ni de cloro, pues algunas frutas son porosas y podrían absorber esos químicos, y cambiar su seguridad y sabor.Cómo lavar frutas con cáscaras o exteriores durosMuchas veces pensamos que este tipo de frutas, como melones, piñas o naranjas, no requieren ser lavadas, pero es recomendable hacerlo, pues cuando cortas estas frutas, podrías introducir los microbios de la superficie a la parte que te vas a comer, así que procura lavarlos bajo el chorro de agua antes de comenzar a pelarlos o cortarlos. Algunas instituciones de salud pública recomiendan además usar un cepillo limpio para frutas y verduras, con el fin de eliminar de manera más eficaz cualquier patógeno potencial de la piel o cáscara.Manzanas, pepinos y otras frutas firmes: lava bien frotando con tus manos bajo el chorro de agua o pela para eliminar ceras de preservación. Melones: las superficies rugosas y enredadas de algunos tipos de melón son un gran ambiente para microorganismos que se puede transferir a las superficies interiores cuando los cortas, así que para minimizar el riesgo de contaminación, cepille los melones y lávalos bajo el agua corriente antes de pelarlos o cortarlos en rodajas.Frutos rojos: las moras, las fresas o las zarzamoras son conocidas como frutos rojos o bayas, y son extremadamente frágiles, por lo que es importante ser extremadamente cuidadoso con ellas. La forma más fácil de lavar las fresas, moras y demás bayas es colocarlas en un colador y enjuagarlas con un chorro lento de agua corriente. No es recomendable remojarlas, porque los frutos rojos, como las fresas, actúan como una esponja y absorben mucha agua, lo cual afecta tanto su sabor como su textura. En el caso particular de las fresas, no debes quitar los tallos antes de lavarlas, ya que eso creará otra forma de que absorban agua.Melocotones, ciruelas y otros frutos suaves. Lávalos bajo el agua corriente y sécalos con papel o servitoallas.Si para tu paz mental necesitas algo que te haga sentir que estás desinfectando tus frutas, puedes probar con una mezcla de vinagre y agua, libre de químicos. Llena un recipiente grande con 8 tazas de agua, agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana, y remoja ahí durante 15 minutos las frutas y verduras. Después de que haya transcurrido el tiempo, frota suavemente, cuela, seca y listo. Considera evitarlo con las frutas y verduras porosas, para que no cambien ni su sabor ni su textura.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD