¿Te sientes cansado todo el día?
Nutrición

¿Te sientes cansado todo el día?

Por Kiwilimón - Marzo 2015
  Fuente del artículohttp://bit.ly/1GO1qBS Es posible que un día te sientas cansado o cansada porque no has dormido bien, pero cuando esta sensación de agotamiento se repite de manera constante puede que estés frente a un caso de Síndrome de la Fatiga Crónica (SFC). Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), esta enfermedad se caracteriza porque el paciente muestra síntomas de cansancio intenso y continuo que no se alivia con el tiempo de descanso. El doctor Eduardo López, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México y maestro en Fisiología, estima que aunque es difícil atribuir este trastorno a un solo factor o exposición, la evidencia sugiere que pueden estar involucrados la edad, personalidad, factores ambientales o genéticos, que hacen de este padecimiento un diagnóstico de exclusión. Esto quiere decir que hay que descartar algunas enfermedades más frecuentes antes de poder dar un diagnóstico como fatiga crónica, ya que de manera oficial se desconocen las causas. Por otro lado, existen una serie de teorías que consideran que la edad, nivel de estrés genética, problemas en el sistema nervioso o, incluso, el herpes humano pueden ser claves a la hora de desarrollar dicha enfermedad. Según la fundación para la Fibromialgia y el Síndrome de la Fatiga Crónica, se estima que dicha enfermedad la padecen entre un 0.3% y un 0.5% de la población mundial. Además afecta especialmente a mujeres y a adultos jóvenes. Para detectar el SFC, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC) considera que el diagnóstico se debe dar cuando la fatiga dura más de seis meses consecutivos. Asimismo, es necesario descartar enfermedades preexistentes o de sintomatología similar a través de análisis, exámenes del estado físico y mental, y una revisión de la historia clínica. Aunque el principal síntoma del Síndrome de la Fatiga Crónica es inexplicable, las personas que lo padecen experimentan un cansancio tan incapacitante que sus niveles de actividad disminuyen de forma drástica. Aunque la fatiga no es el único síntoma, según el CDC, algunos pacientes pueden presentar otros síntomas que causan más molestia. El cansancio del CFS se acompaña de al menos cuatro de ocho síntomas característicos por al menos seis meses. Estos síntomas incluyen: 1º) Malestar después de un esfuerzo físico o de hacer ejercicio que dura más de 24 horas. 2º) Deterioro significativo de la memoria a corto plazo o concentración. 3º) Dolor en las articulaciones sin inflamación o enrojecimiento. 4º) Dolores de cabeza de un nuevo tipo, patrón o gravedad. 5º) Sensibilidad de los ganglios linfáticos en el cuello o la axila. 6º) Dolor de garganta frecuente o recurrente. Algunos pacientes con SFC pueden experimentar otros síndromes, incluyendo el de colon irritable, depresión u otros problemas psicológicos, así como escalofríos y sudores nocturnos, alteraciones visuales, confusión mental, dificultad para mantenerse erguido, mareos, problemas de equilibrio, desmayos, alergias; sensibilidades a alimentos, olores, productos químicos, medicamentos, o, incluso, el ruido. Alimentos que ayudan a combatir el SFC Cuidar al máximo la alimentación es muy importante ya que, entre otros, puede ser un factor decisivo a la hora de enfrentar y superar la enfermedad. El doctor López recomienda ingerir una serie de alimentos que ayudan a combatir los síntomas: A. Hidratos de carbono complejos: es muy importante que incluyas en tu dieta los carbohidratos, ya que son la principal fuente de energía para el cuerpo. El arroz integral, la cebada o la avena son algunas de las opciones más recomendables. B. Proteínas: las proteínas de origen animal como la carne, el pescado y los huevos contienen un número elevado de aminoácidos esenciales para el cuerpo. Las nueces y los frijoles también son proteínas de buena calidad, pero no en todos los casos contienen los nutrimentos de una dieta que incluye carne. C. Vitaminas y minerales: como es un trastorno que puede estar asociado con el metabolismo, es importante elegir alimentos que mejoren su ritmo. Las frutas y verduras contienen altos niveles de vitaminas y minerales necesarios incluso sin padecer esta enfermedad. El Síndrome de la Fatiga Crónica es una enfermedad a la que hay que ponerle especial atención, por lo que vigilar tu alimentación es indispensable a la hora de combatirlo y prevenirlo.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que no seas el gran experto en vinos pero, sin duda, la temporada decembrina es una época en la que sí se nos antoja probar alguno que vaya bien con nuestros platos principales, porque así podemos hacer que la cena para nuestros seres queridos más cercanos sea aún más especial. Aunque emparejar la comida con vino puede ser una tarea compleja, hay ciertas reglas simples a seguir cuando de maridar vinos se trata, y así lograr un equilibrio entre los componentes de un plato y las características de un vino.  Como pautas generales, el vino debe ser más ácido y más dulce que la comida, por ejemplo; otra regla es que si elijes un vino tinto, este combinará mejor con una carne de sabor intenso, como la roja, mientras que los vinos blancos van mejor con carnes de sabor ligero, como el pescado o el pollo. Sin embargo, al momento de comprar tu vino es difícil saber si será más ácido o más dulce, porque las etiquetas suelen sólo decirnos la uva de la que se trata y probablemente no lo has probado o aún no logras distinguir bien estas características al degustar uno. Lo más sencillo sería que alguien te dijera el vino exacto que va bien con tu plato fuerte, ¿no crees? Si esto es lo que buscabas, esta será la guía más sencilla que puedas encontrar para combinar tus platos fuertes con un vino específico esta Navidad o para tus próximas cenas decembrinas, porque no sólo te decimos las características de su sabor, sino que además te recomendamos un platillo especial para maridarlo y crear tu menú.1. Lomo de cerdo con vino espumoso. Si ya sabes que vas a cenar un lomo de cerdo relleno, entonces un vino espumoso Gavioli Lambrusco irá muy bien con tu receta, porque su sabor delicado y semidulce está equilibrado por la frescura y sabor de frutos rojos, lo cual combinará sin problemas con la carne roja del lomo. Este vino va frío (idealmente a una temperatura de 8 a 10 °C), así que te recomendamos refrigerarlo antes de servirlo. 2. Lasaña con vino tinto. El Montefiori Reserva Especial Nebbiolo será el vino más adecuado si para tu cena eliges hacer una deliciosa lasaña a la boloñesa, pues su salsa con jitomate y su queso gratinado combina muy bien con este vino especial, en el que predominan los sabores de frutos rojos y jamaica, con un sutil toque de romero. 3. Pasta con mariscos y champagne. La pasta que te proponemos incluye mariscos como camarones, calamares, almejas, y una salsa cremosa infalible en cualquier paladar que combinará perfecto con este champagne Roederer Brut Premiere, el cual tiene un sabor fresco, con notas de fruta tropical, miel y cítricos. 4. Fresas con chocolate y champagne. Para un menú completo y con broche de oro como cierre, prepara unas fresas con chocolate de la manera más fácil que puedas encontrar con nuestra receta y combínalas con Champagne Taittinger Brut Reserve, un vino delicado con sabores a fruta fresca y miel, traído de Francia y elaborado con mucha tradición. Con estas 4 ideas, seguro armarás un menú no sólo muy especial y sabroso para tu cena, sino que además, bien maridado. Todos estos vinos tienen una gama de precio accesible y puedes encontrarlos ya en Liverpool sin tener que salir de casa pues te los pueden entregar a domicilio o bien puedes recogerlos en los módulos especiales aprovechando el servicio Click & Collect. Ahora que si quieres adquirirlos directamente en tu tienda más cercana ten la tranquilidad de que comprarás en un lugar que cumple con todas las medidas de seguridad.Agasaja a los tuyos de una manera diferente pero siempre llena de cariño para pasar felices fiestas con una cena bien combinada, incluso si no eres un experto en vinos.
La comida de la temporada decembrina nunca decepciona, ni la local, ni la extranjera, pues así como aquí se nos antoja el ponche, los atoles o el chocolatito caliente, de Europa podemos adoptar el delicioso vino caliente, conocido como vino especiado o mulled wine.Su origen su puede rastrear hasta Roma, durante el siglo II, cuando los romanos viajaban por el continente mientras conquistaban gran parte de él y comerciaban con el resto de Europa. Es así como las legiones trajeron vino y viticultura, junto con sus recetas.En la actualidad, el vino especiado se vende en los mercados europeos durante la temporada invernal, y puedes encontrarlo en Francia, Alemania o incluso en España, y ahora cada vez más se prepara en otras partes del mundo, como Estados Unidos, pues tiene una receta sencilla muy fácil de hacer.Sin importar en dónde estés, te aseguramos que hacer esta receta de vino caliente será un éxito y será perfecto para compartirlo con familia y amigos. Prueba esta receta y no dudes en hacer tus propias mezclas, para lograr el equilibrio perfecto de especias, dulzura y calidez.Mulled wine o vino caliente especiadoLa receta tradicional del vino caliente consiste en vino (generalmente tinto) que se calienta con una mezcla de especias, además de ingredientes opcionales como sidra de manzana y cítricos, y adiciones opcionales (y especiales) como brandy.El mejor vino para hacer mulled wine o vino caliente es uno seco y con cuerpo como un cabernet sauvignon o shiraz, pues estos tipos de vino resistirán los otros sabores y asegurarán que el vino especiado no sea demasiado dulce. Por otro lado, ya que añadiremos varios sabores, lo mejor será usar una botella económica.Para hacerlo necesitarás:Vino tintoSidra MielNaranjaEspecias como canela, anís estrella, clavos de olor y cardamomoBrandyPara hacerlo, primero vierte el vino en una olla grande y calienta a fuego lento. Añade las especias enteras y evita en lo posible usar especias molidas o en polvo, pues si lo haces así, flotarán en el vino. Agrega la sidra de manzana, la naranja en rodajas y mantén la cocción a fuego lento para permitir que las especias infusionen el vino y que los otros ingredientes se unan en una bebida única y deliciosa, hasta que hierva. El brandy, que es opcional, se integra hasta el final, si lo deseas.Al momento de servirlo, puedes decorarlo con una rajita de canela y rodajas de manzana o de naranja y listo.
Tener una buena licuadora en casa es la mejor decisión, pues este electrodoméstico se ha convertido en un básico para las cocinas ya que nos ayuda a acortar tiempos en las mañanas, para el desayuno; en las tardes, a la hora de la comida, o hasta cuando queremos hacer un postre.Por ejemplo, si lo tuyo es lo práctico y nutritivo, los smoothies serán tu mejor aliado por la mañana, solo necesitas una licuadora que sea efectiva para picar el hielo de manera óptima y rápida.Pero además de picar hielo, los beneficios de elegir una buena licuadora llegan hasta adecuarse a los ingredientes que estás licuando y mantener una velocidad ideal para que todo quede perfectamente bien mezclado.Así que si quisieras hacer un postre, como este cheesecake sencillo de yoghurt con mandarina en menos de una hora, una licuadora como la KitchenAid K150 sería muy útil, pues con su función Soft Start el motor arranca a una velocidad más lenta para llevar los gajos de mandarina hacia las cuchillas, sin salpicar la leche y el yoghurt mientras los mezcla.Por otra parte, su control de motor Intellispeed detecta en automático el contenido, para así mantener la velocidad adecuada y darte como resultado una mezcla para cheesecake tersa y homogénea que sólo necesitará de un rato en el refrigerador para cuajar y estar lista.Esta licuadora KitchenAid K150 tiene muchas cualidades que la distinguen del resto, como su jarra resistente de policarbonato que rinde para 1.4 litros, muy útil si estás preparando algo para toda la familia, o su vaso individual para que no tengas que lavar toda la jarra en las mañanas, después de solo hacerte un licuado o smoothie, además de que cuenta con una función de ajuste para triturar hielo en menos de 10 segundos.Ya sea que busques el frappé casero perfecto o quieras tener mezclas, para sopas, salsas o postres, perfectas, esta licuadora podría ser la mejor elección para ti, encuéntrala hoy en Liverpool.
Puede que no seas el gran experto en vinos pero, sin duda, la temporada decembrina es una época en la que sí se nos antoja probar alguno que vaya bien con nuestros platos principales, porque así podemos hacer que la cena para nuestros seres queridos más cercanos sea aún más especial. Aunque emparejar la comida con vino puede ser una tarea compleja, hay ciertas reglas simples a seguir cuando de maridar vinos se trata, y así lograr un equilibrio entre los componentes de un plato y las características de un vino.  Como pautas generales, el vino debe ser más ácido y más dulce que la comida, por ejemplo; otra regla es que si elijes un vino tinto, este combinará mejor con una carne de sabor intenso, como la roja, mientras que los vinos blancos van mejor con carnes de sabor ligero, como el pescado o el pollo. Sin embargo, al momento de comprar tu vino es difícil saber si será más ácido o más dulce, porque las etiquetas suelen sólo decirnos la uva de la que se trata y probablemente no lo has probado o aún no logras distinguir bien estas características al degustar uno. Lo más sencillo sería que alguien te dijera el vino exacto que va bien con tu plato fuerte, ¿no crees? Si esto es lo que buscabas, esta será la guía más sencilla que puedas encontrar para combinar tus platos fuertes con un vino específico esta Navidad o para tus próximas cenas decembrinas, porque no sólo te decimos las características de su sabor, sino que además te recomendamos un platillo especial para maridarlo y crear tu menú.1. Lomo de cerdo con vino espumoso. Si ya sabes que vas a cenar un lomo de cerdo relleno, entonces un vino espumoso Gavioli Lambrusco irá muy bien con tu receta, porque su sabor delicado y semidulce está equilibrado por la frescura y sabor de frutos rojos, lo cual combinará sin problemas con la carne roja del lomo. Este vino va frío (idealmente a una temperatura de 8 a 10 °C), así que te recomendamos refrigerarlo antes de servirlo. 2. Lasaña con vino tinto. El Montefiori Reserva Especial Nebbiolo será el vino más adecuado si para tu cena eliges hacer una deliciosa lasaña a la boloñesa, pues su salsa con jitomate y su queso gratinado combina muy bien con este vino especial, en el que predominan los sabores de frutos rojos y jamaica, con un sutil toque de romero. 3. Pasta con mariscos y champagne. La pasta que te proponemos incluye mariscos como camarones, calamares, almejas, y una salsa cremosa infalible en cualquier paladar que combinará perfecto con este champagne Roederer Brut Premiere, el cual tiene un sabor fresco, con notas de fruta tropical, miel y cítricos. 4. Fresas con chocolate y champagne. Para un menú completo y con broche de oro como cierre, prepara unas fresas con chocolate de la manera más fácil que puedas encontrar con nuestra receta y combínalas con Champagne Taittinger Brut Reserve, un vino delicado con sabores a fruta fresca y miel, traído de Francia y elaborado con mucha tradición. Con estas 4 ideas, seguro armarás un menú no sólo muy especial y sabroso para tu cena, sino que además, bien maridado. Todos estos vinos tienen una gama de precio accesible y puedes encontrarlos ya en Liverpool sin tener que salir de casa pues te los pueden entregar a domicilio o bien puedes recogerlos en los módulos especiales aprovechando el servicio Click & Collect. Ahora que si quieres adquirirlos directamente en tu tienda más cercana ten la tranquilidad de que comprarás en un lugar que cumple con todas las medidas de seguridad.Agasaja a los tuyos de una manera diferente pero siempre llena de cariño para pasar felices fiestas con una cena bien combinada, incluso si no eres un experto en vinos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD