Top 5: ingredientes a comer cuando quieres embarazarte

Por Kiwilimón - Octubre 2014
¿Has decidido tener un bebé? Es una gran experiencia, pero debes tomar en cuenta que hay forma de preparar a tu cuerpo para recibirlo. Una dieta normal no basta, y por supuesto que una dieta deficiente puede causarte problemas tanto a ti como a tu bebé. Es por eso que te dejamos nuestro top 5: ingredientes a comer cuando quieres embarazarte. Cada uno de estos grupos alimenticios te ayudará a llevar saludablemente el embarazo y a nutrir lo mejor posible a quien más quieres. Ácido fólico. Si planeas embarazarte una de las mejores maneras para nutrir tu cuerpo es con ácido fólico. Ingredientes que lo contienen pueden ser frutas altas en vitamina C (naranjas, toronjas, limones o guayaba), vegetales y granos enteros. Se recomienda tomarlos hasta seis meses antes del embarazo para tener fuerza y resistencia para cuando llegue el bebé. smoothie de guayaba y coco Proteínas de alta calidad. ¿A qué nos referimos? Carne de pescado, pollo y huevos (especialmente las claras) son ideales para aportarte este nutrimento. Hay estudios que revelan que pareja que han tenido problemas al tratar de embarazarse encuentran la solución consumiendo más proteína y menos carbohidratos, lo mismo va para la salud del bebé que mejora en cuando a más proteína consuma la madre durante la gestación. Omelet de Claras con Espinaca y Jitomate Omega 3.  Lo mejor que puedes consumir para que el bebé desarrolle un cerebro sano y fuerte es este nutriente. Además, tu cuerpo necesita grasas buenas para seguir produciendo las hormonas que necesitas para tener a tu bebé. El ingrediente que más te recomendamos en esta sección es sin dudas el salmón, pero no dejes pasar la oportunidad de comer también  nueces y aguacate. salmon con limon alcaparras y romero Lácteos. Estos ingredientes son esenciales al momento de planear embarazarse pues te dan calcio para los huesos y proteínas para los músculos. Puedes elegir entre quesos, yogurts y leche pero lo que más se recomienda es intercambiar entre productos light o descremados y los naturales. Así evitarás algo de las grasas al usar lo de dieta, pero obtendrás los nutrientes naturales al tomar la leche normal. arroz con leche Frutas y verduras. Al comer más frutas y verduras el cuerpo se llena de vitaminas y antioxidantes que prevendrán inflamaciones y dolores relacionados con el embarazo. No importa cuáles te gusten más, sólo trata de incluir estos productos en tantas comidas como puedas y estarás preparada desde adentro para empezar a formar la vida de tu bebé. Rollitos de Verduras
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿No importa qué prepares, siempre terminas tirando la comida que tus hijos no se acaban? Deja de sufrir por el desperdicio de alimentos. Con estos tips no volverás a batallar a la hora de la comida por estas cosas.No exageres en las cantidadesDependiendo de la edad, tamaño y nivel de actividad física, los niños pequeños requieren aproximadamente entre mil y 1400 calorías al día. Si le sirves a tu hijo de 4 años lo mismo que a ti, es obvio que el niño no se va a acabar la comida.Almacena por porcionesSi preparas la comida con anticipación, te recomendamos congelarla en porciones individuales. De esta manera, solo tendrás que descongelar y calentar la cantidad que tu pequeño vaya a comer en realidad.Aprovecha la comida del día anteriorOrganiza tu menú para que puedas aprovechar lo que te sobre de un día para preparar la comida de otro. Por ejemplo, si un día haces picadillo de pollo casero  después puedes preparar calabacitas rellenas de picadillo o con lo que te haya quedado del día anterior. Prepara porciones pequeñasEs muy importante que consideres que el apetito y el antojo de los niños pueden cambiar de un momento a otro. Si te piden molletes,prepara solo uno y espera hasta que lo acaben para ver si querrán otro más. Nunca te adelantes porque podrías terminar desperdiciando comida. Reserva la salsa sólo para su platilloA algunos niños les encanta bañar el arroz en salsa de tomate y los hot cakes en jarabe. Para evitar que se arruine toda la cacerola de comida, lo mejor es que solo pongas un poquito de la salsa preferida de tu pequeño en su plato. Así, el resto de la comida se mantendrá intacto. Sirve de manera divertidaEl problema con muchos niños es que se dejan llevar por la vista y muchas veces rechazan un platillo solo por su aspecto. Enamora a tus pequeños decorando su comida de manera atractiva. No te preocupes, no tienes que hacer mucho. A veces con que agregues un conejo de chocolate es suficienteEnséñale a comer lo que hayRecuerda esto siempre: si cedes una vez, ya perdiste. Educa a tus hijos para que aprendan que se debe comer lo que hay en casa. Si preparas enmoladas de chorizo de soyas, eso es lo que va a comeer.No les des la opción de elegir otra cosa, si no siempre estarás tirando lo que ellos no quieren.Visita nuestra sección de comida para niños y descubre deliciosas recetas que les encantarán a tus niños.
Todos llegamos a un punto en nuestras vidas en el que tenemos que pensar en nuestra salud y muchas veces esto lleva a la gente a creer que tiene que hacer una elección difícil entre una alimentación saludable o una deliciosa, sobre todo cuando se trata de tener un corazón sano. Sin embargo, no tiene por qué ser una cosa o la otra. Podemos comer una alimentación saludable y balanceada mientras disfrutamos de los ricos platillos. Los Aguacates de México nos ofrecen una manera perfecta de tener la salud en cuenta sin sacrificar el sabor. Sabor y nutrición a la vezSiempre se ha dicho que una alimentación rica en frutas y verduras es buena para la salud, pero los Aguacates de México desempeñan un papel único ya que contienen grasas insaturadas que se consideran grasas buenas, que pueden actuar como un potenciador de nutrientes, ya que ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes solubles en grasa. Esta fruta suave y cremosa aporta casi 20 vitaminas y minerales y un número muy bajo de calorías por porción. Un tercio de un aguacate mediano (50 g) tiene 80 calorías. Aguacates saludables para tu corazónAl comerlos como parte de una dieta saludable, los aguacates son buenos para la salud general de tu corazón por muchos motivos. Primero, contienen las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (las “grasas buenas”) que necesitamos. Además, son bajos en grasas saturadas. También son reconocidos por ser libres de colesterol y sodio y una buena fuente de fibra. El consumo de alimentos ricos en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Otro nutriente importante que se encuentra en los aguacates es el potasio, que ayuda a combatir algunos de los efectos dañinos del sodio en la presión arterial y los aguacates contienen 250 mg de potasio (6% del VD) por porción (50 gramos, o un tercio de un aguacate mediano).Son muchos los datos que demuestran que agregar Aguacates de México a tu dieta puede ayudarte a tomar un paso hacia tener un corazón sano y ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y ya que los aguacates son deliciosos, ¡no hay por qué sacrificar el sabor!
Seamos honestos: muchas veces usamos palabras sin saber exactamente qué significan. Por ejemplo, hablamos de setas y hongos por igual, sin tener la certeza exacta de qué estamos diciendo. Aunque los usemos como sinónimos, estos términos se refieren a cosas diferentes. En esta entrada te explicamos las principales diferencias entre una seta y un hongo. ¿Hongo o seta?Aunque podríamos estudiar más a fondo el reino fungi para entender las diferencias entre hongo y seta, no queremos meternos en camisa de once varas. Así que lo pondremos de la manera más sencilla posible: un hongo sería el equivalente a un árbol, mientras que una seta sería el fruto de dicho árbol. Así de fácil. Los hongos crecen debajo de la tierra y solamente salen a la superficie, en forma de seta, cuando se presenta una disminución en la temperatura ambiental. Digamos, entonces, que las setas son una respuesta natural del hongo a los estímulos del ambiente. La confusión entre estos dos términos surge precisamente aquí: cuando decimos que estamos comiendo hongos, en realidad lo que estamos consumiendo es una parte del hongo que se llama seta. Eso que conocemos comúnmente como champiñón (sombrero y tallo) es el fruto del hongo que se encuentra debajo de la superficie. ¿Es bueno comer setas?Una vez habiendo aclarado la confusión entre ambos términos, podemos entrar más a detalle en las características y propiedades benéficas de estos alimentos. Las setas son un tipo de alimento muy nutritivo, ya que aportan minerales, como calcio, potasio, zinc, hierro, además de algunas vitaminas, tales como A, C, D y algunas otras del complejo B. Otra característica importante es que las setas no contienen grasas, pero sí muchas proteínas y fibra. De acuerdo con la Fundación Española de Nutrición, en 100 gramos de setas hay tan solo 25 kilocalorías, 1.8 g de proteínas, 4 g de carbohidratos, 2.5 g de fibra y nada de colesterol. ¿Cómo es mejor preparar las setas?Se ha comprobado que, al freír o cocer diferentes tipos de setas, estas pierden proteínas y algunos antioxidantes. Para conservar la mayor parte de los nutrientes presentes en las setas lo mejor es prepararlas a la plancha con un poco de aceite. Otra opción saludable para cocinar setas es hacerlo en el microondas. Este método te permite reducir el tiempo de cocción y usar la menor cantidad posible de agua. De esta manera, conservas buena parte de los antioxidantes, ya que no se diluyen en el agua (o aceite) ni se pierden durante un largo proceso de cocción.¿Qué platillos puedo cocinar con setas?Setas al PibilDeliciosos tacos de setasPasta en Salsa Cremosa con SetasCrema de Setas con Alemdras
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD