Top 5: signos de que tu hijo es alérgico al gluten
Nutrición

Top 5: signos de que tu hijo es alérgico al gluten

Por Kiwilimón - Julio 2015

La enfermedad celíaca, o intolerancia al gluten, es bastante común, pero muchas veces no nos damos cuenta de su existencia porque los síntomas pueden pasar desapercibidos. Hoy te tenemos una lista de 10 signos diferentes a los que debes prestar atención para saber si tu hijo puede consumir ciertos productos, o si es preferible que los quites de su dieta.

Los síntomas que puede presentar un niño son variados, sin embargo normalmente no aparecen todos a la vez. Es por esto que debes prestar mucha atención por si tus hijos tienen alguna de estas aflicciones:

  • Diarrea o estreñimiento
  • Pérdida de peso a pesar de tener buen apetito
  • Hinchazón de panza
  • Cólicos intestinales
  • Dolor en las articulaciones
  • Retraso en el crecimiento
  • Falta energía y debilidad
  • Calambres musculares
  • Anemia
  • Manchas en el esmalte dental
 

Recuerda que estos síntomas pueden pertenecer a alguna otra enfermedad, pero si aparecen dos o más de los que mencionamos, lleva a tu pequeño a hacerse pruebas para descartar. Lo bueno es que con un cambio en la dieta todas estas aflicciones pueden irse y su calidad de vida mejorará en semanas.

Sustituciones

Que los pequeños no puedan comer gluten no significa que no puedan alimentarse como una persona normal, sólo se trata de buscar los sustitutos indicados para preparar las recetas. Estos son algunos intercambios comunes que te ayudarán en la cocina:

  • Cereal de fibra en vez de pan molido
  • Hojas de lechuga en vez de tortillas de harina
  • Harina de maíz en vez de harina de trigo (para hot cakes y pasteles)
  • Nueces picadas e vez de granola
  • Harina de almendra en vez de harina de trigo (postres y panqués)
  • Fideos de arroz en ves de pasta
  • Polenta en vez de pasta o cous cous
  • Nueces en vez de croutones o pan tostado
  • Merengue hecho en casa en vez de betún de tienda
  • Sémola de arroz en vez de avena
 

Y claro está, hay toda una variedad inmensa de productos que pueden consumir sin problema dentro de la cual encontramos: leche, huevos fruta, pescado, arroz, azúcar, miel, aceite, té, vinagre, hortalizas, legumbres, queso, yogurt, crema, mariscos, etc. Todo se basa en que no contengan harina de trigo ni alguno de los ingredientes ambiguos que en ocasiones pueden llevar gluten como charcutería, conservas, patés, chocolate y mazapán.

Recetas

También te dejamos cinco recetas deliciosas para niños alérgicos al gluten:

Pastel de chocolate sin gluten

Este delicioso y decadente pastel es ideal para los niños que quieran un rico postre pero no puedan comer harina o algún otro producto con gluten. Es incluso un salvavidas para el cumpleaños de pequeños con enfermedad celíaca.

http://www.kiwilimon.com/receta/postres/pasteles/pasteles-de-chocolate/pastel-de-chocolate-sin-gluten-con-macarrones

Pizza sin gluten

Esta versión está hecha a base de calabaza y se olvida de la masa a base de harina de trigo que se usa normamente para hacer pizza. Es ideal para reuniones y fiestas infantiles.

http://www.kiwilimon.com/receta/saludables/pizzas-sin-gluten

Postre de tapioca

La tapioca es un alimento que no contiene gluten, además contiene mucha energía y por eso la esta receta es ideal para el desayuno de los niños e incluso para su lunch de media tarde. http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-con-frutas/postre-de-tapioca  

Brownies veganos

Así como en el caso del pastel de chocolate, este es un favorito infantil enfocado a los pequeños que no puedan comer gluten. Se usa dátil triturado como base, lo que le añade mucha textura y un sabor dulce. http://www.kiwilimon.com/receta/postres/chocolate/brownies/brownies-veganos
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La historia del pan en San Cristóbal de las Casas inicia con las alforjas cargadas de trigo que viajaban, junto a rebaños y otros productos comestibles, con los castellanos que se asentaron en el Valle de Hueyzacatlán. Al asentamiento le siguieron consecuencias. Algunas evidentes, como la hegemonía del trigo en San Cristobal, indisputable hasta el siglo XIX y en relativa competencia con los tuxtlecos, que entraron en la escena en el XVII. Para entonces, las cartas estaban sobre la mesa: San Cristobal tenía ya una vocación panadera, una vocación imborrable, imperecedera.   Aunque de los molinos de la época quedan poco más que recuerdos —y una ruta que se puede hacer por la montañas en bicicleta—, en este destino chiapaneco la identidad sigue ligada al pan: al tradicional y al moderno, al coleto y al europeo. Así, el pan se asoma a la mesa del desayuno, se ofrece como colación a medio día o como cierre de la merienda. El pan está en las casas, en las cafeterías —que tampoco son pocas— y en los restaurantes. Mi primer encuentro con la panadería de la región fue fortuito —poco antes de enterarme que iba a escribir este artículo—. Fue en Sibactel y Aldama, dos de las 60 comunidades que producen café en Chiapas. Fue después de recorrer los cafetales, cerca del medio día. Fue en el patio de secado del beneficio comunitario de Sibactel, con una taza de pozol. Fue en casa del caficultor Pedro Vázquez, donde sus hijas disponen café de olla, horchata y una canasta copada de pan dulce como un gesto de hospitalidad. En esa primera ronda se me quedó impregnada la consistencia firme de los panes —muy distinta a la de los europeos con aire, suaves, esponjosos— y una nota de humo, siempre presente en las cocinas y los hornos de leña que, en este lado del mundo, todavía son comunes.  A mi vuelta al centro de San Cristóbal, y gracias a las recomendaciones de los chefs de Tierra y Cielo, llegué con más intención a la puerta de la panadería Fátima, un local de fachada bicolor —morado con blanco, reconocible a leguas— en la calle Benito Juárez, que tiene más de 30 años en operación.Los anaqueles de Fátima son una librería del amplio repertorio del pan coleto que además de lo ya dicho, es diverso en forma y fondo. Aquí verán montañas trigueñas de panes planos, enroscados o trenzados —mis favoritos—, con cortezas cubiertas de azúcar o ajonjolí, con migajones oscuros o amarillentos, preparados con piloncillo, canela y muchas veces con manteca. Los reconocerán también por su nombre de pila: cazuelejas —quizás las más famosas—, rosquillas, marquesotes, pan de yema o pan de manteca. Los amarán un poquito más porque son una ganga. A riesgo de parecer disco rayado —o la burra al trigo, en una analogía más pertinente—, quiero hacer hincapié en la textura de estos panes: esa que es firme, porosa, a veces arenosa, a veces crujiente. Si me preguntan, esa textura es pretexto, una provocación, un estado ideal que pide a gritos el ahogo de una bebida caliente —café, chocolate, atole, ustedes digan—.  Estudiosos del tema, como Edgar Zulca Báez, atribuyen esta característica a cuestiones más prácticas como la conservación, a que “su estructura compacta garantiza su integridad en el transporte y es resistente a la descomposición”, escribe el académico.Kievf y Marta —que en sus exploraciones panaderas preparan, entre otras cosas, panes de tascalate para el desayuno— me recomendaron complementar la expedición con las panaderías que siguen los pasos de la herencia danesa y francesa. Obediente, me dirigí a los hornos —de lugares como La Casa del Pan, Oh la lá y el Horno Mágico— que complementan, con bollería, croissants, empanadas de hojaldre, chocolatines y mantequilla, la escena panadera. Una historia que, por ahora, es harina de otro costal.
Hay tipos de comida ya consagradas y famosas en todo el mundo, como la la italiana, por ejemplo, pero en años recientes, la gastronomía de Perú se ha ganado su lugar, gracias a sus sabores, su variedad y multiculturalidad.De hecho, Perú tiene varios restaurantes muy reconocidos a nivel mundial, como Astrid y Gastón, un lugar tan importante, que no puede hablarse del renacimiento de la gastronomía de este país sin mencionar al chef Gastón Acurio y a su esposa, la chocolatera alemana, Astrid Gutsche.Pero, ¿cómo es que ganó fama y qué la hace tan famosa y particular? A continuación te contamos un poco sobre ello.La variedad que aportan sus regiones geográficasEn Perú, costa, montaña y selva convergen en su gastronomía y cada una de ellas ofrece sus propios platos tradicionales cocinados con ingredientes locales. Así, la ya mundialmente conocida quinoa se encuentra en las zonas montañosas; mientras que en la costa se cultivan limas y uvas, y raíces de yuca y peces como el paiche (el pez más grande del río Amazonas) se encuentran en la selva.Su multiculturalidadLa mezcla de sabores en la cocina peruana refleja la mezcla de culturas que han llegado a Perú durante los últimos 500 años. Desde la cocina prehispánica, con sus platos y métodos de cocción como la pachamanca y el cuy chactado, pasando por la colonización española en el siglo XVI, con su introducción de platos de influencia morisca, hasta los inmigrantes chinos que llegaron en el siglo XIX, la cocina se ha fusionado a la perfección. Otras grandes influencias gastronómicas son las cocinas africana, italiana y japonesa.El mejor piscoEste licor famoso por la bebida pisco sour es un excelente aperitivo para antes del almuerzo o la cena. El pisco se destila en regiones del sur del país como Moquegua, Arequipa, Tacna e Ica, y de hecho, en esta última región hay un pueblo que se llama Pisco. Además, hay varios tipos que se diferencian en aroma y sabor: pisco acholado, italia, mosto verde y quebranta. Su enorme variedad de papasLas papas son tubérculos nativos del Perú y de las 5 mil variedades que existen en el mundo, tan sólo en Perú encontrarás 2 mil 694, en todas las formas, colores y texturas. Los peruanos comen papas con casi todos los demás platos y su devoción por la verdura es tan fuerte que incluso tienen su propio día nacional: el 30 de mayo.Por estas y muchas otras razones más, la gastronomía peruana merece seguir siendo reconocida, pero sobre todo, ¡degustada! Si tienes curiosidad, aquí puedes encontrar recetas de Perú, como el famoso ceviche o su papa a la huancaína.
El tequila es un destilado icónico en México, símbolo de nuestra identidad y tradiciones. Está elaborado con agave azul tequilana Weber y aunque existen alrededor de 295 especies de agaves distintas, sólo este se puede utilizar para hacer tequila.Cada tercer sábado de marzo se celebra el Día Nacional del Tequila. Celebra esta bebida con Denominación de Origen, desde 1974, en los estados de Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, con un buen tequila hecho 100% de agave. ¿Cómo catar el tequila? Para degustar tequila como un experto y celebrar el Día Nacional del Tequila sólo necesitas seguir las siguientes recomendaciones: Vista: sirve tu tequila en una copa o un caballito tequilero y observa su tonalidad. Esta te indicará si es joven o tuvo un tiempo de reposo en barricas. Nariz: el aroma depende de la memoria olfativa de cada persona, así como de diversos factores como la tierra donde se cultivó el agave, sus procesos de elaboración, añejamiento, entre otros. Para esta fase, coloca tu nariz en en el centro de la copa e inclínate un poco antes de inhalar, posteriormente, exhala suavemente por la nariz e intenta reconocer todos los aromas que hayas percibido antes (de flores, hierbas, frutas, etc.). Gusto: bebe sorbos pequeños de tequila y pasalos por tu boca para apreciar el sabor del agave en cada sorbo. Cocteles con tequila para celebrarSi prefieres celebrar este día con un rico y fresco coctel, te recomendamos dos margaritas que nunca olvidarás, además de que son muy fáciles de preparar: Margarita de JalapeñoIngredientes: 60 ml Tequila Patrón Silver15 ml Patrón Citrónge Orange5 ml de jarabe de agave30 ml de jugo de limón fresco3 rodajas de jalapeñoGajo de limón para decorarProcedimiento: En el fondo de un shaker, machaca una rodajita de jalapeño con jarabe de agave.Agrega todos los ingredientes líquidos y agita vigorosamente con hielo para enfriar.Sirve la mezcla colada sobre hielo en un vaso bajo.Decora con un gajo de limón y el resto de las rodajas de jalapeño.Margarita de pepino y cocoIngredientes:45 ml Tequila Patrón Silver60 ml de agua de coco15 ml de jugo de limón fresco15 ml de jarabe natural7 rodajas de pepino (3 para decorar)Procedimiento:Combina todos los ingredientes en un shaker (excepto los de decoración) y agita vigorosamente con hielo para enfriar.Sirve la mezcla colada sobre hielo en un vaso y decora con un abanico de pepino.¡Cuéntanos cómo celebrarás el Día Nacional del Tequila!  Información y fotos: Tequila Patrón. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD